Los llamamos antihéroes, pero son hijos de puta. Y nos encantan

The beast in me Is caged by frail and fragile bars Restless by day And by night, rants and rages at the stars God help the beast in me. Mentía Jean Paul Sartre cuando decía que lo más aburrido del mal es que uno se acostumbra. Porque es exactamente al contrario: no existe generador de pereza más grande que la […]