Lo nuevo de Jimi Hendrix

Publicado por
Hendrix People Hell and Angels
Sí, es Él, y tiene un nuevo disco en la calle.

Supongo que nadie discute que James Marhsall Hendrix, Jimi, es uno de los más geniales músicos del siglo XX y probablemente también de todos los tiempos. En todo caso es una figura única que además provoca una muy comprensible idolatría entre sus seguidores, quienes lo adoran —o adoramos— casi como a un icono religioso. Con razón, puesto que es lo más parecido a una divinidad que ha pisado la Tierra. Y dado que son muchos sus seguidores en todo el mundo, cualquier edición de nuevo material suyo puede llegar a convertirse en un acontecimiento. Así ha sucedido con la edición de este disco, People, Hell & Angels. Publicado a principios de este marzo de 2013, ya en febrero dio que hablar cuando el primer single extraído—Somewhere— desbancó a Adele del número uno de las listas de sencillos en los Estados Unidos. Lo cual significa, supongo, que todavía somos muchísimos los seguidores de Hendrix sueltos por ahí.

Lo primero que habría que aclarar que se tratada de un disco fundamentalmente dirigido a quienes ya sean fans de Hendrix. Si tú, amigo lector o lectora, no estás demasiado familiarizado con la obra básica del legendario guitarrista zurdo de Seattle, deberías empezar con los tres discos en estudio que publicó en vida: Are you experienced?, Axis: Bold as Love y Electric Ladyland. Ahí, en esos tres trabajos, está el 95% de sus canciones más clásicas y el sonido de esos discos es precisamente con el que alguien tan perfeccionista como Jimi querría que lo conociesen los profanos. Después de adquirir esos tres álbumes, yo pasaría al disco semi-póstumo Cry of Love (o su versión revisada y extendida, First rays of the new rising sun), el cual no pudo terminar en vida pero donde dejó casi todas sus pistas ya grabadas, así que realmente suena a puro Hendrix. Más adelante probaría con la extraordinaria recopilación de actuaciones radiofónicas BBC Sessions y con el directo Band of Gypsys, por ejemplo. Esto, para empezar, en el caso de que no estés familiarizado con su música.

Sin embargo, para quienes hemos escuchado estos discos una y otra vez durante muchos años, la edición de nuevo material es como maná del cielo, especialmente si se trata de grabaciones con buena calidad de sonido. Este People, Hell & Angels ha sido supervisado por Eddie Kramer, el ingeniero de sonido que trabajó codo a codo con Hendrix (además de con los Beatles y otros grandes nombres) y sabemos que Kramer siempre fue escrupuloso con el legado de Hendrix —algo que no podría decirse de todos los involucrados—, así que ya tenemos una garantía por ese lado. Además parece ser que es una de las últimas oportunidades de que podamos adquirir grabaciones inéditas en estudio. Kramer asegura que después de esto ya no hay material para editar en un futuro, salvo discos en directo. Probablemente sea cierto, si tenemos en cuenta todo lo que ya se ha publicado póstumamente en las cuatro décadas que han transcurrido desde la muerte de Jimi Hendrix. Pese a su temprana desaparición —con veintisiete años— y pese a lo brevísima que fue su carrera como músico famoso —apenas cuatro años—, su discografía póstuma es de una extensión enciclopédica y bucear en ella para encontrar el material aprovechable es un trabajo digno de una tesis doctoral. Incluso podría existir una disciplina centrada en ello: la “hendrixología”. De hecho, como todos los fans bien sabemos, se han editado muchísimas cosas (la mayoría, por no decir todas) que Hendrix jamás hubiese permitido que se publicasen, incluyendo directos con un sonido espantoso, jam sessions sin sentido o ensayos que quedaban registrados con todos los errores típicos del momento. Nada de eso hubiese visto la luz de estar él vivo. Eso sí, hay parte de ese material que los fans hemos agradecido aun sabiendo que Jimi no lo hubiese publicado jamás. Aunque también habría que decir: que levante la mano el seguidor de Hendrix al que no han estafado con más de un vinilo que parecía prometedor y que después contenía grabaciones inaudibles hechas con un magnetófono de los años sesenta en alguna sala de acústica terrible. Sí, la explotación comercial de la figura de Hendrix ha alcanzado límites absurdos… no sé si existe algún otro músico cuyo material haya sido exprimido de esa manera tras su muerte.

People, Hell & Angels, por suerte, es otra cosa y forma parte del material que sí tenemos que agradecer, y mucho. Eso sí, no todo es exactamente «nuevo»: lo son las tomas, pero (casi) todas las canciones ya nos sonaban de antes. Se trata de doce temas grabados en estudio durante el periodo de transición 1968-69, cuando Hendrix había disuelto la Experience y estaba buscando un nuevo sonido. Sin embargo, cuando digo “en estudio” no me refiero a que se trate de canciones completas y perfectamente arregladas. Es fácil distinguir una “canción terminada” de Hendrix por la profusión y perfeccionismo de los arreglos, y aquí no nos hallamos ante eso, sino simplemente ante una colección de demos, de “maquetas” de alta calidad… pero maquetas al fin y al cabo, salvo alguna excepción. Se trata de tomas alternativas o versiones primitivas de canciones que ya han aparecido a lo largo de los años en diferentes recopilatorios —con algún tema sorpresa, como decíamos— pero aun así tienen un gran atractivo por varias razones. Una, la calidad de la grabación, que es muy buena. Dos, son tomas realmente inéditas que nunca habían salido del baúl, ni siquiera —que yo sepa— en discos piratas. Tres, ya decíamos que ha supervisado las mezclas Eddie Kramer, el hombre en quien Hendrix confiaba en vida para obtener el mejor sonido posible. Cuatro, las interpretaciones son muy buenas, no es uno de esos directos descontrolados donde Jimi iba totalmente colocado y tocaba con la guitarra desafinada.

El sonido es, pues, propio de una demo: poca instrumentación, un sonido crudo y simple (no tanto como en los “directos en estudio” de la BBC Sessions, pero mucho más sencillo y directo que sus elaboradísimos álbumes con la Experience), con el grupo generalmente reducido a los instrumentos básicos y sin demasiada ornamentación. Esto resulta interesante: ya sabemos lo aficionado que era Jimi a adornar su música de estudio con arreglos de lo más barroco, pero aquí le tenemos registrando versiones muy elementales de esas mismas canciones: voz, guitarra, bajo y batería. Eso sí, que nadie espere tomas alternativas de Purple Haze o Little Wing. Aquí hablamos de canciones relativamente “menores” en su discografía, al menos en cuanto a popularidad. Con la posible excepción del blues Hear my train a comin’, que sí es un básico en su repertorio, el resto son temas que probablemente sólo conozcan los más acérrimos seguidores (Somewhere, Izabella, Crash Landing, Earth blues) pero que no suenan en anuncios o películas. Aunque también hay sorpresas que van más allá de lo previsto, como esa fantástica Mojo Man (¡Hendrix haciendo funk! ¡¡Impresionante!!) escrita y cantada por Albert Allen. También es muy interesante comprobar cómo evolucionaban algunas de las canciones más clásicas de su última etapa: tenemos por ejemplo Hey Gypsy Boy, que es básicamente la semilla de lo que después se convertiría en la bellísima Hey Baby, aunque todavía por refinar, sin la evocadora introducción instrumental ni el dramático estribillo que le dieron todo su empaque a la canción definitiva. O la curiosa Inside Out, que Hendrix no editó como tal pero cuyos fraseos de guitarra —muy reconocibles— pasarían más adelante a formar parte de Ezy Rider. Básicamente podemos asomarnos a una parte del proceso de creación de varias de aquellas canciones que terminarían en discos póstumos que los fans consideraron inmediatamente imprescindibles como Cry of love o Crash Landing. Por lo demás, acompañan a Hendrix nombres de esperar en esa etapa de su carrera como Buddy Miles a la batería (aunque también está Mitch Mitchell en algunos temas, por si alguien echaba de menos sus característicos redobles a contratiempo), Billy Cox al bajo, Larry Lee a la segunda guitarra en un par de temas, e invitados como Stephen Stills a las cuatro cuerdas en una canción o Lonnie Youngblood como vocalista y saxofonista en otra. Vamos, escuchar esto es como si abriésemos la puerta del estudio en 1968 para ver qué tal iba todo y preguntar “eh, Jimi, ¿en qué canciones estás trabajando ahora?”. Un documento básico para coleccionistas y seguidores acérrimos, aunque repito que quienes no conozcan su música deberían adquirir antes los tres discos de The Jimi Hendrix Experience citados más arriba. Aun así, cualquier aficionado a la buena música, sea o no fan, debería reconocer los enormes valores musicales de este disco.

En resumen, el regalo perfecto para cualquier seguidor de Jimi. Por una vez no hablamos de material innecesario publicado para sacar dinero a los fans, sino de una pieza de auténtico valor histórico y muy, muy buena en su parte musical. Además, como guinda del pastel, una elegante portada y sobre todo un libreto muy, muy cuidado. Si eres seguidor o seguidora de la música de Jimi Hendrix, créeme, ¡vas a querer tener esto en casa! Y si conoces a algún fan de Hendrix a quien quieras agasajar, ya sabes: vas a acertar regalándole esto. Palabra de ferviente hendrixiano.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

23 comentarios

  1. @feriurgo

    Hola, gracias por el artículo. Algo sorprendido por el «ninguneo» que le haces al Band of Gypsies, como si sólo fuera un directo. Son todo canciones inéditas, un sonido totalmente distinto de los anteriores, y encima está Machine Gun.

  2. ¡¡¡Por dios!!! ¡¡¡El verbo «haber» es impersonal, y para indicar presencia no es correcto usarlo como «habemos»!!!

    Sacado de panhispánico de dudas
    4.1. habemos. Precisamente por su carácter impersonal, solo puede conjugarse en tercera persona del singular, de modo que si se desea expresar la presencia de primeras o segundas personas, no debe utilizarse, en la lengua culta, el verbo haber, aunque a veces se haga así en la lengua popular, recurriendo, para la primera persona del presente de indicativo, a la forma habemos: «En México tenemos escasez de líderes naturales. Los pocos que habemos somos combatidos por múltiples intereses» (Proceso [Méx.] 19.1.97); ¿Cuántos habíais en la fiesta?; debió haberse dicho los pocos que somos o ¿Cuántos estabais/erais en la fiesta?

    • L0bit0

      Razón tienes… A partir de esa frase he empezado a leer con mucho recelo, una pena, porque el artículo no es malo.

      • Maestro Ciruela

        LObitO, ¿es usted por ventura, Lobo, el aficionado al rugby? Parece que le gustó, ¿no…?

  3. viruela

    «Supongo que nadie discute que James Marhsall Hendrix, Jimi, es uno de los más geniales músicos del siglo XX y probablemente también de todos los tiempos.»

    sr Gorgot, si empezamos así la reseña, mmm… supone usted muy mal y yo le daría varias razones para discutírselo, pero como a continuación usted añade que «lo adora como casi a un icono religioso», me temo que dicha discusión iba a ser inútil… enfín, creo que usted reune muy buenas condiciones para reseñar discos en Superpop

    saludos cordiales

    • L0bit0

      Aunque es cierto que la frase se podría haber redactado de otra manera, creo que es indiscutible que pocas personas o grupos han influido tanto con tan sólo tres discos, por no hablar de la que montó en Londres con un par de conciertos, pregúntale a Clapton o Townshend…

    • Prometeo

      No va desencaminado, de esa frase sólo modificaría ‘músico’ por ‘guitarrista’. No es exactamente lo mismo, pero se le parece bastante. Nunca nadie dice que además de todos los ademases, también inventó el heavy metal sin saberlo…. Toma !
      http://www.youtube.com/watch?v=-v38b4DsGu8

  4. «…que todavía habemos muchísimos seguidores de Hendrix sueltos por ahí..»

    Existimos.
    Somos muchísimos los.
    Quedamos.

    Habemus Papam.

  5. siempre he admirado a Hendrix solo por el echo de ser Hendrix, he escuchado algunas canciones pero no soy fan, preciso ahora estoy buscando musica de este gran personaje.

  6. «Habemos» muchos catedráticos de fillología hispánica entre los lectoresde Jot Down (Toxic Avenger y Lobito); Viruela, negarle a Hendrix su evidente importancia en la historia de la música…. en fin.
    Por otro lado, excelente artículo Sr. de Gorgot, el impulso que necesitaba para adquirir este nuevo lanzamiento de un genio; totalmente de acuerdo en cuanto a la ínfima calidad de diverso material que se ha sacado de Hendrix.

    • viruela

      yo no he negado nada a nadie, señor alg, simplemente he llamado la atención sobre un arranque inapropiado y poco ecuánime de una pieza periodística destinada a informarnos de un lanzamiento discográfico, que por cierto yo ya he tenido la ocasión de escucharlo y formar mi propia opinión (otro refrito mas)… Hendrix pudo ser lo que pretendidamente afirma el sr Gorgot… la cuestión es que con solo tres discos y una muerte prematura, todo se quedó en un proyecto inacabado, como desgraciadamente ha sucedido con varios músicos tan sobredimensionados como él y pasto de sus mismas (y dolorosas) circunstancias… tres discos son muy poco material artístico para juzgar a nadie como «uno de los más geniales músicos del siglo XX y probablemente también de todos los tiempos” ah! en mi adolescencia y aún en vida de Hendrix, yo montaba sus canciones para el repertorio de mi banda de rock, así que algo conozco de su música

      • ¿Debería tomarme el haber montado canciones para una banda de versiones en tu adolescencia como argumento de autoridad? Porque en tal caso podemos recurrir a músicos bastante reconocidos que tienen una opinión parecida a la mía y que nos dan mil vueltas (a ambos) en cuanto a interpretar música se refiere.

        El tuyo es un argumento de ida y vuelta. Quizá hayas tocado algunas versiones de Hendrix hace décadas, pero eso no implica que conozcas mejor su música que incluso gente que jamás ha tenido una guitarra en sus manos. Y desde luego no implica que tengas un mayor conocimiento musical para sustentar tu opinión que un Miles Davis, por ejemplo.

        Por otro lado, lo de «pieza periodística» parece implicar que el artículo debería ser «neutral»… pero no estamos cubriendo las revueltas en Palestina ni el juicio de Bárcenas aquí, sino haciendo una crítica de un disco. Y ya me dirás cómo se hace una crítica aséptica de un disco: ¿enumerando las frecuencias? ¿midiendo su circunferencia? ¿analizando la composición química de la portada? O quizá debería limitarme a decir el precio y los puntos de ventas.

        Soy un fan de Hendrix, eso podrá no gustarte o parecerte más propio de la «Superpop», pero amigo, ¡es lo que hay! No voy a ocultar mi entusiasmo para parecer «neutral» o «periodístico», eso sí sería tergiversar mi opinión. O, como dicen ahora, «postureo».

  7. viruela

    …el montar las canciones de Hendrix en mi adolescencia debería ser la parte anecdótica de mi afirmación, si no fuera por lo fácil que era para unos mocosos como nosotros hacerlo (comienzo, final y por medio, treinta minutos de «pajarraca»)… mas bien querría incidir que llevo mas de cuarenta años apreciando en lo que vale su música y sacando mis propias conclusiones (que efectivamente coinciden escasamente con las suyas, sr Gorgot)… respecto a las opiniones de MIles, valen lo que valen y desde luego lo que vale en este caso es su música (aquí si podemos hablar de uno de los músicos esenciales del siglo XX con toda propiedad)… hombre, está bien que reconozca su fanatismo con Hendrix así como yo reconozco su derecho a escribir lo que le de la gana… pero permítame que le diga que la crítica de discos se ejerce desde la ecuanimidad, algo que en este caso, a usted se le escapa.

    gracias por su respuesta (en serio)

  8. Me parece a todas luces exagerado afirmar que Jimi Hendrix «es uno de los más geniales músicos del siglo XX y probablemente también de todos los tiempos». Sin duda fue un buen guitarrista, pero ha habido y hay centenares de buenos guitarristas (e instrumentistas en general) y a nadie se le ocurre colocarlos entre los músicos más grandes de la historia. Un gran músico es esencialmente un gran compositor. ¿Y donde están las grandes composiciones de Hendrix? Ninguna de sus canciones más famosas me parece grande, pero es que además no son suyas. «Hey Joe» es de Billy Roberts (aunque su autoría es discutida), «All along the Watchtower» es de Bob Dylan… Y lo de tocar con los dientes o por la espalda pertenece más al circo que a la música. El «wah-wah» es una chorradita que si no la hubiera inventado él la hubiera inventado otro (y que a mi personalmente no me gusta). Y la voz… recuerdo un documental en el que aparecía cantando detrás de un biombo en las grabaciones porque le daba vergüenza: no me extraña. En resumen: no fue un gran músico, no tuvo el suficiente buen gusto como para no cantar y sus «innovaciones» tienen poco valor musical.

    Es mi opinión, claro.

    • Rafa me has matado……. cada una de tus afirmaciones son tan facilmente rebatibles que no me voy a tomar la molestia; si una persona no le gusta y desconoce la música es mejor que no comente artículos al respecto para no quedar en el más absoluto de los ridículos. En fin, es un consejo gratuito, así que no te cuesta nada aceptarlo.

  9. miguel

    Amigos, un poco de calma. Está claro que el autor del artículo se ha excedido en su fanatismo. Miles Davis responde a ese perfil, no Hendrix. Si Hendrix es ese genio, ¿qué debemos pensar de Coltrane, que le da cien vueltas en otro instrumento¿ O en Jobim, que compuso cientos de canciones desde Rio de Janeiro que son una delicia musical? Sin duda Hendrix es un tipo sobrevalorado. Pero, ojo, no le podemos quitar su rol de precursor, una fuerza escénica fuera de lo común, y un arte inconfundible. Eso es cierto.

  10. Decir que Hendrix es un tipo sobrevalorado es increible…….. utilizar a Miles Davis (que quería grabar un disco con el sobrevalorado de Hendrix) o a Coltrane por comparación, es como si yo te digo que Miles Davis y Coltrane está sobrevalorados ya que el genio es Mozart o Bach……. vamos una tontería y una descontextualización. Retórica infame en la que se dice que un músico está sobrevalorado sin aportar ni el más mínimo argumento.

  11. Salvathor

    Hace un año, conocí a una persona por motivos laborales, y hablando ambos casi casualmente de música, me confesó que había oido un disco recientemente ( Axis Bold as Love) que creó en él un enorme impacto, un disco del «Hendrix de marras», segun comentaba, el Hendrix al que nunca había prestado atención, nunca había escuchado ni medio LP suyo, pero que misteriosamente le atrapó casi 45 años despúes…45 años despúes de ser registrado¡¡¡¡( Dios, yo estaba a dos años de nacer)
    Este hombre no era ni tan siquiera aficionado a la música rock, no entendía muy bien lo que ocurría en el disco, no entendía un carajo las letras( básicamente no sabía inglés), pero éste le fascinó profundamente, segun contaba…y yo me fasciné de saber que todavía la música de Hendrix pudiese fascinar a alguien no aficionado al rock en general.
    Evidentemente le animé a que se adentrase más en su música…oficial

    Imaginad en los años 66,67,68, la gente que pudo presenciar ese impacto, y lo aceptó, debió ser algo indescriptible y casi religioso, ya no sólo viéndolo en directo, sino escuchando esas grabaciones extemporáneas, marcianas, hipnotizantes, sónicamente a otro nivel, curiosamente elaboradas con la masa base o esqueleto proveniente del blues, algo tan honorable i » viejuno»…

  12. Carlos

    Para mi es un genio con todas las letras.Su muerte prematura trunco una carrera fascinante pero ya bastante madura para solo llevar tres discos.El que busque composiciones suyas que se ponga el Electric Ladyland,para mi su mejor disco y punto culminante de un compositor,instrumentista y cantante.A Hendrix no se le escucha,hay que sentirlo.

  13. Totalmente de acuerdo con el planteamiento del artículo del Sr. Gorgot. No engaña a nadie, intenta captarnos por su admiración por Hendrix buscando esa empatía en el lector. En mi caso la tiene por completo, y os recuerdo que es un artículo de opinión (como todo lo que no son estrictamente noticias).

    Por cierto, me escuché el disco y me ha parecido bastante bueno, gracias por el artículo. Lo demás de lo que van la mayoría de los comments, son ganas de demostrar que sabéis mucho de música; me interesa poco.

  14. Alex Cerrato

    Hendrix es un genio y no sé que coño de argumento es que una banda de chavales las destrozasen. Puedo tararear o silbar cualquier melodía clásica y eso no me convierte en un genio comparable a Beethoven, por desgracia.

  15. Javier

    Hendrix es un genio, independientemente de su mayor o menor calidad técnica como músico. Michel Camilo es técnicamente excelente, un virtuoso, pero no es un genio.
    A frank Zappa le ocurría algo parecido que a Hendrix. Músicos precursores, no excelentes técnicamente pero si de gran fuerza expresiva y emocional. Esa es la diferencia entre ser un genio o no: la innovación. Jorge Oteiza era un genio pero Chillida, su discípulo, no, ya que se limitó a desarrollar las ideas del maestro. Por supuesto, Chillida fue un artista excelente, pero no un genio. De forma análoga podrían ponerse innumerables ejemplos en la historia del arte.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.