Sociedad

En defensa de Ayuso, el pueblo judío y la Ilustración

ayuso
Isabel Diaz Ayuso qué grande eres. Cordonpress

En su reciente artículo en Jot Down titulado Mayo del 24, Carlo Frabetti ofrece una visión apasionada apresuradas soflamas lo llama él— sobre la situación en Palestina, describiéndola con términos tan extremos en contra del hombre blanco occidental que se hace necesario participar en el debate para ampliar los ángulos de enfoque. Aunque es admirable su defensa de la causa palestina, uno no puede evitar notar que sus posiciones resultan parciales y simplistas, como si de un cuadro de blanco y negro se tratara, sin espacio para los matices o las complejidades inherentes a la realidad política y existencial.

Los valores occidentales y la libertad de la mujer

Los valores occidentales, con su énfasis en la libertad, la igualdad y la racionalidad, han permitido el desarrollo de sociedades donde la emancipación de la mujer es una realidad. Gracias a estos principios, hemos visto el surgimiento de figuras como Isabel Díaz Ayuso e Irene Montero. Ayuso, con su firmeza y determinación, y Montero, con su compromiso con los derechos sociales, son ejemplos claros de cómo las mujeres pueden alcanzar posiciones de poder e influencia en una sociedad que valora la libertad y la igualdad. No hay que comulgar ni con Ayuso ni con Montero para estar orgullosos de que mujeres como ellas tengan un papel tan importante en nuestra sociedad y eso, amigos, hay que valorarlo y defenderlo a toda costa.

En Occidente, cuna de la democracia y los cafés hípster, la libertad de la mujer es un logro fundamental que no solo se manifiesta en el ámbito político, sino también en la vida cotidiana. Las mujeres en occidente tienen la oportunidad de educarse, trabajar y tomar decisiones sobre sus propios cuerpos y vidas. Este progreso, resultado de siglos de lucha por la igualdad y la justicia, refleja los valores ilustrados que defienden la razón, el conocimiento y la dignidad humana. Esto que tenemos tan asimilado y que es tan obvio, no está garantizado por la ley natural y aunque haya tardado siglos en consolidarse se puede perder en menos de una generación como hemos visto pasar en sociedades como la iraní o más recientemente en Afganistán.

Israel, el pueblo judío y la consonancia con el pensamiento europeo

Israel, en muchos aspectos, se alinea con los valores occidentales y el pensamiento europeo. Esta nación ha adoptado la democracia, la libertad de expresión y la igualdad de género, principios fundamentales de la Ilustración. La sociedad israelí, con su respeto por la educación y la innovación, refleja un compromiso con el progreso y el desarrollo humano. El pueblo judío, con su rica historia de resistencia y su profunda tradición cultural, ha sido un defensor ferviente de estos valores. Desde la Diáspora hasta la creación del Estado de Israel, los judíos han demostrado un notable apego a los ideales de la razón y el humanismo. Este vínculo con el pensamiento europeo se manifiesta en su enfoque hacia la ciencia, la filosofía y las artes, áreas en las que los judíos han hecho contribuciones significativas.

Sin embargo, es crucial abordar la realidad política y social de Israel con una visión matizada. La defensa de Israel no debe cegar a nadie ante las injusticias y violaciones de derechos humanos que ocurren en la región. La ocupación y los conflictos con Palestina son problemas complejos que requieren una condena clara y una búsqueda constante de soluciones justas y pacíficas. Es fundamental diferenciar entre las políticas del gobierno israelí, liderado por un militar despiadado como Benjamín Netanyahu y el pueblo judío en su conjunto. No todos los judíos apoyan las acciones agresivas en Palestina, y muchos dentro y fuera de Israel trabajan activamente por la paz y la justicia. Culpar al pueblo judío en su totalidad por las acciones de su gobierno es una simplificación peligrosa que ignora la diversidad de opiniones y experiencias dentro de la comunidad judía.

Por más que valoremos los logros y los valores de Israel, no podemos ignorar las graves injusticias y violaciones de derechos humanos que se cometen en Palestina. La ocupación, las expulsiones forzadas y la violencia militar son realidades que contradicen los principios de la Ilustración, como la justicia y la humanidad. Condenar estas acciones con la máxima dureza es imprescindible. No se puede permitir que el discurso de seguridad y defensa justifique la matanza y el sufrimiento de personas indefensas. La crítica debe ser firme y clara —y sí, tenían que haber sido descalificados en Eurovisión—, reconociendo que estas acciones no representan a todos los judíos ni reflejan los valores que muchos de ellos defienden. Es crucial destacar que, dentro de la propia Israel y la diáspora judía, existen muchas voces que se alzan en contra de las políticas agresivas hacia Palestina. Activistas, intelectuales y ciudadanos comunes luchan por una solución pacífica y justa, rechazando las medidas extremas y abogando por el respeto a los derechos humanos. Atacar a todo el pueblo judío por los crímenes que comenten sus élites es como pensar que todos los españoles están a favor de la amnistía.

Teocracias árabes y judíos ultraortodoxos: enemigos del pensamiento europeo

Las teocracias árabes y las comunidades de judíos ultraortodoxos representan desafíos significativos a los valores de la Ilustración y el pensamiento europeo. Ambas buscan imponer un orden social basado en preceptos religiosos estrictos, lo cual es antitético a los principios de racionalismo, libertad y progreso. En las teocracias árabes, la ley religiosa prevalece sobre la ley civil, reprimiendo la libertad de pensamiento, expresión y religión. Estas sociedades suelen mantener estructuras de poder que perpetúan la discriminación de género, limitando severamente los derechos y las oportunidades de las mujeres. La censura y la persecución de disidentes son comunes, lo que impide el desarrollo del pensamiento crítico y la innovación, pilares fundamentales de la Ilustración.

Por otro lado, las comunidades de judíos ultraortodoxos también imponen una interpretación estricta de la ley religiosa que puede entrar en conflicto con los valores ilustrados. En estas comunidades, la educación secular es frecuentemente limitada y la influencia de la religión en la vida pública y privada es dominante. La subordinación de las mujeres y la resistencia a la integración con la sociedad moderna son características comunes. Ambos sistemas representan un rechazo a la secularización y a la idea de que la razón y la evidencia científica deben guiar las decisiones públicas. El progreso y la igualdad se ven obstaculizados por normas y jerarquías que se basan en textos religiosos antiguos en lugar de en principios racionales y humanistas.

Son, precisamente, los partidos ultraortodoxos, como Shas y Judaísmo Unido de la Torá, a menudo desempeñan un papel crucial en la formación de coaliciones gubernamentales. A cambio de su apoyo, estos partidos pueden influir en las decisiones del gobierno, incluyendo las políticas hacia los asentamientos en Cisjordania y la gestión del conflicto con Palestina. Su enfoque religioso y nacionalista tiende a respaldar una línea dura y expansionista, lo que contribuye a las políticas agresivas en la región. 

Cómo los medios de comunicación polarizan a la ciudadanía poniéndolos en una dicotomía

Los medios de comunicación juegan un papel crucial en la formación de la opinión pública, pero a menudo contribuyen a la polarización al presentar los conflictos y debates en términos de dicotomías rígidas. Esta estrategia de «ellos contra nosotros» simplifica las complejidades de los problemas, fomentando una visión maniquea del mundo. En el contexto del conflicto israelí-palestino, los medios tienden a presentar a las partes involucradas como monolitos homogéneos: Israel y los palestinos, judíos y musulmanes. Este enfoque no solo ignora las diversidades internas y las voces moderadas, sino que también alimenta el odio y la desconfianza entre los grupos. Al reducir los conflictos a una batalla entre el bien y el mal, los medios de comunicación evitan el análisis profundo y las soluciones matizadas, perpetuando la división y la hostilidad.

Este fenómeno se observa también en el ámbito político interno de los países occidentales. Los medios frecuentemente polarizan a la ciudadanía en bandos opuestos, exacerbando las diferencias ideológicas y sociales. En lugar de promover el diálogo y el entendimiento, fomentan la confrontación y la radicalización, haciendo más difícil alcanzar consensos y soluciones constructivas que, a veces, acaban con acontecimientos como el intento de asesinato del primer ministro eslovaco Robert Fico. Es esencial que los medios de comunicación asuman una responsabilidad mayor en la representación precisa y equilibrada de los hechos. Promover un enfoque más matizado y comprensivo puede ayudar a reducir la polarización y a fomentar un debate más constructivo y democrático. La ciudadanía también debe ser crítica con la información que consume, buscando múltiples fuentes y perspectivas para formarse una opinión informada y equilibrada.

Una llamada a la moderación y a los principios de la Ilustración

En el actual clima de polarización, es crucial abogar por la moderación y el entendimiento. Podemos condenar las acciones del gobierno israelí sin caer en la trampa de llamar genocidas a los judíos. De igual manera, es posible comprender el sufrimiento de los palestinos y su simpatía por grupos como Hamas —quién no simpatizaría con ellos si viviera allí— sin aceptar la imposición de sus mantras religiosos.

Es más necesario que nunca defender los principios de la Ilustración para mantener nuestras democracias. La razón, la justicia y la humanidad deben guiar nuestras acciones y discursos, promoviendo un debate basado en el respeto y el entendimiento mutuo. Solo así podremos enfrentar los desafíos actuales y construir un futuro más justo y pacífico para todos.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

5mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

35año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

61 Comentarios

  1. Qué mal estamos cuando hay que escribir un artículo explicando todas estas obviedades.

  2. free palestina

    Vamos a ver, este artículo intenta defender lo indefendible. Hablar de Ayuso y Montero está bien, pero no cambia el hecho de que Israel está haciendo barbaridades en Palestina. Intentar justificar esto con «valores occidentales» suena a excusa barata. Y eso de comparar a los ultraortodoxos con las teocracias árabes es una simplificación enorme. La moderación suena bonito, pero parece más una forma de no llamar las cosas por su nombre. Israel tiene responsabilidad y punto. No se puede blanquear.

    • Claro, porque culpar a Israel de todo es mucho más sofisticado, ¿verdad? Vamos a ignorar la complejidad del conflicto y culpar a un solo lado. Eso siempre funciona. Y lo de comparar a los ultraortodoxos con las teocracias árabes es claramente una simplificación, porque, ¿por qué molestarnos en ver las similitudes cuando podemos simplemente demonizar a unos y santificar a otros? La moderación y el equilibrio son claramente para débiles. Mucho mejor abrazar la indignación unilateral, ¿no es así?

      • Lo llama usted conflicto cuando es un genocidio, más de 35.000 muertos la mitad niños, provisiones cortadas, hospitales bombardeados…. No es tan compleja su resolución. Es dejar de matar.

        • Esto es un genocidio

          Pero alguien se crée la cifra de 35.000 muertos que da Hamas? Es una mentira porque no quieren asumir que sus atentados han causado este genocidio brutal.
          35.000 muertos en una zona de más de 2 millones en la que tanto Hamas como Israel han dado la cifra de 60% de edificios derrumbados. Sin apenas comida ni agua.
          La cifra debe ser por lo menos 10 veces superior.
          Israel no va a parar. No se paran los genocidios mientras queden testigos: o se acaban porque ya no queda nadie o alguien te derrota desconociendo que hay un genocidio, y lo detiene de casualidad.

        • genocidio
          Del gr. γένος génos ‘estirpe’ y -cidio.
          1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad.

          En fin, no creo yo…

  3. El mismo que dice: «Los medios de comunicación (…) a menudo contribuyen a la polarización al presentar los conflictos y debates en términos de dicotomías rígidas»

    Dice: «Las teocracias árabes y las comunidades de judíos ultraortodoxos representan desafíos significativos a los valores de la Ilustración y el pensamiento europeo.»

    O sea: una minoría política judía exclusiva de un país enano de 9 millones de habitantes (judíos solo el 80%) en el trasero del mundo, representa el MISMO PELIGRO PARA LA ILUSTRACIÓN Y EL PENSAMIENTO EUROPEO que un buen montón de teocracias dictatoriales bien armadas, flotando en petróleo, con cientos de millones de habitantes fanatizados en una religión política excluyente de cualquier otra, sin el más mínimo respeto a los Derechos Humanos, y que ya tiene a millones de ellos introducidos en nuestras sociedades, sociedades que llevan sufriendo el embate de sus salvajadas decenios.

    ¡Toma equidistancia!

    • Lo de las teocracias de Oriente Medio invirtiendo miles de millones de dólares al año en tomar posiciones en universidades, medios de comunicación o empresas occidentales es un tema que parece pasar desapercibido. Supongo que mientras se necesite su dinero tendrán carta blanca mientras nos recuerdan insistentemente lo malos que son los rusos. Como ejemplo ilustrativo cabe destacar que mientras RT era censurada en Europa por distribuir fake news a las órdenes del Kremlin, la cadena Al Jazeera propiedad de la petrodictadura de Qatar resulta ser el baluarte de la libertad de prensa.

      • Te recomiendo q veas Al Jazeera y despues juzgues. Lo de los dueños lo podemos aplicar a todos los medios de comunicacion del mundo, empezando por los españoles q no se mantienen solo con subscriptores. Al Jazeera le da mil patadas a cualquier medio español. No vi ningun medio español retrasmitiendo la acusacion de nicaragua a alemania en en el cij. Sin comentarios, solo retrasmitir.

        • Por cosas como estas, Occidente lo primero que hizo tras la guerra ruso-ucraniana fue censurar a RT.

        • Hasta donde yo he podido ver, es un medio que evita escrupulosamente cualquier asunto escabroso relacionado con su las dinámicas de poder en Oriente Medio. O con la influencia del Islam en la política. Luego es serenamente crítico, dando impresión de normalidad, con temas exóticos (para ellos) pero que tratan de dejar en mal lugar a las democracias occidentales. Es un mecanismo totalitario e intoxicador travestido de informador. Un tema completamente asqueroso.

  4. Realmente, el debate entre este señor y el señor Frabetti, es como un debate entre el sombrerero loco y la liebre de marzo. Me temo que dentro de poco les veremos tratando de ahogar al lirón en la tetera. La verdad es que estamos descendiendo al maelstrom y ni la ira ni la ecuanimidad nos van a servir de mucho. Yo soy bastante del terreno de la ira, pero es un error. Solo hace falta una enorme frialdad y hacer los gestos exactos, sin dejarse anular por el pánico. Europa debe darse cuenta de que sus opciones son mínimas, y de que el resto ya han decidido y, como el hermano bloqueado por el terror del cuento de Poe, se aferran a sus decisiones (fundaméntalismos, tiranías, mera obcecación) creyendo que están aferrados a la tabla de salvación. Todo tiene bastante mal aspecto. Y van a morir más niños, y Europa no podrá hacer Nada por evitarlo. Finalmente, el sr. NoEsEso nos recuerda que tenemos una guerra infinita, que es otra guerra que está explotando en las calles de todo el mundo, pero muy especialmente en Europa. Los sionistas la acogen con soberana indiferencia. Todo el mundo parece estar solo ahí

  5. Diego Lorente Morales

    Te compro lo de separar al pueblo judío de su gobierno,y en especial a su miserable líder…Pero meter en el mismo saco a un esperpento andante y una ignorante peligrosa como Ayuso y a Irene Montero es para que te lo hicieras mirar muy bien.

    • LePeisens

      Perdone pero es al revés; el esperpento y peligrosa ignorante es la otra, Irene Montero.

      • A riesgo de me llamen equidistante, hacen una pareja cojonuda…

      • Diferencias entre ambas hay. Al partido de una de ellas, le montaron desde un ministerio una trama policial, judicial y periodística financiada con fondos del estado. A la otra la denunció su jefe por unas monedillas y ahí sigue.

        Una tiene un «casoplón» adornado con un montón de amigos de la libertad (pagados por no puedo imaginarme quien) acosándola en la puerta. Que hasta lo que hoy se sabe, se ha pagado con dinero de su sueldo.
        La segunda no tiene muy claro todavía como ha pagado su «modesto pisito» y como le han dado la licencia para reformarlo.

        Nuff said

      • Diferencias entre ambas hay. Al partido de una de ellas, le montaron desde un ministerio una trama policial, judicial y periodística financiada con fondos del estado. A la otra la denunció su jefe por unas monedillas y ahí sigue.

        Una tiene un «casoplón» adornado con un montón de amigos de la libertad (pagados por no puedo imaginarme quien) acosándola en la puerta. Que hasta lo que hoy se sabe, se ha pagado con dinero de su sueldo.
        La segunda no tiene muy claro todavía como ha pagado su «modesto pisito» y como le han dado la licencia para reformarlo.

        Nuff said

      • Una se alinea a favor del sionismo genocida y la otra está en contra. Pero para algunos de los lectores son igualitas las dos.

        En fin. No es ya relativismo, es flojera de hacer un análisis serio. Es desidia de pensar. Luego dirán que la izquierda va dando lecciones morales pero es que la derecha se abraza al mal absoluto con toda la desfachatez facha y sin un gramo de neurona.

  6. En todo este asunto no estoy nada de acuerdo con él, pero Frabetti escribe mejor.

  7. Tanto Ayuso como Montero son dos lerdas.
    Eso sí, Montero tan feminista ella, está ahí por «mujer de».
    Eso es lo que hay les guste o no a los carcas y a los progres.

    • Y usted está ahí porque su madre lo puso ahí, usando esa parte de su cuerpo que usted denigra con su comentario casposo acerca de las mujeres. Tápese su bajeza, que ésa sí que da grima.

      • Maravilloso

      • Uy.
        ¿Qué eres, un aliado o un caballero chapado a la antigua? Quizá incurres en una generalización apresurada, amigo zote.
        Lo que sí veo es que la que tiene eso que tiene la mía y que también te hizo estar aquí te debería explicar que hay mujeres muy estúpidas. Como Isabel Ayuso e Irene Montero, populistas ambas y bobas. Faltaría más no poder decirlo, copón.
        A ti no sé qué se te ha escurrido, pero deberías saber que decir esto no es desmerecer a Doris Lessing, a Kollontai o a Hedy Lamarr.
        Anda y no peques más.

  8. Iván Albacete López

    Me encantaría que opinaran las delegaciónes de Eurovisión del comportamiento de los israelíes en este último festival como decía mi abuela tela marinera

  9. MacNaughton

    Un articulo que apesta al racismo / colonialismo europeo tan extendido en nuestros tiempos, por otra parte nada sorprendente ya que no enseñan nada que no sea cultura / historia del hombre blanco en el colegio…

    Pero vaya truco de mano, vaya forma de hacer las cuentas: la Ilustración, la razón (muy fuerte eso) y los derechos de la mujer son «valores occidentales», pero no lo son Auschwitz, Hiroshima, Nagasaki, los gulag de Stalin, el Imperio Británico (millones de muertos en India y Irlanda) o los Franceses en Algeria (más de un millón de muertos)….

    La memoria selectiva de los europeos: un continente que se niega todavía enfrentarse a la verdad de su historia: que ha sido el continente de la modernidad y el avance y el progreso, pero TAMBIEN, del imperialismo, el colonialismo, la barbarie y la explotación bestial del el Sur….

    … en los campos de la muerte de los Nazis nunca faltaba una orquesta que tocaba la música más elevada de «los valores europeos» por encima de los gritos de los pobres masacrados allí…. Lo cual es una imagen que resume bastante bien la paradoja…

    Y sigue hoy en día… la guerra de Irak, las intervenciones en Libia y Siria, el golpe de Estado británico contra Mossadeggh en Irán en el 53 que lleva al final al Islam radical…

    …y ahora en Gaza, a través de un Estado, Israel, que es una creación de Occidente, sobre todo el Reino Unido y EEUU…

    Es el revés de como dicen, no es que Occidente misteriosamente apoye a Israel, es nuestro Estado en Oriente Medio, región del mundo con casi 50% de las reservas energéticas de la Tierra… Israel es hijo de Occidente, que muy mal que se porte, nunca jamás se puede abandonar…

    … por lo menos lo de Gaza ha dejado muy claro que no existen los derechos humanos universales tantas veces proclamadas por nuestros lideres políticos. Está muy claro que hay derechos humanos para unos, y para otras no…

    En ese aspecto, Israel ha perdido esta guerra ya….

  10. «Las mujeres en occidente tienen la oportunidad de educarse, trabajar y tomar decisiones sobre sus propios cuerpos y vidas»…La clase importa querido Hipólito, y el Mercado manda en occidente. No te reveló nada que no sepas. Esa libertad es menos libertad cuando tus necesidades básicas están en solfa y cada vez más con la creciente desigualdad.

    Cuando los indios decían que el hombre blanco hablaba con lengua de serpiente se referían a grandes discursos que podían ser entendidos a varios niveles. Te invito a ser crítico con tu propio discurso y a entender lo que yo veo de simple en el tuyo. La idea de progreso, entendida a la manera liberal es la colonial, de la que Israel es reflejo, como el Destino Manifiesto de USA, con su creación tras la II Guerra Mundial y sus décadas de alianzas geoestratégicas con occidente.

    Cuando un discurso ultraortodoxo judío o una teocracia de golfo se alinean con los intereses de quien lleva la batuta, lo que enarbolan discursos de defensores de la ilustración. Sólo tienes que ver dónde se alinea el autoproclamado paladín de la ilustración Steven Pinker en este genocidio, con los sionistas desde luego.

  11. Antonio Bedmar Fernández

    Ya que volvemos al tema de la guerra de Gaza, y creo que esta vez el que escribió el artículo es de otro talante, pruebo a poner de nuevo el mismo enlace que me borraron. Es un enlace a una página web de un judío de Israel en el que explica el tipo de guerra que está haciendo Israel, que no es el que se nos dice.
    Aunque la web es de un Israelí, el artículo en sí por lo visto no es de un judío, sino de un militar de los EEUU. Se podrá decir que el militar es parcial, pero lo es menos que muchos antisionistas, y desde luego tiene menos sospechas de parcialidad que si lo escribiera alguien de Israel.
    No les pido que estén de acuerdo con el artículo. Sólo les pido que lo lean y por lo menos no sean tan dogmáticos en el tema de los crimenes de Israel.

    https://www.periodistadigital.com/masalladelasnoticias/20240506/experto-militar-de-eeuu-israel-ha-creado-un-nuevo-estandar-para-la-guerra-urbana-por-que-nadie-lo-reconoce-689404985829/

    • Peor lo pone. USA, por si lo desconoce, tiene una larga tradición militar atacando poblaciones civiles: mujeres, niños, ancianos… Desmoralizar al oponente para derrotarlo en todos los frentes. Empezando por la guerra que le hicieron a los nativos americanos, que fue otro genocidio, en su avance al oeste, para arrebatarles tierras y formas de vida. Limpieza étnica. El Destino Manifiesto americano tiene paralelismos con el apartheid sudafricano y el genocidio palestino y están apoyados por la misma superpotencia militar.

  12. Aitor Egia

    El artículo se basa en una premisa falsa y falaz: que el Estado de Israel sea el Estado de los judíos y su gobierno el gobierno de los judíos. Eso quisiera sin duda el sionismo, para así justificar su empresa colonial y sus espeluznantes crímenes. Sin embargo, lo cierto es que la “comunidad judía” es algo mucho más grande y diverso que el estado etnocratico que falazmente se arroga su representación exclusiva. Lamento tener que proclamar esta obviedad, pero como la autora no sólo la omite sino que la contradice con su tesis absurda, ahí va: ni todos los judíos del mundo son israelíes ni todos son sionistas, de modo que de los crímenes del Estado etnocratico sionista solo cabe responsabilizar directamente a la fracción de la comunidad judía que se inscribe o reconoce en esas dos categorías, israelí y/o sionista. Los millones de judíos que no pertenecen o no se reconocen en esas dos categorías es muy probable que abominen del Estado que asesina y oprime a ritmo de Einsatzgruppen con el aplauso enfervorizado de sus fanatizados ciudadanos de primera clase (no tanto del resto). Estos judíos son la auténtica y probablemente única esperanza del pueblo judío.

    • Y aún diría más, Israel no es un país compuesto sólo por judíos sino que tiene un 17 % aproximadamente de ciudadanos étnicamente árabes. A lo mejor esos árabes que viven, trabajan y sufren alguna que otra lluvia de misiles ocasional también tienen algo que decir aunque nosotros nos olvidemos siempre de que existen.

  13. Antonio Bedmar Fernández

    Pues a mi no me parece una obviedad lo que Ud dice así que me lo tendrá que explicar Ud mejor.
    Alemania es el país de los alemanes aunque haya más alemanes en otras partes del mundo. Tras la 2ª Guerra Mundial expulsaron a alemanes de algunos países que habían sido invadidos por el Tercer Reich porque como podrá Ud imaginar no caían simpáticos y algunos de esos alemanes, aunque a lo mejor vivían desde antes de la guerra, habían colaborado de alguna forma con el invasor.
    Alemania les acogió por el sólo hecho de tener sangre alemana, independientemente de por qué les hubiesen expulsado.

    Del mismo modo Israel es el país de los judíos aunque haya judíos en más partes del mundo. Es el país al que han emigrado judíos perseguidos, y ojo, que siguen siendo perseguidos hoy día. Eso del antisionismo aunque muchos no lo quieran reconocer está mezclado con el antisemitismo. He leído que en un colegio catalán al que iban alumnos judíos apareció una pintada diciendo: «Hitler tenía razón»
    ¿Como quiere que se sientan los judíos de ese colegio? Independientemente de los crímenes de los judíos de Israel y del mundo, tienen derecho a emigrar si se sienten amenazados. Y el país que los acoge es Israel, independientemente de lo que haya podido hacer Israel como pasó con Alemania.

    Pero lo que me parece de traca es su última oración. Eso de que la única esperanza de los judíos son los judíos que ni son israelitas ni son sionistas. Sería como si me dijera que la única esperanza de los alemanes son los que no viven en Alemania ni son defensores de ese país. Y eso obviando que cuando muchos alemanes eran expulsados o huían por miedo a represalias, si no los hubiera acogido Alemania yo no sé cual hubiera sido su única esperanza.

  14. Antonio Bedmar Fernández

    Puedo escribir más sobre Israel y el sionismo.
    En el blog que les he incluido en el enlace de más arriba, he tenido conversaciones con su dueño que es un judío que vive en Israel y es sionista, aunque afirma que no cree en Dios. Me ha contado y estoy de acuerdo que los judíos son muy «cabezotas» pero que seguramente es esa cabezonería la que les ha permitido sobrevivir como pueblo tras casi 2000 años de destierro en países hostiles. Él mismo reconoce que convivir con judíos especialmente cabezotas como pueden ser los ultraortodoxos tiene su lado negativo, pero que está feliz de vivir con los suyos porque lo positivo supera a lo negativo.
    Durante 2000 años los judíos no han tenido país. Vivían en países que acabaron por serles bastante hostiles y en los que identificarse como judíos significaba ser perseguidos. Lo lógico porque es lo que les ha pasado a otros pueblos sería que hubieran tratado de perder su identidad para no ser perseguidos y así integrarse en los países en los que les había tocado refugiarse. Si hubieran hecho eso no habría desaparecido como raza: sus descendientes seguirían viviendo entre nosotros, pero habría dejado de existir como pueblo. Un judío francés, por ejemplo, sería indistinguible de otra francés de otro origen genético, y el mismo judío francés lo ignoraría, como habría perdido por ignorancia todo lo que tuviese que ver con un pueblo que ya no existiría.

    Pero los judíos eran cabezones: erre que erre con reunirse en juderías y preservar su origen y su identidad aunque no estaba claro que ganaban con ello. Incluso la misma existencia moderna de Israel es un ejemplo de esa cabezonería por ser judío no sólo de sangre sino de todo lo que les identifica con ser judíos, que eso es entre otras cosas ser sionistas.

    Aunque muchos no lo sepan, casi al mismo tiempo que las Naciones Unidas proclamaron la existencia del Estado de Israel, la URSS creó en el lejano oriente una república para los judíos. Los judíos podían elegir entre irse a vivir a Israel o irse a la república de la URSS, y si se hubieran ido a allí hubieran vivido en paz y sin muchos de los problemas que ha sufrido y sufre Israel. Pero había un «pequeño» problema para ese país de cabezones.

    Su patria ancestral era Israel y ninguna otra. Ellos querían volver al mismo sitio donde sus antepasados de hace casi 2000 años habían vivido porque esa era su identidad. Otro signo de su cabezonería identitaria fue el idioma de Israel.
    A pesar de su cabezonería identitaria los judíos habían dejado de hablar hebreo. El idioma más hablado por los judíos del siglo XX era el yiddish o algo así, y ese fue el idioma que adoptó el país ofrecido por la URSS. Los judíos de cada país básicamente hablaban el idioma del país. Sólo un pequeño círculo conocía el hebreo que era en realidad un idioma muerto como el latín.
    Bueno, pues los israelitas proclamaron que volvían al hebreo. Creo que es el único caso de un país que declara su idioma oficial una lengua muerta y consigue que sus habitantes lo aprendan.

    Así que olvidense de que los judíos vayan a irse de Israel. Son demasiado cabezotas. Y su país es Israel y ningún otro por razones identitarias, igual que su idioma es el hebreo. Lo que sí puede pasar si sigue subiendo el antisionismo / antisemitismo es que más judíos emigren al país donde les dejan ser judíos. Incluso si tienen que vivir en un casi permanente estado de guerra.
    En el siglo XX hicieron su elección: se fueron a vivir a Israel y no a la república de la URSS. Ahora no van a dar marcha atrás.

  15. Shimshon Zamir

    Srtas-Sras-Sres: He tenido la oportunidad de llegar a este lugar, y me permito opinar…Soy Israeli, Sionista (para mi ni una ni otra son malas palabras) y pienso que gran parte de los terminos y conceptos relacionados para con mi Pais en los distintos comentarios son equivocados…y producto de cierto desconocimento del tema…que esta originado, en principio, por el hecho de que vuestro pais tiene sus propios «problemas» y queda poco tiempo disponible para profundizar en lo que atañe a problemas de otros. Si alguien tiene lo que preguntar…estoy a vuestra disposicion. Atte.

    • Buena labor de troll, casi parece estudiado:

      – la primera frase se presenta como la posicion que ava a despertar recelos, cuando simplemente con decir que eres israeli hubiese tenido el mismo efecto practico a efecto de (falacia de) autoridad.

      – educado pero faltando, de manera suficientemente sutil como para poder defender que no era una falta si no un apunte (como si la existencia de problemas en el’pais de uno le nublase la capacidad de juicio, por esa regla de tres usted no puede saber nada de ningun otro pais porque su pais vive en/es un problema constante).

      No se si alguien tendrá preguntas para vuestra merced, pero con esta presentación, su credibilidad para mi queda dentro de toda duda.

      Atte muy señor mio.

    • Es que los problemas humanos no son problemas de «otros». Somos una misma especie, homo sapiens.

  16. Malecón de playa

    Como siempre, se nota a la legua la cantidad de imbéciles que sin saber encontrarse el culo con dos manos, opinan y opinan hasta la muerte sobre todo y sobre todos. Cuantísima arrogancia y estupidez mezcladas con maldad y necesidad de que sus tesis se impongan a las de los demás a cualquier precio. ¿Por qué no reconocéis que no tenéis ni idea y os calláis de una buena vez?

  17. Más vale ser punky que malecón de playa.

  18. Jordi Garcia

    Tres preguntas:
    1.- ¿Porque se ponen como sinónimos (sociedad israelí» y «pueblo judio»? Está claro que es un «ciudadano israelí» pero no tanto que és un «judio». Mucho menos que es un «pueblo judio».
    2.- Se equipara Isabel Ayuso a Irene Montero, pero se incluye solo la foto de Ayuso. ¿Casualidad? ¿Quizá una imagen puede valer más que mil palabras?
    3.- La guinda: «Atacar a todo el pueblo judío por los crímenes que comenten sus élites es como pensar que todos los españoles están a favor de la amnistía». ¿Se refiere a la ley de amnistia de 1977 gracias a la que todos los criminales de guerra y de paz quedaron amnistiados? Me temo, ay! que no. Me temo, y tiemblo, que equipara a los independentistas catalanes y sus seudo referendums con «los crímenes que cometen» la élites del misterioso e indefinido «pueblo judio».

  19. Terrible que el equipo editorial de Jot Down se preste a publicar un artículo tal con la que está cayendo. Esto es bazofia racista y propagandística y, además, está pésimamente escrito. Si lo hubiera visto antes no habría renovado mi suscripción anual a esta revista.

  20. En fin, no merece la pena meterse a analizar y/o responder a todas las evidencias y medias verdades que el personaje que lo escribe utiliza para alimentar una narrativa bastante peligrosa en sus consecuencias. Ese supuesto apego de la sociedad israelí a «la democracia, la libertad de expresión y la igualdad de género, compromiso con el progreso y el desarrollo humano.» son incompatibles con el sistema de apartheid y ocupación que han estado desarrollando durante años, gobiernos de uno y otro color, aplaudidos por la gran parte de una sociedad cada vez más radicalizada. La retórica de un -falso- apego a los valores occidentales y la instrumentalización del antisemitismo se han utilizado durante años para tapar esta realidad. Esto lo han denunciado organizaciones palestinas, por supuesto, y también israelíes, como Btselem o Breaking the Silence. Este artículo, en un contexto en el que la Corte Penal internacional ha dado orden de arresto a Netanyahu y Gallant por sus crímenes, y en el que Israel responde a la petición de alto al fuego de la ICJ calcinando a niños en los campos de Rafah, es precisamente el ejercicio de «brocha gorda» y borrado de la realidad contra el que una minoría valerosísíma de Israel, comprometida con los DDHH, lleva luchando durante años.

    El autor también dice que «es fundamental diferenciar entre las políticas del gobierno israelí, liderado por un militar despiadado como Benjamín Netanyahu y el pueblo judío en su conjunto.» Como vemos se refiere indistintamente a pueblo judío y sociedad israelí, pero precisamente son muchos judíos israelíes quienes señalan cómo la sociedad israelí está sumida en un colapso moral absoluto. Sobre ello, excelente este artículo de Mairav Zonszein al respecto https://www.crisisgroup.org/middle-east-north-africa/east-mediterranean-mena/israelpalestine/problem-isnt-just-netanyahu-its

    • Simplicísimo

      En todos sitios cuecen habas.
      Esto que cuenta (una sociedad sumida en un colapso moral absoluto) es lo que pasaba hasta no hace mucho en el norte de España. Una región próspera y muy desarrollada con gente maravillosa, pero que miraba para otro lado cuando los terroristas hacían cosas feas. Salvando las oportunas excepciones, por supuesto.

  21. No se entiende que a los que no les gusten opiniones discrepantes respecto de su pensamiento escriban aquí. Tienen redes sociales mucho mejores para ejercer de haters.

    Por otra parte parece que hay personas con dificultades lectoescritoras que necesitarían leerse este artículo varias veces. En general, sus comentarios son tan cortos como poco profundos, como corresponde a un buen follower: no pensar mucho ni leer demasiado, no sea que alguna verdad te haga cuestionarte tus convicciones, o más bien creencias.

    Para los que apoyan una Palestina libre, les ruego me expliquen cómo se puede apoyar un estado dirigido por un grupo terrorista, como se vio el 7-O, que no celebra elecciones, democracia cero, que no respeta los derechos de otros grupos, olvídate de los LGTBI, conforme a la ley islámica, claro. A lo mejor también me pueden explicar por qué Egipto no abre rápidamente los pasos para evacuar personal no combatiente, qué raro que no se apoyen entre musulmanes. Si Hamas está creado por el estado de Israel, ya pueden estar contentos, puesto que, ya han traicionado a su pueblo dando la mejor excusa a Israel para esta guerra, gastando todo el dinero en armas y túneles, en vez de hacerlo en obra civil, y encima empeñándose en mantener la guerra, en vez de entregar los secuestrados y dejar las armas, se merecen acabar de una vez por todas.

    El problema se llama cabalgar contradicciones. Y eso resulta difícil de justificar, excepto bajo una grave disonancia cognitiva. Háganselo ver.

    Para acabar, por lo visto no les gusta Ayuso a pesar de que es una mujer que ha ganado las elecciones a las que se presenta. A ver si nos dicen qué tiene que hacer una mujer de derechas para que Vds la valoren. Todo es poco. La Yoli, en cambio, no gana ni a las chapas y dice tonterías todo el tiempo, pero es de izquierdas y eso lo tapa todo ¿no? Un poco de seriedad, por favor.

    Yo no apoyo a nadie, y menos a un Netanyahu que está en procesos por corrupción, pero tampoco denigro a una mujer sea de donde sea. He echado en falta que el articulista fuera un poquito menos equidistante. No menciona a Hamas por su nombre en ningún momento.

    • Que Israel financió y apoyó a Hamas para derribar a la Autoridad Palestina es una realidad señor mío. Si lo ignora, infórmese.

    • Jajaja
      Lubur: «pero tampoco denigro a una mujer sea de donde sea.»
      – Procede a llamar a referirse a la Vicepresidenta como «La Yoli», que «no gana ni a las chapas».

      Sacúdase un poco la caspa de su supuesta equidistancia y moderación, a lo mejor así llega un momento en el que consigue ud. convencer a alguien.

  22. Perdón, me falto una cosa. Al del numerito: compadezco la soledad de su única neurona. La gestión de la pandemia fue de manual…. del chapucero por todos lados. Se sabía desde mucho antes y nadie, repito, nadie, hizo nada para anticiparse. Y si no, me explica cómo es posible que un gobierno fomente una manifestación que solo consiguió expandir la enfermedad más rápidamente. Y las mentiras diarias del comedor de cacahuetes que eran de todo menos de risa.

    Deje de contar muertos solo de un lado; se sentirá mejor.

    • Una es cosa es no hacer nada para prevenirlo, que también tiene responsabilidad la administración que precariza/privatiza el cuidado de sus gobernados y otra distinta firmar unos protocolos de no derivación, para dejarlos morir ahogados y abandonados encerrados en sus habitaciones. Los nazis de La Zona de Interés están aquí de muchas formas.

      • El triage es una práctica médica de urgencia, como me explicó un familiar médico, no debería asustarse por ello. Puede que en otras culturas el tríage sea el inverso, pero no aquí.

        No comprendo que disculpe al principal responsable, más bien culpable, de no tomar medida preventiva alguna. Ese fue el verdadero problema que condujo a todos los demás. Permita que le recuerde: no hacen falta mascarillas, no va a afectar más que a unos cuantos casos, no hay que tomar medidas de distanciamiento, y, la mejor, que no sabemos nada de este virus. No sé si vio Vd, la segunda versión del artículo de The Lancet, de febrero de ese año (la primera versión era de diciembre del anterior) en el que ya describía bien la pandemia. Fuente; web de la universidad John Hopkins para el COVID, es decir, la que todo el mundo seguía para seguir su evolución. En esta misma revista también hay un magnífico artículo de la expansión de la pandemia explicada con matemáticas. El primer comentario a ese artículo es del 10 de marzo del año de la pandemia, qué curiosidad. Si nuestros dirigentes no quieren leer una revístilla como The Lancet, por lo menos que lean JotDown, que es muy amena y tiene buenos artículos.

        Correspondía haber cerrado aeropuertos, prohibir o, si no, no permitir, o, como mínimo, no fomentar reuniones multitudinarias. A una hija mía le dije que no se le ocurriera ir a nada de eso, y me hizo caso, gracias a Dios, mientras escuchaba al inefable portavoz mentir sobre si recomendar ir a la manifestación o no. En nuestra cara.

        No sé por qué tengo que defender lo que hizo alguien, pero sí por qué atacar a quien nada hizo y me da igual de qué partido sea ¿se acuerda de Sancho Rof y la colza? Los misma despreciable forma de actuar.

        No me haga caso, que la culpa la tiene Ayuso.

        • Pues fíjese que el triaje era claro para el gobierno de Isabel Díaz Ayuso: si tenías seguro médico privado te salvabas, y si no era el caso, ahí te mueras. Darwinismo social llamo yo a éso.

          En la serie «Years and Years» la política Primera Ministra populista que propugnaba esas medidas secretas, interpretada por Emma Thompson, cae por éso. Se ve que el establishment que domina el interior de la M30 y protege a Ayuso, ve natural la «selección natural» aplicada a la clases sociales.

          Es responsable, por supuesto que sí. Y no sólo por firmar unos protocolos de no derivación , que luego negó y dijo que era solo un borrador. La pusieron en evidencia los directores de las residencias. Es responsable también, con su hospital de pandemias, sin quirófanos y sin médicos, pero enriqueciendo a su valedor Florentino, el que financia Okdiario. Es responsable con sus mentiras sobre la medicalización de las residencias, que empezó diciendo que todas, que luego unas cuantas y al final ninguna; la medicalización era la hija de su Director General, sin experiencia, subcontratando una ambulancia, y visitando dos o tres residencias de los centenares que hay. Es responsable con sus mentiras sobre las competencias de las residencias, que difundieron sus valedores y cloaqueros mediáticos, y que eran de ella desde un principio. Y es responsable con sus familiares y allegados enriqueciéndose y haciendo negocio con la tragedia de la escasez de las mascarillas en lo peor de la pandemia. Qué no la hayan derribado de su pedestal denota el apoyo del establishment podrido del interior de la M30.

  23. Me quedo con los grises. El autor lo intenta pero predica en el desierto. No todo es blanco o negro. A todos los que defienden una posición absoluta: izquierda o derecha, Palestina o Israel, RM o Barca. Están equivocados. O al menos, están equivocados en muchas cosas. La verdad no es dicotómica.
    Una pena vivir así

    • La zona gris es muy cómoda mientras no te lluevan bombas, mientras respeten tus derechos laborales, mientras tengas para comer o vestir, mientras un techo te resguarda. Es fácil no sentirse involucrado pero la vida es estar dentro.

    • Gris quiere decir a favor de los asesinatos de palestinos. Aquí no se puede ser gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*