Etiquetado con: "Takeshi Kitano"

Jake Adelstein: «La Yakuza tiene que mantener una imagen pública de organización humanitaria»

Jake Adelstein: «La Yakuza tiene que mantener una imagen pública de organización humanitaria»

Fotografía: Alex Abian A Jake Adelstein (Columbia, Missouri, 1969) ya no le protege un guardaespaldas de nueve dedos. Aún le quedan residuos de cuando vivía con miedo —una cierta antipatía a los días de lluvia— pero no demasiados. Llegó a Japón a los diecinueve años, llamándose Josh y fantaseando con ser actor. Cuando se convirtió en el primer periodista estadounidense en […]

Atrapados en el ascensor

Atrapados en el ascensor

En la Ipanema de 1962, desde una mesa del bar Veloso en la esquina de Prudente de Morais y Montenegro, Vinícius de Moraes sudaba las tardes intentando encajar versos sobre una composición musical de Tom Jobim. El objetivo era redondear de manera definitiva el tema «Menina que passa», una canción nacida para formar parte de una comedia musical titulada Dirigível, […]

Los mundos de Hiro Murai

Los mundos de Hiro Murai

En el Tokio de los últimos ochenta un niño se sentaba ante la pantalla para merendar a partes iguales raciones del cine de Hayao Miyazaki y americanadas taquilleras dobladas al japonés. A los nueve años una mudanza hacia esa chifladura occidental que es la ciudad de Los Ángeles le obligaría a aterrizar en un mundo extraño: «Cuando me mudé a […]

José Antonio Pérez: El extraño origen de Humor Amarillo

José Antonio Pérez: El extraño origen de Humor Amarillo

Juan Herrera es un señor con bigote a quien debo, entre otras cosas, el descubrimiento del término “esparajismo” (sinónimo de aspaviento en Albacete, Cantabria, León y Palencia). Entre sus méritos está el haberse dedicado durante varias décadas a la creatividad televisiva conservando el pelo y un nivel de cordura que, sin ser excesivo, le permite relacionarse con personas normales tales […]

Koy Shunka

Koy Shunka

C/ Copons, 7 08002 Barcelona T. 934 127 939 Menú Koy: 72 € Menú gastronómico: 108 € Al Koy Shunka no se llega por accidente, sino a conciencia. Primero, por la difícil tarea que es reservar una mesa y, segundo, porque dar con el local es complicado. Situado en una pequeña calle de los alrededores de la Catedral, es muy […]