Artículos escritos por Horacio Fernández del Castillo

El héroe inventado (I)

El héroe inventado (I)

Escribió con imágenes la historia de un continente que se desangraba en playas, campos y desiertos. Vivió con la misma intensidad con la que odiaba los conflictos bélicos, de los que fue su más excelso fotógrafo. Hijo de una nación devastada por la Gran Guerra, su historia es la del imprevisible triunfo en la persecución de un destino soñado. De […]

Shanghai calling

Shanghai calling

China ha sido hasta hace no mucho el paradigma de lo lejano y desconocido y Shanghái apenas un vocablo de exótica resonancia. La urbe china por excelencia —con permiso de la capital Pekín— ha estado siempre envuelta en un halo de misterio y exotismo, susceptible de ser desenmascarada apenas por el viajero inquieto. Demasiado a desmano para un viaje improvisado […]

Fumarse la vida (y III): Leyenda

Fumarse la vida (y III): Leyenda

La metamorfosis que siempre había esperado Gainsbourg por fin se completaba: el estatus de estrella que tanto había perseguido ya era una realidad, y su reciente enfrentamiento con los paracaidistas le habían conferido un estatus de héroe frente […]

Fumarse la vida (II): Héroe

Fumarse la vida (II): Héroe

(Viene de la primera parte) Ella estaba casada, él se estaba divorciando. Ella era el ídolo sexual de un país entero, él era el personaje con menor atractivo físico del Hexágono. Para ella, su cuerpo era su más fiel aliado. Para él, su más descarnado enemigo. Ella pasaba su vida desfilando por películas en las que poder mostrar su exuberante […]

Fumarse la vida (I): Villano

Fumarse la vida (I): Villano

Vivió siempre en el exceso constante, consumiendo su vida entre infinitas volutas de humo de cigarrillo. Escribía para exorcizar sus miedos, proyectando sus obsesiones contra un público al que en más de una ocasión confesó odiar. Hijo de inmigrantes rusos de ascendencia judía, su aspecto frágil y su escaso atractivo físico no le dejaron otra alternativa que convertirse en el […]

Eterno Niemeyer

Eterno Niemeyer

Proyectaba con la férrea determinación de quien se sabe único. Dibujaba sus edificios con lujuria, imaginando cuerpos de mujer en virguerías estructurales de hormigón armado. Carioca de nacimiento y de sentimiento, todo en su vida era excesivo: su talento para crear formas nuevas, su compromiso político, su atracción por el sexo opuesto, su aversión a subirse a un avión. Primer […]