Joaquín Reyes: “Nuestros fans, siempre y cuando estén sobrios, son gente educada”

Publicado por

Además de dibujante, monologuista, actor, director y uno de los creadores de programas como La Hora Chanante, Muchachada Nui o Museo Coconut, Joaquín Reyes (Albacete, 1974) es el autor de la frase “ojalá la vida fuera como una partida de Trivial”. Como es un deseo relativamente fácil de conceder, le hemos citado en la librería cafetería Tipos Infames de Madrid para pasar un buen rato con él entre preguntas, respuestas y quesitos.

Antes de empezar la entrevista, ¿cómo sabemos que eres Joaquín Reyes y no José Antonio Zafrilla, el doble de Tarancón al que reconociste en Cinemanía?

(Ríe) José Antonio Zafrilla, dice. No, no, hoy he venido yo… A ver cómo te lo demuestro ahora.

Da igual, tendré que creerte de todas maneras.  ¿Cómo es que escribiste eso,  te gustaría tener un doble?

Sí, escribí eso porque es un deseo expresado. No existe el doble aunque a mí me gustaría tenerlo porque así lo podría mandar a algunos sitios por mí.  Así nos repartiríamos el trabajo.

¿No te gusta tu trabajo?

No me gusta desplazarme.  Mi trabajo sí, me gusta mucho, cuando estoy en el sitio. Lo que es desplazarme, no.

La idea de disfrutar del camino no va contigo, vaya.

Eso es. A veces, intento engañarme a mí mismo y me digo “disfruta del proceso, del viaje, vas en el tren leyendo… “, y lo que pienso es, “no, no, mentira. A mí lo que me gustaría es estar en mi casa, o tener una cabina que me teletransportara”.

Cuando leí lo de tu doble pensé que lo hacías para sembrar la duda entre tus fans y que no te molesten.

No, tenemos suerte con los fans. Ya solo por el hecho de admirarnos demuestra que tienen criterio; se ve que son gente que no admira a cualquiera, eso por un lado. Por otro, nuestros fans, siempre y cuando estén sobrios, son gente educada, cariñosa.

¿Te ha pasado algo con algún fan ebrio?

Claro, se ponen mu pesaos, como todos cuando estamos borrachos. Por lo demás, son experiencias muy buenas. Yo me siento reflejado en mis fans, son parecidos a nosotros (casi siempre).

Son parecidos a vosotros porque apuesto a que se os acercan con palabras chanantes.

Sí, nos dicen “eres un tunante”, cosas así. Pero hoy soy Joaquín porque a esta entrevista, por ejemplo, sí que me apetecía venir… (Risas).

No me extraña que te apeteciera venir. Te he traído merienda (le mostramos una caja de quesitos con pegatinas de colores). Te gusta jugar al Trivial, ¿verdad?

(Risas). Sí, sí que me gusta. A la gente de ahora no le va este juego. Los chiquillos pasan de que les pregunten cosas que no saben.

En realidad es una nueva modalidad del Trivial que me he inventado y lo experimento por primera vez contigo. Es un Trivial de quesitos comestibles. Yo te iré haciendo la entrevista y cuando vayamos a cambiar de tema, te haré una pregunta “para quesito” que relaciona el mundo chanante y el área que vayamos a tratar. ¿Aceptas?

Me parece estupendo.

Pues empezamos. Pregunta para quesito rosa: Espectáculos. ¿A qué famoso cantante corearon este verano con la canción principal de un sketch de Muchachada Nui?

A Robert Smith.

¡Correcto! Desde que se confirmó que The Cure estaría en el BBK se hizo  una campaña en las redes sociales para que bailara el “Suave, suave”…

(Recita) “Vamos, Robert, sal a bailar” (Risas). Es muy gracioso. Ese sketch lo hizo Raúl Cimas. Me han contado que le cantaron eso a Robert Smith. En el mundo indie esta broma gustó mucho.

Eres monologuista, actor, guionista, director, dibujante… Y ahora te estrenas en contenidos infantiles con la serie Monetes del Espacio de Cartoon Network.

Sí, Monetes del Espacio es una serie que he creado con otro cómico, Miguel Esteban, que viene colaborando con nosotros desde Museo Coconut. Cartoon Network nos la ha encargado porque ya en Inglaterra han tenido la experiencia de que un cómico haga una serie infantil, así que para el proyecto en España han pensado en mí. Monetes del Espacio es una serie donde dos monetes, que efectivamente son del espacio exterior y por lo tanto extraterrestres oriundos de un planeta desconocido, han llegado a la Tierra para estudiarnos y hacer informes sobre los terrícolas, el planeta, y demás. Son dos. El Monete 1 y el Monete 2.

No tienen nombre.

Esos son sus nombres, Monete 1 y Monete 2. Monete 1 es en jerarquía y en edad superior al otro y no se mueve de la nave. Es Monete 2 quien va y viene con algo.

¿Qué objetivo tiene esta serie?

Ver el mundo a través de los ojos de un niño. En el fondo los monetes son como unos niños; la relación que se establece entre ellos es como de hermanos. Ayer estuve revisando capítulos y estamos muy contentos. La animación es de Sopa de Sobre, como casi todas las animaciones que he hecho, y la música es de Enrique Borrajeros, que también es quien siempre pone la música de lo que hacemos.

Y cuando se va Monete 2, ¿a quién sigue la cámara?

Lo que vemos es cuando vuelve. O sea, está el Monete 1 y vuelve Monete 2 (pone voz de lo que suponemos será Monete 2:) “madre mía, madre mía, adivina qué me he encontrado”… Y luego hay un runnig gag que es que Monete 1 pide que le traiga kikos, porque le vuelven loco, pero por H o por B nunca los consigue.

Cada capítulo dura un minuto. ¿Da tiempo a todo eso en 60 segundos?

Minuto o minuto y medio. Desde luego la serie pesada no se te va a hacer.

He visto spots más largos.

Sí, es en plan spot. Son tiras, en realidad. Pero da tiempo porque los monetes hablan rápido. En un ratillo te has visto toda la temporada. Se ven muy bien; madre mía, qué graciosos han quedado (risas).

¿Y los monetes tienen acento de algún sitio?

No, es neutro. Se ve que en su planeta hablaban castellano, o se han puesto en el viaje un cd para aprenderlo bien rápido. Algún personaje murciano sí que sale. Es un acento al que recurro mucho porque me encanta (mi mujer es murciana; tengo entonces mucha relación con Murcia).

¿Dónde está ambientada?

No se sabe, están en un bosque.

¿La has testado con tus niños?

Les he puesto algunos capítulos, y sí, les ha gustado mucho. Ester —tiene 3 años— me decía que quería ver más. Ella y Jesús —él tiene 5— han cantado la canción de la cabecera. Así que también salen ellos, sus voces… sus angelicales voces a coro. Es que son muy cantarines; entonces, aproveché.

Cuando hablas de tus papeles en el cine siempre haces broma sobre lo breves que son. Especialmente el de Promoción Fantasma. ¿Cómo se toma Javier Ruiz, el director de la película, que te metas tanto con el papel que te dio?

Fíjate lo que le debe afectar  a Javier Ruiz lo que opino sobre esto que me ha ofrecido otro papel todavía más corto en su próxima película —que empiezan a rodarla este domingo, por cierto— . Imagínate.

Más corto, ¿eres un mensaje subliminal?

(Ríe). No llega a tanto pero es una intervención muy cortita. Y hablo, ¿eh? Y es un papel con gracia. Hay que decir que es una secuencia muy bonita, pero vamos, cortísima. Así que no me importan todas mis quejas (Risas). Javier dirige muy bien, a mí me encanta trabajar con él, pero cada vez salgo menos. Es muy cabrón, ahora que lo pienso.

Cuando dices públicamente que te gustaría protagonizar una película, ¿lo dices en serio o es una pose? Porque a mí se me ocurre una solución: la dirigís  vosotros y te autoasignas el papel principal.

Yo creo que lo digo un poco por decir, porque luego hay cosas que me dan pereza. A mí me va bien un papel pequeño, que haces gracia y son más lucidos. Tampoco sé si yo podría protagonizar una película. Vivo en esa contradicción… Me digo, “merezco ser el protagonista” y otras veces, “bueno, casi mejor así cortos, que luego la gente me dice:  cuando sales tú mira cómo se ríen”. Sobre lo de producir una película nosotros… Pues mira, ahora mismo estamos escribiendo una película —no ahora mismo; ahora mismo estoy contigo haciendo esta entrevista—. Esta mañana hemos estado escribiendo el guión porque es la única forma de que a corto plazo podamos ser protagonistas. La dirigirá Ernesto, y si todo va bien se rodará el año que viene.

Quesito verde. Ciencias y naturaleza. ¿Qué personaje de Muchachada Nui da su opinión sobre el reciclaje?

De Muchachada Nui… Ah, bueno, El Bonico del Tó. Decía que para qué reciclar si luego iba todo al mismo sitio. Lo aterrador de El Bonico del Tó es que hay gente que realmente piensa así. Así que El Bonico no era un personaje tan exagerado como parecía.

Esa es la gracia de muchos sketches de este personaje, ¿no?

Sí, podría ser ministro ahora mismo.

En esta categoría solo te haré dos preguntas. La primera: ¿Qué tienes con los monos que siempre haces alusión a monos? Gaticos y Monetes en Muchachada Nui, luego también en tu libro Ellos Mismos estableces un diálogo con un mono, ahora la serie de animación protagonizada por dos monos.

Los monos me encantan. Por cierto, hace poco se descubrió una nueva especie de mono y yo digo que se parece a Álvaro Pombo, creo que se da un aire. Este mono, en concreto, tenía una mirada muy humana porque tenía blanco alrededor del iris. Una mirada más humana que un casero que tuve yo, ahora que vuelvo a pensar en ello. Una de las cosas que más me gusta de los monos es que son muy parecidos a nosotros. Son muy graciosos. Si se rebotan te pueden arrancar una mano de un bocao. En fin, como nosotros.

Y la segunda: ¿por qué casi siempre localizáis los sketches en el campo?

Me gusta situar a los personajes en el campo así, paseando, es como una descontextualización que me hace muchísima gracia. Sánchez Dragó con Arrabal y Jodorowski  paseando por un campo… Me divierte muchísimo.

Además, en esos campos manchegos que elegís, tan bucólico todo…

La Mancha bonita, lo que se dice bonita, no es. Y ni tú ni yo somos sospechosos de tener nada en contra de La Mancha.

Llegamos al quesito azul: Geografía. Qué suerte, te ha tocado una pregunta tan fácil que solo conoces tú la respuesta…  ¿Dónde está ahora mismo Lilifor?

Está a la deriva porque está por estrenar. Los siete programas de sketches ya están grabados, es una estructura parecida a La Hora Chanante, pero no se termina de estrenar. La respuesta más concreta a esta pregunta sería que está en los corazones de nuestros fans porque les vamos a dar eso que tanto les gusta: Celebrities y sketches relocos.

Supongo que tendré que dártela por respuesta correcta. Dime, ¿cómo conseguís gustar a gente de todas partes usando localismos y humor absurdo?

Los primeros sorprendidos somos nosotros cuando descubrimos que ciertas palabras manchegas gustaban tanto. A nosotros nos hacía mucha gracia, claro, pero tampoco sabíamos cómo iba a reaccionar la gente ante palabras como gambitero, enratonao… También creo que es por el acento manchego. Ya había muchos cómicos manchegos como Millán Salcedo o José Mota, pero era un acento un poco desconocido aún. Hemos encontrado un nicho más o menos de nuestra generación que les ha gustado nuestro enfoque y los referentes que utilizamos.

¿Vas a menudo a La Mancha?

Mucho. Mi madre y mi hermano viven en Albacete y voy a menudo. Este fin de semana, sin ir más lejos, voy a pasarlo en El Provencio (Cuenca), pueblo de Julián López. Y de mi suegra.

¿Os planteáis salir del sello manchego y ser más neutros?

Lo del estilo manchego no es algo muy planeado. En la película saldrán cosas manchegas seguro, porque es como hablamos y es nuestro acento. Tampoco es cuestión de ser pesados con este tema; es que nos sale solo porque nosotros hablamos así.

No es impostado.

No, qué va. De hecho, Ernesto en Muchachada Nui dijo que ya no quería hacer más de Marcial porque estaba cansado, y se acabó Marcial. No es ninguna obligación.

Hemos caído en la casilla del quesito amarillo: Historia. En el Mundo Viejuno Salvemos la Huertica, ¿por qué el flautista de Torre Pacheco se marcha sin cobrar?

(Piensa). ¿Por qué se marcha sin cobrar?…

Ay que esta no te la sabes…

Sí, sí me la sé: porque le piden la factura.

Exacto. Él salva la huertica y quiere cobrar en negro.

Y ahora esto se entiende más, con la subida de IVA; la gente quiere cobrar en negro (risas).

Vuestra trayectoria es un poco particular. Es la tele la que os da trabajo pero es en Internet donde la gente os consume. ¿Cómo gestionáis esa relación con la Red?

Internet fue algo que nos ayudó muchísimo, nos ayudó a tener repercusión. El programa que hacíamos en Paramount Comedy era mensual y en un canal de pago, por lo tanto éramos prácticamente invisibles. Así que gracias a la red mucha gente nos conoció. Luego hubo unos años en los que la tele e Internet vivían de espaldas, es decir; para la gente de la televisión  era una cosa de freaks, muy residual. Ahora, por el contrario, la gente consume mucha televisión en Internet, es de lo más normal. De hecho, el programa de la tele más visto en la red es Amar en tiempos revueltos, en la web de TVE. No deja de ser un programa para gente mayor. Mi madre, sin ir más lejos, aprendió a utilizar Internet para poder ver esta serie cuando se pierde algún capítulo, imagínate. Por eso digo, la televisión en estos momentos necesita de Internet y a nosotros la verdad es que nos ha venido siempre muy bien. Lo que queremos es que la gente nos vea. Da igual si es en un medio o en otro.

Sí, pero en este caso, si no hay audiencia en la tele, no hay chanantes, ni en Internet ni en ningún sitio…

Sí, pero hacíamos promociones para que la gente nos viera… (Ríe). No deja de ser una broma. Nosotros en La 2 teníamos audiencia suficiente, hacíamos buenos datos. La gente nos seguía en Internet porque es lógico que en un programa como Muchachada Nui o La Hora Chanante la gente troceara las secciones y lo colgara en la red, es un formato que se presta a eso. Yo no le veo la parte mala; la gente nos sigue viendo y nos sigue demandando. Seguimos despertando interés.

Si teníais audiencia y los datos eran favorables, ¿por qué os maltrataban en La 2? Yo recuerdo que era imposible pillaros en ese canal, os cambiaban de horario constantemente, unas semanas os anunciaban y luego no os ponían u os ponían más tarde.

Eso fue, sobre todo, en la última temporada;  coincidió con que en TVE comenzó la ley que prohibía publicidad en la tele pública, unas veces te ponían a una hora y otras a otra. Pero hasta ese momento no tuvimos nunca ningún problema. Y eso no fue cosa de los programadores, sino un desbarajuste  fruto del proceso de poner la ley en funcionamiento.

¿Y una vez solucionado ese “desbarajuste”?

Pues  la gente que estaba en ese momento en TVE se fue y a los que entraron nuevos no les interesábamos tanto. Así se acabó nuestra etapa en La 2; que, por otra parte, fue genial, nos trataron muy bien, confiaron en nosotros, e hicimos el programa que nos gustaba.

¿Crees que un programa de vuestro tipo tendría cabida ahora mismo en access prime time?

Yo creo que no. Habría que hacer varias concesiones, cambiar cosas.

¿Y en prime time?

Hasta ahora no nos ha interesado. Lo que buscamos es tener libertad creativa, hacer los programas que nos gustan. Eso hace que asumas riesgos y seas consciente en el sitio en que mejor estás. Evidentemente, en un programa en access o en prime time todo el mundo opina, hay mucho en juego.  Por las experiencias que he tenido me parece agotador. Por eso tiene mucho mérito que haya programas en prime time que funcionen y que estén tan bien hechos, vaya.

Alguna vez has dicho que todo lo malo lo has aprendido en la tele y que dibujar es hacer el bien. ¿Qué pasa de malo en la tele?

La tele se rige por cinco normas: vender humo, apuntarse el tanto, lanzar balones fuera y escurrir el bulto. ¿Cuántas me faltan? ¿He dicho cuatro o cinco?  Bueno, da igual. Básicamente eso es la televisión. Todo el mundo opina, nadie se hace responsable de los errores, hay mucho miedo; en el fondo se venden programas que luego no son nada. Dicho lo cual, es un medio que me fascina. Yo no soy crítico con la televisión porque pienso que hay muy buenos programas, que estamos viviendo un muy buen momento de la televisión; el humor es un contenido de la televisión que ahora mismo se valora. Hay muchos canales y programas que a mí particularmente no me interesan, pero entre tanta oferta, si no te interesa una cosa, te interesará otra.

“Hay programas muy buenos en la tele actual”. Ya lo has dicho dos veces, voy a pensar que lo dices en serio, ¿crees que hacen muy buenos programas en la tele?

El Intermedio (La Sexta) es un muy buen programa de televisión. Es diario, te puedes mantener informado, muy gracioso… Hay una tendencia a quejarse de la tele  (con voz de personaje) “la tele es basura”. Por supuesto que hay programas que a mí me horripilan, pero hay otros que están muy bien.

Te gusta El Intermedio, ¿y qué otro más?

Me gusta El Intermedio y… (Piensa).

Ay, ay, ay, que veo que te está costando…

No, no… Es que yo soy más de series… (Risas)

Ya me extrañaba a mí… ¿qué series?

Dos series muy desconocidas. Una se llama Juego de Tronos

Creo que eres el único que la ve.

Si, ¿verdad? La otra es Mad Men. Paramount Comedy emite tambien una que se llama Bored to Death, que es graciosísima y De culo y cuesta abajo (Canal+). Ah, y un programa muy bueno es Ilustres Ignorantes (Canal+).

Volviendo donde estábamos: no te ves en prime time porque os limitaría; ¿te autocensuras?

Hay bromas que no las digo porque me parece que puedo ofender a alguien y prefiero no hacerlas. Como cómico tienes que buscar tus límites. Es cierto que humor es un lenguaje que te permite decir cosas que no puedes decir de otra forma… Bueno, hay cómicos que igual no se limitan y ese es su sello editorial. No es mi caso, desde luego.

¿Quién es el más destroyer de los chanantes? Seguro que hay alguno al que siempre hay que frenar  más.

(Ríe). Bueno, más o menos todos tenemos la misma medida… Por ejemplo, los monólogos de Ernesto son más burros. A mí me hacen mucha gracia; a veces dice cosas más arriesgadas.

El éxito en solitario de los chanantes, ¿hace peligrar al grupo?

Yo creo que no porque todavía existen esas ganas de hacer cosas juntos. Es bueno que cada uno tenga su carrera y su proyección profesional —es bueno para todos—, pero creo que siguen existiendo esas ganas de juntarnos para trabajar. Nada fue parte de un plan; ninguno de nosotros pensábamos que íbamos a trabajar en esto. Por ejemplo, Carlos Areces sale en la última película de Pedro Almodóvar, Los Amantes Pasajeros, y eso no deja de ser acojonante.

¿Ese éxito individual no os ocasiona bajas?

De momento, no.

Vais incorporando a gente nueva.

Sí, antes te hablé de Miguel Esteban, con quien he trabajado en Monetes del Espacio. Cuando estábamos escribiendo Museo Coconut trabajábamos con Los Vengamonjas, con Fernando Villena, Borja Sumozas… Era una forma de abrirnos a gente más joven (bueno, tampoco lo son tanto). En el caso de Los Vengamonjas veo en ellos como una especie de relevo. Son gente que hace mucha gracia, hacen cosas distintas. Me gustan, la verdad.

Sí, yo también les veo cierto parecido a Los Vengamonjas con vosotros. Y salvando las distancias, a Miguel Noguera también lo encuentro bastante de vuestra corriente.

Me gusta mucho Miguel Noguera. Hace un humor muy distinto en el fondo y en la forma a todo lo que se ve ahora. Aparte, es una persona y un cómico muy gracioso. A mí me parece muy original.

Hablando de cosas originales, te voy a hacer una pregunta que seguro que nadie te ha hecho: ¿Crees que tus Celebrities te pueden acabar encasillando?

Sí, pero hacer Celebrities es una cosa que me sigue divirtiendo. Si la gente quiere más y yo me lo sigo pasando bien con esto… ¿para qué dejarlo? De hecho, en el parón de Museo Coconut me aburrí un poco de Celebrities y dejé de hacerlos. Luego, para Retorno a Lilifor me volvió a apetecer y volví a ellos. Además, no hay nada mejor que encasillarse porque así ya sabes lo que puedes hacer, lo que haces bien y lo que no, y puedes pasarte así una temporada larga.

Hemos caído en el quesito difícil. Quesito marrón: Arte y Literatura. ¿De qué poeta chanante salieron los versos hechos canción My mother, con las rodillas clavadas in the guanter?

De Raúl Cimas.

Cimas tiende a los sketches musicales, ¿verdad?

Sí, fue él quien escribió ese genial sketch.  Raúl es muy de canciones.  Bien y Mal que cantaba el Barry Gibb de Muchachada también la escribió él y la de Soy Heavy, por ponerte algunos ejemplos.

Ya que estamos en la sección cultural de esta entrevista, me ha venido a la cabeza la tira que tienes sobre ti en Ellos mismos donde dices que la gente cree que tienes cultura pero en realidad manejas cuatro nombres.

Es cierto. Los sitios en los que he estado han visto en mí virtudes que no estaban tan claras, pero que en el fondo me han venido bien. Siempre se me ha supuesto mejor de lo que era, con lo cual con tener la boca cerrada…

¿Y eso no te genera presión?

Bueno, si alguna vez alguien se lleva un chasco diré “yo ya os lo dije”.

Te has hecho una tira, un celebrities, una entrevista…

Siempre obligado, ¿eh?

Ah, vale, te iba a preguntar cómo vas de ego.

(Risas). La tira me la pidió El Periódico de Catalunya, que era el diario para el que hacía las tiras, el Celebrities para la marca Mercedes, idea suya, y la entrevista para Cinemanía… bueno, la entrevista fue cosa mía, la verdad. Eso lo reconozco. Lo del ego, si te dedicas a esto tienes que tener ego. Más que ego yo diría cierta desfachatez para hacer el mamarracho delante de las cámaras; en realidad ninguno de nosotros tenemos mucho ego.

Juanjo Sáez; ¿qué tal te llevas con él?

Muy bien, es amigo; aparte, lo admiro muchísimo.

¿Habéis tenido algún proyecto juntos?

No, la verdad es que no. Es muy brillante y tiene un estilo único. Que es un sinvergüenza está claro, pero es un sinvergüenza con mucha gracia.

Te pregunto por él porque también es recurrente que bromees sobre su éxito y su estilo modernillo. Tú también eres un moderno exitoso, además de DJ y todo.

Sí, claro, yo también.

Y te va la música indie.

Sí. Aunque escucho de todo tipo de música. Lo último que he escuchado ha sido Tommy, de  The Who; estoy con las óperas rock. También escucho mucha música barroca, hip hop. Me gusta mucho la música. Voy un poco por ventoleras.

¿Pinchas solo en el Ocho y medio o en más sitios?

Solo en el Ocho y medio. Y me gusta que la gente “mueva el esqueleto”. Pincho cosas muy populares;  el otro día incluso me silbaron porque puse a Britney Spears y Lady Gaga. Es que yo lo que quiero es que bailen. Pongo las canciones más petonas que pueda.

¿Aunque no vaya con el estilo del local?

¡Pero si luego lo bailan todo! A ver, hay un cierto criterio, pero luego  les pongo música que les va a gustar seguro, como Morrissey… En el fondo a mí la música popular me gusta mucho. Por eso pongo a Lady Gaga, que creo que llena ese hueco que dejaron las estrellas del pop de los 80.

No me digas que siendo indie no te vas a meter con Lady Gaga. Ni siquiera argumentando que es una copia de Madonna.

Claro que es una copia. Pero es una copia lo suficientemente graciosa como para que tenga éxito.

Y también eres muy fan de Michael Jackson.

Sí, me encanta Michael Jackson, es verdad.

¿Te gustan las imitaciones y los chistes que hacen de él?

No me interesan las bromas sobre Michael Jackson que van siempre en la misma dirección. Me refiero a aquello de los juicios sobre su relación con menores. Creo que era un personaje más complejo como para reducirlo solo a eso.

Tienes un Celebrities de Michael Jackson cuando aún vivía donde haces un gag —muy de pasada, todo hay que decirlo— sobre su relación con menores.

Sí, está claro, formaba parte de su imagen pública. Pero ese Celebrities no se centraba solo en eso. Es un personaje lo suficientemente excéntrico, amplio y genial como para enfocarlo todo solo en aquello.

A Patricia Conde, fan como tú de Michael Jackson, le escribieron en Sé lo que hicisteis (La Sexta) varios chistes sobre él pocos días después de su muerte. Se ofendió tanto que leyó el guión en directo sin defenderlo de ninguna manera. ¿Tú hubieras hecho lo mismo?

Probablemente sí. Y más si ha fallecido recientemente. La comedia necesita del tiempo para que tú puedas tomar distancia.

Pero a la gente le gusta bromear sobre la muerte de personajes famosos. Por ejemplo, ¿los chistes sobre Manuel Fraga o Santiago Carrillo de momento no te hacen gracia?

Es distinto si son bromas íntimas.

Si en un programa, como los que citabas antes que te gustan, hicieran chistes sobre alguien fallecido, ¿te incomodaría?

Bueno, si el personaje me cae muy mal, muy mal… Pero yo no haría broma sobre alguien que acaba de morir. Además, una cosa son los chistes que se dicen en la intimidad, que obviamente siempre los hay, y otra es lo que trasciende más allá de los amigos. Aunque también te digo que uno de los sitios donde más se bromea es en los funerales porque se necesita romper esa tensión con el humor.  No te negaré que es de nuestro tipo de humor que la gente haga bromas con el cuerpo todavía caliente, pero son más bromas entre nosotros.

Llegamos a la parte final de la entrevista. Como en los informativos, tocan los deportes que son el quesito marrón naranja. Esta es subjetiva: ¿a qué celebrity tuya de las siguientes —no al personaje real, sino a la imitación— te gustaría ver en el palco de un Barça-Real Madrid? A) Hulk Hogan; B) Pitita Ridruejo; C) La Mona Chita.

Hombre, a Pitita Ridruejo; si ella está allí hay más posibilidades de que haya una aparición mariana. La expectativa de que haya una aparición mariana en un Barça-Madrid es muy excitante.

¿Alguno de los dos equipos necesita una aparición mariana?

Que la necesiten no, pero yo he visto algo muy parecido a una aparición mariana en un Barça-Madrid. Por ejemplo, cuando marca Messi. En ese momento casi veo la Rosa Mística. Porque yo soy del Barça, por supuesto.

Pensaba que me dirías con el mítico gol de Iniesta contra el Chelsea

Bueno, con el gol de Iniesta contra el Chelsea para clasificarnos en final de Champions, creo que tuve una aparición mística. Ahí casi me da algo.

¿Iniesta es el que más te gusta?

Hay muchos que me gustan, pero sí, me quedo con Andrés Iniesta.

Siendo dibujante está claro que en el cole la plástica se te daría bien, ¿y la gimnasia?

No era mi fuerte, pero tampoco era de los más patosos.

Entonces, no te dejaban para el final cuando se hacían equipos para jugar a algo.

(Risas). No, no… bueno, en el fútbol sí, porque era malísimo, pero en el baloncesto era un poquito mejor. Yo soy de la generación que vivió las Olimpiadas del 84 y la medalla de plata de España en Los Ángeles, de la generación del baloncesto, sobre todo. Veía los programas de Ramón Trecet donde TVE emitía un partido de la NBA a la semana (ndr: Trecet presentaba Cerca de las Estrellas, 1988).

¿Y ahora te gusta más el baloncesto que el fútbol?

No, ahora me gusta más el fútbol. Mi hermano, sin embargo, sigue siendo más de baloncesto.

¿A tus hijos les interesa el fútbol?

A Jesús le empieza a interesar. Le gusta ver partidos conmigo. Además, les he hecho del Barça.

Hay quien opina que fútbol y política no deben mezclarse porque con esa actitud excluyen a parte de su afición. Como culé no catalán, ¿te importa que los partidos del F.C. Barcelona se estén politizando?

No es algo nuevo y particularmente no me molesta ni me incomoda. A mí personalmente no me hacen sentir así. Lo que no puede ser es que haya quien no quiera que esa gente piense de una forma o aspire a algo. Así, el que utilicen un evento deportivo que tiene esa repercusión como es un Barça-Madrid como escaparate para esto, me parece lo más normal del mundo. Yo soy manchego y ni soy yo especialmente nacionalista ni estoy de acuerdo con el nacionalismo. No lo he vivido y me interesa más bien poco; ni me hace sentir incómodo, ni me parece mal que una parte de la sociedad se exprese.

Dicho queda. Para acabar, quería darte las gracias por no recurrir a la política, la crisis económica o el fútbol para hacer humor.  

Ya hay gente en ese ámbito que lo hace muy bien… Así que no es nuestro hueco. Por cierto, ¿puedo comerme un quesito?

Los que quieras. 

Cuando acabamos la entrevista, Joaquín se come tres quesitos y aprovecha la visita a la librería para comprar Mis modelos de conducta, de John Waters (25€) y Memorias de un tramposo, de Sacha Guitry (15,50€).

 

Fotografía: Gonzalo Merat

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

40 comentarios

  1. Pingback: Joaquín Reyes: “Nuestros fans, siempre y cuando estén sobrios, son gente educada”

  2. escritosantipersona.tumblr.com

    Un maestro. Su humor ha influido a toda una generación.

  3. Jose Ruiz

    Has repetido quesito marrón, y deportes siempre fue el naranja. Por lo demás simpática entrevista a un humorista que no me hace mucha gracia

  4. Recomiendo a la gente que busque en Youtube sus monólogos sobre películas, buenísimos.

  5. Javier Cascales

    Pues a mi me ha parecido una entrevista bastante sosa a un tipo que tiene mucho jugo.

  6. The Diplomat

    Un grande Joaquín Reyes, y además, culé.

  7. Me parece curioso que haga tan pocas (por no decir ninguna) a un programa tan glorioso como Smonka, donde se inició toda esta locura entre Onofre, Ernesto Sevilla y Julián López.

    Por lo demás, muy entretenida la entrevista, no?

    • Míticas las apariciones del ‘primo’ Julián López. Recientemente en Valencia, en un monólogo Sevilla-López, rememoraron tartazo. Espectacular.

  8. Felicidades a Jot Down por otra genial entrevista: habéis enlazado tres que son un prodigio, Gran Wyoming, Gonzalo Suárez y ahora Jozquín Reyes.

  9. Juan José

    Pole!!! Mierda, creía que ésto era el Marca

  10. gladys

    A mi Joaquin Reyes me gusta Mucho

  11. Nuestros fans………………………………….. todo dicho.

  12. Brillo Box

    ¡Qué entrevista más aburrida! Con lo que me gusta Joaquín Reyes…

  13. Pingback: Joaquín Reyes: “Nuestros fans, siempre y cuando estén sobrios, son gente educada” | Cuéntamelo España

  14. Jotdown+Joaquín Reyes= artículo entretenidisimo!

  15. Pingback: Novedades | Noticias Turismo

  16. Leticia

    Me ha parecido una entrevista estupenda, un recurso genial el del trivial y muy apropiado para Joaquín Reyes. Este artículo es lo primero que leo de esta publicación y, realmente, han ganado una nueva lectora.

    Saludos

  17. Chiribetico

    Me esperaba más, la verdad.

  18. IanCutris

    Joder, para quejaros tanto de la entrevista podríais curraros un poco vuestros comentarios de crítica. Menuda mierda. A ver si vamos predicando con el ejemplo.

  19. Albxenon

    A mí personalemenete Joaquín Reyes siempre me hizo mucha gracia, como que tenía yo una entropía especial con él. Todavía recuerdo con cariño sus actuaciones en El Parche del Retiro junto con esa gran prohombre, prócer del humor, Paco Carbonell. Qué risantes, oyes. Hoy día, cosas de la edá invagino, a Paco se le aprecia más orondo, más desmejorando vamos. Joaquín, no obstante, presenta un mejor aspecto, más cuidado, ese bigote no queda bien a nadie, señor mío.. mucha suerte en tu carrera postrera aunque sorfresas nos da la vida así que ahorra pa cuando vengan mal dás.

    Saludos y muchos aplausos

    • Faesmino

      No estarás hablando de Pedro Reyes y Pablo Carbonell??? jajaja, qué cachondeo!!

  20. muse_lina

    ES TAN BONICO

  21. PolloFrito

    Son unos genios. Me encanta su humor entre lo absurdo y lo inteligente. Se merecen más éxito del que tienen.

  22. Ese humor sutil…y bestia al mismo tiempo. Geniales.

  23. Alberto

    Mi madre también aprendió a usar internet para ver Amar en tiempos revueltos…
    Resquemorrrrrr

  24. elcafre

    ¡Entrevista malísima!

  25. Pingback: TomasHotel - Un espacio dedicado a la información de la industria editorial, el campo cultural y otras misceláneas.

  26. Pingback: Born to be wine » Maldita Behobia

  27. Grande Joaquín Reyes y cía. Han sabido hacer humor a partir de todas las vivencias de una generación, o más de una, la de los que nacimos en la segunda mitad de los 70 y tuvimos la misma infancia, genios!!!

  28. Un grande muy grande! Fue genial haber participado como extra en uno de vuestros sketchs, el de regreso al futuro. Me lo pasé de vicio.
    “¡Hay Wifi gratis!”

    Salud y mucha suerte en próximos proyectos!

  29. Óscar

    Ahora me entero que a los señores nazionalistas catalanes se les prohibe expresar democraticamente su ideologia. Desde hace treintaysiete años pueden hacerlo, y mas bien al contrario, se dedican a perseguir a los que no piensan como ellos.
    Joaquín Reyes, es usted un excelente cómico, pero un ignorante político.

  30. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Pepe Colubi: “La reflexión a través del humor me parece una actitud vital, filosófica”

  31. Pingback: Fotógrafo de Entrevistas (I) - Joaquín Reyes por Gonzalo Merat

  32. Pingback: Cuando la televisión pública acierta | Verlanga

  33. Mojoyoyo

    Los vengamonjas como relevo, y venerando a Esteban, Xavi y Nogishe, me ha invadido la satisfacción.

  34. Gordocontrapo

    “¡Qué entrevista más aburrida!”

    La entrevista está de puta madre. Las preguntas y las respuestas. Primero: sí tiene gracia. Segundo: aunque no la tuviera no pasaría nada. Un humorista es un ser humano además de humorista. A ver si cuando entrevistas a un cirujano sólo se va a poder hablar de cirugía.

    Esos comentarios me recuerdan a la típica gente que se encuentra a un humorista en un bar que está tranuilamente a su bola con familia y/o amigos y no está trabajando y le asalta y le pide, —no, le EXIGE— que OYE CUÉNTAME UN CHISTE.

  35. Gordocontrapo

    No creo que te encuentres a un urólogo por la calle y le digas OPÉRAME DE FIMOSIS AHORA MISMO RIGHT HERE RIGHT NOW.

    Por otro lado, si leo una entrevista a John Cleese sé que no me voy a descojonar como viendo el sketch del Ministry of silly walks. De la misma manera que sé que leyendo una entrevista a Joaquín Reyes no me voy a mear de la risa como viendo el episodio de Sr Pussy de Que viva la Popoch.

    Que encima es una entrevista leída, LEÍDA, no oída y/o vista.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies