La arrogancia como virtud

—Yo no soy irrespetuoso ni maleducado, soy francés, están discriminando mi cultura. Podría ser una línea de diálogo de una obra de Miguel Mihura o de Jardiel Poncela, pero no se dejen engañar, es incluso mejor que eso, quizá un día esta frase sea esculpida en piedra como principio de una nueva épica. La realidad es insaciable y no hace […]