El champán contra la gomina: química para entender las erupciones volcánicas

Era una nube extraña, por su aspecto como por su tamaño. […] Al pino, más que a ningún otro árbol, se asemejaba. Pues alzándose a gran altura como un tronco larguísimo se abría después a los lados, como en ramas. Imagino que esto se debía a que había sido lanzada hacia arriba por un viento poderoso, y al debilitarse este se […]