Ricardo Cantalapiedra: Esa pasión esférica

Etimológica y empíricamente, toda pasión implica padecimiento, pero también satisfacciones de diverso calibre. Tienes que atarte los machos antes de lanzarte a cualquier tipo de pasión porque su precio es inexcusable, sufrimiento. No es oro todo lo que reluce. De la misma familia grecolatina provienen dos palabras inquietantes que acompañan siempre a la pasión como invitadas de piedra: patíbulo e […]