Manuel Jabois: Un tiempo muerto

En un inflamado arranque cursi, en los que de vez en cuando caía el infatigable Neruda, dijo el poeta que podrán cortar las flores pero no detener la primavera. La última vez que leí la frase estaba impresa en Pamplona en un panfleto repartido por los batasunos un día después del asesinato en Leitza de un concejal de UPN: protestaban […]