Manuel de Lorenzo: El fin del verano

Como en tantas otras cosas, coincido con Jorge Luis Borges en que “lo que llamamos azar es nuestra ignorancia de la compleja maquinaria de la causalidad”. No existe lo casual. Lo provocado por la nada. Todo acontecimiento es fruto de una causa —o mejor dicho, de una serie extraordinaria de causas— más o menos poderosa y a menudo desligada en […]