Frankie Dettori, el último pistolero

Parece diáfano que actualmente lo políticamente correcto en el deporte es ser humilde y modesto. Sin duda la mujer del César en este siglo hubiera sido deportista profesional. No solo hay que serlo, sino, y fundamentalmente, parecerlo. Una franca sonrisa te hace ganar muchos adeptos, contratos publicitarios, popularidad. Hay que evitar un mal gesto, una salida de tono. No hay […]