¿Cuál es tu canción favorita sobre la muerte?

Publicado por

Contaba el antropólogo Nigel Barley que un colega suyo del Museo Británico había establecido que tras morir sus cenizas debían ser arrojadas a los ojos de sus jefes. Ahí se percibe cierto rencor acumulado, pero es también un ejemplo de la amplitud del espectro de estados de ánimo, ritos y racionalizaciones con las que afrontamos el final de nuestro recorrido por este mundo. Lo que unos perciben con angustia para otros puede suponer el alivio de una carga o la promesa de algo mejor. De hecho los primeros cristianos empleaban las tumbas de los mártires como mesas sobre las que celebrar pequeños banquetes en los que corría el vino llamados refrigerium —de ahí viene nuestro actual  «refrigerio»—, costumbre heredada del judaísmo, pues ya el Libro de Tobías decía «pon tu pan y tu vino sobre la sepultura del justo». El momento de ser visitado por la señora de la guadaña, de irse al otro barrio, de cerrar el paraguas, de bajar el telón e incorporarse al coro invisible, de reunirse con Karl Marx según la definición de Mao o de tirar la cuchara a la esquina según dicen los finlandeses, ha inspirado brillantes y sentidos epitafios, poemas y, por supuesto, canciones. Muchísimas. Así que quien lo desee puede ampliar nuestro breve repaso de las más memorables añadiendo sus sugerencias.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

«Over the Rainbow», de Judy Garland

El mago de Oz ganó en 1939 dos premios Óscar, uno a la banda sonora y el otro a la mejor canción original, esta que fue interpretada por Judy Garland y que logró más éxito que la propia película. Desde entonces el tema ha atraído a otros muchos intérpretes, desde Plácido Domingo hasta el hawaiano Israel «IZ» Kamakawiwoʻole. La letra describe un lugar idílico situado más allá del arco iris, donde no existen los problemas y la protagonista tiene la esperanza de que algún día llegará.

_______________________________________________________________________

«In My Time of Dying», de Led Zeppelin

En «Gallows Pole» cantaban sobre un condenado a muerte que implora a su verdugo el perdón, mientras que «Stairway to Heaven» está protagonizada por una moribunda a quien se le aparece una escalera hacia el cielo, aludiendo así al pasaje del Génesis en que Jacob sueña con una. Las referencias bíblicas están aún más presentes en «In My Time of Dying», donde mencionan a Jesús, al arcángel Gabriel con su trompeta y a san Pedro vigilando las puertas del cielo. El tema resulta aún más significativo y está tristemente de actualidad dado que la banda Soundgarden lo interpretó en un concierto apenas unas horas antes de la muerte de su cantante Chris Cornell.

_______________________________________________________________________

«Fade to Black», de Metallica  

El heavy metal y todas sus variantes tienen mucha querencia por aquello que los antiguos llamaban memento mori. En este caso la idea de la muerte no pende como una amenaza sino como una liberación, al cantar desde la perspectiva de alguien que parece estar muy quemado por todo y no encuentra motivo alguno por el que seguir viviendo.

_______________________________________________________________________

«When I’m Dead And Gone», de McGuinness Flint

Aquí en un tono más luminoso se afronta el final pidiendo a los seres queridos que sigan adelante, sin quedar atados a ese recuerdo. Status Quo también la tocó.

_______________________________________________________________________

«Don’t Fear the Reaper», de Blue Öyster Cult

Este fue el mayor éxito de la banda, cuyo mismo título apela a no tener miedo a la muerte. Para ello recurre a imágenes sobre el amor eterno y a un vago misticismo en el que vincula la vida a un orden superior en el que estamos integrados y donde todo se repite cíclicamente: «Seasons don’t fear the reaper, / Nor do the wind, / The sun or the rain».

 _______________________________________________________________________

«There Is a Light That Never Goes Out», de The Smiths

Morrissey ha vivido siempre como un alma en pena, también cuando cantaba en este grupo de trayectoria tan breve como recordada. La letra nos habla de un amor desesperado y fatal, a diferencia de la anterior no alude explícitamente a Romeo y Julieta, aunque fantasea igualmente con la muerte como forma de sellar esa unión para toda la eternidad.

_______________________________________________________________________

«Tears In Heaven», de Eric Clapton  

No podíamos dejarla fuera. Como es sabido, en 1991 el hijo de Clapton de apenas cuatro años cayó accidentalmente de la ventana de un rascacielos de Nueva York. Semejante desgracia deja tocado a cualquiera, para él la mejor manera de expresar su dolor y perpetuar su recuerdo fue con esta canción que publicó unos meses después, en la que se pregunta si será posible de alguna forma volver a encontrarse con su hijo.

_______________________________________________________________________

«La muerte no es el final», de Coro Cantaré  

Cesáreo Gabaráin fue un sacerdote guipuzcoano nacido en 1936 compositor de numerosas canciones litúrgicas que le valieron un Disco de Oro y ser proclamado capellán de su santidad por Juan Pablo II. Esta de «La muerte no es el final» la escribió a en memoria de un organista de su parroquia muerto en plena adolescencia, un alto cargo militar la escuchó en un funeral en 1981 y la propuso para la ceremonia del Homenaje a los Caídos. Desde entonces la canción es utilizada en actos oficiales por las Fuerzas Armadas Españolas y por la Policía Nacional. La versión que hemos traído corre a cargo del grupo peruano Coro Cantaré.

_______________________________________________________________________

«Death Is Not the End», de Nick Cave & Friends

Bob Dylan publicó en 1988 un tema que pese a la semejanza del título no es ninguna versión del anterior. La década siguiente este circunspecto australiano hizo su particular interpretación del mismo para Murder Ballads, un disco de tonos sombríos del que cualquiera de sus canciones resulta idónea para esta selección y que cerraba con esta canción en torno a la esperanza.  

_______________________________________________________________________

«Cuéntame una tontería», de Luis Eduardo Aute

Claro que la solemnidad marcial y la escatología bíblica no son plato para todos los gustos, menos aún ante un trance tan íntimo en el que ya no hay tiempo que perder en convencionalismos e imposturas. Por eso cuando llegue la agonía Aute prefiere que le hablen de cocodrilos, de profetas y de orgías, que le cuenten el chiste del cura o que le digan que todos están locos. Cualquier tontería le vale, dice, todo salvo el silencio: «no te calles, te suplico, que esta muerte tiene prisa».

_______________________________________________________________________

«Time To Say Goodbye», de Andrea Bocelli y Sarah Brightman  

El músico italiano Andrea Bocelli ha llegado a ser muy conocido fuera de su país debido en parte a «Con te partirò», que luego pasó a llamarse «Time To Say Goodbye» al cantarlo a dúo con Sarah Brightman. Como es propio del arte en general y de las letras musicales en concreto hay una carga metafórica que cada oyente puede interpretar de diversas formas, una de ellas es entenderla como un réquiem.

_______________________________________________________________________

«The Wind Beneath My Wings», de Bette Midler

Esta es la canción pop que encabeza la lista de las más demandadas en los funerales británicos, seguida de «My Heart Will Go On» de Celine Dion y «I Will Always Love You» de Whitney Houston, lo que nos indica que la gente en los momentos de dolor y recogimiento se vuelve un tanto hortera. O quizá sea una venganza última hacia el difunto, quien sabe. El tema fue interpretado por primera vez en 1982 por Roger Whittaker pero fue esta versión la que logró más reconocimiento, cantada por la actriz Bette Midler como parte de la banda sonora de Eternamente amigas.

_______________________________________________________________________

«Another One Bites the Dust», de Queen

Aunque bien pensado… ¿Qué estribillo puede resultar más adecuado para un funeral que «Otro que muerde el polvo»? Así lo entendieron con buen criterio los familiares de este marine. La banda británica tuvo otros dos temas de gran éxito en torno a la conciencia del propio final: «Who Wants To Live Forever» y «The Show Must Go On».

_______________________________________________________________________

«My Way», de Frank Sinatra

Sinatra cantó en su momento «I’m Gonna Live Until I Die», que es una declaración de principios tal vez poco ambiciosa pero de seguro cumplimiento. Tuvo que llegar Claude François con su «Comme d’habitude» para abrir un camino que luego el protagonista de Un día en Nueva York tomaría como propio. Ante la inminencia de la muerte, más allá del miedo o la esperanza, queda también la posibilidad de echar la vista atrás y mirar con satisfacción el camino recorrido, fijándose sobre todo en la manera en que se ha hecho: como alguien orgullosamente libre. La canción es demasiado sugerente para que no haya tenido desde entonces mil interpretaciones y desde luego no todos pueden reivindicarla con merecimiento,  Christopher Lee es de los que sí.

_______________________________________________________________________

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

156 Comentarios

  1. Muy buena, hay algunas que no conozco y el rollo ecléctico mola. Por decir algo, al ver el título he pensado inmediatamente en dos que no están: «Knocking on Heaven’s Door» y «A Tout le Monde» de Megadeth, la primera es muy típica, y la segunda, pues bueno, cada uno hace su lista a su manera, qué coño.

  2. Siempre me ha parecido un detalle divertido el hecho que de que Nick Cave escogiese la canción «Death is not the end» para cerrar un disco tan sangriento y repleto de asesinatos como «Murder Ballads». Un cachondo.

  3. Negra sombra yo es una cancion bellisima, pero yo la interpretaria más q como sombra = muerte como una especie d melancolia, depresión o morriña.
    Una canción sobre cdo estas cerca d la muerte estilo my way es la El hombre q casi conoció a michi panero

  4. La letra no va explicitamente sobre la muerte, pero, como bien se dice, las «interpretaciones metafóricas» son libres: yo apunto la versión de Johnny Cash de «I see a darkness» en los «American Recordings» – los pelos como escarpias, oiga.

    • Bueno, de Johny Cash también podríamos poner el ejemplo de su versión de la canción Hurt de Nine Inch Nails. Por si la sensación de congoja por la muerte de un ser querido y por la próxima del que canta que parece transmitir, resulta que en la realidad la cantó no mucho después de la muerte de su mujer y poco antes de morir él mismo (fue su último trabajo).

  5. Curioso, no veo «into the west», de Annie Lenox, en la b.s.o. de » El Señor de los Anillos «… Debe tratarse de un error.

  6. Adiós reina mía de Eskorbuto. «Adios reina mia parece que marcho de aquí mi barrio,mi calle se quedan sin mi, sirenas y disparos, sin moto y sin dolor,adiós reina mía ya no pinto nada aquí ..»

  7. Si la votación fuera entre álbumes y no canciones, mi elección sería «Magic and Loss» de Lou Reed». Si tuviera que elegir una canción de ese álbum me quedo con «Cremation». Por si alguien se siente hoy en vena de escuchar consejos de un desconocido, ahí queda.

    • Cada vez que la escucho no puedo evitar pegarme un buen berrinche, aunque sea el dia mas feliz… Preciosa pero devastadora.

  8. «In This Life» de Madonna de su álbum «Erotica». Una canción inspirada en la muerte de un amigo suyo que murió de SIDA.

  9. A mi siempre me impactó aquella de Serrat que terminaba: » quien pondrá fin a mi diario/ al caer /
    la última hoja en mi calendario «

  10. – El testamento, de Georges Brassens, en versión de Paco Ibáñez.
    – Sono io la morte, de Angelo Branduardi.
    – El muerto vivo, en versión de Peret.

    Y si nos ponemos clásicos:
    – Liebestod, de Tristán e Isolda, de Richard Wagner.
    – Im Abendrot, de las Cuatro últimas canciones, de Richard Strauss.

    • Se me saltaron las lágrimas al ver que alguien se acuerda todavía del testamento de Brassens, pero yo me quedo con la versión de Brassens: quand mon âme et mon corps ne seront plus d’accord que sur un seul point, la rupture’.

      Y ninguna mención a Always look at the bright side of life de Monty Python? La voz en off al final lo dice todo: you come from nothing, you go to nothing; what do you lose? Nothing.

  11. En varios sitios hace años leí que ‘Fade to Black’ fue una especie de respuesta de Hetfield después de que les robaran todo el equipo antes de entrar a grabar el disco. Que incluso en el momento de sacarla tuvieron que explicar que no era una canción suicida, por así decirlo.

  12. Con aires electrónicos:

    «And On» de Yazoo.
    Y en plan patrio, «Adiós» de Fangoria (antes de que se «vaquerizaran»).

  13. La mejor canción sobre la muerte es el tremendo y desgarrador Lamento d’Arianna, de Monteverdi, que es, a la vez, una canción de amor desesperado. Aun hay clases.

  14. «Rain when I die», de Alice in Chains, «The Noose» de A Perfect Circle y «Fly on the windscreen» de Depeche Mode («la muerte está en todos lados, para empezar hay moscas en el parabrisas»).

    • Venía aquí justo a poner ‘Si la muerte pisa de mi huerto’, para mí sin duda la mejor canción/reflexión sobre la propia muerte. Sólo una corrección, si bien Serrat ha musicado muchos poemas de Miguel Hernández, en este caso la maravillosa letra es original de Joan Manuel.

    • La más bonita y poética canción sobre la muerte es LE MORIBOND de Jacques Brel; sin despreciar otras joyas como TEARS IN HEAVEN o THE SOUNDS OF SILENCE. Muy desconocida por lo que veo, pero cualquiera con un mínimo de sensibilidad que la escuche y entienda francés lo apreciará.
      Terry Jacks hizo una meritoria versión en inglés (SEASONS IN THE SUN). Scott Walker y luego David Bowie hicieron su propia versión en “My Death”, mucho menos interesante. Pero la mejor de todas es la original de Brel
      De todas formas la recopilación de este artículo es muy floja, también es imperdonable que falte la magnífica THE SOUNDS OF SILENCE, hiper-conocida canción de Simon&Garfunkel, que compuso P.Simon por el asesinato de Kennedy; y en cambio aparecen unas cuantas que yo no calificaría como canciones sobre la muerte

  15. La mejor canción, sin lugar a dudas, sobre la muerte es «Supplique pour être enterré sur la plage de Sète», de Georges Brassens. Obra maestra absoluta.

  16. Hay una versión de Paco Ibáñez de las «Coplas a la muerte de su padre» de Manrique.

    Si bien la parte musical no es sobresaliente (EMHO), la letra es de pelos comos escarpias.

  17. «Pánico a una muerte ridícula», de Def Con Dos,
    «Alégrame el día, torero», de Siniestro Total,
    «10 Million Ways To Die.. Choose one» de Revolting Cocks

  18. «J’ARRIVE» de Jacques Brel.
    «THE NIGHT» de Morphine (sí, queridos niños esta canción va de muerte y no es de amor)
    Aunque sean viejunas o desconocidas para los que sólo escuchan música en inglés, algunas de las mencionadas en los comentarios (como la de Paco Ibáñez sobre Jorge Manrique) son jodidamente buenas y sin ser impecables musicalmente son de las que emocionan.
    «RIN DEL ANGELITO» de Violeta Parra es una canción que hace daño y que no la haya mencionado el periodista es raro.
    «SUPPLIQUE POUR ÊTRE ENTERRÉ À LA PLAGE DE SÈTE» una de las mencionadas de Brassens es verdaderamente potente. Grave y adulta pero luminosa. (Estoy convencido de que es la canción-modelo que inspiró alguna estrofa de «Mediterráneo» de Serrat o «Arran de terra» de Llach).

  19. Dust in the wind

    No te resistas,
    nada es para siempre
    salvo la Tierra y el cielo.
    Se escapa
    y todo tu dinero
    no comprará otro minuto

  20. The End. Un artículo con más de diez canciones, casi 90 comentarios y no es the End de The Doors…. Se me habrá pasado, supongo

  21. 4-For whom the bells «Metálica»
    3- Dust in the wind «Scorpions»
    2-El hombre que casi conoció a Michi Panero «Nacho Vegas»

    1- Historia Triste «Skorbuto»

  22. «Sus ojos se cerraron» tango con música de Carlos Gardel y letra de Alfredo Le Pera.

    De las citadas en el artículo, «Tears in Heaven».

  23. Hola, la mejor cancion es «Cancion para mi muerte», del dúo argentino de los años ’70, Sui Generis. De autoría del genial Charly García.

  24. Para mi, la mejor cancion sobre la muerte, es, «Cancion para mi muerte». De autoria de Charly Garcia, ejecutada por su primer grupo, Sui Generis.

  25. Conclusión: todo canciones anglosajonas, y alguna española. No existen por lo visto canciones en Francia, Portugal, Italia, Grecia,etc. Ni en los países del este, ni en Rusia, ni en los países árabes. Mejor no sigo. Es de vergüenza ajena. Totalmente colonizados, y ni nos damos cuenta.

  26. Me parece una canción positiva y optimista «the show must go on» de Queen, y en español y justo lo contrario, muy triste «y no amanece» de Los Secretos.

  27. Black Car Limousine, interpretada por Elvis Presley. Te hace imaginar su avenida en Memoria el día de su entierro, aunque la suya fue blanca.

  28. Freight train, de Elizabeth Cotten. «Please don’t tell what train I’m on, so they won’t know which route I’m going»

  29. «Se le apagó la luz» de Alejandro Sanz.
    Ya sé que no es buena, pero fue oir algo distinto de las típicas de amor o bailongas. Me gustó y me gusta. Me pone los pelos de punta.

  30. «Ne chantez pas la mort», de Léo Ferré, letra de Jean Roger Caussimon. Una obra maestra absoluta.
    Me alegro mucho de que algunos se hayan acordado de Brel y de Brassens. Es un consuelo.

  31. dicen que en una entrevista de trabajo a un candidato le preguntaron qué es lo que le gustaría que dijeran en su funeral, y él respondió «mira, parece que respira». Su respuesta le ganó el puesto. Sea o no sea cierta la historia, me quedo con El Muerto Vivo, de Peret

  32. «Sevillanas del adiós» de Amigos de Giner (1975). Sí, lo confieso, yo también soy de los 80’s y viví la muerte de Chanquete con el corazón encogido, de lo que tuvo buena parte de culpa esas estrofas: «algo se muere en el alma cuando un amigo se va»…

  33. Malas noticias de los Suaves.

    Bueno y con cara de bueno, sentimental y sincero, murió sin razón por nada, una larga madrugada y ahora ella vive sufriendo, peleando con el sueño, bebé y llora sin parar de la noche a la mañana. Malas noticias! Muy bien, gracias.

    De las ya mencionadas canción para mi muerte de Sui generis es la primera que me viene a la mente.

    Si hay un grupo que le haya cantado a la muerte más veces ese fue Eskorbuto, la muerte esta presente en muchas de sus canciones, en las portadas, hasta en su piel, Jualma llevaba tatuado un ataúd en su brazo. Digamos el fin de Eskorbuto.

  34. Cuando hablamos de canciones por la muerte de un ser querido, nunca he visto en ninguna lista la de Luis Eduardo Aute y la canción «padre», una maravillosa canción de despedida a un ser querido..

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.