Alberto Rojas: El libro que leería durante la película que no puedo perderme

No sé si recuerdan la voz de aquel tipo, el capitán Chesley Sullenberger, mientras posaba la panza de su Airbus A320 en el río Hudson. Llevaba a su cargo 154 almas y muchas toneladas de queroseno cuando una bandada de pájaros agujereó sus motores. Sin posibilidad alguna de llegar a ninguna pista de aterrizaje digna de ese nombre, improvisó una […]