Etiquetado con: "Dora Maar"

Beatos, Picassos, Matisses y otros pantalones de campana

Beatos, Picassos, Matisses y otros pantalones de campana

Durante todos aquellos años, él fue beneficiario de la infinita generosidad de las mujeres, pero también su víctima, porque tanto perdón hizo posible la más profunda y más dulce de todas las corrupciones, es decir, la idea de que no hacía nada malo.  (Salman Rushdie, Los versos satánicos). Pablo Picasso y Dora Maar se conocieron en 1936 en el café […]

Marinlyn Monroe y Arthur Miller, 1956. Fotografía: Corbis.

Si no tiene libros, no te lo tires

Glenn Gould convirtiendo las notas de Bach en un zumbido de avispas que le quema el paladar. Su cuerpo encerrado sobre el teclado en una curva imposible. Los ojos de los espectadores atrapados en su burbuja.  La exclamación de Cecil B. DeMille: «Thank God for Hedy Lamarr». El director que olvida las voluptuosas curvas de la estrella deslumbrado por la […]

Balthus, el conde demediado

Balthus, el conde demediado

Como el vizconde Medardo de Terralba, el que imaginara Italo Calvino partido en dos por el efecto de una bomba de cañón, Balthus vivió dos vidas paralelas. Mejor dicho, fue el protagonista de dos relatos contradictorios, quizá complementarios: el que narraron los que le conocieron y el que él mismo compuso.   Balthasar Klossowski de Rola, su nombre real, fue […]

María Teresa León, biografía de su melancolía

María Teresa León, biografía de su melancolía

Trastevere, Roma. Otoño de 1972. María Teresa León escribe a su hijo Gonzalo una carta que se convierte en el primer indicio de que algo no va bien. Sin la fluidez que le era típica, en esa carta la prosa de María Teresa se llena de repeticiones, de preguntas que dirige a su hijo una y dos veces como si […]

El Guernica de Picasso: historia de un souvenir

El Guernica de Picasso: historia de un souvenir

Es lo más vendido de la tienda de souvenirs. Por congruencia, es la pieza preferida del millón largo de visitas que recibe cada año el Museo Reina Sofía. Siempre hay gente ante el Guernica. Con esa sensación impalpable de estar viendo algo grande. Muy grande. 349,3 x 776,6 cm exactamente. Y eso que Picasso no era pintor de gran formato… […]