La película más contada de la historia

Publicado por
Imagen: Universal Pictures.
Imagen: Universal Pictures.

Regreso al futuro (Back to the Future), Robert Zemeckis, 1985 / Regreso al futuro II (Back to the Future Part II), Robert Zemeckis, 1989 / Regreso al futuro III (Back to the Future Part III), Robert Zemeckis, 1990

Hubo un tiempo, joven que lee estas líneas, adulto que ya ni lo recuerda o anciano que ni recuerda eso ni otra cosa, donde no había internet ni teléfonos móviles, un tiempo oscuro sin que ni un solo mensaje de Whatsapp nos llegase preguntando ke ase, un tiempo tenebroso sin vídeos de gatitos ni de rusos borrachos haciendo equilibrios en la cornisa de un edificio, un tiempo aciago donde no te preguntabas a cada momento quiénes carajo son esas varias docenas de personas que has añadido como amigos al Facebook, un tiempo sombrío, lóbrego, borroso, opaco, negro, nebuloso, renegrido, cubierto, cerrado, nocturno, tétrico y eclipsado donde no había manera, créanlo, de tener la habitual ración diaria de midget black mature tranny porn. Vamos a reconocerlo, a poner las cartas sobre la mesa: un tiempo de mierda.

En ese tiempo el spoiler no constituía crimen de lesa humanidad. Aquel que destripaba el contenido de una serie o una película no pasaba a ser tachado de despojo social, de apestado. No se producían linchamientos en este aspecto ni nadie consideraba necesario los campos de trabajo para aquellos que ofrecían demasiados datos en una sinopsis. El Tribunal de la Haya no había colocado aún este asunto entre sus máximas prioridades. Estados Unidos no había puesto en marcha la S. E. A. (Spoiler Enforcement Administration). Lo que voy a decir ahora quizá parezca una aberración. Si continúa leyendo es con su responsabilidad. En ese tiempo las películas… se contaban. Ya le avisé. No haber seguido.

Efectivamente, se contaban. Si alguien veía una y le gustaba pasaba a hacer un resumen delante de sus amigos y familiares. Se destacaban los mejores momentos. A veces con acompañamiento de gestos cuando la película era de acción. ¡Ah!, ¡cuántos ciudadanos perdieron el equilibrio al adoptar la posición de la grulla de Karate Kid en aquellos tiempos oscuros, tenebrosos, aciagos, sombríos, lóbregos, borrosos, opacos, negros, nebulosos, renegridos, cubiertos, cerrados, nocturnos, tétricos y eclipsados!… Como en las antiguas noches cuando éramos cazadores recolectores frente al fuego, las películas revivían el gusto por la narración oral en comunidad. Se compartía el disfrute y la fascinación con el que la había visto, pero también con el que no la había visto todavía. En aquella era preinternet, Regreso al futuro fue, sin exageración, la película más contada de la historia.

Y no es para menos. Se trata de un trabajo perfecto en el sentido de maravillosamente esamblado. El ingenioso guion de Bog Gale y del director Robert Zemeckis realiza una mezcla de géneros que encaja como piezas de un rompecabezas. El héroe que ha de realizar una misión tras un viaje (en este caso en el tiempo), su disposición si es necesario al sacrificio, la historia romántica donde hay que luchar por la amada contra un malvado, la comedia de enredo, el ambiente de película de instituto americana, y la ciencia ficción. Como sustancia que une todo ello, en primer lugar, una serie de ingeniosísimos elementos icónicos que perduran en cualquier memoria (el Delorean, el camino de ruedas quemadas, el solo de guitarra, la persecución en monopatín, el mal traducido condensador de fluzo que debía ser de flujo, el rayo y el reloj de la torre). Y en segundo lugar la actuación de Michael J. Fox, heredero sin complejos de los grandes humoristas del cine mudo y, ya que entre relojes anda el juego, reencarnación moderna de Harold Lloyd. Maldita enfermedad de Parkinson que nos privó de las grandes interpretaciones que todavía estaba por dar este cómico superdotado para el que la expresión física lo era todo.

Uno de los análisis más conocidos de Casablanca está escrito por Umberto Eco. En él habla, entre otros aspectos, sobre la acumulación de mitos literarios y personajes clásicos que se dan en esa obra y que hacen sólida una película en el fondo poco profunda. Con Regrerso al futuro nos encontramos con otra de las películas más ricas en dicha acumulación, aunque en este caso el montaje, el ritmo y la excelencia al escribir la historia no hacen pensar en ningún momento en que falte nada, más bien lo contrario. Todo está bien articulado en este modelo de cine de entretenimiento que acaba con la vieja disquisición entre optar por lo comercial o por la calidad como si fueran incompatibles.

El éxito de Regreso al futuro y su final abierto dieron lugar a dos secuelas. Ninguna desmerece a la primera. Pero el listón estaba tan alto y todo salió tan redondo que siempre han quedado tras la estela que dejase el primer Delorean al partir hacia quién sabe dónde, esa icónica estela de fuego que hace que la película más contada de la historia sea además una de las que más veces ha visto en su vida cualquier persona a la que se pregunte.

Artículo extraído del libro Jot Down 100: SCI-FI disponible en nuestra store y en nuestra red de librerías.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

9 Comentarios

  1. Bueno, sí, las pelis se contaban (lo mismo que las cuento yo hoy en día, o las series), pero no los detalles que pudieran dar un giro inesperado a la trama ni contar algo sorprendente. Si no fuera así, no existiría la famosa secuencia de Homer y Marge saliendo de Star Wars y pasando junto a la cola de entrada, ni jamás se hubiera podido hablar sobre una película o serie que alguien no ha visto.

  2. El DeLorean no me pareció la mejor elección, el solo de guitarra fue inconexo en su mayor parte. Fuera de eso, la película en su momento, no me apetecio verla una segunda ocasión, huelga decir que no he visto la segunda y tercera entrega. Pero de que me provoca añoranza, ni dudarlo, que época tan diferente.

  3. Yo tambien pienso lo de la epoca tenebrosa,…blablabla. No sé si tengo razón o, si plemente, me hago viejo . Lo curioso es que nos sacan pasta a todos a la vez con esto, a los de la época tenebrosa y a los de la época luminosa. Que tíos (y tías) los dueños del negocio!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.