Tsevan Rabtan: El énfasis

Publicado por

Hace poco escribí, en “el taxi del intelecto”, que no había independentismo sin nacionalismo. Que las personas que defendían exclusivamente por razones “económicas” una operación tan peligrosa, dudosa y costosa, como la secesión de un país como España (que, pese a sus importantes defectos es una democracia en la que existe un respeto razonable a los derechos fundamentales y políticos, tiene un nivel de vida que nos sitúa entre los países ricos y es miembro de la Unión Europea) estaban ocultando sus auténticos motivos. Que su postura era una especie de maskirovka; que, leídas y viajadas, les avergonzaba lo de la patria y la lengua y tal, y preferían vender su independentismo por razones prácticas, aunque parecieran personas egoístas y cínicas.

Hoy, tras leer el artículo de Cristian Campos en esta misma revista, he descubierto (¡oh sorpresa!) que sigo pensando lo mismo. España es una mierda y Cataluña es una mierda, pero menos, nos dice Cristian. Por eso —insiste— si me preguntan los soberanistas les preguntaré qué me ofrecen. Tal cual. Como si fuesen papá y mamá y Cristian estuviera negociando qué le van a comprar si saca buenas notas. Y parece que lo fueran, ya que cree que los demás nada tienen que decir y se comportarán como aristócratas ingleses tras perder un partido de tenis. Me recuerda a uno de esos ilusos que creía que bastaba con declarar la propiedad pública de todo para que los obreros y campesinos fueran cantando a las fábricas y granjas a producir y producir hasta conseguir en un par de generaciones, a lo sumo, el paraíso socialista. Y ahí le veo, pensando en gente que cruza las fronteras o en ventajas fiscales o en el secreto bancario. Verdaderamente asombroso e hilarante.

No veo manera de articular un discurso frente a las razones de Cristian Campos, porque tras leer su artículo, creo que, en este asunto, es inmune a la complejidad y a la realidad. Creo que su artículo es una máscara. Más aún, creo que ese derroche de palabras, ese énfasis, es una demostración de falta de convencimiento, como lo demuestra esa coletilla final, que nos avisa de que finalmente es algo que no se conseguirá. Generalizando, creo que es inútil intentar convencer, a los catalanes y al resto de españoles que minimizan las graves consecuencias de este sainete en el que nos estamos metiendo por la irresponsabilidad de unos cuantos, de lo estúpido que es destruir, supuestamente para construir.

Nos enfangaremos, como tantas veces hicimos antes, para nada. Como esos que dicen que se quieren divorciar, pero solo piensan en lo jodidamente infeliz que será el otro sin él.

Y ni siquiera les puedo mandar a tomar por culo, ya que han tomado la iniciativa.

 

 

 

 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

34 comentarios

  1. I agree.

  2. Fulgencio Barrado

    Mantienen los psicólogos que los seres humanos, como animales sociales y de reproducción sexual que somos, necesitamos vernos a nosotros mismos mejor de los que somos, y eso nos hace muy malos jueces de nosotros mismos. Por supuesto carecemos de objetividad.
    Lo bueno de esto es que si conoces el dato y lo das por cierto, te puedes acercar un poco a esa objetividad deseada por todo aquél que busque la verdad, no “ganar el debate”. Las discusiones las puede ganar el más erudito, el más inteligente, el que tenga más “amigos”…, pero no lo hace acercarse a la verdad.
    Pues bien; los independentistas catalanas parecen ignorar tal dato y se erigen en jueces de sí mismos y de los demás; quieren decidir quién es el buen catalán, el mal español…, y por supuesto juzgan lo catalán como superior a lo español. Porque no nos confundamos, nadie que niegue a otro lo considera igual o mejor, siempre es porque lo considera inferior.
    Para ejemplo basta el del Sr. Campos y sus prejuicios hacia lo español, pues parece ser que el gobierno catalán ha sido totalmente ajeno al “mal gobierno” que nos lleva a donde vamos. Se permite expresar opiniones sobre “lo español” que si las hiciese otro sobre “lo catalán” seguramente provocarían sus reacciones más iracundas; y desde luego sería acusado de desconocer “lo catalán” y de juzgarlo desde “lo español”, como si lo que él estuviese haciendo no fuese juzgar “lo español” desde “lo catalán”.
    Es de locos este tema del “yo quiero ser…, ¿mejor?”

  3. Cristian Campos

    Pues por supuesto que hay independentismo sin nacionalismo, don Tsevan Rabtan, por supuesto. A ver si va a coincidir usted ahora con esos nacionalistas catalanes que creen que todo el que les lleva la contraria es un nacionalista español.

    • Hay una diferencia: yo ya soy ciudadano español, de un Estado llamado España, reconocido por todos los países de la ONU y miembro de la UE. Yo no tengo por qué ser nacionalista o independentista, como es obvio. Puedo no serlo, porque mi ciudadanía es real.

      • Cristian Campos

        Usted es una persona inteligente y sabe que su respuesta es una trampa conceptual que conduce a una espiral lógica. Habla de los Estados como de una burbuja de realidad dada e inmutable, fruto de una continuidad histórica legal impoluta, que sitúa a miles de personas con aspiraciones perfectamente democráticas y no violentas en la periferia del «nacionalismo». Pero esa continuidad histórica que usted reclama se ha roto muchas veces a lo largo de la historia. Para empezar, durante la Transición española. Que yo sepa, la legalidad franquista no permitía la celebración de elecciones ni mucho menos la posibilidad de unas Cortes Constituyentes. En algún momento de ese proceso hubo una ruptura de la legalidad para llevar a cabo algo no previsto en ella, ¿cierto?

        Y entiendo perfectamente la diferencia entre la legalidad franquista y la de la España democrática. Lo que quiero decir es que esos procesos de ruptura de la legalidad no son tan extraños ni tienen por qué ser siempre violentos. Creo que usted también entenderá la diferencia entre la ruptura de la legalidad para la creación de una nueva realidad política democrática legítima, es decir no amparada por la estricta literalidad de la norma pero sí por su «carga moral», y la ruptura de la legalidad para la consecución de un fin 100% ilegal… e ilegítimo.

        • Lo que dice se sale de la cuestión, pero ahora le contesto. Eso sí, antes doy por sentado que admite usted que yo, que parto de algo que existe, no tengo por qué ser nacionalista, aunque piense que los que quieren una secesión de una parte de España sí lo son. Esto es lo que decía y mantengo. Más aún, yo no tengo problema en disolver España en algo más grande o mejor, si una mayoría está de acuerdo. Yo dejaría de ser español para ser europeo. No lo haría para ser castellano (o catalán).

          En cuanto a lo que usted comenta, también lo dije en twitter: sólo admito un independentista no nacionalista, el que quiere independizarse si los demás -en este caso todos los españoles- están de acuerdo. Porque sólo un proceso así puede ser constructivo.

          Algo sé de historia. Sé que un proceso como la secesión catalana puede producirse. Y sé que puede ser pacífico. Ahora bien, puede ser pacífico, pero hostil, si no se cuenta con el resto. Y en ese caso -sin llegar a ningún tipo de violencia- el resultado también puede ser catastrófico. Como romper lo que existe para producir más miseria, incertidumbre y pobreza me parece un dislate, de ahí deduzco que quien está dispuesto a correr ese riesgo ha de ser nacionalista. Además, siempre se plantea esto sobre algún tipo de entidad previa, definida de alguna manera, y esa manera no es el dinero. No, la secesión siempre incluye partes del territorio pobres y no se plantea dejarlas fuera.

          Insisto: todo esto me parece una frivolidad. Peligrosa e innecesaria.

    • Fulgencio Barrado

      El independentismo sin nacionalismos es el de los hijos que se van de casa. Decir que Cataluña es una nación independiente y a continuación que no se es nacionalista es un oxímoron.
      A no ser que la independencia que estás defendiendo sea exclusivamente la tuya ¿?.

  4. Juanjo

    Campos down!

  5. Comparto la posición de Tsevan, ya en alguna otra ocasión me he referido a la imposibilidad de razonar ante el fanático, y lo que muestra Campos es poco más que fanatismo. Lamento, como apunta Tsevan, la insensibilidad ante el desastre económico a que nos empujan, esa festiva ilusión por llevarnos a la ruina. Me parece irresponsable montarse en esos tanques imaginarios y rumiar románticos destinos cuando lo que está en juego, en la supervivencia de nuestro estado, son prestaciones para cinco millones de parados, asistencia sanitaria, pensiones para jubilados e incapacitados, sueldos públicos, el orden, y al fin la paz, por qué no. Destruida la seguridad jurídica por un pronunciamiento independentista ¿cómo demonios se sostiene un solo mes este tinglado? Pregunte a esos líderes como, al día siguiente del alzamiento nacional, van a pagar las prestaciones por desempleo, los sueldos, las medicinas, las escuelas, las pensiones… Pero, en fin, si a Zapatero vino a cogerle del cuello el mismísimo Obama, no pierdo la esperanza de que a Oriol Puyol se le aparezca la Virgen (y a Cristian Campos se le aparezca Obi Uan Kenobi)

    Un saludo Tsevan

  6. A muchos aquí no les gustan los alegatos independentistas, ni cuando vienen de reputados no nacionalistas como Campos. Efectivamente se puede desear la independencia y no ser nacionalista. Negarlo es simplemente un acto de fe maniqueista.

    • Fulgencio Barrado

      Pues ya nos esplicarás como se puede defender una nación independiente sin creer en esa nación.

      • Defender que Catalunya es una nación no es ser nacionalista. Es conocer el término nación.

        • Conozco el término nación, pero tu pareces desconocer el término nacionalista-nacionalismo.

        • Horacio

          Cataluña es una nación en la medida en que lo es Navarra. O Murcia. O Baleares.

          Todo es una inmensa frivolidad. Una pantomima.

          Dejémonos de tonterías

  7. Eso de mirarse al ombligo gusta un montón pero, en lo que a independentismo se refiere, no somos tan especiales. Te das una vuelta por la Bélgica valona y la flamenca y se te pasa el ensimismamiento.

  8. Yo pensaba que tras los anarcocapitalistas y los nacionalbolcheviques ya no vería nada tan gracioso en política, pero lo de los independentistas no nacionalistas es buenísmo.

  9. Enmascarado

    La defensa de la inamovilidad de las fronteras del increíble imperio menguante no requiere de ni un ápice de nacionalismo.

    Lo que es, es lo que debe ser, y ademas está reconocido por la ONU, la UE, y aparece en los mapas, que son la realidad. Y uno no debe luchar contra la realidad.

    Es de cajón.

  10. bolaño

    CCampos trata de sortear el ‘principio de mediocridad’, para ‘épater’, y no se recata en decirlo.
    Bien apreciada la máscara. Pero su insolencia es divertida, a ratos (el secreto bancario, ‘…ben trovato’).
    Saludos.

  11. PepeMálaga

    La diferenciación entre votar «con las manos» y votar «con lo pies» a mi me parece todo una diana por parte de Campos. Y lo digo porque es lo que veo a diario.

  12. Carina

    Tal vez habria que tratar de entender lo que pasa no pensando en terminos de nacionalismos ( que suena muy mal en Europa) sino en terminos de identificaciones. Todos los seres humanos necesitamos identificaciones, y las que elegimos no pueden ser forzadas por otros. Pareceria que la identificacion con Espania no logro construirse del todo en Catalunya. Los ideales demasiado universalistas, que prefieren ignorar las singularidades, tienen tambien sus riesgos. En general sucede que estas singularidades vuelven con mas fuerza y dificultan la posibilidad de encauzarlas.

  13. Quevedin

    Yo le digo que este Groupon viene muy bien. Viendo el anterior artículo de Tseva, uno se relaja, echa unos tiros, por cuatro duros.
    http://www.groupon.com/deals/bear-arms-shooting-range-1

    Y ahora para algo más en serio. Leyendo su crítica, me vino a la mente un clásico de los 80. Diplomaitic Inmunity.
    http://youtu.be/dC7vbK_UoOg
    http://youtu.be/kwC_IaY3BmY
    Lo de Vidal Folch, inenarrable. Que Alemania no da cifras, mamiña!!! No da pocas
    El Deutsche Bank y el IMF lo cuentan aquí
    http://www.dbresearch.com/PROD/DBR_INTERNET_EN-PROD/PROD0000000000273969/German+finances%3A+Federal+level+masks+importance+of+L%C3%A4nder.pdf
    http://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2009/wp09124.pdf

    Y luego con mucho más detalle el propio BundesFinanzMinisterium
    http://www.bundesfinanzministerium.de/Content/DE/Downloads/Broschueren_Bestellservice/Bund-laender-finanzbez-2010-en.pdf?__blob=publicationFile&v=5
    http://www.bundesfinanzministerium.de/Content/DE/Standardartikel/Themen/Oeffentliche_Finanzen/Foederale_Finanzbeziehungen/Laenderfinanzausgleich/Vorlaeufige-Abrechnung-des-Laenderfinanzausgleichs-fuer-das-Jahr-2011.pdf?__blob=publicationFile&v=4

    Es un poco lío pq hay 4 niveles de ecualización, y hay ecualización vertical y horizontal, y mi alemán no es muy bueno, pero al final Baviera (BY) paga de sus ingresos (capitulo 2) una ecualización (15.15) del 10%.

    Es cierto que los estados ricos se rebelaron ante la corte de Karlsruhe, pero creo que les dieron buenas palabras y poco más (al menos por el momento).

    • Siento no ser muy diestro en la economía alemana. Me podrías explicar un poco mas en que consiste la «ecualización del 10%»?

      Gracias!

      • Quevedin

        Querido Joan

        Yo tampoco soy economista. Y como te digo, mi alemán tampoco es muy bueno, y tampoco soy experto en finanzas, y todo esto de las balanzas fiscales es complicado. Me entero mejor de los documentos en inglés. «Ecualización» es como traduje, literalmente del inglés, no sé cómo sería el palabro castizo («transferencias igualadoras?») Lo explica bastante bien el documento del DB a partir de la página 8. Al final, Saarland (el estado más pobre del Oeste) recibe, per cápita, 2000 euros, y de ahí para arriba (gráfica 11, doc. DB)
        He encontrado también esto que lo explica más http://www.fnf.org.ph/downloadables/Reform%20Financial%20Scheme%20Germany.pdf

        A lo que me refería con el 10% es a lo siguiente. Divide la línea 15.15 del 4º documento que adjunté, que es el neto que perciben o reciben entre lo que quieras, la línea 2 (que es el «WAGe TAX», el impuesto sobre las rentas del trabajo), o sobre la 15.1 (Capacidad financiera), y verás que estados como Baviera (BY), Hesse (HE) o Baden-Wuerttemberg (BW) transfieren más de un 5% de lo que recaudan, y en algunos casos más del 10% (he hecho las cuentas rápido). Estos estados se quejan, claro.

        • Quevedin

          Con esto digo que todo esto que se habla del expolio, de que esto no pasa en ningún lado y tal, y que el federalismo es la solución, pues como que no. Depende de como esté montado, pero en general hay una gran solidaridad interterritorial. Al menos en Alemania. En Australia lo miré y era parecido.

          • Muchsísimas gracias por la respuesta Quevedin!

            De todas maneras, si que es cierto que las inversiones en Alemania van acorde con la participación de cada federación al estado (ahora mismo no encuentro el artículo donde lo explicava). Se tendría que tener en cuenta este tema en el famoso «expolio»?
            Escuché hace un par de días a Montoro diciendo que, otro año mas, las inversión en infraestructuras del gobierno en Cataluña estarían por debajo de lo pactado…

            De todas formas, muchas gracias otra vez por la aclaración!

            Saludos!

  14. A mí cada vez más eso de ser nacionalista, como lo de ser creyente (o, a la inversa, pretender ser ateo) me parece una cuestión de la condición humana, constitutivo de estas cosas que somos los monos pelones. Creo yo en mi yo? Pues en gran parte, sí. Y no tengo más huevos. Ahora, a la vez, parte de mi sabe que yo no soy ‘el yo’. Antanho Dios, más tarde la Nación, hoy mi Yo (obvien la cronología, es un decir). Se trata de creer en Uno, en el Todo. Estamos pringados aunque no del todo, porque a veces hay vislumbres de que esos ideales son mentira (en cuanto que pretenden ser verdad).

    En fin, yo aquí y ahora me declaro, mal que me pese, vasco nacionalista (en otro contexto podría hacerlo como espanhol o como lo-que-no-es-anglosajón, no sé si me entienden). Aunque no independentista. Eso no!

    • Carina

      Es cierto lo de los vislumbres sobre la mentira de los ideales, pero cual seria la opcion ? el vacio ? la vida segun el principio del placer ?el cinismo absoluto ? Esto ultimo es lo que impera en este momento en Europa y ya ves a donde los ha llevado.

  15. albert

    «… cree que los demás nada tienen que decir y se comportarán como aristócratas ingleses tras perder un partido de tenis.»

    ¿Qué esta Ud sugiriendo? ¿Puede continuar el razonamiento? ¿Acaso España, a pesar de sus importantes defectos, no es una democracia en la que existe un respeto razonable a los derechos fundamentales y políticos?

    • A lo mejor cuando dice «los demás» no se refiere a «los españoles» a los que aludes, sino a «los otros catalanes», a los que parece ser no se debe ningún respeto.

  16. Marcelo Ayala

    Me pregunto si en una Catalunya independiente, se publicarán balanzas fiscales. Si de alguna manera el habitante de Barna podrá comparar lo que él pone y lo que recibe con lo que pone y recibe un habitante de Lleida.

  17. Tsevan Rabtan 3 – 0 Cristian Campos.

  18. Grunentahl

    Me asombra que un tipo que parecía inteligente, como C. Campos, crea que existe en el mundo de hoy algo parecido a lo que los nazionalistas llaman independencia. Ese concepto sólo vale para calificar lo que conquistan algunos (pocos) adolescentes cuando consiguen irse de casa sin volver los sábados por la mañana a que mamá les haga la colada…
    ¿Será que no ha oido hablar de la globalización? ¿O del tratado de Shengen?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.