Novedades de Hermida Editores

Publicado por

La alegría de la vida, de Raymond Queneau

«Queneau es un escritor francés único». Danilo Kis   

Valentín Brû, después de pasar cinco años en el ejército como soldado raso, decide no reengancharse y volver a la vida civil. Hombre de costumbres fijas, aficionado al vino blanco con sifón, sin ambiciones ni oficio, ha pensado en ser barrendero para ganarse la vida, cuando el sargento Bourrelier le hace una proposición que resolverá todos su problemas. El exsoldado Brû no tiene más que casarse con la dueña de la mercería de la rue Gambetta, Julia Julie, que se ha fijado en él. Su hermana, Chantal, «un pibón», según el sargento Bourrelier, ha ido a verle para informarse, y al parecer da la talla: no bebe, no juega, no va con mujeres. Sólo hay un problema, insignificante: Julia Julie es unos veinte años mayor que el exsoldado Brû. Pero ¿acaso el amor no es ciego? ¿Es que va a poner pegas a una proposición semejante? «Un pequeño comercio, eso no se rechaza», insiste Bourrelier. Valentín regentará la mercería y más tarde se hará vendedor de marcos de fotografía. Lector asiduo de Marie Claire, renuncia a ampliar su negocio para no perjudicar a sus vecinos. Tras un accidente de su esposa Julia, Valentín, bajo la identidad de madame Saphir, se dedicará con notable éxito a la adivinación. Mientras tanto, la guerra se avecina. La alegría de la vida (1952) sería llevada al cine en 1967 por Jean Herman.

Leer muestra

 


El lunes existencial y el domingo de la historia, de Benjamin Fondane 

Los ensayos del poeta y pensador francés de las vanguardias europeas Benjamin Fondane son publicados por primera vez en castellano. El valor imprescindible de los ensayos de este discípulo de Shestov,  pese a estar considerado como el gran poeta judío y uno de los pensadores más originales de comienzos de siglo, se desconocía hasta ahora.

Fondane, junto a su maestro Lev Shestov, es uno de los filósofos más importantes del siglo XX, en la estela del primer existencialismo que se dio particularmente en Francia, aquella corriente de pensamiento de comienzos de siglo que combatió original y fervientemente la deshumanización del ser humano.

Su pensamiento impactó en Camus y en Sartre, y fue él mismo antes de morir en Auschwitz quien criticó las obras más importantes de estos dos famosos existencialistas por haber desviado y desvirtuado el mensaje original de los precursores del existencialismo: Pascal, Kierkegaard, Shestov y Heidegger.

Emil Cioran comentaba aludiendo a su estilo, que «él como Shestov, amaba partir de una cita, de donde luego iba sacando conclusiones de lo más inesperadas».

Al respecto de su importancia en el panorama cultural de la época añade Stéphane Lupasco «Hoy sabemos demasiado sobre el existencialismo que los jóvenes fenomenólogos franceses han estado lanzando, desde 1943, desde París a todo el mundo, para que insistamos en ello. Sólo notaremos que a Shestov y Fondane no se les puede pagar el tributo que merecen: han pasado casi veinte años desde que Fondane comenzó a difundir este pensamiento existencialista de la primera hora, y no sólo a través de su maestro Shestov, también a través de Kierkegaard, Nietzsche, Husserl y Heidegger, por medio de sus artículos a Cahiers du Sud y a la revista Europe», algunos de ellos recogidos en este libro.

Leer muestra

One Comment

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.