¿Es Messi mejor que Maradona?

Publicado por

Respuesta breve: No.

Respuesta razonada: dice Manel Estiarte en la entrevista que nos ha concedido que Messi es no ya comparable a Maradona, sino incluso mejor. No es el único que lo piensa y además da sus buenos motivos para ello; que pueden ser en mi opinión discutibles, pero que también son razonables. Yo pienso que Messi es, desde luego, el mejor futbolista de la actualidad, pero recalco lo de «actualidad»: entiendo que en plena fiebre de lo actual y en una disciplina de memoria histórica tan breve como lo es el fútbol los paralelismos favorezcan al jugador más reciente.

También dice Estiarte, suscribiendo un comentario que nos hizo Michael Robinson en ese sentido, que el actual Barcelona es el mejor equipo que ha visto jamás —y eso no lo voy a discutir porque posiblemente es uno de los más serios candidatos— y aquí es donde podemos empezar a desgranar las comparaciones: Messi puede hacer cosas excepcionales tanto a nivel técnico como a nivel estadístico (número de goles, por ejemplo) pero lo hace arropado por un equipo que cuenta en casi todos los puestos con lo mejorcito a nivel mundial. De hecho, contemplando el asombroso nivel del equipo en que juega, el que Messi no aportara su buena ración de goles y jugadas fantásticas sería bastante inexplicable. Imaginemos a Romario o Van Basten en este mismo equipo. El Barcelona es un equipo tan bueno que nadie podría comprender que Messi no se luciera lo suyo.

Pero Maradona jamás jugó en un equipo de semejante calidad. Nunca, ni de lejos. El mejor equipo donde estuvo fue precisamente el Barcelona, pero la hepatitis y la brutal patada de Goikoetxea, que un poco más y le retira del fútbol, impidieron a Maradona alcanzar la gloria en la ciudad condal. Sus mayores éxitos los consiguió en equipos que, en conjunto, palidecen al lado del actual Barcelona (e incluso al lado del Barcelona por el que él pasó) y, de hecho, no sería exagerado afirmar que, sin Maradona, eran equipos del montón. El Nápoles donde forjó su leyenda era básicamente una escuadra ramplona edificada en torno a él: no había Xavis o Iniestas que le pusieran las cosas fáciles. De hecho, era Maradona quien ejercía de Xavi o Iniesta para el resto del equipo, al mismo tiempo que hacía también de Messi. Lo más parecido a una estrella que Maradona tenía a su lado era el brasileño Careca, y eso no fue hasta su segundo Scudetto. Hablamos además de la liga italiana de los 80: catenaccio, defensas inmisericordes (en todos los sentidos) y un fútbol absolutamente opuesto a la fluidez que el actual Barcelona consigue (y que consigue no sólo porque es un gran equipo, sino también porque el fútbol se ha «ablandado» —¡afortunadamente!— y las circunstancias se lo permiten). El fútbol de los 80 era duro, y hoy en día la prensa y el público montarían un auténtico cisco si en un solo partido los defensores sometieran a Messi a un 50% de las faltas y patadas a las que sometían regularmente a Maradona.

Tampoco la selección argentina del 86 era un equipo memorable; casi todos los comentaristas coinciden en que el Mundial de México se convirtió el Mundial no de Argentina, sino de Maradona, y que fue prácticamente la única ocasión en que el talento de un solo jugador llevó a un equipo a la victoria (es decir, todo lo opuesto al fútbol de conjunto que le ha dado el triunfo a España, por ejemplo). Pero seamos justos y esperemos hasta comprobar qué puede hacer Messi en los Mundiales del futuro. De momento hagamos la única comparación que podemos hacer: el Mundial de Sudáfrica de Messi deja mucho que desear frente al Mundial 82 de Maradona (que fue generalmente considerado una decepción, tanto era lo que también se esperaba de Maradona a los 22 años). En un solo partido del 82 —por ejemplo el de Argentina contra Hungría— Maradona demostró muchas, pero muchas más cosas que Messi en todo su pasado campeonato. Diego, lo vuelvo a recordar, tenía 22 años por entonces. La videoteca está ahí, por si alguien quiere hacer algo más que comparar sobre el papel y verlo con sus propios ojos.

La idea de la perpetua irregularidad de Maradona es un mito creado en los años en que efectivamente empezó a ser irregular. Pero antes de esos años, en su época de gloria, Maradona no fallaba. Y no fallaba porque no era un jugador de flashes como lo pueda ser Messi; Maradona no era un delantero, ni siquiera un mediapunta: era un mediocampista clásico que no estaba cerca del área esperando balones sino por detrás, dándole balones a los que esperaban. Era alguien que estaba en equipos no muy excepcionales, que dependían constantemente del juego que él repartía y organizaba: si Diego no funcionaba, el equipo no funcionaba (eso difícilmente se puede decir de Messi y el Barça, desde luego, porque el resto del Barça puede jugar por sí mismo perfectamente). Maradona daba los pases para que otros siguieran la jugada, para que otros marcasen los goles. Aun así, con esa dependencia en torno a él, consiguió ganar títulos del Calcio y la copa de la UEFA, un torneo que por entonces era casi tan duro como la Copa de Europa, actual Champions League. Un Maradona irregular jamás hubiese conseguido títulos con aquellos equipos. Y por si fuera poco, amén de ser el corazón del equipo, tenía tiempo y talento para marcar también sus propios goles con asiduidad y regalarnos toda clase de jugadas individuales extraordinarias. Y creo que son esas jugadas individuales las que engañan a muchos haciéndoles creer que Maradona era «ese» tipo de jugador.

Cuando se equipara a Messi con Maradona se hace por las similitudes más aparentes en las cualidades técnicas individuales de ambos, que son excepcionales, pero muy especialmente por los regates y la conducción del balón. Visualmente, el estilo de Messi con la pelota recuerda mucho a Maradona, pero más allá de eso hay un hecho que la gente suele olvidar: no son el mismo tipo de jugador. No cumplen la misma función ni juegan en el mismo puesto. Maradona, necesariamente, necesitaba un repertorio técnico más completo. El gran Diego Armando —vuelvo a repetir la idea— era igual a Messi + Xavi + Iniesta. Literalmente. Hacía por sí mismo lo que estos tres jugadores hacen en conjunto y que no podrían hacer por separado. Sus regates o sus goles eran sólo la parte más llamativa de su juego, pero después están su fantástica efectividad en todo tipo de pases (cortos, largos, triangulaciones o distribución….de cualquier tipo), su visión de juego, su capacidad para tomar decisiones de equipo en una décima de segundo y la manera en que podía conducir al resto de compañeros repartiendo el juego desde el círculo central. Y lo hacía continuamente, no a ráfagas. Todo el juego pasaba por él y eso es algo que Messi no hace en el Barcelona. De hecho, el propio Diego cometió el error de pretender que Messi ejerciera de Maradona en Sudáfrica: no funcionó, claro. No es una cuestión de edad o de que Messi sea aún muy joven para poder comparar con justicia: es que no son jugadores equiparables, no tienen funciones similares, no tienen repertorios idénticos. No es ése el juego de Messi; Lionel no es ni de lejos tan completo técnicamente como para desarrollar todas las funciones de su compatriota. Sería como pedirle que tire las faltas con el mismo venenoso peligro con que lo hacía Maradona: Messi no puede hacerlo, hay cosas que Diego podía hacer y él no. Y no hay nada de malo en ello, nadie puede hacer todo lo que hacía Maradona. En el Barcelona necesitan a varios jugadores para hacerlo. En el Madrid no lo están haciendo ni con varios jugadores. En cualquier equipo del mundo necesitarán a varios jugadores para siquiera intentarlo.

Y por último —más subjetivo, pero no menos importante— está lo que Maradona significa en la historia del fútbol y que aun con el beneficio de la duda, es bastante improbable que Messi lo llegue a significar algún día. Y también, cómo no y permítaseme la licencia poética, está el romanticismo. Messi es hijo de la Argentina pero alumno de la Masía: ha crecido como debe ser, arropado en una de las mejores escuelas del mundo —si no la mejor— y juega, también como debe ser, en el mejor equipo del mundo. Es como el Lewis Hamilton del fútbol. Pero Maradona, también hijo de la Argentina, es en cambio producto del ignoto Cebolllitas y, básicamente, alumno de nadie. Su talento natural floreció por sí mismo en medio de los más agrestes orígenes y, como si lo agreste fuese su destino, alcanzó la gloria siempre en circunstancias futbolísticas adversas. Ni siquiera tuvo el lujo de debutar directamente en un equipo de renombre mundial como su amado Boca, sino que tuvo que empezar a asombrar al mundo con la camiseta de Argentinos Juniors. Nadie tuvo la necesidad de preguntarse «¿podría hacer lo mismo Maradona de no jugar en un equipo excepcional?» porque él no gozó de la ventaja de jugar en equipos excepcionales. Si imagino a Maradona rodeado de Xavi e Iniesta y esperando cerca del área en vez de repartir el juego del equipo… bueno, ni siquiera puedo imaginar algo así. No: Messi es muy grande, pero no es Maradona.

Lo único que sé es que las comparaciones comenzaron a dispararse con aquel magnífico gol de Messi al Getafe que recordaba tanto al famoso «gol del siglo» de Maradona. Sólo que Maradona lo hizo contra Inglaterra —no contra el Getafe—, en la eliminatoria de un Mundial —no en la Copa del Rey— y en la tensa revancha de la guerra de las Malvinas —no en una rutinaria ronda de competición nacional entre dos equipos muy desiguales—. Cuando se dice que es injusto olvidar que Messi es aún muy joven para comparar, yo me pregunto en cambio si es más injusto olvidar que para poder poner a un jugador en la misma frase que Diego Armando Maradona, ese jugador ha de demostrar lo prácticamente indemostrable. Yo soy el primero que anhela ver aparecer a un nuevo Maradona. Pero aún no lo he visto.

También me gustaría creer en Dios, pero tampoco lo he visto.

O sí.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

28 comentarios

  1. no.

  2. SergioF

    Messi lo que tiene es mucho propaganda detras, es mejor y mas completo Cristiano Ronaldo.

    ¿Los colores no se me notan no?

    Ahora hablando en serio, me parece una patochada eso de que Messi es mejor que Maradona, ni esta jugando en un Napoles de la vida ni con su seleccion es capaz de llevarles a una final.

    Que es un buen jugador y quiza esta un pelin por encima del segundo, Cristiano Ronaldo, ok, pero no es el mejor de la historia, cuando se retire se podra hacer balance.

  3. Pingback: ¿Es Messi mejor que Maradona?

  4. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | John Carlin: “Shakespeare está en otra dimensión, como Messi”

  5. Soy del Barça, pero no me parece nada raro (ni malo) lo que dices.

    No viví a Maradona casi nada, y es difícil comparar lo que se ha oido con lo que se ha vivido, pero, como comentas, Maradona será Maradona para siempre, y Messi siempre será el que vino después, ya sea mejor o peor cosa que en realidad da igual.

    Maradona implicó una revolución en la historia del fútbol que Messi no podrá provocar por muy bueno que sea o muchos títulos que gane (al menos a día de hoy, el futuro hablará). Sólo los verdaderos grandes como Di Stefano, Pelé, Cruyff, Beckenbauer o Maradona han tenido el honor o la habilidad de haber revolucionado de una u otra manera el deporte rey para siempre y Messi, como ya pasó con Zidane, Ronaldinho, Figo o Ronaldo, «solo» es un grandísimo jugador que ha marcado su época pero que no tiene pinta de marcar las venideras (excepto en el Barça, claro).

    Eso es lo que diferencia a uno de los Grandes de uno de los grandes.

    Y ojalá Messi cambie la dinámica y se convierta por todas las de la ley en un Grande. Para mi, a nivel meramente personal, es el que está más cerca de conseguirlo que he vivido. El último al que vi con posibilidades fue Ronaldinho (en su mejor momento el jugador que más me ha hecho disfrutar del fútbol en toda mi vida), pero la cagó estrepitosamente.

  6. Típico artículo basado en los mitos, la leyenda, la NADA… si tú crees que es más fácil destacar en un equipo de estrellas que en un equipo de «matados» (que por cierto ni Argentina ni el Napoli lo eran) es que no has jugado en tu vida al fútbol… casos de jugadores que lucen en equipos pequeños, van a uno grande y dejan de lucir hay MILES… a la inversa yo no recuerdo ninguno.

    Maradona llevó al Napoli a nivel internacional SOLAMENTE a una UEFA, en el 89… la del 88 la ganó el Goteborg. Que alguien haga un artículo sobre el D10s sueco entonces.

    Por lo demás muy bien escrito. Un saludo

    • E.J. Rodríguez

      Pablo:

      Según ese razonamiento, supongo que Messi debería haber destacado más en la selección argentina que en el Barcelona —dado que el Barça tiene un mayor nivel de juego donde estaría más «eclipsado»— pero nunca ha sido así. Alfredo Relaño, por ejemplo:
      http://www.as.com/opinion/articulo/messi-xavi-iniesta-viceversa/20110720dasdaiopi_2/Tes

      Hasta hoy, Messi ha necesitado del Barça para brillar. Entretanto —sin Messi— Xavi e Iniesta han ganado una Eurocopa y un Mundial. Es evidente que Messi se beneficia del altísimo nivel de sus compañeros.

      En cuanto a tu comparación de palmarés, mucho me temo que no responde a la lógica. Es bastante injusto comparar lo que podía hacer el Nápoles de los 80 —incluso con Maradona en él— con lo que puede hacer el actual Barça, considerado unánimemente uno de los mejores equipos de la historia y cuya columna vertebral ha ayudado a ganar un título mundial. Es obvio que Maradona no pudo ganar con el Nápoles los mismos títulos que Messi gana con el Barça. Sería absurdo habérselo pedido. ¿Sabes qué equipo era el Nápoles antes de Maradona y qué equipo fue después? De hecho, lo sorprendente es que el Nápoles llegase a ganar algún título frente a escuadras italianas y europeas muy superiores en conjunto. ¿Podría Messi hacer algo así?

      El ejercicio que deberias hacer es el de imaginar a Messi en un equipo muy inferior al Barça y preguntarte cuántos títulos ganaría. Por ahora, sólo sabemos lo que ha hecho Messi en la selección… y sin Xavi e Iniesta no es el mismo. Maradona, en cambio, hacía mejores a sus compañeros y no a la inversa.

      En todo caso, el primer Mundial de Maradona, 1982, fue ya superior al Mundial 2010 de Messi… y veremos en 2014 si Messi repite el nivel del Maradona del 86.

      El tiempo lo dirá. De momento los precedentes apuntan a que no.

      Un saludo.

  7. Alberto

    Quizás, muy seguramente, tengas razón. Pero tu juicio se compromete seriamente al repetir eso de que el juego de Messi se basa en esperar en el área un balón de Xavi o Iniesta…

    Se puede acertar teniendo razón o sin tenerla. Y, tristemente, este artículo es de los segundos. La bufanda empaña el juicio. En su campo, baja seriamente el nivel habitual de JotDown.

    • E.J. Rodríguez

      Alberto:

      También me sorprende tu lógica. Dices que muy seguramente tengo razón, pero que acierto «teniendo razón sin tenerla» (no me apliqué especialmente en mis estudios de lógica, pero creo que semejante premisa desafía mi entendimiento). En tal caso, si yo mismo no sé por qué tengo razón, me gustaría que tú me dieses los argumentos que crees debería haber empleado.

      En todo caso, tu frase de que «tu juicio se compromete seriamente al repetir eso de que el juego de Messi se basa en esperar en el área un balón de Xavi o Iniesta» me hace pensar que probablemente no has leído el artículo con atención.

      O la no menos curiosa de «la bufanda empaña el juicio»… ¿qué bufanda?

      Un saludo.

  8. Hombre, me parece un buen artículo, contrapunto de todo lo que se loa últimamente a Messi, pero tengo que decir que también me parece parcial; intento razonarle, no se puede decir que Messi es un gran jugador, pero que una gran parte del mérito es de sus compañeros, es indiscutible el peso de Messi en el barça actual, lo que yo veo un mérito indiscutible, pues jugadores de la talla de Ibra fracasaron, Villa no se acerca a lo que esperábamos de él ( yo estaba convencido que Villa en este barça iba a ser pichichi de calle, parecía imposible que no lo fuera), quiero decir que destacar tanto y tantas veces me parece un mérito, no algo que le reste valor.

    Yo solo puedo pensar como Guardiola, «con todo el respeto a Don Alfredo», yo nunca he visto a ningún jugador que juegue tan bien de manera tan regular ( y la regularidad no la compararemos con Cruyff y demás), a parte de jugar mucho mas ahora que antiguamente, donde tenemos dos partidos por semana y Messi lo juega todo.

    De todas maneras cuando Messi ya no esté se discutirá sobre quien fue el mas grande y sin duda Messi será uno de los candidatos en cualquier discusión.

  9. Néstor Henríquez Gañán

    Tras leer su artículo no puedo más que preguntarme el motivo por el cual pierde el tiempo en comparar dos jugadores están a años luz el uno del otro según usted. Y más aún cuando basa su artículo en un ensalzamiento de las cualidades homnipotentes de Diego Armando Maradona mientras infravalora las de Lionel Messi (de este último solo he podido leer que «es un gran jugador») ni mentándolas.

    Soy un tipo joven y no pude ver a Maradona todo lo que me hubiese gustado,y sin poner en duda que estamos hablando de uno de los grandes y sin entrar en agravios comparativos entre unos u otros. Le pido que para futuros artículos comparativos entre Maradona y demás jugadores (seguramente con Messi otra vez dado que marcará una época) se límite a poner en una valanza cualidades y defectos de ambos y despues haga un juicio de valor, sin dejarse cegar por su amor a la historia del fútbol cuyo rey es a día de hoy es sin duda Maradona, pero en la que Messi ya ha escrito algunas páginas memorables como los cuatro goles en los cuartos de final de Champions de 2010 frente al Arsenal.

    Saludos y me encanta como escribe.

    • fabianneuquen

      creo q varios pasan por alto la aclaracion q hace en el relato de la memoria historica limitada q, muchas veces, nos toca a la mayoria como asi tmb esta la incredulidad de los q no llegaron a ver a Maradona, dicho esto es q me parece q incluso, como hizo el columnista, vale la pena recordar los logros conseguidos por Maradona y en q contexto, para asi poder estar a favor o no de alguno de los dos, aunke me temo q es un tema de nunca acabar; dicho esto aclaro q soy Argentino pero detractor de la mayoria de los dichos q Maradona a vertido y a raudales siempre, pero q por lo visto q hizo en la cancha, por el momento, no puedo dejar de ensalzar al D1eg0, gracias por dejarme compartir el comentario

  10. sin duda alguna diego fue un buen jugador un tipazo, pero leonel messi a su corta edad es un jugador incomparablemente el mejor, sigue adelante messi

  11. Desde luego, decir que Maradona es literalmente Xavi+Iniesta+Messi sí que carece de toda credibilidad, culminada en la última frase del artículo.
    Claro que Messi no puede hacer cosas que Maradona podía hacer (por cierto, no sé si el gol de falta de este fin de semana al Atlético de Madrid tenía el suficiente veneno), pero Maradona tampoco podía hacer cosas que hace Messi, pero vamos ni imaginárselas. Estamos todos de acuerdo en que Messi no ha triunfado con su selección como lo hizo Maradona. Pero precisamente Maradona la fastidió bastante en el último mundial, como bien dices, poniendo a Messi en la posición en la que jugaba él, puesto que no es su puesto, no es donde rinde mejor, no es donde consigue ser el máximo goleador junto con Cristiano, ni donde consigue ser uno de los máximos asistentes de gol, ni donde consigue iniciar todo el juego de ataque del Barcelona. Y lo puso ahí, y cualquiera que lo niegue está ciego, por el tema de este artículo. Una pena, porque ya en los 2 primeros partidos se vio que no daba buen resultado, y a pesar de la evidencia siguió en sus 13.
    No estoy de acuerdo en que el Barcelona puede jugar sólo, o con lo de que «es que en el Barcelona cualquiera es bueno»… ¿Cuántas veces a faltado Messi (pocas, por cierto, y eso que el nivel de cada partido es muchísimo más alto que en los 80, y se juegan muchísimos más partidos cada temporada) y se ha dicho que el Barcelona no era lo mismo?¿Cuántos partidos ha ganado el Barcelona por los goles de Messi? Mencionas que podemos imaginar a Romario o Van Basten en el Barça actual, ¿no podemos imaginar a Villa o Ibrahimovic? La imaginación a veces puede jugar malas pasadas, y el miticismo más.
    Han dicho en una de las respuestas al artículo que «Maradona implicó una revolución en la historia del fútbol que Messi no podrá provocar por muy bueno que sea o muchos títulos que gane». Punto 1, si haga lo haga Messi, ya sea marcar 100 goles un año, hacer 7 años seguidos los 6 títulos o jugar infinitamente mejor que Maradona, no va a implicar una revolución, apaga y vámonos. Punto 2, el que no crea que está revolucionando el fútbol un tío que debe rondar el 1’70 de altura, que juega de 9 y que además es de los mayores asistentes de la liga, debería hacérselo mirar.

    • Guillermo

      Absolutamente de acuerdo en todo lo que dice.

      Si pertenecer al que dicen que puede ser el mejor equipo de la historia, con el peso específico de Messi en dicho equipo, no es marcar un antes y un después… no sé yo que puede serlo entonces.

      Además tampoco estoy en absoluto de acuerdo en eso de que Messi no hace funciones de Xavi o Iniesta, cuando es obvio que si las hace, de hecho, como bien comentas, es uno de los mayores asistentes de la liga ademas de los mejores goleadores. Va camino de romper todos los registros y records… ¿Eso no es marcar un antes y un después?

      Yo creo que con los Grandes del fútbol histórico, se pierde la objetividad con bastante asiduidad, porque el recuerdo o la videoteca juegan malas pasadas. Pero para mi no es descabezado comparar a Zidane con Cruyff o a Messi con Maradona, solo porque unos son actuales y otros parte de la historia.

      Saludos.

  12. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Jorge Valdano: “En la sociedad actual no hay más héroes que los deportistas”

  13. Pingback: VALDANO “El día del gol a los ingleses Diego se convirtió en el nuevo general San Martín” | Diego Schurman

  14. Horacio Montelimar

    ¿Saben ustedes que cientos y cientos de miles de [email protected] en todo el mundo, aún siguen pensando que el REY indiscutible es PELÉ…? Pues eso…

  15. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Una comparación imposible e indeseable: ¿Messi o Maradona?

  16. Juan c.

    Creo que Messi es tan bueno en la distribución de juego y en las triangulaciones como Xavi, Iniesta, o Maradona. No estoy de acuerdo en que sea un mero goleador-regateador, que es lo que se empeñan en hacernos creer sus detractores (madridistas, naturalmente).
    No sé si es el primer o el segundo máximo asistente de la liga. Sus pases y su aportación al juego de equipo son tan espectaculares como sus «mejores jugadas» que uno puede ver en Youtube.
    Además, a nada que uno mire, encontrará que las veinte o treinta mejores jugadas de Maradona en toda su carrera las hace Messi en cada una de las cuatro o cinco últimas temporadas.
    Yo nunca he visto un jugador mejor que Messi, en conjunto.

  17. Ignorant

    Yo creo que Messi es mejor de lo que parece, pero no tan bueno como se dice. No sé si por obligación, por gusto, por afán de récords o por qué motivo, pero cada año se está reduciendo más a Messi al papel de definidor. Para mí, y creo que para el articulista, el mejor jugador debe destacar en facetas del juego tan importantes como los goles, pero más inmateriales. Dentro de 20 años, más de uno se preguntará cómo aguantaron Xavi e Iniesta tantos años metiendo tan pocos goles en un equipo tan goleador, y siendo jugadores ofensivos. Sin embargo, un solo partido basta para saber la importancia de estos jugadores en su equipo. En la portada sale quién marca el gol, pero el partido muchas veces lo resuelve quién regala ese gol, o incluso el portero que ha evitado el 0-1 con un paradón.
    Por cierto, que si Messi es el mejor jugador ya no del mundo, sino de la historia, hay que ver qué mérito tienen Xavi e Iniesta que ganaron un Mundial sin él. Y eso que pasaron de Messi a Villa y Torres.

  18. elbicho

    A mi tampoco me gusta comparar épocas diferentes, porque ni las condiciones de unos y otros están en los mismos niveles…

    Pero por comentar, considero que al nivel físico y técnico en el que está actualmente el fútbol, la profesionalización extrema de los jugadores, y las técnicas/tácticas de entrenamiento superevolucionadas actuales… que un jugador destaque con tantísima claridad como lo hace Messi actualmente frente al resto de jugadores es algo, por lo menos a tener en cuenta para valorar si es el mejor o no de la historia…

  19. elbicho

    Y por hacer otro comentario, decir que me gusta mucho como está escrito, pero la comparación me parece de alguien que vivió la época de Maradona con una edad dorada de su infancia/juventud, incapaz de admitir que «lo que viene» es mejor que «lo que vivió».

    Es como la legendaria frase del abuelo: «ya no se hacen las cosas cómo las de antes»

  20. Pingback: VIDEO: La Pulga vs El Pelusa

  21. Maradona era fantasía pura, un genio sin igual pero, ay amigo! Messi son palabras mayores, él hace de Xavi, Iniesta y de quien haga falta. Es el mejor jugador del mundo (desde hace ya 5 o 6 años) en cualquier posición del centro del campo o de la delantera (eso significa el mejor en 6 o 7 puestos dependiendo del sistema utilizado).
    El mejor repartidor de juego, un asistente descomunal, con una habilidad, regate y velocidad incomparable y un martillo pilón en la definición.
    Está obligando a desempolvar récords que llevaban décadas bajo llave, sacando a la luz artilleros de la liga zambiana…pero , ¿es que no se dan cuenta? Este jugador va a dejar récords de goles y jugadas insuperables en la retina de cualquier aficionado al fútbol. Si Argentina gana el Mundial en Brasil el debate se habrá acabado.

  22. Andrés

    Con el paso de los años esta discusión va perdiendo sentido, Messi es netamente superior a su compatriota desde cualquier punto de vista. Y lo dice alguien que suele pecar de nostálgico en todos los ámbitos de la vida.

  23. Entolao

    Messi es tan grande que decidio jugar por un país que hoy le da la espalda, a pesar de haber jugado tres finales de América y una de un mundial, pudo jugar con España pero su amor al país que no le dió oportunidad fue más grande, los argentinos deberían estar agradecidos, Messi es por mucho, mejor que Maradona porque el máximo nivel de fútbol que se ha visto es en champions ligue y ahí Messi ha reinado lo que el Diego jamás logro ni por lo menos una final perdida, lo de Messi es año tras año y lo de Maradona solo fueron pocos años a máximo nivel, Messi aún ganará torneos y será más grande su leyenda, Messi… El extraterrestre que habla en la cancha.

  24. Hoffman

    Maradona más mérito; Messi bien vestido comido y bebido; Maradona talento instinto ; Messi estilo preparación clase ; Maradona mirada fuego fin ; Messi destino camino cuerda ; Maradona vanidad emoción vicio ; Messi contención mezquindad mañas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.