El posmodernismo ha muerto (¡al fin!) - Jot Down Cultural Magazine

El posmodernismo ha muerto (¡al fin!)

Publicado por

 

El pasado 24 de septiembre tuvo lugar un asesinato. En Londres. A plena luz del día. Pudieron presenciarlo en directo por un módico precio. ¿La cita? En el Victoria and Albert Museum. ¿El sentenciado? El arte posmoderno. Al fin…

“El posmodernismo ha muerto” anunciaba el influyente mensual británico Prospect. El justiciero no es otro que una exposición llamada “Posmodernismo. Estilo y subversión”, que da por acabada la época menos fecunda, más acomodada y solipsista del arte. Un arte que ha sustituido la obra por el concepto. Un arte alejado del mundo que lo rodea. Un arte que, como todos los revolucionarios con despacho, terminó convertido en aquello que odiaba: una categoría apoltronada.

Aquel urinario valiente con el que Marcel Duchamp, en 1917, en una galería neoyorquina, mandó al infierno los convencionalismos ha terminado como el meadero de un bar un sábado noche. Casi un siglo después, ya no traga. Él al menos tuvo el mérito de golpear en el acolchado vientre de los bienpensantes. Cien años después, ¿quién se escandaliza por el arte? O incluso, fuera de los circuitos, ¿a quién le importa el arte?

Damián Hirst, sus vacas troceadas, sus calaveras de diamantes, su estudio con 120 asistentes, es el epítome de un arte que no sólo no mira la realidad. Ni siquiera la ve porque no le importa. Como explica Edgard Docx en su artículo en Prospect, “los modernistas como Picasso o Cézanne se concentraron en el diseño, la maestría, la unicidad, lo extraordinario, mientras los posmodernos como Andy Warhol se concentraron en la mezcla, la oportunidad y la repetición”.

De la profundidad a la apariencia, el giro terminó convirtiendo la obra de arte en producto de consumo. “Y en ausencia de criterios estéticos, cada vez se ha impuesto más el estimar el valor de las obras en relación a su precio”, concluye Docx, destripando una ecuación que el propio Hirst ha llevado, esta vez sí, a la categoría de arte.

‘Niños’ colgados de un árbol

Algunos llevan tiempo avisando. Como me explicaba Jean Clair, ex director del Museo Picasso de París,  hace unos años en una entrevista: “Se llegó al control de lo humano a través de proporciones, normas y cánones que duran desde hace 2.500 años. Pero hemos perdido la costumbre de comprender el arte, el contenido moral e intelectual de las obras. Esta pérdida de la noción histórica es catastrófica”.

Zoran Music fue un pintor esloveno, detenido por la Gestapo en Venecia en 1944. Pasó 26 días detenido en un cubículo de Trieste donde no podía ponerse de pie ni tumbarse, y con el agua por los tobillos. Una celda que echó de menos pocas semanas más tarde, cuando lo trasladaron al campo de Dachau. Sobrevivió, pintó y no le quedó duda de qué era el arte: «Lo que importa, en la creación, es saber de dónde viene, qué ha atravesado».

¿Qué ha atravesado el arte contemporáneo? Inauguraciones chics, camisetas con el cuello dado de sí y mucha, mucha postura. De ahí a la impostura sólo queda un paso franqueado ya hace tiempo. Algunos posmodernos se encierran en su fútil y aniñado mundo ñoño y neopop, como Jeff Koons. Tan feliz en su levedad. Otros, como Mauricio Cattelan, capaz de colgar la réplica de un niño pequeño, sí, del cuello, en un árbol de Milán, llevan años redoblando sus esfuerzos en un macabro más difícil todavía.

Ahora incluso Cattelan reconoce que al posmodernismo sólo le queda terminar su epitafio: “El posmodernismo era un juego, un intento de divertirse sobre el abismo y sobre las ruinas volviendo a barajar las cartas. El eslogan podría ser: somos todos sobrinitos de Duchamp […] Todo es juego, todo es arte, para el arte no existe el tiempo. Madonna es como Miguel Ángel. Los trazos de un cómic, como 800 páginas de Tolstoi. Hoy, esta ilusión que encarnaba el posmodernismo, va a ser archivada. Se convierte en catálogo”.

‘Merda d’artista’

El posmodernismo, cuyo nacimiento se sitúa en 1979, cuando el filósofo Jean-François Lyotard lo enunció por primera vez, tiene una proclama fundamental, a ser posible enmarcada con neones: “Todo es arte”. Rompamos los criterios, las convenciones. Pero como explica el crítico Daniel Mendelsohn, en un especial sobre el tema publicado en el diario La Repubblica, “un templo griego y un McDonald’s no pueden estar a la misma altura”.

Los comisarios de la muestra londinense, Daniel Mendelsohn, piden a los futuros artistas que se pongan “al servicio de la necesidad y alcancen el reto de la belleza”. Necesidad y belleza, las dos características del arte desde la prehistoria. Utilidad y estética.  Se acabó el ensimismamiento. Interesa la realidad.

En La cabeza de plástico (Ed. Anagrama), una magnífica novela sobre arte de 1999, Ignacio Vidal-Folch ya pone en boca de uno de sus personajes una declaración premonitoria: “Estamos en un momento en que, no quedando nada por conquistar y profanar, el arte se encuentra triunfador del mundo. Pero, a consecuencia de esa misma victoria, se encuentra también rodeado de tantos cadáveres y absolutamente solo, girando en el vacío, sometido a sus propias jerarquías”.

En esta primera década del siglo XXI, el mundo ha cambiado. Europa se embarra. Estados Unidos pierde la primacía económica. India se dispara, como Brasil. China se recalienta. Y el arte sigue igual. Igual que hace 10 años. Igual que hace 20. Igual que hace 30. Como si en 1961 Piero Manzoni no hubiera empaquetado sus excrementos en 90 latas, etiquetadas y numeradas. Merda d’artista producida hace 50 años. Medio siglo regodeándonos en ese arte posmoderno. Buceando en la misma mierda, manzonianamente hablando.

“Por mucho que muestren cuerpos en agonía o sangre por todos los lados, ya no sorprenden a nadie. Han querido imponernos un arte que culpa a la gente de no entender nada. Como si pretendiesen que amásemos a nuestro banco. Ambas cosas son imposibles”, asevera Jean Clair: “El banquero es un usurero y el arte de vanguardia es aburridísimo”. Descanse en paz.

48 comentarios

  1. Potente artículo. Sí a todo.

  2. Interesantísimo. Un tema para el eterno debate.
    Aunque mucho del arte postmoderno sea producto de la impostura habría obras que merecerían pasar a la historia del arte como maestras. Creo que yo salvaría “For the love of God” (la famosa y controvertida calavera de Hirst), por ejemplo…
    Y si el arte postmoderno ha muerto, ¿qué nos queda hoy? Se me viene a la cabeza alguna obra callejera de Banksy o el Leviatán de Anish Kapoor. Por supuesto, es útil y bello. Pero, ¿qué es la utilidad? ¿qué es la belleza? Y según todo esto, ¿cuál es la finalidad del arte?
    A mí, Hirst, me conmueve, me activa las neuronas y los pulsos como lo hace Hopper, Picasso, Velázquez, Turner, el grafitero Banksy, o Antonio López… Imposible etiquetar al arte, de ahí su grandeza.
    Ahora, los que pusieron la etiqueta deciden que ya es hora de cambiar la catalogación. Habrá que ver que nueva etiqueta colocan. En fin… allá ellos.

    • Paz banksy no es grafitero, Hirst no es artista es empresario y todo lo que comenta que es rescatable y te conmueve no es más que mercancía. y así se ha conmovido a las masas, con mercancías obsoletas que si van a pasar a la historia como las cadenas que mantuvieron el pensamiento de las masas que solo ven por encima tragan y alaban lo primero que les lanzas…..no fue mas que un condicionamiento…si nunca lo hubieran proclamado como arte, si no lo hubieras visto en museos no creo que te hubiera estremecido.

  3. Muy interesante articulo. Hoy, en el Thyssen de Málaga he visto un cuadro de Tápies: un lienzo cubierto de pintura marrón con grietas. Luego, en la Fnac he visto una escultura decorativa en una esquina olvidada del centro comercial que la alberga. Y he pensado… ¿por qué es tan bueno el cuadro de Tápies y esta escultura que me gusta se pudre en este rincón? No lo he sabido. Mi padre se sentó en una escultura del Guggemheim Bilbao porque parecía un banco (era un banco). Se nos va la olla.

  4. Muy interesante, pero dos cosas:

    – Acabo de leer el artículo vía Twitter. Fechad las piezas. Sí, aunque sea indiferente su lectura ahora que hace un año: nada ha cambiado, nada ha muerto ni ha nacido otra cosa. O especificar que es de archivo si lo volvéis a recuperar. .

    – “Necesidad y belleza, las dos características del arte desde la prehistoria”. No estoy de acuerdo. El arte nunca ha sido una necesidad ni útil como se da a entender en este texto. Como si el arte antes del posmodernismo ayudase a la gente con sus penas, los volviese más inteligentes o más justos con sus semejantes. El arte es lo que es.

    • “El arte nunca ha sido una necesidad ni útil…” El arte mi estimado es fruto de una labor intelectual, una necesidad en solo algunos tipos de hombres, es en gran medida una herramienta de documentacion social, es la unica herramienta tecnica mediante la cual el ser humano es capaz de transmitir y expresar sus emociones, nos diferencia de los animales y nos hace recordar que somos diferentes, puesto que es una actividad que no se puede explicar cientificamente.

    • Creo que el arte si es una necesidad y por tanto tiene una utilidad, la explicación de como se cumple tal cosa tiene sus bases en la producción simbólica de los pueblos que la producen. En cuanto a la belleza, esta ha sido desde la antigüedad el resultado de la reflexión y el interés por hacer migrar el símbolo a la producción estética.

  5. Muy buen artículo. Mi opinión es que se le debe dar al creador, toda la libertad para que exprese sus ideas y persepciones de esta vida sin tratar de encajonarlo en un solo casillero. Aunque de todas maneras habra alguien por ahí que botará con una nueva etiqueta y todos tendran que alinearse de acuerdo a las nuevas características…salvo, un que otro conservador que nunca faltan por ahí!!!…

  6. Este articulista propone simple y llanamente una regresión, una involución, y nada más disparatado. Por qué no involucionados, ya puestos, en todo aquello que se nos ha ido de las manos? Además deja muy clara su parcialidad: a él no le gusta el arte posmoderno y POR FIN alguien ha venido a matarlo, a hacer el trabajo sucio.
    No todo el arte actual es feo ni todo el anterior bello. El arte, nos guste o no, va parejo a los tiempos que vivimos, como los conflictos político-sociales, internet, las redes, los videojuegos y películas estúpidamente violentos, etc. Lo que podría proponer el articulista es un poco más de rigor en el mundo del arte y que no todas las OCURRENCIAS Y PARIDAS sean consideradas propuestas artísticas.

  7. Decir que el arte muere es como decir que el ser humano muere. El Arte forma parte del artificio que es la Cultura. ¿Sería posible un mundo sin imágenes, sin relatos, sin música?….la respuesta es claramente: NO.

    Lo demás es rellenar artículos de blogs, comentar en foros más o menos interesantes,…el arte es la epidermis que nos rodea y que necesita ser expresada.

    Cambiará, eso sí.

    Ars longa, vita brevis.

  8. El autor no dice que el Arte ha muerto, sólo el posmodernismo.

    Desde ahí uno se da idea del nivel de comprensión lectora…

  9. Lo que me causa prurito no es la diatriba alrededor del arte. Es que tengan que ser londinenses los “comisarios” con la autoridad para las declaraciones.

  10. Yo siempre he dicho que el arte moderno no es otra cosa, mas que una excusa para la falta de talento o de esfuerzo, o como bien lo ha sabido decir Jean Clair, “Han querido imponernos un arte que culpa a la gente de no entender nada”.

    • Totalmente de acuerdo. Lo de “sin sfuerzo”, 100%. “Pongo un palito con una cinta plástica, una roca, alguna barbie preferiblemente deteriorada… y ya está! Y el que no lo entienda es un imbécil sin cultura que no se merece mis likes en su facebook”. A ese nivel de genialidad ha llegado el arte.

    • A mí lo que me parece falta de talento o esfuerzo es pensar que lo que no entendemos no es bueno. Es más, la mayoría de los que aprecian ese arte ‘bello’ del pasado, tampoco lo entienden, simplemente aprecian la habilidad técnica que el artista desarrolló y que otros no tienen. Hay obras cuya técnica no termina en algo que todo el mundo pueda alabar (de nuevo, por su técnica), pero eso no significa que el artista no tenga talento o que no se esfuerce, ni mucho menos que la obra no pueda apreciarse y valorarse por algo más que su ‘belleza’ o su falta de ella. La obra siempre es la punta del iceberg de todo un proceso que, sinceramente, nunca es fácil. Requiere conocimiento, años de estudio, experimentación y trabajo. Los artistas que llegan a reconocerse no surgen por generación espontánea ni por golpes de suerte, sino porque verdaderamente han llegado (en la mayoría de los casos después de años y años y años de trabajo) a producir algo de interés. A lo mejor no del tuyo, ni del de la mayoría de la gente, pero sí el de muchos que están abiertos a leer otro tipo de códigos, o a entender las cosas en un contexto mucho más abierto que el de la pared de un museo de la que deban colgar cosas ‘bonitas’.

      Creo que el error está en pensar que todo el mundo tiene que interesarse por el arte. En lugar de ofuscarse por el arte contemporáneo, o de cabrearse cada vez que se va a un museo y refunfuñar con que ‘esto lo haría mi niño de cinco años’, habría que hacer un ejercicio de honestidad y plantearse simplemente que no está dentro de nuestros intereses, y que lo que a lo mejor nos gusta son las manualidades y la artesanía (cosas bonitas y bien hechas técnicamente), pero no el Arte, ni sus códigos, ni sus planteamientos. A mí no me interesan especialmente las publicaciones científicas, y soy consciente que no tengo el conocimiento suficiente como para entenderlas del todo si las leo, pero eso no me legitima a pensar que los científicos son unos caradura tomando el pelo a todo el mundo.

  11. “…Medio siglo regodeándonos en ese arte posmoderno. Buceando en la misma mierda, manzonianamente hablando…” Y lo que nos queda por ver, queridos…

  12. Me gustaría recibir sus artículos !,muy interesantes

  13. Que posmoderno eso de “***** ha muerto” en realidad nada ha muerto, vivimos en un una época de reciclaje estetico , y no es ni bueno ni malo , solo es. Un buen análisis del de venir artístico de estos tiempos no dictamina de forma arrogante que debe o no debe hacerse en el arte. Como si el arte se redujiera a lo que hay en los museos , pero que anticuada mirada. El arte esta trascebdiendo , intentando bajar de esos pedestales y tu vienes a decir a dictaminar que es arte y que no. El artista del futuro será democrático, colaborativo y funcional a las necesidades críticas de la sociedad.

    • “Un buen análisis del de venir artístico de estos tiempos no dictamina de forma arrogante que debe o no debe hacerse en el arte.” Coincido, aunque después pones: “El artista del futuro será democrático, colaborativo y funcional a las necesidades críticas de la sociedad.” Creo que hay un poco de contradicción ahí… Por qué democrático? Por qué colaborativo? Por qué funcional? Me parece que ahí también hay dictamen

    • De acuerdo que nada “muere” (ni siquiera lo “anticuado”) pero es verdad que el arte ha entrado en períodos de baja estima por el acto creativo y el objeto artístico. El discurso posmoderno se ha vuelto un paladín de un tipo de práctica “artística” que más bien se parecen más a acciones políticas o de mercado, tan intelectuales que son inentendibles y aburridas. Por otro lado, son los que se cobijan de posmodernistas quienes han proclamado la muerte del arte y de las disciplinas que consideras anticuadas. ¿Arrogante, quien?

  14. Yo rescato algo de lo que citas de Edgard Docx, esta parte de que antes se buscaba la maestría, la unicidad, lo extraordinario. Me parece que probablemente mucho del resentimiento y disgusto hacia lo que, queramos o no, es arte, arte posmoderno, viene de la falta de esta unicidad, y no en el arte, sino en la sociedad. Las personas se disgustan por ver que a alguien le atribuyen el categorizar lo común como arte, pero no se preocupan por hacer algo más. Con esto también puedo decir que discrepo de Roser al comentar que el arte no es necesidad, pues considero que teniendo el posmodernismo quizás si podamos decir que es una necesidad, una necesidad social y por ello quizás también el arte de nuestros días se encuentra allí, porque no buscamos más allá, porque nuestra necesidad por tener un arte que se desenvuelva en nuestro tiempo tal vez es tanta que aceptamos lo primero que nos pusieron enfrente. Me declaro fan del posmodernismo pero debo admitir que la extraordinariedad y unicidad que encuentro en las obras de arte de tiempos pasados, actualmente la encuentro más en rubros que no son clasificados como arte, aún.

    • Leí varias veces esta opinión porque me gustó mucho. Creo que el arte no es mas que las ganas o la voluntad de que eso exista, de que algo sea artístico. En las cuevas el cazador era el artista, sólo hace falta que los cazadores vuelvan a hacer sin preguntarse qué es arte.

  15. Occidente está en decadencia cultural: mierda, cuadros deformes y disarmónicos, ruido en vez de música, disonancias y “cultura” pop. ¡Ja! Madona es como Macodonals, basura en la historia. Yo usaría el arte posmodernos como baño, tal vez. Repito, Occidente está en decadencia profunda.

  16. Todo se soluciona cuando dejas de esperar que el término ARTE haga honor a unas pretensiones que son nuestras, pero que delegamos en terceros; en este caso en el término mismo.

    Es como cuando culpamos a la sociedad de todos nuestros problemas, comos si ésta fuese un ente con capacidad de decisión.

  17. Como siempre, las autoridades del arte llegan tarde con sus anuncios. Dicha defunción ya quedo patente en la calle hace mucho. Como reflejo de la realidad q se ha vivido y se vive, se dio esa regresión de la que hablais y el posmodernismo en paralelo a las burbujas especulativas estallo o por lo menos se aparto la mirada del mismo. Y apareció el poor Art (basquiat) o por decirlo de alguna manera un arte mas primario, como el que se pintaba en las cuevas o en las primeras civilizaciones, una suerte de jeroglíficos o pinturas rupestres que hablan de nuestra cotidianidad de que estuvimos aquí y aora y ese momento permanecerá eterno para quien lo redescubra. Ideas mas simples y menos pomposas pero no peores, y esta tomando su propio camino. Me pregunto, porque todo tarda en ser oficial? Supongo que la respuesta es que nos dejan experimentar y luego se adueñan de los resultados… Es difícil ser visionario y muy fácil crear sobre los cimientos que asentaron y consolidaron otros…

  18. Pero ¿que es el arte….aparte de morirte de frío?. Yo pinto algo en un papel ¿y es arte? ¿si lo pinta Decan…entonces sí lo es? ¿aunque casi sea lo mismo?.Si pinto manzanas tal y como son, ¿es clasicismo? y si las pinto sangrantes ¿es posmodernismo?, ¿¿podemos decir entonces que la sangre es posmoderna y las manzanas son clásicas? ¿o es la mezcla? ¿pero es arte? ¿quien lo juzga, otro artista…un “entendido”…el público…el dinero?.
    De joven me dijeron…dibuja lo que tú quieras…pero que sea artítico, y desde entonces me dedico a la fotografía ¿posmoderna? ¿clásica? ¿pictoralista?…¿?

    • Arte es transmitir emoción y técnica usando un soporte. Eso es lo que he escuchado de los que siguen buscando afinidad con una obra, y es lo que me gustaría realizar para esta cultura.

  19. Bravo. La historia del arte de los últimos 100 resumida en instantes de lo que pronto solo será cenizas o recuerdos en catálogo. Bravo de nuevo.

  20. Ya lo venimos diciendo hace años y réplicas y amenazas hemis recibido por publicar en redes sociales AGU, CAMPAÑA DE PREVENCIÓN CONTRA LA EPIDEMIA DEL FALSO ARTE, que pueden ver en aguandresovalle. WordPress.com

  21. Ojalá que no haya tantos agónicos que pretendan aletargar la muerte de esta corriente artística. Había muy buenos creadores, creativo y talentosos, pero también había pésimos artistas que cobijados por el postmodernismo pretendían vendernos basura. Creo que es una corriente artística que oculta tanta mediocridad artistica que debe desaparecer para dar cabida a algo más bello y necesario.

  22. Es una verguenza el manoseo de tanta critica y curadores comercializados intentando estupidizar mas al espectador.Esto incluye a algunos museos Siguiendo estos juegos y el dinero por el “arte facil”… Basura !!
    Una legion, sin contenido, nada sutil, sencillo, profundo y estetico.
    Ignorancia absoluta de rigor, de valor y los contextos los que sean pero que complenten un espacio de la realidad.Se ha seguido un juego que no afecta al Arte, por supuesto, pero si ataja a muchos artistas creadores y honestos que no andan detras de lisonjas, y aspiran solo a denunciar o construir en su vision un espacio, una soledad, una eternidad un momento. El arte, sobrevive a todo y la basura tiene sus horas contadas como el arte posmoderno una estafa, una legitima mediocridad.

  23. Pues las epocas son asignaciones que el pensamiento del hombre determina como tales.Las dinamicas artisticas son dinamicas que se contienen asi mismas como portadoras de su propia contemporaneidad.La realidad se percibe en razon de su movimiento,en su desaparicion,en su constante cambio.La superproduccion industrial aniquila la produccion quieta de un arte que se reciste a cambiar.Todo cambio es una negacion que afirma y el arte posmoderno no es mas que una dialectica que se crea en el devenir de la historia sin historia.En la velocidad que crea consumos ciegos.Lo que se ve no se impone ,sino, que se muestra con un sentido critico.Si la obra de Arte se entiende como una mercancia ,solo es una mercancia cuando se convierte en mercancia culturizada.Nadie se salva del mercado alimento.Ahora dentro de toda manifestacion artistica hay cosas que pueden que no lo sean.Todo depende de la cultura con la cual ves las cosas.Hay que recorrer mucho trecho parta entender la posmodernidad.No es una cuestion superficial.Y cuando el sesgo existe los gustos se incomodan.

  24. Creo que en este magnifico y esperadísimo articulo, queda tocar el tema de los comisarios artísticos , críticos y coleccionistas que han alentado tanta vulgaridad durante tanto tiempo.
    Personajes que han pretendido tener su momento de gloria ,ensalzando con palabras vacías y rebuscadas o a golpe de talonario, un absurdo que no tiene pies ni cabeza
    A costa del arte, a costa de los artistas que luchan para sacar su obra adelante y que durante todos estos años se han encontrado con las puertas cerradas simplemente por no estar de acuerdo con la mediocridad intelectual de quien se define como “entendido en arte”.

  25. Este artículo es enórmemente retrógrado y conservador. Criticar todo el arte posmoderno escogiendo a personajes como Koons o Hisrst, que tienen poco o nada de artistas y mucho de especuladores capitalistas, es de una falta de criterio que sólo demuestra la ignorancia del autor respecto al arte de sus propios días. Sería como hablar de cine poniendo como ejemplo la pornografía barata que consume por internet. Afirmar que el arte posmoderno es aburrido o no habla de grandes valores muestra sólo un prejuicio y una absoluta falta de interés por el arte que hoy se produce. Se nota su preferencia por el arte del siglo pasado o anterior. Y no se da cuenta de que el arte del canon es igualmente objeto del mercado capitalista.

  26. De todo lo comentado, me llama la atención la ignorancia que todavía rodea a la famosa obra de Manzoni, que es quizá una de las joyas más incomprendidas de su tiempo y del nuestro, una crítica mordaz tanto a la religión (la transubstanciación) como al propio arte.

  27. Cuando estube en la escuela le pregunte a mi Maestro de Dibujo ¿Maestro que pinto? y el me respondio Pinta lo que Quieras lo que te nasca de tu alma.

  28. el posmodernismo ha muerte en el deseo

  29. Desde los diferentes tiempos, el arte es una constante manifestación del hombre, e implica la comprensión de complejos procesos estéticos,intelectuales e institucionales,pues hoy se entiende como una forma de pensamiento que implica una dimensión artística y estética, así como una manera de entretejer campos conceptuales que cuestionen la realidad social.

  30. Pues ni tanto ni tan calvo, el autor parece ni manejar del todo bien el concepto de posmodernismo y se le percibe una animadversión que daría para impugnarlo como miembro de un jurado. Si el arte conceptual ha de morir, pues que muera, pero el mundo es tan grande y tan diverso que cuatro autores ya bastabte desfasaditos no van a hacer nada en su contra. Además, ya hace bastante tiempo que lo están matando y nada que muere. Lo que también olvida es que junto al conceptual, siempre siguió habiendo arte de todo tipo, figurativo y abstracto y todo lo demás. Por nombrar las cuatro cosas más polémicas, no se va a abarcar todo el conceptual. Así que de morir……Y sí, seguro que volveremos a los órdenes y al concepto hegeliano de la estética….sí…..sí….

  31. Este artículo, paupérrimo, está escrito de oídas. Duchamp no presentó su urinario en una galería, sino en una exposición de artistas independientes que se orgullecía de no tener jurado ni seleccionar obras. Duchamp es recuperado en los 50 y finales de los 60, no tuvo un impacto inmediato. Y el posmodernismo en arte empieza claramente antes de Lyotard. Es precisamente, una condición, no un estilo que dejar atrás, por lo que estos llamados al orden son absurdos.Es como pedirle a una sociedad descreída que, forzadamente, vuelva a creer en dioses. No se puede. Es una situación histórica.

  32. Todos los momentos están lleno de bellezas y de estafas, normal. Supongo que la defunción de ese arte postmoderno, el nos ha tocado generacionalmente a muchos, se explica por las necesidades del mercado. Lo que se agotan son los tics, los amaneramientos, las apariencias. El mercado alimenta las modas, los trends y todas esos afanes del consumo y la especulación. Muchos son los inversores y mucho el dinero que blanquear. Y bueno, el valor de lo que sale a bolsa depende dramáticamente de las opiniones autorizadas, imagino que espúreas. A los que perseguimos la belleza y a los que la disfrutamos no nos preocupan esas mierdas, no hay miedo.

  33. Ahora es el turno del movimiento de arte oscuro / surrealista: http://www.macabregallery.com

  34. EL ARTE, evidentemente no se puede catalogar, pero evidentemente, no todo es ARTE, mientras dejemos el arte en manos de usureros, galeristas que obligan al “artista que deben pintar” esto se ha ido de las manos, cuantos artistas se han quemado las pestañas pintando y no se conocen, cuantos políticos y accesores no han admitido obras para los museos de los ayuntamientos locales o provinciales, se nos ha ido de las manos y difícilmente podremos acabar con esta Idra

  35. A ver si es verdad que se acaba ya el posmodernismo. Que me muero de sed.

  36. estas confundido.
    los conceptualistas pertenecen al modernismo.
    Justamente el posmodernismo es rescatar y alojar todo tipo de representacion sin valorar ninguna por encima de otra. Otra cosa es la burbuja llamada “contemporanea” coludida con el especulativo mercado financiero del arte: eso si es el vestido del emperador, pero no tiene nada de posmoderno.

  37. Estás confundido.
    Los conceptualistas pertenecieron al modernismo.
    Justamente, el posmodernismo es rescatar y acoger todo tipo de representación, sin valorar ninguna por encima de otra. Otra cosa es la burbuja llamada “contemporánea”, coludida con el especulativo mercado financiero del arte: eso si es el vestido del emperador, pero no tiene nada de posmoderno.

  38. El arte posmoderno ¿es arte?, el arte moderno (contemporáneo) ¿es arte? Da igual lo que sean o no sean, porque para eso están los críticos y los comerciantes del arte que lo dirán o no. En todo caso siempre les interesará no descalificar ninguna obra, porque esas obras son el fundamento de su salario. Ellos saben muy bien cuales obras son arte y cuales no, si es buena ira al museo y si es mala también. Así que, señores ya va siendo hora de que se pongan a estudiar Arte y Critica del Arte, si no quieren que les den gato por liebre.

  39. El artista no está aislado de la sociedad de su tiempo ni de los valores culturales predominantes.
    Tenemos, por tanto, una sociedad y una cultura posmoderna que giran en torno a un vacío existencial profundo, un hedonismo radical y una nivelación por lo bajo de todo aquello que debería valioso. En consecuencia el arte posmoderno no refleja sino el vacío de las sociedades desarrolladas.

    http://www.hijosdelposmodernismo.es

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies