¿Cuál es el mejor gol de chilena de la historia del fútbol moderno?

Publicado por

Hay quien dice que el fútbol no solo es deporte, sino que también es arte. Lo cierto es que, tanto para sus seguidores como para sus detractores, existen momentos en el espectáculo que trascienden el césped, y no existe más claro exponente que la chilena.

Esta jugada fue popularizada por la Roja, como se denomina al combinado nacional de Chile, en un encuentro frente a Uruguay durante el sudamericano de 1920. Imitada por tantos otros fue como este acrobático recurso invadió el mundo del fútbol. Desde entonces, muchos son los jugadores que han intentado replicarlo. Analicemos y votemos cuál ha sido el mejor gol de chilena de la historia del fútbol moderno, o añadan en los comentarios los que estimen oportunos.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


2000/2001: Rivaldo en el Barcelona-Valencia

Es bien sabida la infinidad de recursos de Rivo, como también era conocido este exfutbolista brasileño de zurda exquisita. Incorporado por el Barcelona en el mercado estival de 1997, Rivaldo brilló en el club azulgrana y fue galardonado con el Balón de Oro en el año 1999.

Es ya en la temporada 2000/2001 cuando ejecuta una de las recordadas como mejores chilenas de la historia del fútbol. Rivaldo controla con el pecho, se eleva y remata de espalda a portería marcando el gol de la victoria en el último minuto de la jornada de cierre de la Liga de Primera División frente al Valencia, que además clasifica a su equipo para la próxima edición de la Champions League.


2010/2011: Rooney en el Manchester United-Manchester City

Corría el minuto 78 del derbi de Manchester del 12 de febrero de 2011. Tras un centro de Nani al punto de penalti, Rooney contacta el balón para mandarlo al fondo de la red de Joe Hart y dar la victoria a los diablos rojos. Tal y como afirmó Sir Alex Ferguson, director técnico del equipo, aquel fue el mejor gol que se recuerda en Old Trafford, y también una de las mejores ejecuciones de chilena del fútbol moderno.


2016-2017: Cristiano Ronaldo en un Juventus-Real Madrid

Durante la segunda parte del encuentro final de la edición 2016 de la Champions League se produce el seleccionado como mejor gol de aquella temporada por la UEFA. Esta chilena del ídolo portugués, que colocaba a su equipo con una ventaja de dos goles sobre la Juventus de Turín, es de una potencia física y una calidad técnica exquisitas. No cabe duda de que este gol, conectado desde una altura de 2.38 metros, es una ejecución que será recordada para el resto de la historia del fútbol.


2017/2018: Gareth Bale en el Real Madrid-Liverpool

Gareth Bale es el protagonista de este gol de leyenda y segundo gol consecutivo a favor del Real Madrid en una final de Champions League. En el minuto 63 de este encuentro de 2018 el futbolista galés rompe el empate a uno con un espectacular salto y remate acrobático para batir a Loris Karius. La potencia en el impulso, el ajuste a la escuadra y la importancia de la cita hacen de esta chilena una de las claras candidatas a hacerse con el podio.


2012: Ibrahimovic en un Suecia-Inglaterra

La carrera de Zlatan Ibrahimovic está plagada de goles tanto o más extravagantes que su personalidad. Desde el Ajax hasta el LA Galaxy, el sueco deja anotaciones memorables por donde pasa.

En esta ocasión recordamos una ejecución al alcance de muy pocos: una chilena desde una distancia de cuarenta metros. El ariete sueco completó su póquer de goles particular en un amistoso frente a Inglaterra con una de las obras de arte más espectaculares jamás vistas sobre un terreno de juego.


1996: Pasquale Luiso en un Piacenza-Milan

«Il Toro di Sora», como también era conocido Pasquale Luiso, fue un delantero centro italiano que hizo carrera en la Serie A. En 1996, año en que pasó por las filas del Piacenza, el futbolista de Aversa firma un gol de chilena espectacular contra el Milán que le da la victoria a su equipo por 3-2.


1998: Mustapha Hadji en un Marruecos-Egipto

El de Mustapha Hadji es recordado como el mejor gol marroquí de todos los tiempos. En una eliminatoria de Copa de África frente a Egipto el jugador formado en Nancy se eleva en el punto de penalti y logra un gol de chilena que no se olvida fácilmente.


2013: Raúl Jiménez en un México-Panamá

Corría el año 2013 y México se enfrentaba al combinado panameño en un partido de clasificación para el Mundial 2014. Raúl Jiménez, ariete azteca formado en Club América, lograba dar el pase a la tricolor a la repesca gracias a una sensacional chilena tras control que emocionó a todo un país.


1996: Crespo en un River-Sporting Cristal

Queda poco por decir de Hernán Jorge Crespo, uno de los mejores futbolistas argentinos del fútbol reciente y, en su momento, el delantero centro más cotizado del mundo. En esta ocasión revisionamos su gol de chilena frente a Sporting Cristal en octavos de la Copa Libertadores de 1996, donde River terminaría levantando el título de campeón tras vencer a América de Cali en la vuelta con un doblete del propio Crespo.


2012: Mexès en un Anderlecht-Milán

El penúltimo gol de chilena recogido en esta lista es el del futbolista francés Philippe Mexès en la UEFA Champions League del año 2012. Tras controlar con el pecho, el galo conseguía batir al guardameta con un sensacional remate desde fuera del área.


Oliver le hace un Gol a Benji con una chilena

Nada se puede añadir.


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

43 Comentarios

  1. Dos jugadores en la lista que pasaron por el Depor, pero echo de menos una de Luque con el Depor que mejora, al menos, a alguno de los del listado

  2. Para mi gusto el mejor en cuanto a estilo, plasticidad y esas consideraciones en las que se ve a un superespecialista en la materia es Hugo Sánchez. Tiene varios goles, pero creo recordar que contra el Logroñes mete un golazo que parece diseñado con escuadra y cartabón. Por eso pongo otros en la votación, aunque debo reconocer que el de Ibrahomovich es lo nunca visto.

  3. Aquí habría que diferenciar dos tipos de chilenas: la preparada y la rematada. O sea, la indirecta y la directa. En el primer caso creo que la más plástica y bien ejecutada es la de Rivaldo, que además tenía importancia porque clasificó, en el último minuto, a su equipo a la Champions. De las directas o rematadas, la mejor ejecutada es la de Cristiano Ronaldo, pero yo me quedo con la de Bale por su importancia, solo recuerdo a Madjer (de tacón) y Zidane (de volea) meter un golazo que decidiese una final de la Champions, y se merece el título de mejor gol de chilena por su importancia. Luego en fuera de categoría pondría la chilena de Ibrahomovich, no es importante vale, pero es una extraña combinación de chilena directa pero preparada. Es el gol de un genio.

    • Que sepa que cuando leí su opinión yo ya había escrito la mía. Sino le hubiera citado como fuente en mi escrito. Y a usted me hubiese remitido para orillar alguna de las descripciones.

  4. Más allá de la importancia del gol o el rival, técnicamente los de Hadji y Crespo son los mejores, por dificultad, plasticidad y estética del movimiento.

    Una chilena cuando la pelota viene subiendo rápidamente es más complicada que una cuando la pelota va bajando. También complica la marca alrededor del jugador. Cuando la chilena viene precedida de una amortiguación con el pecho o el pie, estéticamente es bonita pero pierde espectacularidad y sorpresa.

  5. Difícil elegir, en mi opinión, entre las de Cristiano, Rivaldo y la de Ibrahimovic.

    La de Cristiano, que fue en 2018, me parece la más complicada, por la altura del golpeo y porque él va al balón y no al revés. Además, tiene el detalle de poner al estadio del equipo que la ha recibido en pie y eso impactó mucho.

    La de Rivaldo es preciosa y fue muy emocionante: último minuto, clasificación…

    Y la de Zlatan es la del recurso artístico, la del esto lo hago yo porque soy el más chulo, y encima le salió.

    La de Bale fue en toda una final de Liga de Campeones, pero como chilena es horrible. La de Rooney, espectacular, como todas las demás.

    Me ha faltado ver la de Hugo Sánchez al Logroñés, la de Francescoli con River Plate, la medio tijera en una baldosa de Ronaldinho al Villarreal y la de Djorkaeff con el Inter a la Roma.

    Qué buen reportaje!

  6. Faltó en la lista el gol de Hugo Sánchez contra el Logroñes, en el video del gol de CR7 terminan los comentaristas por hacer mención de esa espectacular chilena

  7. Como estoy un tanto ocioso voy a establecer criterios para fijar el ámbito de la respuesta. Primero la definición. RAE: En fútbol, remate o despeje de espaldas a la portería contraria, con los dos pies en el aire. La definición, mejorable en mi opinión, es, no obstante, un buen punto de partida. Gracias a ella descubrimos que la chilena es un golpe defensivo u ofensivo y que, por consiguiente, no implica gol. De ahí que la expresión gol de chilena se haga necesaria. Nótese por otra parte que también sería gol de chilena aquel producido por un defensor en su propia portería (de todo hay en las redes oiga). Aunque algo me dice que estos goles no deberían ser objeto de análisis en este artículo de Jot Down.
    Tras este arranque nos queda por delimitar las características que hacen que un gol de chilena sea susceptible de mejor valoración respecto de otros goles de este tipo.
    1. El aspecto estético. Díficil de definir. Un rasgo sería, por ejemplo, que la pierna que efectúa el golpeo esté lo más estirada posible. Si el futbolista pone cara de foto debería de ser un plus.
    2. Distancia de golpeo a la portería. Poco que decir. A mayor distancia se presume mayor dificultad y, por tanto, un gol de chilena que debería de valorarse por delante de otros.
    3. Presencia o no de defensores. A medida que vamos señalando circunstancias se nos hace más difícil precisar la forma en que debería de ponderarse cada una de ellas dentro de nuestra valoración. A ver, una chilena con dos defensores cerca se presume de mayor dificultad y el gol conseguido de mayor mérito. No ofrezco más detalles porque puedo liarme.
    4. Altura de golpeo. Debería de puntuar, en mi opinión, más un golpeo de chilena efectuado lo más arriba posible.
    5. Preparación o no de la jugada. ¿El golpeo de chilena que ocasiona el gol formaba parte de una jugada de estrategia del equipo o surgió como un «happening» de su autor? Mucho podremos decir acerca de una u otra circunstancia, pero yo invito a valorar más la improvisación del autor del gol.
    6. Preparación o no del golpeo de chilena. Conforme a esta característica hay dos tipos claros de gol de chilena. Aquellas chilenas que van a gol en las que el jugador con carácter previo ha contactado con la pelota (normalmente a fin de preparar el golpeo de chilena) o las jugadas en las que el jugador golpea de chilena directamente según le viene la bola de un tercero (ya sea este un rival o un compañero y si hubiese suficiente valor en este que escribe, aquí habría que establecer una ponderación de ambas subcategorías). Pues bien, considero de mayor mérito o dificultad las que no tienen preparación previa, y dentro de estas últimas, aquellas en las que el balón viene de un rival.
    7. Relevancia del gol. Aquí topo con la opinión contraria de algunos exégetas del fútbol que señalan que este apartado no debería de tenerse en cuenta. Yo soy de la opinión contraria. Una chilena en un gol de dos equipos de mi barrio no tiene el mismo valor que una chilena que acaba en gol en la Premier League. De igual modo no es lo mismo un gol de chilena en un partido ya decidido que en uno que no lo está. Tampoco es igual que el partido sea una final de un campeonato que en uno de carácter clasificatorio. Pónganle los añadidos que quieran, un gol de chilena será más meritorio, para mí, cuando todo conspira en contra del jugador que le toca realizar el golpeo. Y las características del partido en que la chilena se produce deberían de computarse en mi relevante opinión (aquí se ve que me he crecido y que las opiniones humildes las dejo para otros) de forma más favorable.
    No se alteren que ya estoy cerca del final (si hay alguien que haya leído hasta aquí cosa que dudo tratándose de un comentario sobre fútbol). Ahora toca ponderar todos estos factores entre sí. Tarea dificultosa pero yo ya les indico que tengo un sesgo dirigido, no solo a omitir, sino a sobreponderar el séptimo aspecto antes mencionado.
    Por todas estas circunstancias mi veredicto es el de que la chilena de Gareth Bale es la ganadora. Seguida muy de cerca por la de ese delantero alto y espigado de Suecia. Es más, según voto a favor del madridista, noto que quisiera votar a favor del segundo.
    Curiosamente estas dos chilenas no son las estéticamente más bellas. Pero yo a estas alturas soy esclavo de mis palabras y ya no puedo cambiar.
    Postdata
    Tras haber visto el gol de chilena de Luque que apuntaba anteriormente Javier, tengo que decir que no encuentro justificación alguna, conforme a los baremos anteriores, para sustentar su afirmación. Salvo, claro está, que entre sus baremos haya incluido la posibilidad de que el tanto se hubiese efectuado por un jugador con camiseta blanquiazul o que el golpeo se hubiese efectuado lo más cerca posible de un faro romano. Y si es así, pues nada tengo que decir, pues opiniones hay tantas como tipos hay en la calle. Sobre todo en las calles solitarias de la pandemia.

    • Por cierto, atendiendo a la definición de la RAE, no sería posible (o prácticamente imposible) meter un gol de chilena en propia puerta. Por el mero hecho de que sería necesario estar a espaldas de la porteria contraria. Si entedemos por contraria la porteria rival dígale a un defensor que meta en propia puerta un gol de chilena.

    • El gol de Luque es realmente difícil teniendo en cuenta q está de espaldas a la portería y el mal pase le viene de frente ( como el de rivaldo) por lo que tiene q improvisar controlar y desde la frontal del área rematar justo a la escuadra.

      • Mire que le digo. ¿Sabe usted cuál es la tesis que propone Raúl inicialmente y que yo cuestiono? No me lo parece. Si así fuese, usted tendría que haberme indicado cuál de los goles de chilena seleccionados por David Ruiz de Castro habría de sustituirse por el de Luque según una serie de criterios más o menos objetivos. De acuerdo con los que yo he apuntado, el gol del deportivista puntúa bastante mal en tres de los que yo he seleccionado: altura de golpeo, preparación previa al golpeo y relevancia del gol. Claro que estos criterios pueden objetarse o incluso interpretarse de forma distinta. En su lugar usted se limita a apuntar uno de los atributos del gol, que para mi no lo es tanto y nada más. ¿Sabe que un gol de chilena, aunque infrecuente, se encuentra dentro de los méritos de cualquier equipo de fútbol que tenga un mínimo de historia? Guglee por su cuenta buscando «gol de chilena» y luego ponga el nombre de un equipo (Betis, Sevilla, Villareal, Girona, PSG, Leicester…) verá con lo que se encuentra. Claro que ese ejercicio nos pone en la tesis de analizar un universo un tanto complejo de goles. Por eso es bueno centrarse en una cuestión y procurar no extenderla más allá de su ámbito. Y la cuestión propuesta por Raúl es una y no otra. ¿No será que usted ha caído en lo que el célebre psicoanalista coruñés, Antón Freitas, llamó efecto Torre de Hércules, es decir, el fenómeno de carácter psicológico que tiende a sobreponderar los goles de su propio equipo respecto de los de los demás?

  8. Se nota en el porcentaje de votaciones que los forofos del Real Madrid y del Barcelona se han desatado y la pasión no les deja ver con claridad, creo. Además, pienso que la importancia que esas chilenas pudieran haber tenido a posteriori para los intereses del club, no debieran de interferir en lo que aquí se pretende juzgar que es, ni más ni menos, la estricta ejecución de la jugada. Y basándome en lo que han visto mis ojos, Ibrahimovic está claramente por delante de todos. Como subcampeón, voto a Mexès.

      • Pues tiene usted más razón que un santo. Y es que, en un arrebato de optimismo y a pesar de saber de mis limitaciones en este campo, me pareció que algo podía decir ( hace mucho que no escribo por aquí y con esto del confinamiento… ) pero al leer la expertísima opinión de blunsburibarton, dicho esto sin la menor ironía, me doy cuenta de que no entiendo ni papa. Me queda el consuelo de que sin haber leído la suya previamente -se puede ver en fecha y hora que la enviábamos con segundos de diferencia- he coincidido con él en Ibrahimovic, aunque yo lo ponga en primera posición. En fin, zapatero a tus zapatos… ¡Será mejor que siga con lo que mejor se me da que es el sexo salvaje con mujeres!

    • Si para usted es más difícil la de Ibrahimovic que la de Bale, igual usted se deja influenciar por su forofismo también. Hacia Ibrahimovic o anti Real Madrid o vaya usted a saber. Encima, la del sueco la metió en un amistoso o en un partido de clasifciación, que no es lo mismo que meterla en una final, y más de champions.

  9. Como dicen los comentarios anteriores echo en falta los golazos de luque con el depor (de las más difíciles) y varias de Hugo Sánchez: la de Logroñés y una increíble q marcó con el Pumas.Aun así si tengo que quedarme con un por belleza es la e van Basten con el AJAX al principio de su carrera, simplemente perfecta.

  10. El gol de Ibrahimovic ya no es que sea el mejor que se ha anotado nunca de chilena, es que es de los mejores, si no el mejor, de la historia del fútbol. El mero hecho de que se te ocurra la idea es de estar como una regadera; pegarle sin dejarla botar exige una técnica sobresaliente; y, de postre, que entre.

    • A mi es un gol q nunca me ha parecido para tanto.El portero sale mal e Ibrahimovic remata acrobáticante,pero ni hay portero ni el gol entra por la escuadra.Varios de esta lista me parecen mucho más difíciles de ejecutar,aunq menos espectaculares eso sí.

  11. Faltan dos auténticos golazos de Chilena. Mauro Bressan con la Fiorentina ante el Barcelona en la Champions League de 1999 y Marco van Basten con el Ajax de Ámsterdam ante el FC Den Bosch en el año 1986. Un saludo.

  12. «De la historia del fútbol moderno»??
    Me obligan a intervenir para incluir el del uruguayo Franccescoli a Polonia, cualquiera del Lagarto Fleitas en Racing Club o de Martín Palermo (tiene mil, pero hay uno a Banfield que creo que puede estar tranquilamente en esta lista). Si pusieron el de Crespo al Sporting, pueden poner cualquiera de los que señalo…

  13. El más difícil e importante es el de Bale. No creo que pueda haber mucha discusión al respecto. Rematar a esa altura, teniendo que acomodar el cuerpo de esa forma ante un centro tan malo, es impresionante. Por lo demás, hablamos de una final de champions.

  14. ¡Qué hermosos goles! Con la trayectoria perfecta, el resultado milagroso de los ruegos y rezos de los hinchas en la tribuna, santos o diablos, ni muy alta ni muy baja, la altura justa para intuir que es posible levantar el vuelo como los pájaros, pero al revés, con la gamba que parece más larga, se detiene el respiro en la cancha, el empeine a cuchara… y a buscarla en el fondo de la red. Pura poesía.

  15. Una duda histórica. ¿Era Roja la selección de Chile en 1920? Me parece que en esa época jugaban de blanco, pero no estoy seguro.

  16. ¡Diablos con el comentario y contra respuesta de Blunsburibarton! Un gustazo leerlo. Pero será difícil que, de frente a la próxima chilena que nos espera vaya a buscar cuál de las situaciones que usted detalla corresponde al viejo prodigio de jugar al revés, o sea en el aire y para atrás. Salvo aquella de la RAE porque siempre a estos señores se les escapa algo. Gracias a todos por la lectura.

  17. Si hablamos del más bonito, me quedo con el de Hadji: parece Pelé en «Evasión o Victoria», pero con un centro más tenso y difícil de conectar (aunque eso hace que coja más velocidad).
    Pero para encontrar el mejor hay un elemento que blunsburibarton ha mencionado y que veo imprescindible: cuándo se hace, la importancia que tiene. Por eso, (y soy del Barça) voto por el de Bale.
    Esa teoría de blunsburibarton la aplico a todo en el fútbol, de ahí mi teoría (posiblemente no compartida) de que Xavi e Iniesta son los mejores jugadores desde que Ronaldo y Zidane se retiraron: que me elimina el Chelsea, no pasa nada, marca Iniesta; que España se juega el Mundial, no pasa nada, está Iniesta (y no es el gol, la segunda parte y toda la prórroga de Iniesta es un «dame el balón a mí» todo el rato, sin fallo). Y en cuanto a Xavi… pues eso: ¿se retira Xavi de la selección y qué se gana? ¿Se va Xavi del Barça y qué pasa?
    Por otra parte, propongo también una encuesta sobre el mejor gol de vaselina de la historia, otra suerte tremendamente difícil, y desafío a todo el mundo a que superen al gran Fabio Materazzi: gesto elegante, sobrado, perfecto:
    https://www.youtube.com/watch?v=55yTprIF6Ko

  18. El fresco y directo lenguaje futbolero siempre me ha asombrado, Paco. Fui al sito por vos señalado esperando encontrar lo que nosotros consideramos un gol a «la vaselina» y me encuentro con un «zapatazo» de dormido, pero igualmente apoyo tu propuesta, mejor dicho las dos: esos goles contra arqueros con manos de «vaselina», y no solo manos, si no también entre -piernas, brazos y rebotes en otras partes ,y esas entregas para atrás que, sabiendo dónde está el arquero y con la intuición que tenemos los que amamos el fútbol no nos queda otro remedio que cerrar los ojos y empezar a maldecir parientes y dioses.

  19. ¿Os habéis percatado de la imposibilidad de que todo el mundo esté de acuerdo en algo? Por más evidente que sea la realidad, siempre habrá quien la niegue y encuentre argumentos para sustentar lo contrario si fuera necesario. Aquí el ejemplo es la proeza insultante para algunos, de Ibrahimovic. Ninguna de las otras chilenas se acerca ni de lejos a lo que consiguió ese «animal» como celebra el comentarista. Bueno, pues nada, yo tuve un conocido que me dijo en propia cara que Claudia Schiffer era FEA, así que a partir de ahí, bla, bla, bla…

  20. Error mío, no había caído en que una vaselina podía ser algo distinto en otros países. En España es un un disparo suave y curvo por encima del portero que acaba en gol (por definirlo de alguna manera). Desde luego, nunca había pensado que pudiera ser un gol que se mete un portero con manos de «vaselina», pero bien visto tiene su lógica.
    En el caso de mi «propuesta» de golazo, la ironía es que, entre tanto genio del gol de vaselina (española), el de Materazzi desde el medio del campo en propia puerta es desternillante: la cara del pobre vale millones.

  21. Dense el gusto de mirar el de Francescoli en un amistoso (a cara de perro) entre River vs Selección de Polonia.
    Ganaba Polonia 4-2, River empata y en tiempo de descuento…………….

  22. Apelando a mi subjetividad para elegir los goles que más me gustan, como todos, quiero exponer un dato objetivo: soy de River Plate y siento un afecto especial por el talento de mis ídolos. La chilena de Crespo es fantástica, porque ejecuta un centro en medio del área y estando rodeado por defensores rivales. Crespo sorprende a todos porque, en un acto de acrobacia perfecto, logra impactar un centro que venía «envenenado» por la fuerza y el efecto y coloca la pelota lejos del arquero visitante. Todo esto, en una milésima de segundo.
    El otro gol que quiero citar fue realizado por Enzo Francescoli en 1986, durante el partido amistoso más emotivo entre un club de fútbol y una selección nacional. River contra Polonia, en un torneo amistoso de verano, y una joya del cálculo que no incluyó la participación de un asistente. Francescoli fabrica una chilena perfecta -quizá la más perfecta de todas- en 2 movimientos, para habilitarse a sí mismo e inflar la red.
    Para cerrar, deseo dejar constancia sobre los goles de Ibrahimovic y Van Basten. El de Ibra es único por la circunstancia, y porque solamente un crack como él tendría suficiente lucidez para regalarnos esa locura. Sin duda no dependía solamente de sus actos, pero el gol fue convertido y podemos disfrutarlo como tantas otras acciones del fútbol que se generaron por «casualidad». La conversión de Van Basten es muy similar a la de Crespo, con una dosis superior de espectacularidad.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.