Isabel Fernández: «Suplo la juventud con la experiencia»

Publicado por

Isabel Fernández, judoka, se hizo popular para el gran público al conseguir un bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 pero, sobre todo, cuatro años más tarde, en Sidney, cuando se hizo con el oro. Aún tuvo tiempo de participar en dos citas olímpicas más, Atenas’04 (donde fue la abanderada española) y Pekín’08. Precisamente tras estos últimos Juegos anunció que se retiraba para ser madre. Muchos pensaron que ahí acababa su brillante carrera deportiva en la que destacan, además de las medallas mencionadas, un Mundial y seis Europeos.

Pero, tras quitarse el kimono, Isabel no se quedó de brazos cruzados. Fue madre pero es que, además, regenta un gimnasio junto a su marido y entrenador, es concejala de deportes en Alicante y encabeza un proyecto de investigación del autismo infantil. ¡Ah, sí!, y ahora ha vuelto a la alta competición.

Madre, política, deportista…agenda apretada, supongo.
Sí, cada mañana voy a la Concejalía y si tengo algún acto por la tarde, también tengo que asistir. Además, cada día entreno: judo, pesas o carrera.

¿No estás en desventaja por tu edad (39 años)?
De joven era más fuerte, más rápida, más agresiva; lo suplo con la experiencia.

¿Ha sido dura la vuelta?
Bueno, para empezar gané 18 kilos que tenía que perder y volví a entrenar sin prisas, cogiendo el ritmo poco a poco.

Hasta que fuiste a competir a Miami, casi de causalidad.
Sí, yo iba de medio entrenadora, medio delegada…pero me sentí bien y decidí competir…Gané tres combates y perdí uno.

Y eso que el judo parece un deporte en el que no te cansas mucho, porque casi no te mueves: no corres, no golpeas…
Sí, eso es lo que parece desde fuera, pero ya puedes estar muy entrenado, que te pones el kimono y a los dos minutos estás asfixiado si no tienes el ritmo de combate.

¿En este aspecto te ves peor debido a tu edad?
Sorprendentemente, no. Hace poco competí en Praga, gané cinco combates y perdí uno; el que perdí fue por la mínima. Al final me notaba cansada, pero veía que mi rival también lo estaba…¡y era una chica de 24 años! Lo que noto es que me cuesta recuperar.

Desde siempre que en España ha habido mucha descompensación entre el deporte masculino y el femenino. ¿Se va igualando?
Sí. Aún falta, pero cada vez estamos más representadas y sale también en los medios cuando una deportista logra alguna medalla o trofeo. En mi caso siempre me he visto respaldada cuando he ganado algo, aunque es cierto que en otros deportes, como en fútbol por ejemplo, sólo se habla de los hombres.

¿Cómo ves que algunos deportes paguen mucho mejor que otros?
Me gustaría que a los judokas nos pagaran como a los futbolistas o a los de los deportes de motor, pero no tengo queja, es así.

Aunque en los medios casi sólo se habla de fútbol.
Sí, creo que si los medios mostraran otros deportes se ganarían más seguidores, pero insisto, en mi caso en particular no me puedo quejar.

Dicen que un bronce sabe mejor que una plata.
En el momento del podio sí, porque si tienes plata has perdido el último combate, mientras que si tienes bronce has ganado el último combate y si lo perdías no tenías medalla. Luego, en perspectiva, ves que es mejor la plata que el bronce.

¿Ahora que vuelves a la alta competición vas a abandonar la política?
Es difícil compaginar el deporte de alto nivel con la política municipal, veremos.

¿Estás satisfecha con lo que has hecho hasta ahora a nivel político?
Sí, he hecho cosas que han tenido muy buena respuesta a nivel popular: la San Silvestre, la media maratón, jornadas con mayores, con discapacitados, en escuelas…

¿El hecho de que tu entrenador sea también tu marido es  bueno?
Yo lo llevo muy bien y sé separar perfectamente un aspecto del otro. En casa no solemos hablar demasiado de judo, cosa que creo que ha ayudado. Por ejemplo, cuando decidí parar para tener a mi hija, fue mi decisión; cuando decidí volver, aparte de decir que estaba loca, respetó y apoyó completamente mi elección.

¿Cómo comenzó el proyecto de investigación del autismo que tenéis?
Desde el 2001 colaboramos con la investigación del autismo infantil. La presidenta de un centro de autismo de Alicante me pidió una camiseta firmada para su rastrillo y vino con su hijo, que es autista. Nosotros siempre hemos tenido niños con síndrome de Down, borderlines…y le propusimos que su hijo viniera a entrenar. Ella nos contestó que su hijo sólo vendría si todos los niños del centro podían hacerlo, y allí nació el proyecto.

¿Cómo ayuda el judo a estos niños?
Los autistas son personas que no muestran sentimientos, viven encerrados en su mundo. Para poder practicar judo es imprescindible la colaboración de otra persona; no hay patadas o golpes que puedes practicar contra un saco, necesitas a otra persona y ha de haber contacto físico.

Sobre todo al principio debía de ser difícil.
Sí, al principio parecía imposible. Algo tan sencillo aparentemente como ponerse los kimonos era muy complicado. Pero empezamos con el método de la imitación. En lugar de decirle al niño que agarrara a ese otro niño, nos agarrábamos los monitores entre nosotros; ellos, al verlo, se iban atreviendo. Los ves ahora y su psicomotricidad ha mejorado muchísimo, así como su capacidad de interactuar.

Supongo que es algo que, a nivel personal, te hace feliz.
Yo voy allí, los veo a través de un espejo (porque si ven a alguien se alteran) cómo hacen deporte, se lo pasan bien… estoy encantada.

Para los próximos Juegos Olímpicos, ¿te conformas con estar?
Mi objetivo ahora es clasificarme, pero una vez allí es inevitable soñar con medalla. La sorpresa siempre es posible, las favoritas no siempre ganan.

 

Fotografía: Juan Pablo Barrenechea

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.