¿Cuál es tu película favorita dirigida por Clint Eastwood?

Publicado por

El hombre sin nombre nos explicó en su día que el mundo se divide en dos categorías y el Fary profundizó en esa escuela de pensamiento definiéndolas como «hombre blandengue» y «pedazo de tío» respectivamente. Nadie dudaría un segundo sobre dónde clasificar a Clint Eastwood, convertido ya para siempre por la mitología hollywodiense en un icono de la virilidad. Pero hay, además, otra característica fundamental que define a este actor y cineasta: su prodigioso estajanovismo. Solamente fijándonos en su etapa a partir de los setenta años, cuando la mayoría ha optado por la jubilación, él ha preferido dirigir una quincena de películas, casi a una por año. En unos días llegará la siguiente, 15:17 Tren a París, así que aprovechando la circunstancia hagamos un repaso por su trayectoria como director. Muy pocos han logrado una calidad media tan alta a lo largo de sus treinta y seis producciones, aunque no todas y cada una son obras maestras, de manera que nos fijaremos en la mitad mejor.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

Escalofrío en la noche

Imagen de Malpaso Productions

Su debut como actor tuvo lugar en 1955 con esta breve intervención en la secuela de una película de terror de serie B, Creature from the Black Lagoon, su conversión en una estrella le llegó la década siguiente por el rodaje en nuestro país de la llamada Trilogía del dólar y ya en 1971 se pasó al otro lado de la cámara con buen resultado. Para un hombre que ha tenido ocho hijos con seis mujeres esta historia le toca de cerca, en torno a un locutor de radio acostumbrado a ir de flor en flor hasta que se cruza una trastornada en su camino que le hará la vida imposible.

_______________________________________________________________________

Infierno de cobardes

Imagen de Malpaso Productions

Esta fue su siguiente producción, en la que demostró haber sido una esponja en sus rodajes previos con Sergio Leone. Aquí no hay buenos, sí unos cuantos contrahechos y malos… todos lo son, empezando por el mismo protagonista, lejos de ser un ejemplo moral del estilo de John Wayne (a quien esta película le provocó una pésima impresión, por cierto). Un pueblo que teme la venganza de tres delincuentes recién salidos de la cárcel contrata los servicios de un enigmático recién llegado, que terminará siendo un remedio peor que la enfermedad.

_______________________________________________________________________

El fuera de la ley

Imagen de Malpaso Productions

Forrest Carter fue un miembro del Ku Klux Klan que decía tener ascendencia cherokee, y además de ser un destacado propagandista de la segregación (le escribía los discursos al gobernador de Alabama en los sesenta) se hizo un hueco como novelista bajo seudónimo. Eastwood adaptó una de sus obras en la que fue su quinta película y su segundo wéstern, ambientado en la Guerra de Secesión. Aunque la verdadera autoría del libro no se conoció hasta después del rodaje, eso no impidió que se utilizara el hecho por parte de algunos críticos para tachar a Eastwood de fascista, sambenito que le colgaban también por sus películas sobre Harry el Sucio.

_______________________________________________________________________

El jinete pálido

Imagen de Malpaso Productions

Aquí dio vida a uno de sus personajes más característicos, el Predicador, identificado en una escena como un trasunto del cuarto jinete del Apocalipsis descrito en la Biblia. La cinta fue uno de los pocos wésterns de los ochenta y estuvo inspirado en Raíces profundas.

_______________________________________________________________________

El sargento de hierro

Imagen de Malpaso Productions

El ejército estadounidense declinó colaborar en este rodaje ante un protagonista con tantas aristas como el que interpreta aquí nuestro cineasta. No puede esperarse por tanto mucho rigor en la recreación de ese cuartel, sus métodos de entrenamiento, ni mucho menos de los sucesos históricos que recrea con cierta pobreza de medios (la invasión de Granada). Pero qué importa. La película resulta endiabladamente entretenida gracias casi única y exclusivamente a esos monólogos que dispara el sargento instructor como una ametralladora, aún más atronadores gracias al doblaje de Constantino Romero. Nos queda la duda de quién ganaría una pelea de insultos al estilo Monkey Island entre Highway y el sargento de artillería Hartman.

_______________________________________________________________________

Bird

Imagen de Malpaso Productions

Otra de las características de Eastwood ha sido siempre su pasión por el jazz. En la citada Escalofrío en la noche, introdujo actuaciones de Cannonball Adderley y Johnny Otis, en bandas sonoras como la de Los puentes de Madison o J. Edgar ha incluido una banda sonora de este estilo, e incluso su hijo Kyle es músico profesional de jazz. Una vida tan agitada como la de Charlie Parker le resultó por tanto irresistible para su adaptación a la pantalla.      

_______________________________________________________________________

Cazador blanco, corazón negro

Imagen de Malpaso Productions

La imagen que están dando últimamente los miembros de Hollywood da muy poco juego a la idealización romántica. El tiempo dirá si es un bache temporal o una decadencia inevitable de un sistema ya agotado. Pero hubo otra época en la que por allí pasaron personajes fascinantes y John Huston fue uno de ellos, de hecho un buen amigo suyo, Orson Wells, decía que su vida era aún más interesante que su obra. Fue boxeador, reportero, pintor callejero en París, documentalista en el frente durante la Segunda Guerra Mundial, se casó en cinco ocasiones… en definitiva, viajó, bebió y vivió todo lo que pudo y algo más. Una de sus mejores películas, La reina de África, se rodó en aquel continente, y es en ese episodio en el que se centra esta historia.

_______________________________________________________________________

Sin perdón  

Imagen de Malpaso Productions

Aunque todos los filmes hasta ahora mencionados ya mostraban su talento a la hora de dirigir, fue este el que le valió cuatro Óscar —entre ellos la mejor película y al mejor director— y le hizo convertirse definitivamente en un cineasta universalmente respetado. Fue su último wéstern y también el primero de una nueva época del género que había agonizado en los años anteriores y que desde entonces se ha mantenido presente en las salas con regularidad, y desde hace un tiempo también en las series.  

_______________________________________________________________________

Un mundo perfecto

Imagen de Malpaso Productions

La única constante en la filmografía de Eastwood ha sido la productora Malpaso, de propiedad suya. Por lo demás siempre ha estado dispuesto a variar de géneros, épocas y registros. Si al principio era frecuente que él mismo protagonizara la historia, con el tiempo ha ido retirándose hacia detrás de la cámara, aquí por ejemplo tenía un papel secundario. Así podía darse un respiro dado que ese año estrenó otra película en la que sí era protagonista, En la línea de fuego.

_______________________________________________________________________

Los puentes de Madison

Imagen de Malpaso Productions

Si bien como actor sus registros no han sido nunca muy amplios, como director ha explorado nuevos terrenos con una gran libertad creativa, como decíamos, y en esta ocasión se obligó a sí mismo a salir de esa imagen un tanto monolítica de tipo duro, lo cual tiene su mérito… Aunque por otra parte disgustó a unos cuantos incondicionales suyos, que prefieren hacer como si esta película no existiera. Quizá pueda hacerse más llevadera bajo un nuevo enfoque. Edgar Alan Poe ya introdujo en el imaginario colectivo los puentes cubiertos como espacios malditos, al cruzar uno se convirtieron en espectros los protagonistas de Bitelchus y, de hecho, el puente de Roseman elegido por el director es precisamente considerado un lugar con presencias sobrenaturales. ¿No podríamos estar ante una historia de fantasmas que quizá ni siquiera son conscientes de serlo, como en El sexto sentido o Los otros?

_______________________________________________________________________

Medianoche en el jardín del bien y del mal

Imagen de Malpaso Productions

La respuesta de George Takei a las acusaciones de acoso sexual culpando a los bots rusos es probablemente insuperable, pero la de Kevin Spacey tampoco se quedó corta. Tal vez su carrera haya muerto ya (aunque otros actores a los que se dio por finiquitados volvieron) pero sea como fuere ha dejado tras de sí buenas interpretaciones que merecen ser juzgadas por sí mismas, al margen de otras circunstancias. Aquí encontramos una de ellas, en la adaptación de una novela de John Berendt (a su vez basada en hechos reales) que supo captar esa atmósfera típicamente sureña.

_______________________________________________________________________

Mystic River

Imagen de Malpaso Productions

Parece ser que el papel de Kevin Bacon inicialmente iba a interpretarlo Michael Keaton, quien tras haber estado meses preparándolo y a falta de una semana para iniciar el rodaje tuvo una fuerte discusión con Clint que lo dejó en la calle. No fue la primera vez que ocurrió algo así en la trayectoria de nuestro cineasta, pues la antes mencionada El fuera de la ley, su guionista Philip Kaufman no llegó a ser también el director por una bronca previa al rodaje. Como en dicha película, además, abordaba aquí uno de sus temas favoritos y tan enraizado en el wéstern como es la venganza.

_______________________________________________________________________

Million Dollar Baby

Imagen de Malpaso Productions

Los actores que trabajan bajo las órdenes de Eastwood suelen elogiar la libertad que les deja para afrontar sus papeles una vez les ha explicado lo que espera de ellos, y eso es precisamente lo que suele destacar Morgan Freeman de él, con quien ha colaborado en tres ocasiones. El método desde luego le funciona bien, pues con este melodrama un tanto tremendista de nuevo obtuvo cuatro Óscar: a la actriz protagonista, al propio Freeman como secundario, a la mejor película y al mejor director, convirtiéndose así en el más veterano en recibir uno, con setenta y cuatro años.

_______________________________________________________________________

Cartas desde Iwo Jima  

Imagen de Malpaso Productions

Una de las mayores cualidades de Eastwood como cineasta es su extraordinaria libertad. Le importan muy poco las modas, la corrección política, lo que a priori resulte comercial o no: sencillamente rueda en cada momento la historia que le apetece contar. Tras Banderas de nuestros padres quiso volver a contar la batalla que da nombre a la cinta pero desde el otro bando. Fue una apuesta inusual y lejos de caer en una caricatura retrató a sus personajes con una gran sensibilidad, de tal forma que la película fue un considerable éxito en Japón (no así en Estados Unidos).  

_______________________________________________________________________

El intercambio  

Imagen de Malpaso Productions

Las corruptelas internas de los cuerpos policiales estadounidenses han sido un material recurrente para el cine, con asuntos internos tendiendo alguna trampa, algún policía íntegro —a ser posible irlandés y alcohólico— que termina sufriendo represalias de sus compañeros y la verdad saliendo finalmente a la luz gracias a algún intrépido periodista. Pero en este caso no hizo falta echar mano de clichés, pues recreaba la historia real en torno a Christine Collins en Los Ángeles a finales de los años veinte, en uno de los mejores papeles que ha tenido Angelina Jolie.

_______________________________________________________________________

Gran Torino

Imagen de Malpaso Productions

Muy pocos directores han logrado estrenar dos películas en un mismo año, y menos aún que sean dignas de recordarse. Tenemos el ejemplo de Spielberg con Parque Jurásico y La lista de Schindler en 1994, Villeneuve con Prisoners y Enemy en 2013 o Hitchcock con Crimen perfecto y La ventana indiscreta en 1954. Eastwood también forma parte de tan selecta lista, pues en 2008 además de la anteriormente mencionada estrenó esta otra historia en torno a una cuestión espinosa como es la convivencia interracial en Estados Unidos.

_______________________________________________________________________

Invictus  

Imagen de Malpaso Productions

Morgan Freeman estaba destinado a interpretar a Nelson Mandela y esta película le dio por fin la oportunidad. La historia de cómo un país dividido racialmente tras el fin del Apartheid pudo unirse —al menos  durante un momento— gracias al deporte, era algo que no podía desaprovecharse para la pantalla. Eastwood con el paso de los años ha ido inclinándose por versionar hechos reales, desde J. Edgar, pasando por Jersey Boys o Sully, aparte de otras ya mencionadas en este listado, así que aquí se centró en todo lo que rodeó aquella Copa Mundial de Rugby de 1995.

_______________________________________________________________________

El francotirador

Imagen de Malpaso Productions

Concluimos con la que ha sido, con diferencia, la película más taquillera de todas las que ha dirigido. Toda una máquina de generar dinero, dado que Eastwood tiene además fama de rodar ajustándose al presupuesto e incluso rebajándolo. En estos tiempos de superproducciones atrozmente costosas nunca está de más ahorrar un poco de aquí o de allá, de forma que si en vez de un bebé de verdad se puede rodar la escena con uno de plástico pues mira, eso que se gana. La historia que nos contaba era desacomplejadamente patriótica, un biopic del más eficaz fracontirador que ha dado el ejército americano, acompañada con escenas de combate de un realismo y contundencia como pocas veces hemos visto en la pantalla.   

_______________________________________________________________________

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

27 Comentarios

  1. ¿Y dónde está «Primavera en otoño»? ¿Hay algún motivo en especial por el que no deba estar en «la mitad mejor» de su filmografía?

  2. Un mundo perfecto no es una película redonda, pero tiene momentos excelsos, de un lirismo maravilloso.

    Clint Eastwood siempre ha sido mi líder espiritual.

  3. Million Dollar Baby. Para mi la única película por encima de la media (en gran parte gracias a la interpretación de Hillary Swank) de un director correcto, sin más.

      • A mi me pasa como con woody Allen, no m parecen tan buenos como lo ensalza la crítica , me gustaron mucho gran torino y mystic river, sin embargo sin perdón, el intercambio y sobre todo million dollar baby me parecen buenas películas, pero también sobrevaloradas. En cuanto a quien me parece mejor director q él se me ocurren una veintena…. Chaplin, buster Keaton, Billy wilder, Alfred hitchkov, orson Welles, Luís buñuel, einsestein, Spielberg, Polansky, de Sica, Sergio Leone, Thomas Anderson, David lynch, David Fincher, David lean, Coppola, etc etc me parecen mejores directores todos.

        • Por supuesto. Esto viene a demostrar aunque nadie se anime a sacar el tema abiertamente, la enorme importancia que los humanos damos a la apariencia física, al glamour. Clint Eastwood ha sido uno de esos fenómenos cinematográficos que se han dado en llamar «estrellas» o «astros» de la pantalla. Es algo que resulta difícil de aquilatar y que está emparentado totalmente con la atracción ejercida sobre el sexo opuesto (o con el propio si se trata de homosexuales) y también con el deseo de los varones hetero, de parecerse al astro para así poder tener bajo su influjo al mayor número de féminas. Naturalmente, todo lo expuesto hasta aquí, tiene poco que ver, en principio, con la capacidad interpretativa o talento de un actor y lo mismo se puede aplicar al oficio o arte de un director. Pero es el caso que tendemos a mezclarlo todo -unos más que otros- y dado que nuestro amigo, justo es reconocerlo, es una rarísima avis y si no ya me dirán ustedes a cuantos actores “estrella” recuerdan que, después y al mismo tiempo de una fulgurante y muy exitosa carrera cinematográfica, hayan descollado como directores de relumbrón hasta el punto de hacer dudar a sus seguidores sobre en cuál de las dos actividades es más diestro. No recuerdo ningún caso o por lo menos que se le acerque en cantidad-calidad al sujeto que nos ocupa.
          Dicho esto, y reconociendo el influjo que sí, en mí también, tuvo Clint Eastwood en mi adolescencia, a día de hoy y desde la perspectiva que da el tiempo y la posible experiencia acumulada a base de ver cientos y cientos de films y series de televisión, puedo hacer un balance desapasionado sobre su trayectoria. Creo que como actor ha ido siempre muy justito y ha formado parte de tantos films interesantes como de los que eran directamente material de derribo. La cosa la situaría a un 50% siendo generosos. Como director, sí creo que el balance ha sido mucho más positivo o por lo menos, ahora no recuerdo ningún trabajo suyo que yo haya visto que me pareciera vomitivo y sí, por el contrario, guardo excelente recuerdo de por lo menos media docena de títulos entre los que detacaría a “Bird” sobre todos los demás.
          Pero vaya, que comprendo perfectamente su punto de vista al decir que se le ocurren un montón de directores mucho mejores que nuestro amigo Clint, algo con lo que estoy de acuerdo. Lo que pasa es que el caso de Eastwood es, como dije antes, muy peculiar en el panorama del mundo del cine, ¿no cree usted?

          • Muchas gracias por la detallada respuesta. Estoy muy de acuerdo, Clint sin ser un gran actor tiene un indudable carisma y sobre todo telegenia, algo q sucede a otros actores como por ejemplo Tom cruise. El efecto tan certeramente descrito por usted es similar a lo q en economia se llama «efecto halo».
            Me gustan sus películas, pero no creo que sea ni mucho menos un genio del séptimo arte. Lo q más me fascinante del personaje, al igual que con John Ford, es la capacidad de empata y sensibilidad que demuestra en sus películas y a la vez ser tan increíblemente reaccionario en sus posiciones políticas.
            Concuerdo que hay pocos ejemplos de actores que consiguiesen ese nivel en las dos disciplinas, a bote pronto se me ocurre el propio Woody Allen, Chaplin y Buster Keaton, luego en menor medida Orson Welles y Laughton (aunq sólo rodó la noche del cazador, vaya película), en nuestro país un buen ejemplo es Fernando Fernan Gómez q además destacó como escritor. A otro nivel también estarían ben Affleck, george Clooney o Robert Redford. Efectivamente no hay demasiados ejemplos.

        • Spielberg es mejor director formalmente, y eso es indudable, pero su mundo es el de un niño… Y ahí está una de las explicaciones del fenómeno en torno a Eastwood, que siendo un buen artesano, como sí tiene un mundo de adulto, sus películas grandes tienen un poso del que carecen las películas grandes de Spielberg o de casi cualquier director de la actualidad. Sergio Leone es excesivamente moroso -algo que Eastwood también le sucede a veces-, y si bien eso funciona para dotar de intensidad sus narraciones, al segundo visionado a mi me genera una impaciencia que me reconcome. Fincher, Lynch usan muy bien el lenguaje… pero en sus películas tiende a haber personajes, o marionetas, sería más justo decir, más que personas -y sin embargo, Una historia verdadera…, vale: dejémoslo en que a Lynch le pierde querer ser el chico listo de la clase-. Los demás mencionados sí creo que aunan grandeza formal y profundidad -Chinatown, Pozos de ambición rodadas por un Eastwood incluso en su mejor momento creo que serían películas más planas visualmente-. Bueno, es solo mi opinión, huelga decir…

          • El año pasado tuve la gran suerte de ver «Comanchería» (tres veces) la que quizá fuera para mí, la mejor película de 2017. Su guionista Taylor Sheridan del que hace poco se hablaba por aquí, me llamó poderosamente la atención y decidí no perderle la pista; ayer mismo disfruté de su último trabajo como guionista y primero como director, «Wind River». Un estupendo film que junto con el anterior, estoy segurísimo de que no le hubiera importado nada a Clint eastwood ponerles firma.

    • En el país de los ciegos el tuerto es el rey, efectivamente. Eastwood destaca no porque sea un director genial y renovador, sino porque parece el único hombre adulto con visión de la vida de hombre adulto en una industria hollywoodiense en el que lo pueril viene siendo desde algunas décadas la norma…

  4. He votado El Jinete Pálido porque me parece su mejor wéstern, menos estilizado que Sin Perdón, y que sigue teniendo una fuerza visual apabullante. Pero, en realidad, mi favorita es Infierno de Cobardes (mea culpa), y mira que es burra la peli esa… hoy no se podría proyectar, supongo, con tanto movimiento #MeToo y demás…
    Habéis hecho una buena selección de títulos para votar. Yo votaría con igual entusiasmo Gran Torino, Medianoche en Jardin del Bien y del Mal, Cartas desde Iwo Jima… venga, va y Sin Perdón también. Y El francotirador, que no me apetecía nada verla y me resultó fascinante. Ah, y el premio al mejor sonido, para Invictus (cómo crujen los huesos en las melees, Señor…).
    Eastwood dijo que aprendió el arte de contar con concisión de Don Siegel y de Sergio Leone. Vaya si aprendió… Mejor…las votó todas.

  5. Echo de menos en la lista dos películas magníficas como «El aventurero de medianoche» y «Bronco Billy». Supongo que ganará «Sin perdón», pero para mí la mejor es «Bird».

  6. Me apostaría algo a que el 80% de los que han votado ni han visto “Bird”… ni siquiera saben de su existencia…

  7. He visto todas, la mayoría varias veces, y también las que sólo es actor. Si hay que votar me decanto por Sin Perdón, pero entre las cercanas en grandeza indudable me parece un error que no se halle en la lista esa obra incomprendida llamada Firefox, que tan mal ha envejecido y tan divertida sigue siendo.

    • Pero James, si «Firefox» es una de las películas más aburridas que he visto en mi vida y no es que haya envejecido mal, es que ya era un desastre el día de su estreno. Tendría que pensarlo pero así, a bote pronto, la percibo como la peor, después de las que hizo con el orangután de las narices.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.