¿Qué vehículo de ficción debería ser real?

Publicado por

Pues ya estamos en 2015 y al final las ciencias no han adelantado que es una barbaridad. No hay mayordomos-robots en cada hogar, encendemos la televisión y lo que vemos no se ajusta del todo bien al estereotipo de humanos del futuro con hipercerebros, y si miramos por la ventana la decepción es aún mayor: no vemos ni uno solo de los vehículos que el cine nos había mostrado ya fuera en fantasías futuristas o postapocalípticas. En lugar de bestias mecánicas con ruedas de tractor y toberas escupiendo fuego tenemos Toyota Prius por nuestras calles, maldita Transición. Pero no hay que perder la esperanza, así que voten, voten para escoger qué vehículo debería hacerse realidad de una vez, o añadan alguno más si lo prefieren.

El camión de Humungus en Mad Max II

Imagen: Warner Bros.
Imagen: Warner Bros.

Este es uno de los vehículos más factibles, pues al fin y al cabo el señor Humungus podría pasar desapercibido montado en él en cualquier desfile del orgullo gay de Madrid. Dotado de seis ruedas y una bombona de óxido nitroso para darle velocidad en los momento decisivos, cuenta también con una estructura frontal metálica práctica a la par que decorativa que permite llevar atadas a dos personas. Porque nunca se sabe.

El coche partido de El laberinto de Malcom

Imagen: Cascade Films.
Imagen: Cascade Films.

Esta película australiana de 1986 giraba en torno a Malcom, un personaje tímido y socialmente poco habilidoso que era un genio de la mecánica y vivía obsesionado con los tranvías. Es decir, que tenía síndrome de Asperger antes de que se pudiera de moda. Tras ser despedido encontrará dos cómplices con los que cometer un robo usando sus invenciones, entre ellas este maravilloso coche que se parte por la mitad y cada una de ellas puede conducirse como una moto. Aquí pueden verlo en acción, sencillamente genial. Si los Reyes Magos existieran —cosa que estamos empezando a dudar— nos traerían uno de estos.

El helicóptero personal de El dormilón

Imagen: United Artists.
Imagen: United Artists.

Cuando Woody Allen se despierta en el año 2173 descubre los grandes avances tecnológicos que se han producido y también un Estado policial que le persigue… y del que intenta huir utilizando uno de tales inventos, este minihelicóptero que le ayuda a volar como una gallina. Ideal no solo para saltar charcos y bordillos sino para quedarse colgado de una rama girando enloquecido sobre sí mismo. Bien, y qué utilidad tiene eso, se preguntará alguien. Ni idea, ya se encargarán los anuncios de teletienda de mostrarnos alguna situación delirante en la que tal cosa resulte imprescindible.

El Acróbata de Batman Begins

Imagen: Warner Bros.
Imagen: Warner Bros.

La trilogía de Nolan dejó el listón mucho más alto que sus predecesoras también en el aspecto estético. Los artilugios de Batman hasta entonces habían permanecido fieles a la estética del cómic, a estas alturas algo trasnochada y hortera. El Batmóvil sería la fantasía de cualquier aficionado al tunning, pero con ese parachoques tan bajo cualquier paso de cebra elevado podía lograr lo que no consiguió el Joker. El llamado Acróbata en cambio tiene un aspecto muy diferente de su predecesor: es mucho más robusto, todoterreno y encima contiene en su parte delantera la moto o Batpod.

La speeder bike de La guerra de las galaxias

Imagen : 20th Century Fox.
Imagen : 20th Century Fox.

Uno de los momentos más recordados de El retorno del Jedi fue la persecución en estas motos voladoras por los bosques de la luna de Endor. Según lo descrito en el Universo Expandido estos cacharros podían alcanzar hasta los quinientos kilómetros por hora, algo a todas luces excesivo entre tantos árboles tal como los soldados imperiales acaban comprobando. Lo bueno es que a esas velocidades es fácil acabar atropellando algún ewok.

Chitty Chitty Bang Bang

Imagen: MGM.
Imagen: MGM.

Una película que ha formado parte de muchas infancias gracias a la fantasía y buen humor que destila. Un excéntrico inventor que vive en un molino junto a sus dos hijos construye toda clase de inventos estrafalarios y entre ellos este peculiar vehículo que flota, vuela y traslada a su familia y a su novia a un mundo lleno de aventuras. Si esta canción le resulta evocadora de sus años juveniles entonces enhorabuena, ya le debe de faltar poco para terminar de pagar la hipoteca.

El patinete volador de Regreso al futuro II

Imagen: Universal Pictures.
Imagen: Universal Pictures.

El DeLorean que servía como máquina del tiempo fue sin duda el icono de esta memorable saga, pero se trataba al fin y al cabo de un coche ya comercializado, así que no tendría sentido incluirlo en esta lista. Aunque también hubo otro vehículo, que apareció en la segunda parte de la saga y que todavía no hemos podido ver hecho realidad, pese a que el film lo situaba en el año 2015. Tantos años soñando con que se hiciera realidad y lo más parecido que tenemos hasta ahora es este estridente aparato que necesita una base metálica para que funcione el campo magnético.

La moto de Kaneda en Akira

Imagen: Akira Committlee.
Imagen: Akira Committlee.

En un Neo Tokio postnuclear las bandas juveniles se persiguen y se retan enfrentándose en duelos a bordo de sus potentes motos. La acción de Akira se desarrolla en 2019, así que todavía hay algo de margen para que podamos ver motos como la del protagonista, aunque el éxito de la película y del manga han traído consigo que algunos aficionados se hayan construido su réplica exacta.

El coche de Yo robot

Imagen: 20th Century Fox.
Imagen: 20th Century Fox.

El Audi RSQ es un prototipo que la marca alemana diseñó para esta película futurista ambientada en el año 2035 que queda muy resultón. Tiene formas suaves y blancas a la manera de EVA, que es como ahora nos imaginamos las máquinas del futuro debido a Apple, aunque para dentro de veinte años dicha estética probablemente ya estará pasada de moda y lo que se lleve no tenga nada que ver.

En cualquier caso tiene ruedas esféricas y puertas que se abren hacia arriba, ¿quién no querría tener un coche así?

La araña mecánica de Wild Wild West

Imagen: Warner Bros.
Imagen: Warner Bros.

Demostrando que es mejor monologuista que director, Kevin Smith contó en su día esta fascinante historia sobre un productor cuyo sueño era ver una araña gigante en la pantalla. Intentó meterla en una nueva versión de Superman pero finalmente fue en Wild Wild West. Y no estuvo errado, pues al fin y al cabo este engendro mecánico fue lo mejor de esta comedia de steampunk de la que algunos de sus protagonistas llegaron a renegar públicamente.

Cualquiera de los autos locos

Imagen: Hanna-Barbera.
Imagen: Hanna-Barbera.

La verdad es que los autos locos merecerían su propia encuesta, aunque sería difícil elegir entre el Espantomóvil de la Pareja Compleja, el Compact Pussycat de Penélope Glamour, el Alambique Veloz, el Rocomóvil… cada coche tiene su propio estilo acorde a la personalidad de sus conductores. Era una competición muy reñida en cada episodio, de hecho todos los participantes ganaron entre tres y cuatro carreras —salvo Pierre Nodoyuna y Patán, por tramposos— pero si aplicáramos el actual sistema de puntuación de la Fórmula 1 el vencedor sería el Rocomóvil conducido por los trogloditas Piedro y Roco.

El Nautilus

Imagen: The Walt Disney Company.
Imagen: The Walt Disney Company.

Nautilus es como llamó el ingeniero Robert Fulton a su invención en el año 1800 que no logró implantarse quizá por ser muy adelantada a su tiempo, pero al menos sirvió de inspiración tiempo después a Julio Verne para su novela Veinte mil leguas de viaje submarino. Este enorme submarino pilotado por un genio misántropo tuvo una estupenda adaptación al cine que lo mostraba como un buen lugar para vivir, nada claustrofóbico gracias a esos amplios ventanales que permitían observar la fauna marina.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

16 comentarios

  1. Lady_Sackville

    Echo de menos a KITT, de «El coche fantástico». La serie era una basurilla pero el coche era un Pontiac Firebird negro con cristales tintados, chapa antibalas, super velocidad, visión láser e infrarroja, armas secretas y, sobre todo, un ente inteligente que dirigía todo y jugaba al ajedrez como un maestro ruso. Y no era David Hasselhoff, que sólo lucía pecholobo, ¡era el coche!. Era tan cool que se le podía llamar mediante un reloj de pulsera al grito de «¡KITT, te necesito!» (chúpate esa iWatch/Siri) y entraba demoliendo muros mientras decía alguna réplica graciosa en plan «Ya estoy salvando al pringado éste otra vez». Me lo pido para Reyes.

  2. Yo echo menos alguno de los Aston Martin de 007. Lanzar misiles con estilo. Eso sí que mola.

  3. El berenjena-móvil de Mr Magoo. Mítico donde los haya.

  4. Bender

    El transporte neumático unipersonal de Futurama. O el retrofuturista Johnny-taxi de Desafío total.

  5. El Troncomovil, maldita sea. Ese es el futuro…

  6. Crisia

    El teletransportador de Star Trek.

  7. Yo votaría por el Zorgmobil, de pequeña mi ilusión era tener o un seiscientos o un Zorgmóbil… ¡Aviv Bulgroz!
    http://www.objectible.net/series/SpirouVoitures/images/tome15/t15p19c5.jpg

    • Juan Miguel

      El Zorgmobil ya existe, aunque no puedas subirte pero los drones que tanto se han puesto de moda se basan exactamente en la tecnología y diseño de este aparatejo salido de las plumillas de Franquin.

  8. El Halcón Milenario, por favor!

  9. Taiker

    Yo me quedo con el coche diseñado por Homer Simpson xd

  10. Taiker

    Yo me quedo con el coche diseñado por Homer Simpson.

  11. Fernando Alomar

    El castillo ambulante de Miyazaki !!

  12. José Luis Doñate

    Pues un paseo en un TIE Fighter no estaría nada mal. O en el «Munster Koach» de la familia Monster.

  13. Cinéfago

    ¿Será posible que nadie haya mencionado todavía el DeLorean DMC-12 volador y máquina del tiempo de la saga «Regreso al Futuro»? Y ya puestos a hablar de coches voladores, los de «Blade Runner».

  14. El tarado de Pulp Fiction

    El Tardis del Doctor Who.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.