Te odio, Gene Hackman

Publicado por
Escena de Superman. Imagen: Warner Bros. Pictures.
Escena de Superman. Imagen: Warner Bros. Pictures.

Recuerdo perfectamente la primera vez que vi a Gene Hackman. Yo debía tener nueve o diez años y en la tele pusieron French Connection. Mi padre, un señor moderadamente cinéfilo, me dejó verla a su lado. De aquel visionado solo recuerdo la persecución y que al protagonista le llamaban Popeye (años más tarde descubrí que a mi padre lo que realmente le gustaba de esa película era Fernando Rey y no las persecuciones, o Gene Hackman. Él mismo se encargó de explicármelo en una de las conversaciones más largas que jamás hemos tenido: «Ese señor, hijo mío, ese señor es un monstruo».

También recuerdo perfectamente la última vez que vi a Gene Hackman. Fue hace unos dos años en Nueva York. Una noche contaron en televisión que le había soltado un guantazo a un tipo que había sido maleducado con su esposa delante de una tienda. De algún modo pensé que aquello era algo muy propio de Hackman: ofensas las justas.

Pero si hay un día que recuerdo aún mejor es cuando en 2008 leí una entrevista en la que Gene Hackman confirmaba que se había retirado. No hubo rueda de prensa, ni comunicados, simplemente se fue, como el que se pone el sombrero, se abrocha el abrigo y sale a la calle para no volver jamás.

Recuerdo que pensé que igual era el momento de dejar de ir al cine, de empezar alguna clase de luto. ¿Qué coño hacemos en un mundo donde Gene Hackman decide que no va a hacer más películas? «Me cansé, y no lo echo de menos», decía a la agencia Reuters en 2008. Ni siquiera Eastwood pudo convencerlo para que volviera a la guerra. «Paso», supongo que le respondió. Todo el mundo sabe que Hackman era un actor de pocas palabras.

Luego traté de reconciliarme con él comprándome sus libros, pensé que quizás sería un gran escritor si dedicaba ahora todo su tiempo a ello. Llegué hasta el tercero, un libro sobre la guerra civil estadounidense. Era un auténtico coñazo. ¿Así que se había retirado para escribir libros del montón?

Desde entonces cada vez que he entrevistado a alguien que trabajó con él le pregunto qué opina de que un actor así se haya retirado: normalmente contestan torciendo la boca, como si no supieran qué decir.

El cine americano, el cine en general, sería otra cosa sin la presencia de este señor californiano. Diría que ha habido pocos actores tan determinantes, tan sumamente poderosos.

Yo me acuerdo bien de algunas cosillas de Hackman. Le recuerdo de malo maquiavélico, de villano hilarante, de Lex Luthor en el Superman de Richard Donner; le recuerdo (en una de esas épocas en que a uno le entra la vena completista) en una noche en que me zampé juntitas La conversación, Muerde la bala y La noche se mueve; no me olvido (¿cómo podría?) de su cameo en El jovencito Frankenstein, ni de Hoosiers, porque después de ver esa película me empeñé en fracasar como jugador de baloncesto (objetivo que conseguí con total solvencia). Y claro, en Testigo accidental, Arde Mississippi o A la caza del lobo rojo.

Y por supuesto, le considero lo mejor de Wyatt Earp, lo mejor de Enemigo público y lo mejor de La tapadera.

Seguro que cualquier cinéfilo que se precie de serlo puede cerrar los ojos y recordar al menos veinte películas con Hackman. Que si Marea roja, que Sin perdón, que si Poder absoluto, que si Los Tenenbaums, que si El último golpe.

Escena de Sin perdón. Imagen: Warner Bros. Pictures.
Escena de Sin perdón. Imagen: Warner Bros. Pictures.

Sin embargo, sus últimas tres películas no las recuerda nadie. Son más o menos como sus libros, pero en versión fílmica. Y siempre me he preguntado por qué se retiró realmente. Y sobre todo, por qué no habló de ello hasta 2008 (cuando no hacía películas desde 2004) ni salió y dijo «cabrones, me retiro».

Imagino que le importaba un pito. Que tiene un rancho en uno de esos pueblos que conocía porque había rodado wésterns en ellos o simplemente porque un día pasó en coche y pensó que no estaría mal tener una casa allí. Seguramente no debe tener ni teléfono y se pasa el día en el porche aporreando la máquina de escribir y pensando en comprar unas cuantas gallinas más. Igual tiene una estantería con sus libros pero ni un maldito DVD.

Me dan ganas de plantarme en su casa con unos cuantos amigos para decirle qué cojones se ha creído. Lo visualizo abriendo la puerta con un gigantesco puro, sosteniendo uno de sus dos Óscar como si fuera una porra.

Debo confesar que solicité una entrevista con él hace unos meses, su editor me dijo que lo intentaría pero que era difícil porque los derechos de sus libros para España no se habían vendido. Me dieron ganas de decirle «no me extraña» pero me callé. Hasta he pensado en comprar yo mismo los derechos para poder entrevistarle pero el precio se me escapaba y a los autónomos no nos conceden préstamos.

El quid de la cuestión es que me cuesta admitir que un actor tan espléndido, uno de los mejores de la historia, pueda dejar el cine durante una década y que no hayan ardido las colinas de Hollywood, que no haya habido alguien en un gran estudio que se haya cabreado y haya dado un puñetazo en la mesa: «¿Cómo demonios vamos a dejar que se retire este tío?».

Hackman se fue como el loco que se separa de su embudo o la puerta que un día deja las bisagras y se va a ver mundo: ni una justificación, ni una palabra. Y apáñate como puedas.

Yo —como tantos otros y otras— crecí con él, uno de los pocos tipos que me aseguraba que no iba a pagar por ver una mala película porque una mala película de Gene Hackman era mejor que la mejor de cualquier otro. Cuando tuve edad de ver películas en versión original me sorprendió esa voz de Macallan 18 y su facilidad para retorcer las palabras para meterlas en una boca pequeña.

Hace años escribí en un perfil del actor para una revista que lo que habría que hacer es ir a su casa, secuestrarle y obligarle a rodar tres o cuatro películas y sigo pensando que no es una mala idea. No podemos permitir la impunidad. Si dejamos que Hackman se retire sin represalias, un día nos quedaremos sin Jack Nicholson, al siguiente sin Scorsese y al otro sin Eastwood. Si algo hemos aprendido con tantas series de abogados es que los precedentes siempre son peligrosos.

Gene Hackman tiene ahora ochenta y cuatro años, sigue gastando la misma voz de cabronazo y está en buena forma si acaba de atizarle a un mamarracho que se metía con su mujer, así que no todo está perdido.

No me hagas odiarte, Gene. Vuelve.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

37 comentarios

  1. New_Rodro

    Teóricamente Scorsese le ofrecio un papel en «El lobo de Wall Street» y Alexander Payne escribió para el el personaje interpretado por Bruce Dern en » Nebraska» y Hackman dijo que no en ambas ocasiones. Me da que esta harto no del cine, sino de toda la industria que hay alrededor.

    Pero coincido: que este tío se haya dado de baja es un desperdicio. Y tres cuartos de lo mismo con Sean Connery.

  2. Jeinzu

    Nicholson ya se retiró.

  3. Joseph

    Si el retiro de General Hackman es una señal cósmica de que Nicholson y Scorcese deberían hacer lo mismo.
    Bienvenida!.

  4. kilgore

    El dice: «¿Inocente? ¿Inocente de qué?» Y yo me pongo de pie, y aplaudo…..

  5. oxymoron

    Lo de Sean Connery es diferente: lamentablemente hace años que lo corroe el Alzheimer. Por eso ya no abandona su residencia de las Bahamas.

    • New_Rodro

      Eso fue un bulo que un diario alemán se invento a partir de unas declaraciones mal traducidas de Michael Cine sobre su colega. El propio Caine aclaro poco después que Connery estaba perfectamente.

      http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/sean-connery-does-not-alzheimers-2226896

      • Michona

        Sí, sí… de bulo nada…

        • New_Rodro

          Pues le conoceras tu mejor que Caine. Y tendras tu mejores fuentes que los autores de aquella información. Lo segundo es cosa bastante facil por otra parte, viendo lo «bien» documentado que estaba el reportaje que dio aquella noticia.

          • Michona

            Pues conocerás tú las fuentes que tengo yo que tengo la de Neptuno y la del Avellano y apalabrada la de Canaletas, listón…

            • New_Rodro

              Oh, perdon. Lo siento. Aparte de un articulo que se ha demostrado que es falso (porque así lo han dicho las propias fuentes citadas en el mismo) ¿Tienes otra información que confirme lo que dices sobre Connery? ¿La tienes?

              • Michona

                Tú espera y ya verás que cuando muera Connery, se dirá «después de una larga enfermedad» o no se dirá ni Pamplona, directamente. Mientras tanto, tú vete creyendo todo lo que «las fuentes citadas» tengan a bien retractarse. Seguro que Caine que ya tenía los 80 cuando le pillaron con la olla baja, largó lo que no convenía y luego vino el «Donde dije digo, digo Diego». Cándido, que eres un cándido…

  6. Con respecto a las 3 últimas películas de Gene Hackman, yo guardo un grato recuerdo de «El jurado». También, en la lista, me ha faltado «Bajo sospecha», la única oportunidad que hemos tenido -salvo en «Sin Perdón», y no fue muy directo- de ver un careo Freeman vs Hackman.

  7. Grandisimo Hackman. Estoy de acuerdo, de los mejores de la historia. No se puede ser mas creíble y transmitir tanto carácter

  8. Llanes Cenero

    ¿Y nadie ha mencionado al Hackman action hero, por ejemplo en La aventura del Poseidón? (Mi primer Hackman, mi primera peli de catástrofes, la primera peli que me dio pesadillas en mi niñez). O el Hackman hermano de Warren Beatty en Bonnie y Clyde? El Hackman comediante de Una jaula de grillos?

    Un MAESTRO. Me jode que se retirara, pero pocos se lo habían merecido como él…

    • SirArthur

      No olvides al Hackman mayor de la legión extranjera en Marchar o morir, acompañado por Terence Hill, Max Von Sydow , Ian Holm y Catherine Deneuve.
      También hizo una película con Rugter Hauer, Eureka. No es de las mejores . Tampoco lo era una comedia con Dom DeLuise , El tiro por la culata.

      Recuerdo esa persecución por el puerto de Marsella tras Fernando Rey. Una escena dura para él , no tenía la rodilla en condiciones.

      Protagonizó la patriótica Más alla del valor, de Ted Kotcheff. Otras películas bélicas : BAT 21 y Un puente lejano

  9. Confucio

    Como suele ocurrir con este autor, va de sobradito. Pero cualquier reivindicación de un actor como Hackman es buena. Por cierto, uno de los últimos papeles que rechazó fue el protagonista de «Nebraska», la mejor película de 2014 a años-luz de coñazos consentidos como «Boyhood» o «Interstellar».

  10. Pingback: Te odio, Gene Hackman

  11. ¡Gracias por traérmelo de nuevo! Me encanta Hackman: sin una mueca atrapa la atención y llena de energía cualquier escena. Me gustan casi todas sus películas desde que vi «Esposa comprada» (vale: una peli romanticona y eso) y me enamoré hasta las trencas durante «La conversación». Y ahí andamos: él allí, yo aquí. Me consuela de su ausencia no tener que verlo encarnando papelitos ridículos en películas insufribles, como les ha pasado a otros grandes.

  12. liberrty valance

    Pues yo me quedo con una escena ; por lo que dice y como lo dice ,con esa media sonrisa que tan bien utilizó en «Arde Mississippi», esa película que los inteligentes críticos siempre califican de efectista.
    Es cuando explica el racismo con una parábola,muy cortita, pero demoledora:La historia de su padre, el vecino negro y su mula que murió https://www.youtube.com/watch?v=UlzaBi_QxPw.Para los niños que leen Jot Down piensen.

  13. liberrty valance

    .Para que los niños…

  14. Cretense

    Hace poco descubrí el espantapájaros (1973) que el mismo considera como su mejor actuación. Obra maestra y no tan conocida aunque el otro protagonista es Al Pacino…

  15. Gene Jackman

    A mi me ocurre lo mismo con Sasha Grey.

  16. Qué pedazo de actor. He admirado su trabajo desde su descacharrante interpretación de Lex Luthor en el Superman de Donner. Un tío no especialmente atractivo, con poco pelo y un intérprete inconmensurable. Apenas quedan actores como Hackman.

  17. Carlos Castedo

    Y a mí que Gene Hackman siempre me pareció que hacía el mismo papel y estaba muy por debajo de Fonda, Stewart, Brando, Fernan-Gómez, Mastroniani.. por no hablar de su bajo nivel como actor de comedia.

    • Es posible que se interpretara a sí mismo, pero con muchos muchos matices. Lo mismo podría decirse de Nicholson, de De Niro, de Hurt, de Williams… Y de los cinco que cita. Y son fascinantes.

    • Maestro Ciruela

      Hombre, Castedo, es que me ha puesto usted unos ejemplos de aúpa; Fonda, Stewart y Brando han estado siempre entre mi pelotón de cabeza particular.
      Me da casi pereza alegar en defensa de Gene Hackman, tal vez porque ha sido un excelente actor que no lo necesita.
      Solamente remitiría a IMDB para echar una ojeada a su trayectoria, en la que se puede refrescar la memoria con los títulos (muchos excelentes) en los que ha intervenido. Y si la película no es gran cosa, casi siempre por no decir siempre, el trabajo de Hackman la redime en parte.
      La primera vez que le ví, fue en “Bonnie and Clyde” (1967) y ya era imposible no reparar (mucho) en él. ¿Repetitivo…? ¿Siempre haciendo de Jackman…? Un actor que desempeña roles tan dispares como Popeye en “French Connection”, Max en «Scarecrow» o Harry Caul en “The Conversation” (todos de modo brillante), pues eso…
      Aún lo recuerdo con deleite en «Prime cut» como Mary Ann en Kansas City, enfrentado a un estupendo Lee Marvin llegado de Chicago.
      Pero en fín, los gustos y preferencias personales es lo que tienen, que no hay consenso general en casi nada. Lo importante, bajo mi punto de vista, es aportar argumentos y comentarios que puedan resultar atractivos para todo el mundo, aún siendo contrarios a nuestro parecer, ¿no creen?

  18. Pingback: Dólar Tide | Essais

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.