Los asuntos del follar y otras vergüenzas pretéritas

He recordado algo que me parece oportuno contarles. Pero vamos por orden. Como ya se habrán ustedes fijado, siempre que una sociedad, directa o indirectamente y a pesar de la imposible unanimidad y la huidiza mayoría, conviene en admitir la ruindad […]