¿Cuál ha sido el final más emotivo de la historia del cine?

Publicado por

Hay finales clásicos como el de Casablanca, inesperados como el de El bosque o brillantes como el de Sospechosos habituales, pero de los que queremos hablar ahora es de los más conmovedores, tristes e incluso desoladores, de los que harían asomar alguna lágrima al mismísimo Vladimir Putin. Lo que implica como podrán imaginar algún que otro spoiler, ya avisamos desde el comienzo para evitar disgustos. Estos son los que más nos impactaron, voten el que prefieran o añadan el suyo.

Big Fish

Imagen: Columbia Pictures

Dicen los psicólogos que la memoria es creativa, que cada vez que intentamos recordar y narrar una experiencia la deformamos e inevitablemente terminamos convirtiendo la realidad en mito. De ello trata esta película dirigida por Tim Burton pero también, y sobre todo, es una historia sobre la comprensión, el perdón y la reconciliación entre un padre y su hijo.

El hombre elefante

Imagen: Paramount Pictures

David Lynch llevó al cine la desdichada historia de Joseph Merrick, un hombre al que las malformaciones que sufrió le condenaron a ser exhibido como un monstruo de circo. Tras una breve vida en la que siempre fue objeto de burla, miedo e incomprensión pese a sus esfuerzos por agradar y ser aceptado, finalmente lo vemos morir en la cama, tras apartar las almohadas que le ayudaban a tomar la postura que necesitaba y contemplar por última vez la foto de la madre que tanto quiso.

Alguien voló sobre el nido del cuco

Imagen: United Artists

Milos Forman dirigió esta proclama libertaria que, como suele ocurrir en las películas que buscan transmitir un mensaje político, acaba mal. Rematadamente mal. Al fin y al cabo una narración con final feliz es complaciente y nos deja satisfechos, mientras que un final que deje la herida abierta de la injusticia incita al público a la acción, a corregir de alguna manera ese fallo del sistema y que finalmente se restablezca el orden.

La tumba de las  luciérnagas

Imagen: Studio Ghibli

Los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial causan estragos en las ciudades japonesas. Tras perder a su madre, dos hermanos intentan salir adelante en una película de animación muy recomendable.

La carretera

Imagen: Dimension Films

Basada en la novela del mismo título de Cormac McCarthy, esta cinta nos cuenta como en un futuro postapocalíptico un padre y su hijo sobreviven entre bandas de caníbales. Esa premisa no da para muchas alegrías pero el final es aún más dramático si cabe y nos deja un buen nudo en la garganta. Lo bueno de películas así es que  terminan haciéndonos la vida más llevadera, uno se pone a comparar y al menos nadie intenta matarnos y devorarnos en nuestro día a día.

Seven

Imagen: New Line Cinema

Los seis crímenes previos resultaban tan espeluznantes que para el séptimo nos temíamos una montaña de cadáveres digna de Treblinka. No hubo ninguna escena gore, ni siquiera sangre y aun así nos dejó aturdidos, saliendo del cine con la mirada de los mil metros. Se trataba de un final del que desconfiaban los productores y que logró salir adelante gracias al empeño del director y de los dos protagonistas. Una película excepcional de la que ya hablamos más extensamente en este artículo.

Cinema Paradiso

Imagen: Les Films Ariane

Giuseppe Tornatore proporcionó al cine italiano un formidable éxito internacional con esta historia sobre el envejecimiento, la nostalgia de la juventud perdida y la manera en que el cine puede marcarnos para siempre. La escena final con el montaje de todos los besos censurados a lo largo de los años por el proyeccionista es sin duda el momento más recordado de esta película.

Adiós, muchachos

Imagen: Nouvelles Éditions de Films

Louis Malle estudió de niño en un colegio católico en el que tres niños judíos permanecieron ocultos durante la ocupación nazi, finalmente fueron descubiertos y enviados a  Auschwitz. Muchos años después el cineasta francés rendiría homenaje a esos compañeros de pupitre con esta historia sensible, nostálgica, con toques de humor y con un final de los que te dejan a lágrima viva.

Million Dollar Baby

Imagen: Warner Bros.

Clint Eastwood quiso jugar al despiste rodando lo que parecía una versión femenina de Rocky para, a mitad de la película, ponerlo todo patas arriba. De repente vemos que la protagonista se nos queda parapléjica, luego le entra una gangrena por la que le amputan la pierna y finalmente se muerde la lengua para intentar tragársela y asfixiarse. Ahí empezamos a sospechar que la chica tiene problemas y es entonces cuando su entrenador decide ya matarla para terminar con su agonía. Un drama terrible que recibió multitud de premios a cargo de un director que lleva unos últimos años excepcionalmente prolíficos.

Campeón

Imagen: MGM

El boxeo ha sido siempre un ámbito propicio para desarrollar en él las narraciones más melodramáticas y esta, protagonizada por Jon Voight, tal vez se lleve la palma. Tras desoír las advertencias sobre el riesgo de volver al ring debido a las secuelas que arrastraba, termina muriéndose de la paliza recibida ante el desconsolado lloro de su hijo ahora huérfano. Todo un clásico del cine de llorar a moco tendido.

La niebla

Imagen: Dimension Films

La adaptación de la novela de Stephen King da para toda clase de interesantes análisis sobre la psicología de masas, el fanatismo religioso, la situación política contemporánea y cualquier otro asunto que les parezca. Pero lo que realmente nos deja si nos permiten la expresión con el culo torcido, es su demoledor final. Esa fe que le sobraba a la antagonista al final les falta a ellos y lo dan todo por perdido justo en el momento previo a ser salvados. No hay que perder nunca la esperanza, vienen a decirnos con esa última escena que es como un puñetazo en el estómago.

Toy Story 3

Imagen: Pixar / Disney

Muy pocas veces las continuaciones han logrado no ya igualar sino incluso superar a la original. Partiendo de ese material ya utilizado lograron contar una nueva historia trepidante, divertida y conmovedora como pocas veces hemos visto. De hecho así lo entendió el público, convirtiéndola en la película de animación más taquillera hasta la llegada de Frozen. Basta recordar la escena de la incineradora de basura, cuando todos se cogen de la mano creyendo que van a afrontar la muerte, a quien no se le escape una lagrimilla es que tiene un trozo de gomaespuma en lugar de corazón. Como si con ese momento no hubiéramos tenido bastante, en su desenlace nos muestra el inexorable ciclo de la vida, la pérdida de una infancia que ya no volverá y, y… en fin, que se nos hace un nudo en la garganta.

E.T., el extraterrestre

Imagen: Universal Pictures

Apenas unos años antes un extraterrestre de aspecto aterrador y ácido por sangre nos había hecho recelar de los visitantes del espacio exterior, pero Spielberg quiso demostrar que también podían ser buena gente. Era feo a rabiar, de un color poco elegante y no se distinguía por su elocuencia, pero con sus grandes ojos y su aire inocente supo ganarse el cariño de los espectadores. Así que tras su accidentado paso por nuestro planeta verlo marcharse de vuelta con los suyos nos dejó más mohínos que Arias Navarro anunciando el deceso del Caudillo. Un hito en la historia del cine del que ya hablamos con más detalle aquí.

El hundimiento

Imagen: Constantin Film

¿Acaso no nos dicen continuamente que debemos perseguir nuestros sueños? Pues Hitler también tenía uno. Pero a veces la realidad es tozuda y se empeña en sabotear cualquier plan que tengamos y entonces lo que nos queda es la lírica del fracaso, la tragedia del hombre incapaz de escapar a su destino. Claustrofóbica y desesperada, al igual que en E.T. vemos cómo va estrechándose el cerco en torno al protagonista, un entrañable cascarrabias al que tampoco queda más opción que la huida del mundo aunque dejando un recuerdo perdurable en quienes le trataron, en este caso la secretaria que a la manera de Elliot es testigo inocente de todo lo que ocurre. Una de nuestras películas favoritas de llorar, junto con Yo soy Sam y El diario de Noa.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

91 Comentarios

    • Cierto, el Jardinero fiel. Aún recuerdo el silencio sepulcral de la gente saliendo del cine al acabar la proyección.

  1. Está claro, Hitler tenía que haber escapado de Berlín volando sobre los soviéticos en un Panzer IV a la luz de la luna.

  2. Voto por “La tumba de las luciérnagas” por que está en la lista y, bueno, porque con esta peli lloro como una Magdalena desde que empieza hasta que se acaba.

    Pero en realidad, el final de película que más me ha emocionado (y de hecho, me ha marcado) es el de This Land Is Mine/Esta tierra es mía (1943) de Jean Renoir, película que recomiendo con fervor, incluso a gente que es (o se cree) alérgica a películas hechas antes de su fecha de nacimiento (¡vean más cine antiguo, puñeta! su saber adquirirá perspectivas fascinantes que existen más allá de su ombligo)

  3. Me falta Requiem por un sueño, con Lux Aeterna sonando de fondo. Pocas películas me han dejado tan hecho polvo al final

  4. Me sobran algunas y me falta La decisión de Sophie . Mi favorito es el final de Cinema Paradiso porque se mezclan las lágrimas con las sonrisas.

  5. Española: Los santos inocentes
    Extranjera: hay una peli surcoreana llamada Crossing (2008) sobre una familia norcoreana que intenta escapar de su patria-prisión. Es buena pero se pasa bastante mal y merece estar en esta lista.

    • Me corrijo a mí mismo, el argumento no es político: [alerta spoiler]el tío quiere buscar medicinas para su mujer enferma[/alerta spoiler] pero os garantizo que se pasa mal de cojones con esa peli.

  6. Porque no va de series pero el final de “A dos metros bajo tierra” es insuperable. Creo que estuve llorando media hora casi seguida…

  7. Un fastidio tener que instalar una extensión en tu cuenta de Twitter para poder votar. NO. Mi voto para EL HOMBRE ELEFANTE

    • Haz como yo, guapa, que solo intervengo con mi pico de oro en los sitios que me dan facilidades y paso como de la mierda de los que me ponen dificultades…

  8. Interesante lista. Todos los finales presentados aquí son, sin duda, emotivos. Pero referirse a Hitler como un “entrañable cascarrabias” es un poco mucho. Y “Der Untergang” no lo presenta así, ni por asomo, así que no entiendo ni la sutileza ni la ironía ni el doble sentido. (Igual prefiero pensar que soy yo el estúpido que no entiende, porque la alternativa es NEFASTA)

    • ¡Ja, ja, ja, pues claro que sí, hombre…! ¡Hitler era un cachondo, algo así como un Santa Claus! ¡Menudos chistes de judíos y gitanos se contaban en las reuniones de estado mayor! ¡Es que se partían el lomo a reír con el fuhrer! ¡Usted, que es un mala sombra..!

  9. Sin dudarlo, “Luces de la ciudad”… y después, por ejemplo, “Primavera tardía”, “En un lugar solitario”, “El buscavidas”, “Una historia verdadera”, “Grupo Salvaje”,
    “Cuentos de la luna pálida de agosto”, “París, Texas”…

  10. A mí se me ocurren unos cuantos:

    Quizá el que más, el final de “La edad de la inocencia”. El final del libro trasladado perfectamente a imágenes. O mejor dicho, a imagen de plano fijo final.
    Los de “Carta de una desconocida” de Max Ophüls, “Braveheart”, “Cadenas Rotas” de David Lean, “Esplendor en la hierba”, “El mismo amor, la misma lluvia”…

  11. “Rompiendo las olas” de Lars von Trier. Recuerdo el final en el cine, y toda la gente murmurando “no, por favor, no lo hagas”…

  12. Sin dudarlo falta El paciente inglés, la película más bella jamás rodada.

    También me uno a los que piden The Shawshank Redemption. De elegir entre las propuestas, Cinema paradiso se lleva la palma en mi opinión.

  13. Sin dudarlo en ningún momento, el final de “Luces de la ciudad”. El que no la haya visto, que la vea, y luego decida.

  14. El texto dedicado a la tumba de las luciernagas no es pobre, es lo siguiente. No la vio el redactor de la encuesta?

  15. Aunque tenga cierta semejanza a Cinema Paradiso, echo en falta como final emotivo el de “La Vida es Bella”. “Cadena Perpetua” (The Shawshank Redemption) también es otra película con una conclusión muy emotiva.

    De las de la lista, me quedo con “Alguien Voló sobre el Nido del Cuco” (y su sentido del sacrificio), “Campeón” (contextualizada en su época, quebraba a cualquiera) y Million Dollar Baby (un ultraconsevador como Clint Eastwood aceptando la eutanasia)

  16. Yo elegiría el final de “Sus ojos se cerraron” de Jaime Chávarri. El final cuando Aitana Sánchez Gijón se percata de quien tiene delante es sublime.

  17. Si he entendido bien (y por los ejemplos que se indican creo que es así), final ‘emotivo’ se refiere al que te produce un sentimiento intenso de tristeza.
    En ese caso y aunque no sea estrictamente un final de película (pero sí un final), jamás he visto una secuencia con semejante poder de emocionar como la que rodó Clint Eastwood en ‘Los Puentes de Madison’. Pocas veces de una forma tan ‘sencilla’ la música, la planificación, el montaje, la interpretación de los actores me han agarrado así las entrañas (me estoy refiriendo a la secuencia de la camioneta y la lluvia, por supuesto).

    Sin embargo, en el sentido en el que comentaba antes lo de ‘emotivo’ no entiendo la inclusión de ‘La carretera’ en esta categoría. Y lo digo porque si dejamos a un lado [alerta spoiler] el dolor por la muerte del padre; el plano final de esa madre de familia hambrienta mirando con ojos tiernos al desvalido niño que han estado siguiendo durante días [/alerta spoiler] me produjo el mayor escalofrío que recuerdo viendo una película. El desasosiego con el que salí del cine es de los que años después, (como es el caso), aún dura.

  18. Tres o cuatro que no se han comentado. (entre las comentadas, Bailar en la Oscuridad y Rompiendo las Olas de Lars Von Trier y entre las de la lista Adiós Muchachos y Big Fish)

    4 meses, 3 semanas i 2 dias de Cristian Mungiu
    La Condición humana de Masai Kobayashi
    El secreto de Vera Drake de Mike Leigh
    i Bailando con lobos de Kevin Costner

  19. También se puede añadir

    El general de la Rovere de Roberto Rossellini (y en su línea Lord Jim dirigida por Richard Brooks, aunque está mucho mejor resuelta la italiana)
    Perdición de Fritz Lang
    O the Ordet de Dreyer, que guarda muchas relaciones con Rompiendo las Olas.

    Y si, Luces de la Ciudad, és una magnífica película, con un magífico final.

  20. De la lista, ‘La Tumba de las Luciérnagas’. Dura película de principio a fin.
    Otro final que es un golpe tremendo es el de ‘Midnight Cowboy’. Ratso Rizzo y Joe Buck viajando hacia la nada…

  21. Muy buenas las que han comentado.
    Yo añadiría “Cosí come sei”. Así se escribe creo.
    Así como eres. Con Mastronianni y Nasstassja Kinski.
    El dolor puro del amor de pareja que no puede ser.

  22. Cadena Perpetua.

    “Andy alcanzó la libertad arrastrándose por 500 yardas de porquería que apestaba como no me puedo ni imaginar. O quizá no quiera imaginarmelo. 500 yardas. La longitud de cinco campos de fútbol, casi media milla……………. Andy Dufresne se arrastró a través de un río de mierda y apareció limpio al otro lado. Andy Dufresne se había ido al Pacífico. Los que le conocíamos mejor hablábamos de él muy a menudo. Es increíble todo lo que consiguió. A veces me entristece que Andy no esté aquí y tengo que acordarme de que algunos pájaros no pueden ser enjaulados. Sus plumas son demasiado hermosas y cuando se van volando, se alegra esta parte de ti que siempre supo que era un pecado enjaularlos. Aún así el lugar donde tu sigues viviendo resulta más gris y vacío cuando ya no están. Supongo que sencillamente echo de menos a mi amigo.””

  23. “Central do Brasil” (titulo original) creo que la traducción fue Estación Central, hay que ser muy duro para no llorar.

  24. Selección flojita eh.

    El final de American Beauty es tremendo. También Centauros del desierto o El hombre que mató a Liberty Balance.

    Pero si hablamos de finales de lágrima hay que hablar de Senderos de gloria.

    Creo que fue Spielberg quien dijo que eran los 3 minutos que resumían la esencia del cine.

  25. De entre las opciones, Cinema Paradiso. Curiosamente, vi el final mucho antes de ver la película, y aún sin el contexto me gustó.

    De Spielberg, me emociona mucho más el final de La lista de Schindler que el de E.T. Ese momento de “Podría haber salvado a alguien más…” siempre me hace llorar.

    Sobre Cadena perpetua… me temo que a mí me emociona mucho más el final de la novela corta que el de la película (no es que sean muy distintos, es más bien la forma de narrarlo).

  26. El final de “2001”, con ese feto flotando en el espacio y la música de “Así habló Zaratustra” de Richard Strauss. En comparación, todo cuanto se ha planteado aquí, queda en misérrima miseria y siento tener que decirlo.

  27. La lengua de las mariposas.
    SPOILER:
    Fernando Fernánz Gómez, tras ser el mentor del niño, acaba recibiendo sus piedras en lapidación pública cuando se lo llevan en la camioneta. Además que Fernán Gómez me recordaba a un abuelo mío.

  28. Hair, el despegue del avion donde se va el amigo a la guerra, por error, y posteiormente su tumba y sus compañeros abrazados

  29. Yo creo que los finales más emocionantes son los de Qué verde era mi valle, Dejad paso al mañana y Tierras de penumbra.

  30. El final que me deja destrozado es el de La vida de los otros, y como viene precedido de una gran pelicula, no entiendo como no se encuentra en esta lista. De esta seleccion que comete la estupidez de las palabras obre el hundimiento, me quedo con el final de Seven

  31. Cada vez que veo el final de El Tercer Hombre (Carol Reed, 1949) se me hace un nudo en la garganta. Afortunadamente está en youtube y lo puedo sufrir de vez en cuando…

  32. Otro más para Luces de la ciudad. La primera peli que se me ha venido a la cabeza al leer el título de la entrada. Buenas películas todas las que han entrado en el post, pero se echa un poco en falta algo más de cine clásico.

  33. las de coixet son la mar de lacrimógenas, recuerdo especialmente MI VIDA SIN MI, pero he votado de la selección por CINEMA PARADISO no sé porqué ya que creo que ALGUIEN VOLO SOBRE EL NIDO DEL CUCO es el mas triste pero sin embargo la pelicula sobre el cine y el final apoteósico con el montaje de los besos me llegó mucho mas dentro.

    desde luego la selección es de floja factura… sobran ET o BIG FISH o EL HUNDIMIENTO (en su lugar hubiera puesto la de EL NIÑO DEL PIJAMA A RALLAS, EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS o LUCES DE CIUDAD como ya se ha sugerido)

  34. Añadiría también La Haine(El Odio) de Mathieu Kassovitz. Me dejó sin palabras.
    “…Mais l’important n’est pas la chute, c’est l’atterrissage”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.