Tsevan Rabtan: Un buen día

En recuerdo de J.M.S. Katharine Clifton y el conde Almásy prácticamente se acaban de conocer. Ella le pregunta qué lleva a un hombre como él a errar por el desierto, dejando atrás su castillo o lo que sea que tuviera en Hungría. Almásy le contesta: una vez me llevó un guía camino de Faya. No habló durante nueve horas. Al […]