Caso Contador: Cronología de un (des)engaño

Publicado por

 

Alberto Contador, nacido en Pinto el seis de diciembre de 1982. El ciclista español más joven en ganar el Tour de Francia. El único español en conseguir la victoria en las tres grandes vueltas (Tour, Giro y Vuelta). Nominado al Laureus al deportista revelación en 2008 y al mejor deportista masculino en 2010. Ese mismo año, 2010, ganó su tercer Tour de Francia, y el año siguiente se proclamó vencedor de la Vuelta a Murcia, la Volta a Catalunya y el Giro de Italia. Todos estos resultados, no obstante, han sido anulados tras la decisión del Tribunal Arbitral du Sport (TAS) de sancionar al ciclista español por haber dado positivo en el transcurso del Tour de 2010 por clembuterol. Ésta es la cronología de los hechos desde entonces hasta hoy.

  • 3 de julio de 2010: Da inicio el Tour de Francia 2010.
  • 21 de julio de 2010: Día de descanso tras la decimosexta etapa. Contador se somete a un control rutinario de orina.
  • 23 de julio de 2010: Se publica en el diario Sport una entrevista a Paco Olalla, cocinero del equipo Astana, para el que corre Alberto Contador. En él, el cocinero afirma que la dieta de los ciclistas se basa fundamentalmente en hidratos y no en proteínas, y que el día anterior a la entrevista el cocinero fue al mercado de Pau a comprar solomillos de ternera, patatas y pasta. Culminó con una macedonia, recoge el artículo.
  • 25 de julio de 2010: Contador se proclama vencedor del Tour de Francia, consagrándose como el mejor ciclista de su era.
  • 19 de agosto de 2010: El análisis de la muestra A del control antidopaje realizado el 21 de julio da positivo en clembuterol: 50pg/mL
  • 24 de agosto de 2010: La UCI (Unión Ciclista Internacional) informa a Contador del positivo
  • 26 de agosto de 2010: En una reunión con la UCI, Contador solicita un reanálisis de la muestra B de orina. En esa misma reunión, Contador anticipa sin dudarlo que el origen del clembuterol en sangre se debe a la ingestión de carne contaminada.
  • 8 de septiembre de 2010: El análisis de la segunda muestra confirma el positivo por clembuterol.
  • 29 de septiembre de 2010: El presidente de la UCI comunica a Contador que un periodista alemán ha descubierto el pastel, y lo anima a actuar en consecuencia. A la una de la mañana de una noche en vela, Contador da a conocer públicamente su positivo, señalando enseguida a un chuletón de ternera como culpable del desaguisado.
  • 30 de septiembre de 2010: Alberto Contador comparece ante la prensa en un hotel de Pinto para reafirmar que el positivo por clembuterol se debe a la carne que José Luis López Cerrón «tuvo la deferencia de traerle al cocinero del equipo desde España para que comiéramos en el Tour» y que Contador tuvo el placer de degustar el 20 de julio. El señor López Cerrón es ni más ni menos que el director de la Vuelta a Castilla y León, competición que el de Pinto ha ganado en tres ocasiones. Contador, pese a reconocer que comer carne en un día de descanso es contraproductivo porque “engorda y no se quema”, no dudó en repetir el día 21 y comer un día más de la magnífica carne que trajo Cerrón, en sus palabras: “por no desperdiciar una carne tan buena”. Según parece por lo expuesto aquí por Alberto, la carne hinchada mediante clembuterol es sabrosísima.
  • 25 de enero de 2011: El Comité Nacional de Competición y Disciplina Deportiva (CNCDD) propone a Contador una sanción de un año.
  • 7 de febrero de 2011: Alberto Contador rechaza la propuesta.
  • 15 de febero de 2011: La Real Federación Española de Ciclismo anuncia que no sancionará a Contador por su positivo en el Tour. En esta extraña resolución debe de haber pesado mucho el apoyo unánime de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. El entonces presidente del gobierno llega al extremo de afirmar que “no hay ninguna base jurídica para sancionar a Contador”.
  • En los meses siguientes, Contador y su entorno hacen todo lo posible por aplazar una audiencia con la Corte Internacional de Arbitraje del Deporte (CAS), yendo desde poner en duda la autoridad del jurado elegido por la Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) hasta solicitar un aplazamiento de cinco días en la respuesta a una carta mandada por la UCI, argumentando que ésta fue recogida durante semana santa por un guardia de seguridad y no fue leída por Contador y sus asesores hasta cinco días después del acuse de recibo. La RFEC contribuye por su parte a retrasar todo el proceso, sumando así tiempo para que Contador consiga competir en el Tour de 2011.
  • 23 de mayo de 2011: Se les da tan bien a Contador y a la RFEC entorpecer el proceso que los jurados del TAS consienten celebrar la audiencia justo después del Tour, los días uno, dos y tres de agosto.
  • 26 de mayo de 2011: La AMA anuncia que va a presentar a un testigo protegido en contra de Alberto Contador. Su identidad a fecha de hoy sigue siendo oficialmente desconocida. El mismo día, la UCI da el visto bueno a la comparecencia de dicho testigo.
  • 30 de mayo de 2011: Todas las partes confirman disponibilidad para las fechas determinadas por el TAS.
  • 5 de junio de 2011: Alberto Contador solicita que se declare el futurible testimonio del testigo protegido —del cual desconocemos aún su identidad, pero es de imaginar que sí la conoce Contador— como inadmisible. Durante las siguientes semanas, Contador y su entorno siguen haciendo lo posible por ralentizar el proceso contra el ciclista. Esta vez, entre otras artimañas, exigen la traducción de un informe de la AMA, aunque principalmente vuelcan sus esfuerzos en desacreditar al testigo protegido cuya identidad e incluso naturaleza es todavía desconocida, por lo menos oficialmente, llegando al extremo de obligar al testigo a rellenar una declaración explicando los motivos por los que solicita el anonimato, algo a lo que el/la testigo finalmente accede.
  • 11 de julio de 2011: Alberto Contador concluye que cualquier declaración llevada a cabo por el testigo protegido es inadmisible y exige que su identidad sea revelada. En una maniobra que calificaremos de dudosa ética, legal y deportivamente, la UCI comunica a la AMA que no aceptarán ninguna prueba aportada por un testigo protegido.
  • 22 de julio de 2011: La AMA no pone la otra mejilla y pospone la vista a los días 1, 2 y 3 de agosto, y aprovechan para sacar dos asuntos turbios a la palestra: la teoría de la transfusión de sangre y la probabilidad de la contaminación de carne en Europa —por cierto, no se ha detectado clembuterol en la carne vendida en Euskadi desde 1999.
  • Siguen varias semanas de desencuentros en las que Contador y/o sus testigos o expertos no podían justo en las fechas propuestas por la UCI, la AMA y el TAS. La RFEC ni siquiera se dignó a responder a las diversas fechas propuestas.
  • 20 de septiembre de 2011: Contador solicita que se extienda el plazo para presentar su lista de testigos y expertos hasta el 23 de septiembre.
  • 29 de septiembre de 2011: Contador solicita que dicho plazo (ya expirado, por supuesto) se alargue hasta el 14 de octubre.
  • 13 de octubre de 2011: Contador solicita que el plazo se vuelva a ampliar, esta vez hasta el 19 de octubre. Al día siguiente el TAS da de nuevo su beneplácito. Ojalá me tocara a mí un tribunal así.
  • 21 al 24 de noviembre de 2011: Finalmente, la audiencia se lleva a cabo. Se determina primeramente que Alberto Contador dio positivo por clembuterol en un control antidopaje y es por lo tanto culpable. En segundo lugar y para evitar una sanción de dos años, Contador debe demostrar que la sustancia prohibida llegó a su cuerpo accidentalmente y él no cometió ninguna falta ni negligencia. Contador repitió la consabida historia de la carne contaminada, pero la UCI y la AMA consideraron que era más probable la teoría de la tranfusión de sangre o ingestión de un suplemento alimenticio contaminado que la teoría del chuletón diabólico, puesto que tal y como recoge su comunicado de prensa, España no es precisamente conocida por tener un problema de contaminación de carnes con clembuterol. De hecho, añaden, no se conoce ningún caso de atletas que hayan dado positivo por consumir carne en España. El Tribunal determina que si bien las tesis de la transfusión de sangre y la de la contaminación alimenticia son posibles explicaciones, son difícilmente concebibles.
  • 6 de febrero de 2012: En base a las pruebas aportadas, el TAS concluye que la presencia de clembuterol debe atribuirse a la ingestión de un suplemento alimenticio contaminado. Se sanciona a Contador por dos años de suspensión. Se fija el 25 de enero de 2011 como fecha de partida, precisamente la fecha en la que la RFEC le propuso al ciclista la suspensión de un año. Asimismo, se desposee a Contador de todos los resultados obtenidos en las competiciones en las que participó a partir del 25 de enero de 2011. Paralelamente, la UCI le ha impuesto al ciclista una multa de 2.485.000€ (aparentemente, el 70% de los ingresos anuales de Contador).

Así finaliza el caso Contador, un destructivo culebrón protagonizado por un deportista que, víctima de la desesperación por salvar su reputación, ha terminado manchando la de muchas otras personas, desde los carniceros vascos hasta el conjunto de deportistas españoles, cuya credibilidad está ahora mismo en entredicho gracias a este caso. Engaño y desengaño, Alberto volverá a competir el 5 de agosto. Es de suponer que lo hará limpio.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

27 comentarios

  1. Pingback: Alberto Clembuterol « Agujero Negro

  2. Pingback: Doping, bistecche e senso del ridicolo « pinuxbussu

  3. Pingback: Rajoy: Delgado, Contador y Armstrong | Demasiadas palabras

Responder a michelle Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.