Westworld: la homeopatía hecha serie

Qué mundo este, que ya no puedes fiarte ni de HBO. Un parque de atracciones poblado por robots con apariencia humana pero que no sienten ni padecen, para que así los visitantes pudieran dispararles, pegarles o llevárselos a la cama sin cortapisas. Esa era la estupenda idea sobre la que Michael Crichton construyó su primera película, Westworld, aquí titulada Almas de […]