Un «public enemy» en Torremolinos

Durante un atraco a un banco la banda depende siempre del hombre que se queda fuera, en la calle, esperando. Del tipo que debe vigilar la posible llegada de la policía y a quien no puede temblarle el pulso si hay que abrir fuego y tirar a matar. Así lo explicaba. Después contaba que él siempre fue el hombre que […]