Series

Brassic: un desternillante paseo por la campiña inglesa

brassict5
Key Art – Brassic 5

Tras conocer a Paul Lataburu en la entrevista que le hice en San Sebastián, coincidimos poco después en Sevilla donde estaba pasando algunos días de sus vacaciones de verano. Quedamos a cenar con nuestras parejas en un típico restaurante sevillano y tras charlar un buen rato sobre arte y libros uno de los cuatro preguntó «¿habéis visto la serie Brassic?» Para sorpresa de todos, los cuatro éramos seguidores incondicionales de la serie más gamberra disponible en las miles de plataformas de streaming que nos saturan. Desde ese instante la velada consistió en recordar las escenas más divertidas y surrealistas de Vinnie y sus amigos. Terminamos la noche como lo suele hacer el resto de la pandilla de «chavs» que protagonizan la serie y con una sensación de «complicidad cultural» que hacía tiempo que ninguno de los cuatro experimentaba. Para todos era la primera vez que encontrábamos seguidores de esa monumental frikada que es Brassic.

En mi caso, tuve que poner mucho empeño en empezar a verla ya que le tenía bastante manía a Joe Gilgun por haber acabado con una de mis series favoritas, Misfits, cuando sustituyó a Robert Sheehan como epicentro de la banda de inadaptados con superpoderes. Gildun hacía el papel de Rudy Waden, un personaje que se une al grupo en la tercera temporada tras la salida de Nathan, interpretado por el actor irlandés de encrespada melena. El poder de Rudy en Misfits era la capacidad de dividirse en múltiples versiones de sí mismo, cada una representando diferentes aspectos de su personalidad y con tanto autodiálogo externo se hacía extremadamente cansino. De alguna manera, tanto Nathan como Rudy, evolucionan sus papeles en Mifits, como si fueran pokemones, a versiones mejoradas; Nathan pasa a ser Klaus Hargreeves en The Umbrella Academy y Rudy se convierte en Vinnie O’Neill en Brassic.

El caso es que la evolución de Nathan a Klaus es en realidad una involución actoral, al contrario que el cambio que se da de Rudy a Vinnie; al reducir la multiplicidad de personalidades de la primera versión a un clásico problema bidimensional de polaridad el personaje encandila sin perder un ápice de histrionismo. Es cierto que Gilgun venía de interpretar a Woody, el líder de un grupo de skinheads en la Inglaterra de los años 80, en la fantástica This is England cuya esencia también forma parte de la construcción del personaje principal de Brassic. El caso es que Vinnie o tal vez Joe son un entrañable descojone andante que no hace más que meterse en líos que superan a cualquier otro metepatas de ficción. Solo verlo correr –y esto ocurre prácticamente en todos los episodios- es motivo suficiente para ver la serie.

Entrando en materia, Brassic sigue la vida de Vinnie O’Neill y sus amigos en el pueblo ficticio de Hawley. Los protagonistas cometen diversos delitos menores para ganar dinero, y casi siempre acaban mal parados. Vinnie, es un cani poligonero versión campiña inglesa que lucha contra el trastorno bipolar y que vive cultivando marihuana e ideando planes absurdos para realizar con su pandilla. La serie se inspira en la experiencia de crecer en Chorley, la ciudad natal de Joe Gilgun. El programa se rodó principalmente en Bacup, Lancashire. La elección de esta ubicación sorprendió a los locales, ya que muchos no estaban informados de que se estaba filmando allí. Además de Bacup, algunas escenas se filmaron en Bolton, y las escenas del pub Crows Nest se filmaron en The Star and Garter, cerca de la estación de Manchester Piccadilly, un sitio donde espero tomarme unas cuantas pintas, en un futuro cercano.

Brassic se caracteriza por su humor irreverente y se sitúa en las antípodas de la corrección política y moralizante de todo lo que viene de los grandes estudios americanos. En las tramas se refleja la realidad de la vida en un pequeño pueblo inglés donde cada personaje principal o secundario es un inadaptado que daría para su propio spin-off. Desde Tommo, un obseso sexual, bajito, colorido y fantasma al Doctor Chris Cox -interpretado por un Dominic West al que se le intuye pasárselo en grande con el papel-, un psicólogo que pasa consulta fumado y que se toma a guasa los trastornos de sus pacientes.

La serie, aunque narra superficialmente el drama vital de los desarrapados -con chándales de lujo, eso sí- del sistema y la dificultad que les supone salir adelante, aunque lo intenten, es una descacharrante comedia que presenta sin filtros como sus protagonistas se drogan, estafan y hacen trastadas de todo tipo. Se abordan temas como la lealtad entre amigos, los desafíos económicos y las decisiones morales complejas de una manera que conecta con muchos espectadores. Además, la serie no rehúye la representación de actividades delictivas, presentándolas como una parte integral de la vida de los personajes.

Brassic, que ha sido bien recibida tanto por la crítica como por el público en el Reino Unido, ha sido elogiada por su guion ingenioso y sus personajes bien desarrollados. La combinación de drama y comedia ha atraído a una amplia audiencia, y su retrato honesto y a menudo humorístico de la vida en un pueblo del norte de Inglaterra ha conectado especialmente con los espectadores británicos. Aquí hemos tenido El pueblo, una serie que también es muy divertida -como casi todo en lo que participa Carlos Areces– pero mucho más políticamente correcta. Las cuatro temporadas de Brassic -y espero que muy pronto la recién anunciada quinta temporada- se pueden ver en Filmin y os animo a todos a hacerlo, quién sabe si la próxima persona interesante que conozcas también será fan de la serie.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

5mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

35año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

2 Comentarios

  1. Carlos Ruiz Bazán

    Totalmente de acuero en la descripción de la serie…en sus primeras temporadas (no sabría definir exactamente). Como tantas otras, creo que conforme la motivación se centra en la historia d amor va perdiendo parte de sus virtudes…pero si no la has visto ya sabes lo que tienes que hacer cuando dejes de leer este comentario absurdo, sería el quinto en la cena alegre de poder comentar sus barbaridades

  2. Estaba escrito de ambas formas en el texto. Gracias por el aviso, ya está corregido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.