Cuando tu profesión depende de una máquina – ASUS ProArt StudioBook

Publicado por

No es la primera vez que sucede. En las fábricas estadounidenses, y como práctica asentada desde los inicios de la Revolución Industrial, solo se contrataba a los obreros con herramientas de mejor calidad. El encargado, saliendo a la puerta, pedía a los candidatos que esperaban para cubrir cargas de trabajo puntuales que abriesen su caja, y evaluando a simple vista el interior decidía a quién contrataba y a quién no. Es una vieja costumbre en la selección de personal, que permite a un profesional con experiencia distinguir entre quién lleva tiempo en su sector, quién acaba de empezar, y quién conoce la regla principal del profesional independiente. La de que tus ingresos dependen de la calidad de lo producido, y del tiempo que hayas necesitado para crearlo. Tan importante como tu talento es la máquina empleada para conseguirlo.

Hoy este principio se ha trasladado a las nuevas profesiones. Y de manera específica a la creación de contenidos. Obligado a trabajar con vídeo, fotografía de alta resolución, CAD, conectividad extrema y movilidad, la estación de trabajo de este profesional tiene que contar con una pantalla de gran calidad, y alcanzar máximos en rendimiento y movilidad con poco peso. Las máquinas que reúnen estos requisitos suelen resultar poco asequibles, y esta es una de las razones que han hecho destacar al ASUS ProArt StudioBook Pro 17 desde su lanzamiento. Un portátil que fue diseñado mediante el consenso entre ingenieros y creadores de contenidos. Diseñadores, arquitectos, animadores, programadores, y también los menos convencionales youtubers, creadores de hilos de Twitter e influencers de Instagram colaboraron para transmitir a la marca las necesidades de su ecosistema laboral, altamente competitivo. Un entorno donde predomina la alta calidad de los resultados, y donde hoy es tan importante la propia capacidad de crear como el ordenador de que se disponga para hacerlo.

Empezando por el tamaño en que puedes visualizar tu trabajo. Este ASUS ha montado en un chasis de 15” una pantalla de 17”, con validación Pantone y tipo NanoEdge, que reduce el marco al máximo y cuyo revestimiento mate reduce reflejos molestos. Los ángulos de visión de 178° aseguran que los colores permanezcan vivos y brillantes desde cualquier ángulo. Es casi como trabajar con un monitor externo. Y ese mayor espacio en lo visual no sacrifica el poder guardarlo en la bolsa o mochila preparada para el portátil de tamaño estándar. Dispone de una combinación óptima para ejecutar tareas complejas en el menor tiempo posible y sacar el máximo partido a tus horas de dedicación: un procesador Intel® Core™ i7 y la tarjeta NVIDIA Quadro RTX™. Añadida su eficiencia energética, y la solución térmica mediante aletas de refrigeración, el ProArt StudioBook es uno de los pocos compañeros de trabajo capaz de mantenerse frío y en silencio cuando le pones a plena carga. Ni traseras que arden ni molestos ventiladores a toda pastilla.

La apertura en 180º es un añadido interesante cuando se trata de desplegarlo en una mesa y mostrar en las reuniones tu trabajo a los clientes. El chasis de aluminio texturizado y los bordes cortados a diamante, color oro rosa, ayudan a transmitir la imagen de profesional veterano. Y el estándar militar ML-STD 810G asegura que no te lo estropeará un día de lluvia, uno de calor extremo, llevarlo en bici, o esa caída accidental. El sensor de huellas para identificación biométrica es rápido, y asegura que solo tú accedes a él. Además han eliminado el teclado numérico del teclado físico, algo especialmente cómodo cuando se suceden muchas horas de trabajo, con la opción de hacerlo aparecer en el trackpad sin perder sus funciones. Además es un equipo capaz de crecer a medida que se incrementa tu carga de proyectos. Los 32GB de memoria incluidos pueden ampliarse a un máximo de 64GB y al SSD de 1TB incorporarse otro adicional, hasta los 2TB de capacidad.

Y lo mejor es que puede moverse a cualquier lugar y desplazarse por interiores o exteriores sin perder la efectividad de sus conexiones. Su tecnología Wi-Fi 6 es la última generación en inalámbrico y un equivalente, por fin, a la del cable ethernet. El ASUS ProArt StudioBook te da el poder de crear allá donde vayas.

6 Comentarios

  1. Es evidente que las máquinas forman parte del día a día. Como cualquier otra herramienta, considerarlas como una ayuda o un obstáculo esta en función de cómo se utilicen. Y esa realidad sirve hasta para los que ya nos hemos jubilado. No digamos si se extiende al ámbito de la salud; en este tiempo incierto, una máquina, un respirador, establece la frágil línea que separa la vida de la muerte.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.