Aprendiendo a querer a Russell Westbrook

Había algo de insólito en aquel equipo que se plantó en la final de 2012. Para empezar, la franquicia llevaba apenas cuatro años instalada en Oklahoma después de un turbulento traslado desde Seattle. Su entrenador, Scott Brooks, llegado precisamente como sustituto de emergencia en 2009, cuando Carlesimo volvió a dar muestras de su incompetencia, no había entrenado antes a ninguna […]