Marcel Gascón: El peligro del 15-M

Publicado por

Cientos de indignados cortan de nuevo el tráfico en el centro de Madrid. La Policía debe disolver la concentración. Unos cuantos miembros del 15-M intentan entrar en el Congreso. Sólo unos cuantos lo consiguen, alquilando ropa cara entre bromas clasistas que El País celebra debidamente. Entregaron a la cámara un manifiesto, que parece el resultado de poner la grabadora junto a los cafés en un bar de asociaciación de barrio. Después se lo dieron al diputado Llamazares, aunque dicen que tampoco lo representa. Llamazares se lo entregó a Zapatero y lo leyó en el Congreso.

Más de dos meses después de su celebrado parto, las brasas del 15-M siguen bien vivas. El movimiento organiza marchas a pie, sigue cortando calles y organiza asambleas sentadas en lugares públicos, siempre por cauces ilegales. Las semanas de trabajo y reuniones, las tan cacareadas posibilidades de las redes sociales, el apoyo mediático y el de un premio Nobel y los guiños culpables y electoralistas de la clase política no han servido para que articulen mínimamente su discurso y concreten su acción. El texto entregado en el Congreso carece de ideas aplicables y no insinúa una sola solución.

Decíamos que las brasas del 15-M siguen encendidas, y es muy probable que lleguen sin extinguirse a las elecciones generales. Tienen a favor lo poco exigido que es protestar contra el poder, que no pide más que un grito y cuatro lemas, siempre está bien visto y parece necesario al primer error de la dirigencia. La dirigencia falla, porque actúa. La indignación, en cambio, es infalible. Sobre todo cuando es orgullosamente visceral como ésta. Para que los rescoldos duren hasta las elecciones cuentan también con el entusiasmo del establishment más simpático al pueblo. Todo será mucho más fácil si Euronews les sigue dedicando No comments. Y está también el mismo paso del tiempo, que en vez de desgastarles acentúa su condición de resistentes.

La campaña electoral permitirá volver a hacer fuego de las brasas. Volverán a tomar las plazas entusiastas y vigorosos y dirán que los políticos no cuentan con la excusa de lo inmediato, como en aquellas municipales. Llevamos un año indignados; si no han dado soluciones es porque no han querido.

Y ante una eventual victoria de la derecha el 15-M se encontrará ante su momento más peligroso.

Aupado al Gobierno por las urnas, Rajoy se enfrentará al dilema ante un movimiento reforzado por el triunfo de su enemigo natural. Continuar con la laxitud socialista -que difícilmente habrá cambiado en tiempo de campaña- o hacer cumplir la ley y dar el primer aviso de que el cambio va en serio y el rigor que puede sacar a España de su postración económica y moral ha vuelto a la vida pública.

Si no hace nada habrá perdido la calle -y con él todos los ciudadanos- para toda la legislatura y cualquier recorte, reforma liberal o ley impopular darán barra libre a sindicatos y colectivos sociales para la protesta à la grecque.

Si actúa con la esperada firmeza el 15-M estará ante su escenario ideal, con un gobierno del Partido Popular coartando su indignación en clara muestra de la naturaleza antidemocrática de la derecha. La escalada de tensión interesada puede ser larga y terrible y el Estado de Derecho sólo saldría victorioso si se defiende con determinación y contundencia sostenidas.

Son conjeturas, pero ¿a quién le parecen descabelladas? Si el callejón llega a tener difícil salida habrá que agradecérselo a quienes aquellos días de mayo permitieron que no se cumpliera la ley.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

One Comment

  1. Hay más concreción en el moleskine universitonx de cualquier yogurín asambleario del 15-M que en todos los borradores de la «alta alcurnia» intelectual y mediática que nos gobierna; desde el barbudo ceceante con cuadernillos de caligrafía Rubio para el verano hasta la joven promesa octogenaria del «socialismo» oficial (y de los mercados, esos entes sin siquiera web oficial, ya ni te cuento).
    Que está muy bien poner deberes a la ciudadanía mosca, pero hay que joderse con la criba que le aplicamos a la élite de pasta y cargo oficial, esos que nos están poniendo la rectal cual bandera nipona sin necesidad de ningún programa que echarle a la turba.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.