Jaume Esteve: Wii U, primer contacto

Publicado por


Se presentaba este E3 como la cita en la que podríamos vislumbrar de alguna manera el futuro de Sony y Microsoft en el mercado de las consolas de sobremesa y se cerró con una sola confirmación en ese aspecto: Wii U es lo más cercano que vamos a tener a la próxima generación en lo que queda de año y gran parte del siguiente.

Podría hablar de la estrategia de Nintendo en este E3, de algunos errores de comunicación que han tenido y de la sensación de caos que ha rodeado a muchos de los pasos que ha dado la compañía nipona, pero esa es harina de otro costal y de otro texto en el que hablaré del E3 en su conjunto. Aquí vamos a destripar la nueva máquina de Nintendo comenzando por la pregunta que todos nos hacemos a estas alturas. ¿Igualará el éxito de Wii?

La realidad es que hace seis añazos, cuando descubrimos las posibilidades del gran pelotazo de Nintendo en consolas de sobremesa, todos la miramos con cierto recelo. Por un lado estaban los entusiastas de la compañía que alababan la apuesta por esa nueva forma de juego y por otro los jugadores más tradicionales que no acababan de verla con buenos ojos. Sea como fuere, todos picamos. Los hardcore fuimos cayendo uno detrás de otro y, aunque sólo fuera por curiosidad, nos hicimos con una. Pero no fuimos solo nosotros, de repente descubrimos que medio planeta se había puesto a jugar a Wii Sports cuando ni siquiera sabían lo que era un Super Mario Bros. El éxito fue apabullante y nadie, puede que ni la propia Nintendo, fue capaz de verlo.

Con Wii U la situación es distinta. O eso parece. He visto mucho escepticismo con la propuesta del mando tableta pero también he visto a muchos de los escépticos cambiando de opinión en cuanto lo han probado. Me pueden contar entre ellos. Eso sí, con el precedente de Wii detrás se pierde el factor sorpresa pero se gana en otro aspecto: ahora sabemos a qué quiere jugar Nintendo. Y la jugada con Wii U es más que simple: es una consola pensada, de primeras, para el juego en grupo.

Un juego en grupo en el que además Nintendo quiere volver a cambiar las reglas del juego con dos palabras que no se cansaron de repetir durante la feria angelina: jugabilidad asimétrica. O lo que es lo mismo, dividir a los jugadores entre los que utilicen los Wiimandos que ya conocemos y el que controle la tableta.

La mejor prueba de todo este tinglado es Nintendoland. Si seguisteis la conferencia en directo puede que levantara el mismo escepticismo que levantó en el Nokia Arena. No voy a mentir si digo que a mucha de la prensa presente en el sector le dejó más frío que otra cosa. No entraré en el debate de si era el mejor broche para una conferencia centrada en juegos de Wii, pero quizá no era el título que todos estaban esperando como cierre por todo lo alto.

Eso sí, si nos vamos al juego en sí, el tema cambia bastante. Cambia porque por mucho que queramos tratar a Nintendoland con aires de superioridad (“ya están estos otra vez intentando vendernos la misma moto”, pensaba), el título me pareció una muestra ideal de lo que supone esa apuesta de Wii U por dos formas de juego compatibles y diferenciadas.

Lo reconozco, me lo pasé como un enano con el minijuego basado en Animal Crossing donde quien controla la tableta debe intentar cazar a alguno de los otros cuatro jugadores, que están recolectando golosinas en un campo y son más rápidos que el villano de turno.

Pero si de algo nos ha servido la experiencia de Wii, como decía, es para poder identificar la estrategia de Nintendo. Puede que Wii U no tenga el mismo furor entre los hardcore que tuvo Wii en su día pero los que la compren sabrán a qué atenerse. Y Wii U, vuelvo a repetir, parece una consola idea para jugar cuando te reúnes con los amigos o para echar unas partidas en familia, ya sea con tus hijos o con tus padres.

Ese es el juego de Nintendo y lo juegan sin ningún rubor. Así está enfocado el New Super Mario Bros U, SiNG, Wii Fit U y la batería de títulos habitual para los juegos first party. A fin de cuentas, ya hace tiempo que descubrimos que Nintendo explota como nadie las virtudes de sus máquinas, por mucho que los third parties se dejen el alma con cada intento.

Con el aumento de potencia se supone que Wii U dará un salto para atraer al jugador hardcore. Nos han prometido una experiencia igual o superior a la de Xbox 360 y PS3 y lo visto hasta el momento es eso, copias de lo que ya hemos visto en consolas cuyo ciclo de vida suma seis y hasta siete años.

Nintendo lleva años alejada de la lucha por la potencia gráfica y Wii U es una nueva muestra. No es su guerra y no pretenden jugarla por lo que están a gusto inventando nuevas formas de jugar. Así que visto lo visto, volvemos a la misma pregunta, ¿igualará el éxito de Wii?

A favor de Wii U debo decir una cosa: no obliga al jugador a estar de pie como sí sucedía con algunos de los primeros títulos de Wii. Ahí Nintendo ha estado hábil y ha entregado una máquina que no penaliza al jugador, tipo comodón por excelencia.

Después de haberla probado durante un par de horas y de intercambiar opiniones con otros compañeros, el escepticismo vuelve a estar ahí. Por un lado, a título personal, la tableta aporta un plus de interés y esa promesa de que el videojuego puede sufrir un cambio radical si los estudios dan con la llave, algo que no han conseguido del todo ni con Wii, ni con Kinect ni con Move (y de hecho uno se pregunta si deberíamos de dejar de ver en esos sistemas una fuente de juegos hardcore cuando están claramente destinados al público casual).

Lo que si encuentro imperativo es que Nintendo haga una buena campaña de marketing. Ya me he encontrado con más de un conocido que desconocía que Wii U era la nueva consola de Nintendo. Es más, la sensación entre el público poco habituado al videojuego, y al que Nintendo le interesa captar a toda costa, es que la compañía va a sacar una tableta que será compatible con Wii.

Personalmente me parece un error llamar a la máquina Wii U como lo fue poner 3DS a la nueva portátil. Si el diseño ya ayuda a caer en la confusión, poner nombres clavados a los de sus antecesores no hace otra cosa que confundir al comprador, que no sabe si se encuentra ante una revisión de la máquina o ante un producto completamente nuevo.

Dicho todo esto, nos quedan menos de seis meses para saber cómo le va a ir a Nintendo. Si me tengo que lanzar a vaticinar, puede que los inicios no sean tan buenos como se esperan. El precio y la campaña de marketing que se haga para conseguir que el gran público conozca la consola jugarán un papel fundamental. Pero, visto lo visto, lo mejor es que nos callemos la boca, porque no sería la primera ni la segunda vez que Nintendo lo parte llegado al momento y nos deja a todos con cara de tontos.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

6 Comentarios

  1. Como amante de los videojuegos tengo ganas de que Nintendo desaparezca de una vez por todas, y esta WiiU esperemos que se la pegue. Aunque con Wii se la colaron a muchos tontos que no lo volvieron a tocarla después de una semana.

    Y si, Nintendo tiene buenos desarrolladores trabajando en sus juegos, pero su política como empresa durante toda la historia ha sido asquerosa. ¿Alguien recuerda como amenzaron a las tiendas de Estados Unidos que vendieran MegaDrive con cortarles el suministro?

    La gente que trabaja en Nintendo se merece algo más que hacer Mario Kart 8 o el Nuevo New New Super Mario Bros.

    • Valiente amante de los videojuegos estás tú hecho…unos cuantos más como tú y volvemos a jugar al tute todos.

  2. Como amante de los videojuegos sólo espero que Nintendo siga haciendo lo que mejor saber hacer, lo que ha venido haciendo generación tras generación, lo que la ha convertido en el verdadero motor del mundo de los videojuegos, lo que la ha hecho y hace a día de hoy referencia para los verdaderos amantes de los videojuegos; esto es, innovar, ser ella misma, no dejarse llevar por modas.

    Habrá unas 15 versiones de la saga del vidoejuego Zelda. Desde la NES, hasta la el último Skyward, para la Wii. Nunca jamás han dejado de estar entre los mejores juegos que se podían jugar para la generación correspondiente. Lo mismo se puede aplicar a la saga Mario, que ha tenido bastantes más ramificaciones. Lo mismo se puede aplicar a cada juego que Nintento, y no terceras compañías, produce.

    Nintendo ha sido, es y será “sello de calidad”, le duela a quien le duela.

  3. (Totalmente off-topic)
    Perdona Jaume, el libro Ocho Quilates, es tuyo?? Es que hoy lo he comprado en .epub y al ver el autor he venido corriendo aquí porque me sonaba el autor. Aquí te sigo desde hace tiempo y viendo como escribes no dudo que el libro me gustará. Soy un gran nostálgico de la época dorada del software español.
    Bueno, perdón por escribir donde no toca, pero sólo quería agradecerte el esfuerzo realizado y ya comentaré (en otro off-topic, jejeje) que me parece tu libro.

    Saludos!

  4. ¿Se podrán jugar a los juegos de Gamecube en la nueva Wii U?

    Doy por sentado que a los juegos de Wii sí se podrá jugar…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.