Etiquetado con: "Clint Eastwood"

El wéstern: notas sobre un género difunto

El wéstern: notas sobre un género difunto

Aunque periódicamente algunos cineastas vuelven la mirada hacia el género norteamericano por excelencia, sin lugar a dudas el wéstern murió tiroteado por el siglo XX. Se agradecen, no obstante, briosos intentos de reanimación tales como los de Joel y Ethan Coen en […]

Ernest Hemingway, 1959. Fotografía: Corbis.

Ernest Hemingway: ramificaciones culturales de una nevada primaveral en Madrid

Hablemos del destino, esa variable caprichosa que la juventud identifica con el futuro y la madurez con las oportunidades perdidas. Ese motor de la toma de decisiones, esa variable de causa que prevé un efecto, y cuyos resultados a toro pasado descubren a una pléyade de listillos: «ya te lo dije», «si es que ya lo decía yo» y demás. […]

No estoy viejo para esta mierda

No estoy viejo para esta mierda

¿Oyen eso? La resurrección existe porque eso, sin duda, son tiros. Y explosiones furiosas. Flota en la nariz el olor del neumático calcinado en una persecución. Se adivinan incluso los acordes épicos del «O Fortuna». Hay acrobáticas luchas cuerpo a cuerpo, complexiones […]

¿Cuál es el duelo definitivo visto en el cine?

¿Cuál es el duelo definitivo visto en el cine?

Reformar la ley electoral, suprimir el Senado o la Casa Real, aplicar el artículo 155, realizar un referéndum o reformar la Constitución… ahora resulta que todo el mundo tiene su particular receta al parecer infalible pero nadie se atreve a plantear lo que España realmente necesita: una Cúpula del Trueno. Dos hombres entran, uno sale. Esta es nuestra propuesta para […]

Los hombres no lloran (y una mierda)

Los hombres no lloran (y una mierda)

Hagan la prueba: peguen ustedes la oreja a una conversación de bar (masculina) y oirán toda clase de mamarrachadas (también podría darse el caso de que conectaran con algo interesante, pero descartemos esa posibilidad por el momento), invectivas territoriales, algún «a ese le parto la cara», tristezas de oficina, puede que alguna historia dramática, pero jamás (jamás) oirán a alguno […]

En defensa de Clint Eastwood: Gran Torino

En defensa de Clint Eastwood: Gran Torino

A raíz del estreno de American Sniper, la última película de Clint Eastwood, se ha generado un cierto debate en torno al cineasta americano. Cuando escribo estas líneas aún no he podido ver American Sniper, pero como el debate parece haberse extendido a la totalidad de su filmografía, me siento tentado […]

Especial Óscar 2015

Especial Óscar 2015

No hay negocio como el negocio del espectáculo. ¿O no hay espectáculo como el negocio del espectáculo? Pues no sabríamos decirles, porque a tenor de los acontecimientos recientes —y no tan recientes—, los negocios de más de un representante político son un verdadero espectáculo de los de confeti y matasuegras. Lo que sí sabemos es que hoy se celebra la […]

El francotirador: matar, matar, matar y volver a matar

El francotirador: matar, matar, matar y volver a matar

¿Qué hace un americano medio —y aquí nos dejaremos de precisiones geográficas quisquillosas, todos sabemos qué entendemos por eso— cuando ve en la televisión que ha sido bombardeada la embajada de los EE. UU. en un país que ni siquiera muchos universitarios europeos sabrían señalar en un mapa? ¿Qué otra salida le queda a alguien que tiene un sentido de […]

Te odio, Gene Hackman

Te odio, Gene Hackman

Recuerdo perfectamente la primera vez que vi a Gene Hackman. Yo debía tener nueve o diez años y en la tele pusieron French Connection. Mi padre, un señor moderadamente cinéfilo, me dejó verla a su lado. De aquel visionado solo recuerdo la persecución y que al protagonista le llamaban Popeye (años más tarde descubrí que a mi padre lo que […]

¿Cuál es la mejor película deportiva de la historia?

Me gusta el fútbol, los domingos por la tarde es la mayor de mis aficiones. Me gusta el fútbol, con los gritos y los goles se desatan las pasiones. Es que es maravilloso, el Mundial de Brasil terminó con la selección española dando más pena que gloria y, sin solución de continuidad, ya estamos de nuevo revolcados hasta las corvas […]