Mundial de 1990: la increíble historia de Roger Milla

Un futbolista de treinta y ocho años, prácticamente desconocido, que está ya retirado y que acude como suplente a un Mundial porque se lo pide como favor personal el presidente de su país, un futbolista que está fuera de forma y sólo puede jugar media hora por partido… y que aun así revoluciona {…]