Conduciéndonos hacia la no normalidad

Publicado por

Jot Down para MINI.

Año 1962. 23:51 de la noche. Dos mujeres en lo que sus contrincantes definen como un cochecito muy mono, y la copiloto embarazada. Ambas a punto de empezar a competir en el Tulpenrallye holandés. Cuatro mil kilómetros, una semana por delante, ciento cuarenta y cuatro equipos, y un montón de pilotos hombres que las miran con condescendencia. Ninguna mujer sabe aparcar bien, piensan, menos aún sabrán desenvolverse en una competición como esta. Pero siete días después Pat Moss y Ann Wisdom baten todos los récords y se alzan con el primer puesto. Acababan de demostrar que la igualdad entre hombres y mujeres no solo era una reivindicación de su tiempo, los sesenta, sino una realidad. Lo hicieron en un coche que iba a convertirse en un icono de la era pop, y que en muchos sentidos fue protagonista de una nueva normalidad. Aunque entonces no se llamara así. Hoy el fenómeno se repite, el mundo regresa a una no normalidad, y junto con el MINI Cooper SE 100% eléctrico hemos querido contar cómo es esta transformación. Con un programa de entrevistas patrocinado en que Jot Down & MINI electric nos acercan a destacadas figuras de la cultura y la ciencia, quienes nos han contado la transformación de sus proyectos.

Maite Aragón, de librería Caótica

«La nueva normalidad librera es incertidumbre. Es caminar por una cuerda floja. Algo como lo que está ocurriendo, una vez que sales del shock, es una oportunidad para hacerlo mejor. Sin este frenazo en seco no nos habríamos atrevido a reconocer que hay cosas que no funcionan y hay que cambiarlas. La facturación en libros, y eso da esperanza, cuadruplica la del bar. El café es una gran excusa para provocar la reunión, la charla; el olor a café y a bizcocho de chocolate horneándose crea una sensación muy acogedora. Pero uno de los que era nuestros valores frente a otros modelos, el activismo cultural, está en peligro. Crear más motivos para visitar la librería, que pudieras interactuar con escritores, editores o ilustradores. De pronto, el lector ya no puede acudir a la librería, ahora todo es streaming. Nos tenemos que olvidar de lo físico y cómo nos relacionamos sin eso. La magia del vínculo físico se desvanece en lo virtual, llámame carca pero la chispa que surge en el tú a tú, directamente, no tiene lugar en lo virtual. Soy de las que necesita volver al asidero de lo físico».

Todo está cambiando. Para las librerías, que se transforman en espacios culturales y de encuentro, y para nuestro modo de movernos. No es la primera vez que un cambio origina la necesidad de vehículos más eficientes, mejor adaptados a las ciudades y de menor consumo. El MINI era una respuesta a la crisis del petróleo de 1956, pero se convirtió en mucho más. Mary Quant, inventora de la minifalda, resumió a la perfección en qué consistía ese algo más: «El MINI era exactamente como la minifalda, hacía todo lo que uno deseaba, tenía un look fenomenal, era optimista, exuberante, joven, era perfecto». Además de eso revolucionó la estética del automóvil al ofrecer personalizarlo al gusto de cada usuario. Fueron famosas las cuatro versiones hechas para los Beatles, cada una de ellas adaptada al estilo de los componentes del grupo, y con equipamientos que siguen siendo modernos hoy, como las llantas de aleación o el techo deslizable. Aunque el que más influyente fue el de George Harrison, decorado por el Loco, un colectivo de artistas que también diseñó la funda del vinilo Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band. Aquel MINI supuso el lanzamiento definitivo para unos artistas que iniciaron una nueva normalidad en la difusión de sus obras fuera de las galerías de arte, y su expresión en soportes tan variados como un coche o el diseño de ropa. El concepto de centro artístico de creación moderno tiene sus remotos orígenes en ese fenómeno, y hoy lo encontramos en La Rambleta, espacio cultural de referencia en Valencia y uno de los más destacados a nivel nacional. Un punto de encuentro en el que se dan cabida todas las manifestaciones artísticas y de vanguardia, y hasta donde también nos llevó el MINI Electric.

Lorena Palau, de Rambleta

«La Rambleta es un proyecto cultural global. Es nuestra esencia, somos multidisciplinares, pero además trabajamos desde la diversidad, que trata de cubrir cualquier inquietud, interés o gusto que tenga el público de la ciudad, y sobre todo porque además de poner en marcha el foro de pensamiento y hacerlo crecer cualitativamente, creamos una serie de programas destinados a fomentar la producción artística, la creación, la investigación y a dar visibilidad al creador/a  valenciano/a. Hemos conseguido los objetivos marcados, generando formatos culturales innovadores, consiguiendo incrementar mucho la afluencia de público y asistentes al Centro, hacer crecer el proyecto con marcas de empresas privadas que se han querido unir a nosotros, trabajar y respaldar al tejido cultural local, aglutinar a distintos agentes culturales valencianos referentes y expertos en distintas disciplinas que se han unido al proyecto a través de distintas colaboraciones. Formar parte, acoger y colaborar con los festivales urbanos de artes escénicas referentes en la ciudad. Hemos conseguido dotar de una oferta cultural de calidad e innovadora a la ciudad, no solo en el Centro Cultural sino en el resto de la ciudad, y poner en valor el tejido creativo local dinamizando y revitalizando la cultura. Además de ser un referente nacional».

Una de las cosas que destacó Lorena Palau en su entrevista es el papel de la ciencia como una parte más de la cultura, con espacio en su centro. Parece lógico si pensamos que nuestra vida no sería la misma sin las aplicaciones tecnológicas de la ciencia, nuestras pantallas táctiles y telecomunicaciones. Este interés por lo científico acompañó también la trayectoria de MINI en los sesenta, siendo uno de los primeros coches en aplicar la fibra de vidrio, el componente empleado en el revestimiento de los transbordadores espaciales de la NASA. Con las novelas de autores como Arthur C. Clarke e Isaac Asimov mucha gente comenzó a soñar con ciudades y coches futuristas. Sin duda ambos escritores se hubieran sentido parte de ese futuro llegando al Laboratorio Subterráneo de Canfranc en MINI Electric desde Zaragoza. Ciento cincuenta kilómetros acompañados de Carlos Peña Garay, director de un laboratorio donde se desarrollan experimentos que podrían explicar el origen del universo y el enigma de la materia oscura.

Carlos Peña Garay, de LSC

«Hemos intentado que los grupos experimentales que estaban en fase de construcción y han detenido su actividad trabajaran para dar apoyo a iniciativas para la lucha contra la pandemia. En particular, el grupo «Colaboración global del argón», del que forma parte el LSC y que hace experimentos para la detección de materia oscura, ha dado apoyo al desarrollo de un nuevo ventilador mecánico para las UCI. Este grupo lo forman más de cuatrocientos investigadores y la iniciativa, denominada MVM —Mechanical Ventilator Milano—, surge en Italia. Hemos desarrollado un modelo de ventilador respirador basado en las tecnologías y en el tipo de experiencia que hay en los experimentos que alojamos en laboratorios subterráneos como son los sistemas de gases, tanto en NEXT como en los experimentos de argón. En general, en cualquier experimento con gases nobles lo que necesitas es control de presión de gases y electrónica de precisión para ese control, y justamente los respiradores se basan en eso. La labor del laboratorio en el caso es apoyar a todo el grupo de argon dark matter, apoyar y consolidar el grupo español, y luego aportar los recursos de modo ágil para que se construya el primer respirador basándose en el esquema desarrollado internacionalmente.

A través del CDTI y con la coordinación del CIEMAT, tres empresas que están interesadas en el desarrollo se han unido al proyecto MVM España. El objetivo es que este tipo de tecnología sirva para producir nacionalmente en un futuro, es decir, tener una sede, una producción española de respiradores de incluso más calidad del que hemos desarrollado. Llevamos ya más de un mes con reuniones semanales con las empresas. Las empresas de hecho ya están integradas en el proyecto MVM España, y ahora la cuestión es ver cómo se integran todas a nivel europeo de cara a hacer una certificación conjunta para que este producto se pueda usar no solo en situación de emergencia, sino que sea un producto válido para el mercado de respiradores en UCI».

Nueva normalidad, nuevos productos y múltiples procesos que están haciendo cambiar nuestra sociedad. Precisamos nuevas formas de vivir, de trabajar, de entender las librerías, los espacios culturales y la investigación científica. Y por supuesto también de movernos. MINI ha recogido todas esas demandas para crear el MINI Cooper SE, «E» de totalmente eléctrico, aspirando a ser un representante de este tiempo. Sin renunciar a las características que le han hecho único, como ese Go-Kart Feeling, sensación de kart al volante que tan bien reflejó la película The Italian Job. Ni su total capacidad para adaptarse a las regulaciones de las nuevas ciudades con sus cero emisiones. Tampoco le faltan los sistemas remotos para estar siempre conectado, ni la arquitectura del salpicadero con pantalla táctil y cuadro de mandos digital, incorporando los desarrollos de la tecnología aeroespacial. Que hoy nos da acceso a mucho más que fibra de vidrio. Y por supuesto, el MINI Electric cuenta con esos detalles estéticos tan MINI. Como el led traseras Union Jack de serie, el característico diseño frontal con sus expresivos faros redondos, la nueva parrilla, y los cuatro paquetes de acabado que elegir con un clic. Cuatro, como los cuatro Beatles. Todo un legado, ahora 100% eléctrico, sobre el que algún día alguien escribirá un artículo, hablando de cómo se entró en la nueva normalidad conduciendo un MINI 100% eléctrico.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.