The Amazing Spider-Man 2: siempre nos quedará Emma Stone

Publicado por
Emma Stone en una imagen promocional de The Amazing Spider-Man 2. Fotografía: Marvel Enterprises / Columbia Pictures / Sony Pictures.

Todos tenemos una mujer por la que aparcaríamos nuestra vida en el arcén. Puedes no haberla visto en años, o puedes trabajar con ella todos los días. Ella siempre estará ahí, amenazando tu amor civilizado con recibos y escena en el sofá. Si tú me dices ven, etcétera. En el caso de Peter Parker, esa chica se llama Gwen Stacy. Gwen Stacy es Emma Stone, y viendo The Amazing Spider-Man 2 uno puede entender perfectamente que, por mucho superpoder que tengas, una chica como esa te haga perder la cabeza.

The Amazing Spider-Man 2 es ante todo la historia de Peter y Gwen, y su relación es lo mejor en una película menor en el género de superhéroes de cómic. La química extrema entre Andrew Garfield y Emma Stone solo se explica por el hecho de que ambos actores sean pareja en la vida real. Los dos cargan sin problema con el peso dramático de la película, que es mayor de lo que Marvel y DC nos tienen acostumbrados.

El poder de Electro, como la subtitulan en España, al final no es para tanto. No es para tanto el personaje, que nunca parece una amenaza real como lo fueran el Joker de Heath Ledger o el Loki de Tom Hiddlestone, y sobre todo no es para tanto Jamie Foxx, que compone el personaje en la sobreactuación, y luego se convierte en un malvado sin diálogo cuyo cuerpo cambia de color cual Allianz Arena.

La elección de dos ganadores del Oscar como Foxx y Paul Giamatti para encarnar a dos enemigos del Hombre Araña se demuestra innecesaria. Si en el caso de Foxx su interpretación no tiene pies ni cabeza, en el de Giamatti tiene los mismos minutos de metraje que le daban en el tráiler.

El que se salva de la quema es el mejor amigo de Peter Parker, un Harry Osborn (Dane DeHaan, visto en la interesante Chronicle) amargado y con un plan, muy lejos de aquel niñato de papá que creó James Franco en la trilogía de Sam Raimi. DeHaan está fantástico bajo el flequillo hitleriano. Su Harry Osborn es un reflejo oscuro de Peter Parker que para salvarse a sí mismo se acaba convirtiendo en el Duende, un villano clásico de los cómics que por algún oscuro motivo aquí aparece caracterizado como el hijo que tuvo Gollum con el Duende Verde Power Ranger del primer Spider-Man de Raimi.

El Duende, sin embargo, justifica su presencia al ser el responsable del momento de mayor intensidad dramática en cualquiera de las cinco películas del superhéroe creado por Stan Lee. Un momento que los que recuerden cierto abrigo verde en los cómics vendrán venir, pero que no por esperado es menos traumático.

The Amazing Spider-Man 2 parece, sobre todo, el Iron Man de Sony Pictures: la película que abre las puerta a todo un universo arácnido. Ya se ha anunciado un primer spin-off, Los Seis Siniestros, basado en el conocido grupo de enemigos de Spider-Man. La tercera parte de las aventuras de Andrew Garfield también ha sido anunciada ya. Y lo demás parece abierto: el Buitre, el Doctor Octopus, Eddie Brock, Cletus Kassady, Alan Smythee, Jonah Jameson… las referencias en la película no dejan lugar a dudas. Incluso la escena tras los créditos deja una puerta abierta a un crossover entre franquicias Marvel para orgasmo geek.

El plan de Sony es arriesgado. Como espectador, sin embargo, qué bueno es saber que si después de secuelas, precuelas y spin-offs al final todo se va al carajo, siempre nos quedará Emma Stone.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

13 Comentarios

  1. » Incluso la escena tras los créditos deja una puerta abierta a un crossover entre franquicias Marvel para orgasmo geek.»

    Eso no es asi, Fox permitió la marcha de Webb con la condición de que Sony hiciese publicidad de la nueva película de X-Men de forma gratuita.

  2. A mi no me ha desagradado, en el sentido de que he pasado un muy buen rato y creo que hay escenas que visualmente son una delicia de lo bien hechas que están, los vuelos de Spiderman por la ciudad son espectaculares, totalmente de acuerdo con lo de Emma Stone, qué actriz, qué ojos, que de todo hijos mios…

  3. Pues para un servidor considerablemente mejor que el mediocre reinicio anterior. Jamie Foxx cumple, sobre todo visualmente. Firmo lo que dices del Duende Verde, y sí, lo de Rhino es un poco falso, pero bueno, ya le veremos en la siguiente.

    Para mí la mejor película que se ha hecho de Spidey tras la primera de Sam Raimi. La parte de Gwen Stacy está muy trabajada y las batallas no son ni tan excesivas como en El Hombre de Acero ni tan poca cosa como en la anterior Spiderman de Marc Webb. Lo justo y necesario.

  4. «El Duende, sin embargo, justifica su presencia al ser el responsable del momento de mayor intensidad dramática en cualquiera de las cinco películas del superhéroe creado por Stan Lee.»

    Ni de coña.

    El duende de esta entrega parece un villano de opereta, con un desarrollo del personaje que parece creado en el tiempo que transcurre el metro en ir de casa del guionista a su lugar de trabajo; Bueno, como todo el universo «Ultimate», que es en el que se basa este vergonzante reboot.

    Y del «del momento de mayor intensidad dramática», mejor ni hablamos, el final de Spiderman 2 sí que lo era, pero para eso hay que currarse un poquito la película, y elegir como protagonista a un actor con diez años mas que el personaje al que interpreta (cuando le ví las patas de gallo en un primer plano, me vino a la la mente aquella mítica telenovela llamada Al Salir de Clase), dice mucho del interés que se ha puesto en ello.

  5. D-E-C-E-P-C-I-O-N-A-N-T-E. Así, con todas las letras. Eso me ha parecido esta película. En Sony no han aprendido la lección de Spiderman 3 y se empeñan en meter a un montón villanos de segunda con calzador, con la esperanza de explotarlos en futuras secuelas. Creía que era imposible que un actor fuera capaz de componer un villano más patético que el Duende Verde surfista de James Franco en la cinta de Sam Raimi.

    Me equivocaba.

    En The Amazing Spiderman 2 por fin descubrimos qué fue de Steve Urkel después del final de la serie ‘Cosas de casa’: se licenció en la universidad y entró a trabajar en OsCorp. ¡Gracias, Jamie Foxx! Puedes dejar tu Óscar a la salida. ¿Y qué decir de la interpretación de Paul Giamatti como Matón Ruso Random #4? Que es una pena que Sylvester Stallone no ande cerca para pegarle un tiro. Vamos, si esta no es la peli que acabará de una vez por todas con la moda de los superhéroes en el cine, poco le falta…

  6. Cierto que los villanos son, ejem, «malos de tebeo». Webb y su gente no se esfuerzan en que sean más adultos y eso no está bien, pero les salva que triunfan en aquello que de verdad les importa: la historia de Peter y Gwen. Quienes se hayan conmovido con cómics como ‘Spider-Man Blue’ o aquel de «cierto abrigo verde» revivirán aquellas sensaciones gracias a los asombrosos Garfield y Stone.

  7. La película me pareció bastante buena de principio a fin, muy entretenida.
    Cuando voy al cine a ver una película de súper héroes, sé que no voy a ver una película para Oscar, es lo que le sucede a todo mundo, en lugar de disfrutar la cinta la pasan criticando todo. En fin, no se le puede tener contento a todos.

  8. Si comparamos con Capitán América: El Soldado de Invierno, pues esta película es mala. Yo creo que Paramount deberá comprar los derechos de los X-Men y Spider-Man a Fox y Sony si es que queremos seguir viendo pelis buenas de superhéroes (con excepción de Iron Man 3 y las Hulk). Y concuerdo con que deberían darle un tinte más adulto a los guiones para que éstos mejoren; sin embargo, no nos atrevamos a pedir algún triller sicológico de Fincher o Lynch, recordemos a qué edad empezamos a leer Marvel. Con Batman hay una completa diferencia pues, en mi opinión, el comic siempre se caracterizó por su oscuridad; aunque no sería malo que las tramas de las películas de MArvel cuenten con algo de profundidad, insisto, coger a Capitán América: El Soldado de Invierno como modelo no sería nada malo.

  9. Me quedo con la escena donde la telaraña de spider forma lo que parece una mano tratando de alcanzar la de Gwen en su caída al vació. Fue a mi parecer de lo mejor.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.