Artículos escritos por Karlos Zurutuza

Secretos de la lengua secreta

Secretos de la lengua secreta

Más o menos todos hemos soñado alguna vez con tener una lengua secreta que no puedan entender nuestros padres, nuestros vecinos o cualquier otro bípedo cuya proximidad nos incomode. Habrán sido menos los que se pusieron alguna vez manos a la obra para desarrollar dicho código pero, de entre estos últimos, probablemente todos optaron por la misma fórmula: crear palabras […]

Día tres: Si tocas a mi hija te mato

Día tres: Si tocas a mi hija te mato

No se dejen engañar por la foto, no le hace ninguna justicia al personaje. Ahí donde lo ven, diría que Bendeq es uno de los tipos más sensibles con los que uno se puede topar en Libia. Le debía una llamada desde que llegué la semana pasada y se ha presentado en el hotel en cuestión de minutos. Hay muchos […]

Día dos: Atrapados en el infierno

Día dos: Atrapados en el infierno

(English version here) Siempre están allí. En la carretera que va desde el monolito con un caballito de mar —el símbolo de esta ciudad— hasta una mezquita a la que la guerra dejó en ruinas antes incluso de que la levantaran. Basta saludar a uno cualquiera de entre los que esperan en el arcén un trabajo en la construcción, limpiando, […]

Day two: Trapped in hell

Day two: Trapped in hell

(Versión en español aquí) They are always there. On the road that goes from the monolith with a seahorse – the symbol of this city – to a mosque that the war left in ruins before it was even built. It is enough to greet any one of those who wait on the roadside for work in construction, cleaning, or […]

Day one: We have managed to enter Libya

Day one: We have managed to enter Libya

(Versión en español aquí) In Zuwarah the streets have no name. This is not a cliché, but a fact. It’s not that important, because nobody sends letters anymore, not there or here, and in Zuwarah they don’t receive bills. Somebody told me that, in 2012, a group of inspectors was created whose mission was to visit house by house and collect money for […]

Día uno: Hemos logrado entrar en Libia

Día uno: Hemos logrado entrar en Libia

(English version here) En Zuwarah las calles no tienen nombre. Pero no es un tópico, sino un hecho. Tampoco importa demasiado, porque ya nadie manda cartas, ni aquí ni allí, y en Zuwarah tampoco llegan recibos. Alguien me contó que, en 2012, se creó un cuerpo de inspectores cuya misión era ir casa por casa para cobrar la luz, el […]

No busquen faisanes en los mapas

No busquen faisanes en los mapas

El 7 de noviembre de 1659, representantes de las monarquías francesa y española se reunieron en tierra de nadie para poner fin a una de las muchas trifulcas desatadas durante la Guerra de los Treinta Años. El llamado Tratado de los Pirineos sellaba una boda —la del rey francés con la hija del español— y el intercambio de varios territorios […]

El fin del mundo puede ser como te lo imaginas

El fin del mundo puede ser como te lo imaginas

Colgaba de la pared de una peluquería al oeste de Londres: en un pedazo de papel amarillento enmarcado, el New York Times informaba de que Kalat, el antiguo reino que corresponde aproximadamente a la actual provincia pakistaní de Baluchistán, era un «Estado independiente y soberano desde el 12 de agosto de 1947». «Tuvimos un país, ¿sabe usted?», resumió el barbero, […]

Esa lengua que se llevaron las golondrinas

Esa lengua que se llevaron las golondrinas

Nain din sin cona ichasoaren ecustra? Anisco andia da, tia Juana. Julián Gayarre en una carta a su tía Juana, 1884. Era capaz de ejecutar el re bemol en Lucia di Lammermoor, e incluso el do sostenido que exigía Il trovatore; triunfaba en alemán con Lohengrin de Wagner, o en italiano con L’elisir d’amore de Donizetti. Por si fuera poco, […]

A flock of sheep grazes along the rocky, green slopes of Col d'Iraty in France's Basque Country. (Photo by julio donoso/Sygma via Getty Images)

Vacas rojas en montañas azules y olas verdes

Sabemos que los colores no existen, pero son más que una ilusión. Amets solía escuchar a su abuelo Joxemiel decir que aquellos burros, los de su caserío de Goizueta (Navarra), eran azules. —Son grises, aitona; azul es el cielo, no los burros. Pero Joxemiel —pronúnciese Joshémiel— estaba completamente seguro de lo que decía, aunque tuviera que defenderlo ante su nieto […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies