¿Cuál es la cosa más sobrevalorada de este mundo nuestro?

Publicado por

Les habrá pasado a menudo. Con ese grupo musical apreciado por sus amigos, la serie que «es, sin duda, lo puto más mejor de todos los tiempos», incluso opciones de ocio que, oye, finges que te molan pero solo por no quedar fuera del grupo, que el gregarismo funciona de narices. Pero nada, usted, que es tipo leído y con fino sentido de la excelencia, sabe que algo no funciona. Que no está bien. Que, oh sí, estamos sobrevalorando. Sobrevalorado. Lo que gusta decirlo. Es una sensación suprema, ligeramente esnob (en fin, no tan ligeramente). Ver lo que los otros (el infierno sartreano) no son capaces de discernir. Brrr, qué placer… Mire, mire, si hasta se me pone la piel de gallina.

A ver, es totalmente subjetivo, porque somos sentimientos y tenemos seres humanos (fin de la cita). Así que pueden atizarme todo lo que quieran, están en su perfecto derecho, faltaría más. Pero en el fondo, muy en el fondo, saben que tengo razón. Aunque duela. Admitirlo es el primer paso. Atrévanse a caminar conmigo.

(La caja de voto se encuentra al final del texto)


La cerveza

Imagen: Pixabay.

Vamos a ver… arriesgo, no me escondo. ¿Habrá polémica? La habrá. Pero alguien tenía que decirlo. La cerveza es mal. Sabe amarga, huele raro y si tienes la pésima suerte de tocarla te deja los dedos pringosos para varios días. «Es que debes adaptar el paladar para coger el gusto, no es cosa de un fin de semana», me dicen. Y mira, no. Para los tigretones no tuve que adaptarme, ¿eh? Porque están ricos (venid a mí, grasas industriales, yo os invoco). Pero la cerveza, imposible. Que debe refrescar, sí, pero también lo hace el agua y no hay postureo con el agua artesana (seguro que hay, porque somos así de idiotas, pero yo no lo conozco). Esa es otra. La artesanía… todavía peor. Cerveza con sabor a panceta, a mora, a uñas mordisqueadas en la cima del Naranjo de Bulnes. Todo parece el mismo brebaje, o todavía más insano, pero yo qué voy a saber. Traguémosla, todo sea por los likes.


Las series

Imagen: HBO.

Así, en general. Quiero decir… hay gente a la que le gustan «las series». Y en bruto eso asusta. Es como si usted a Pérez-Reverte le regala el libro de Belén Esteban «porque le gusta leer». Se ganará un exabrupto. O una hostia, depende del día. Pues aquí igual. Hay auténticas obras maestras, no se lo voy a discutir, pero también mucha morralla. Y, sobre todo, las series han generalizado una forma de narrar que a servidor le desagrada. Lo de contar cada detalle hasta sus últimas consecuencias. Lo de cepillarnos las elipsis. El alargar innecesariamente las tramas (bueno, esto ya lo hacía Corín Tellado, que es una señora muy admirable y parecía bastante maja). Pero eso. «Yo veo series». A paladas, como si fuese forraje. Un poquito de seriedad, hombre. Ah, por pura muestra estadística la mayoría de ellas son basura. Basura. Como los libros y los discos, no se me lancen a la yugular.


Nirvana

Imagen: Dave Toaster (CC).

Porque aquí sí que se me van a lanzar. Estamos de acuerdo en que lo del hair metal se nos había ido de las manos, es cierto. Que los Mötley Crüe aún tenía su gracia, y Guns N’ Roses eran bastante grandes, pero luego estaban todos los imitadores, esos que solo exhibían volumen capilar y pintillas extravagantes. Bueno, y Axl Rose se iba girando cada vez más, no nos engañemos. Pero… ¿el grunge? ¿Adolescentes de clase media-alta en plan intensito? A ver, que Kurt Cobain no durmió nunca debajo de un puente, que es una leyenda creada por él mismo, que solo iba allí por los porros y las litronas. Vamos, como todos. Además, Nirvana explotaron las mismas cosas que tanto criticaban… los reyes de la MTV. Y le gustan a más gente tras 1994 de lo que gustaban antes. Lo cuenta muy bien Chuck Klosterman (que es un tipo bastante pelirrojo y algo redneck, pero escribe de manera muy graciosa sobre cultura popular) en el fenomenal Matarse para vivir (Es Pop Ediciones). En aquel mes de abril Nirvana ya no eran cool, sino que iban pareciéndose bastante a esos dinosaurios que habían venido a extinguir. Superficialidad e impostura. Para esto me quedaba con Slash.


Bukowski

Imagen: Thierry Ehrmann (CC).

Aquí no sé ni qué decir. De adolescente puede tener su gracia, con todos los tacos, lo de follar, beber hasta matarse… esas cosas. Ji-ji, ja-ja. Pero después… En serio, no lo entiendo. Si hacer literatura consiste en soltar groserías y mamarse a diario con cazalla conozco varios candidatos al Premio Nobel en la tasca de mi esquina (que es tasca-tasca, cosa de verse, pregúntenme cuando vengan por acá). Pues eso, nihilismo de Cadena Cien, enfant terrible con arrugas y un estilo entre arañar una pizarra o masticar papel de aluminio. Eso por no contar la vez que apareció totalmente ebrio en Apostrophes (lo contamos aquí) y François Cavanna tuvo que pararle los pies. Y nosotros somos muy de François Cavanna y su bigote.


La Movida

Imagen: Hispavox.

Tuvo su aquel. Por el momento, por el lugar. Tras cuatro décadas de dictadura un soplo de aire fresco. Tampoco íbamos a pensar que esto sería la Florencia renacentista en tales circunstancias, ¿no? Se lo perdonamos. Pero ya. Todos estos revivals, posvivals, undervivals… mire, por ahí ya no paso. La inmensa mayoría de lo que surgió bajo el ala de esa Movida es, como poco, olvidable. Solo que, paradójicamente, se encuentra entre lo menos olvidado. A mí no me miren, yo tampoco lo entiendo. Aprecio como el que más que unos chavales se junten a tocar instrumentos sin la menor idea de cómo hacerlo, pero de ahí a reivindicar va un trecho. Sobre el componente de clase que tenía el invento ya nos metemos otro día, que hoy bastantes hostias me van a caer.


El cachopo

Imagen: David Ceballos (CC).

Cuando éramos pequeños mi madre hacía filetes empanados, pero solo en tres circunstancias muy concretas: si nos íbamos de excursión, cuando la carne tenía más nervios que las criadas de Erzsébet Báthory o con esa pieza que llevaba un-poco-demasiado-tiempo en la nevera. Algo para salir del paso. Pues bien, de un tiempo a esta parte coges esa misma receta, le metes en medio cosas y ya tienes el plato estrella de la gastronomía asturiana. Ojo, el plato estrella de un sitio donde hay fabada, tortos, pixín, quesos variados e incluso frixuelos. Por el tamaño debe de ser, porque en realidad se busca el impacto visual, zamparte algo que desborde la fuente, la mesa, la sidrería, el propio Principado de Asturias. Y luego los rellenos. Ojo a los rellenos. Hasta pulpo he visto. Que hay que tener muy mala idea para mezclar pulpo y carnaza jodiendo ambas cosas. Cualquier día tendremos cachopo con hoyocántaro, y entonces sí que será la puta guerra. No les digo yo que no esté rico, pero es que esta fiebre moderna…


El running

Imagen: Marlon Dias (CC).

Correr. Correr. Que es correr, no le cambiemos el nombre. Si lo viese mi abuelo le daba algo. De acuerdo, reconozco el avance desde los lisérgicos ochenta, cuando este asunto se llamaba footing y venía acompañado de prendas fluorescentes, calentadores y zapatillas carísimas. ¿Cómo? Esperen un momento, me avisan por línea interna que esto sigue siendo así. Cosas veredes, desmontada mi defensa. Añadan las fotografías al final de cada carrera, el postureo, las redes sociales y las historias estremecedoras de superación personal. Ahora pesen sus tazones de arroz, cuenten carbohidratos e hidrátense con bebidas isotónicas. Intenten hacerlo con cierta dignidad. Eso sí, los runners tienen una ventaja: cuando vengan a por mí para vengarse por estas faltas de respeto me atraparán fácilmente…


La playa

Imagen: Alper Çuğun (CC).

Bien, hablemos sobre la playa. Hace calor. Hace mucho calor. Que yo entiendo que a algunas personas les pueda parecer agradable, pero también hay una fortísima industria de aires acondicionados, y será por algo. Sigamos. Tiene arena. Arena. Cachitos diminutos de roca que se te quedan pegados en la piel, escondiéndose arteramente hasta en los últimos resquicios de ropa y otros enseres para producir, durante semanas, ese crujidito tan molesto que ustedes seguramente conocen. Algo como cric, cric, cric. Si llega a las sábanas de la cama directamente tu vida se convierte en un infierno. A veces huele raro, por cierto. En la playa. Diferente. Como a salsa de soja muy reconcentrada. Eso en sitios limpios. Y hay personas. A mí me agradan esos arenales de las fotografías donde estás tú solo tomando agua directamente del coco, pero normalmente la cosa es distinta. Niños, adolescentes con música alta, más niños, niños otra vez. La playa como metáfora cacofónica del mundo actual. ¿He dicho ya que hay niños?


Los patinetes eléctricos

Imagen: Pixabay.

A lo mejor esto no debería ir aquí. En un listado de cosas sobrevaloradas, digo, porque no hay nadie que valore los patinetes eléctricos. Al menos que yo conozca. Pero bueno, quizá en las grandes urbes sí existen este tipo de seres, así que me pongo a ello con la ecuanimidad que me caracteriza. Míreme a los ojos, en serio… ¿por qué? ¿Qué necesidad había? Ya lo de un tipo adulto, incluso talludito (desengáñense, entran en la categoría) subido en un patinete era suficientemente ridículo, así que… por qué incorporar un puto motor. Para ir esquivando peatones como si no hubiere mañana. Easy Rider canallita, ustedes me entienden. Que es muy cómodo para distancias medias, que resulta ecológico, que desatasca las ciudades. No sé, no me queda claro. El lastre filosófico en concepto de imagen es tan grande… Además, cuando hay que justificar tanto lo del cacharrito igual es para echarse a pensar.


Los Goonies

Imagen: Warner Bros.

Confesión previa: me encantan Los Goonies. Me flipan. Yo también quiero buscar el tesoro de un pirata tuerto, y vivir aventuras, y tener un amigo que sea como el no-novio de Frodo, solo que en niño y delgado. Pero, y esto es una sospecha, mi amor viene dado por la nostalgia. Solamente por eso. Resumiendo, que hace poco la volví a ver y… vaya. Simpaticota y tal, pero hasta ahí. Entiendo el objetivo como producto de entretenimiento, pero tener de referente esta peli estando cerquita Dentro del laberinto o Gremlins como que no. Y ya, si nos ponemos hair gothic (y nos molan los actores que se llaman Corey), revisiones ustedes The Lost Boys, que funciona como parodia o como película seria (nah, funciona más como parodia). Pues eso, que intenten no volver a Los Goonies y así se evitarán disgustos.


Bonus track: las listas

Imagen: JD.

Porque tampoco es para tanto. Muy de enteradillo, de ñi, ñi, ñi, pero luego resultan extremadamente subjetivas. En fin, que usted también las puede hacer. De hecho, le animamos a que la haga. No se corte, díganos qué cosas le parecen sobrevaloradas. Y vote. Puede escoger la opción «Otras» si considera que su odio no se ha reflejado adecuadamente aquí, o si piensa que el autor es un imbécil sin gracia. Prometo que le haré llegar su opinión.


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

56 comentarios

  1. Sin lugar a dudas, Stranger Things, la serie más sobrevalorada de la historia, a cargo de unos auténticos vendemotos y charlatanes de feria, los Duffer, quienes deberían llamarse Bluffer.

  2. El principito

  3. El Tirador Solitario

    Los Oasis, La bola de cristal, Parásitos, El Jocker…😅

  4. Radiohead, Bukowski, Wes Anderson, olvídate de mí… En general casi todo lo que has puesto, y por supuesto: la gente, que la hay dónde quiera que vas.

    • Karma police

      Radiohead?
      Sepa usted que su ID está siendo rastreada para dar con su paradero.

  5. pepkatran

    El Quijote. Clarisimamente. Le preguntes a quien le preguntes, en españa, america latina, en paises con otros idiomas, te diran que es la novela mas importante de la historia. ¿Pero quien coño se la ha leido? Y me da igual que realmente merezca el calificativo. Si se la ha leido el 0.01% de la población mundial pero el 100% te dice que es lo mejor que se ha parido jamás algo gordo falla.

    • Yo me lo leí con 32 años y me pareció una obra maestra absoluta, a la altura de su prestigio.

    • Lucio Anneo

      Falla la cultura general de la gente, no el Quijote, alma de cántaro.

    • Jorge M.

      Me la lei con 7 en version reducida, y me gustó.
      Me lei la primera parte con 16 y me gustó, aunque me resultó farragosa a cachos.
      Me la lei con 24 y me resultó muchísimo más graciosa que la vez anterior.
      Me la he releido con 30 y es, sin dudas, el mejor libro que he leido. Graciosa, critica, adelantada a su tiempo (salvando las cosas obvias, no la sientes totalmente extraña a esta época que vivimos), tierna, con una prosa buenísima.

      Y no quiero pecar de pedante, pero el que no se la ha leido… Pues no sabe lo que es el amor por la literatura.

  6. ¡La playa! Después del gran invento que ha sido la piscina, ¿quién quiere llenarse de arena y sal?

  7. CrisPoe

    Todo el mundo me odiará, igual que al autor del artículo… Pero Nirvana… Uff… Es que todavía no entiendo qué aportaron… Más que aburrimiento y desidia. En fin… Donde esté Ray Charles, Little Richard, Aretha, The Kinks… No se, músicos de verdad, que te hagan ver las cosas de otra manera…

  8. CachopoDios

    El yoga. El puto yoga.

    • pesimista

      Voy y envido más. El yoga, el mindfullness, el reiki, el mr wonderful y cualquier otra gilipollez asociada al buenrollismo. Puto Paulo Coelho

  9. Se me ha adelantado el articulista porque pensaba iniciar en mi Facebook una lista de personas, cosas y obras tremendamente sobrevaloradas. Esto es lo que tengo anotado para ir desarrollando:

    Stranger Things, El Resplandor, El Precio del Poder, El Infumable Will Hunting, Whiplash, Esencia de Mujer, La Chica de Ayer, Cocineros, ir de pintxos en el País Vasco, Londres (a nivel histórico-arquitectónico), Queen, Nothing else Matters, Hemingway , Mr. Jones de Counting Crows, Seinfeld, Los Goonies, Star Wars, las tortillas de camarones, los chanquetes con huevo, la F1, Andy Warhol, las redes sociales, la religión, las tradiciones y fiestas locales, Nochevieja, la Navidad, Joan Didion, El Guardián entre el Centeno, el Ulises de Joyce, Vetusta Morla-Izal ¿no son el mismo grupo?, Tertuliasnos, la política española, la televisión generalista, House of Cards USA, Interstellar, Aerosmith y su I don’t want a miss a thing,La Conjura de los Necios.

    • luchino

      Coincido contigo en bastantes cosas, sin ánimo de ser exhaustivo: La chica de ayer, Londres, La Guerra de las galaxias, las religiones, alguna más.
      Y con el artículo : las series en general – hay algunas que se salvan – la Movida, Nirvana, la cerveza ( con algunas excepciones ), Correr ( ya está bien de Running, somos ingleses acaso )

    • Jorge M.

      Vamos, que eres un hater de toda la vida. Un cascarrabias que se dice en la lengua de cervantes y un «amargao» que decimos en Madrid.

  10. HugoMac

    Trabajar

  11. Cómo que hay 22 personas que han votado Los Goonies? Éste es el mundo que queremos dejar para nuestros hijos?

  12. Juscelk

    El running. Correr por diversión, como decían en Back to the Future III.

  13. Kilgore

    Yo puedo prescindir de casi todo lo expuesto, y en algún caso justificaría dispararles. Pero la cerveza? No me jodais.

  14. David Escribano

    Definitivamente tu, Marcos Pereda.
    Tan sobrevalorado que te han dejado publicar esta chorrada tremenda y creerte, medio en broma, medio en serio, por encima del bien y del mal…

  15. con varias estoy de acuerdo plenamente, en especial con la de bukowski.
    y ya que estamos en esta a mi me parece muy sobrevalorada Los sopranos, tantos primeros lugares me hizo verla y sin ser de los que dejan las cosas a medias no pase de la cuarta temporada. ahhh y como bonus track Deadwood. se que tienen su fanaticada pero a mi ni me calentaron.

  16. Quintín

    «For those who believe in God, most of the big questions are answered. But for those of us who can’t readily accept the God formula, the big answers don’t remain stone-written. We adjust to new conditions and discoveries. We are pliable. Love need not be a command…I am my own god. We are here to unlearn the teachings of the church, state, and our educational system. We are here to drink beer. We are here to kill war. We are here to laugh at the odds and live our lives so well that Death will tremble to take us. We are here to read these words from all these wise men and women who will tell us that we are here for different reasons and the same reason.» – Charles Bukowski

  17. Lucio Anneo

    Lo de la cerveza no te lo perdonaré jamás, Pereda.

  18. Lucio Anneo

    Por otra parte, y aunque no le tenga que interesar a nadie por lo subjetivo del tema, añadiría: festivales «indies», cualquier DJ, Daviz Muñoz, Antonio Escohotado, la juventud (así, en general y a lo bruto), follar (muy sobrevalorado eso de empujar y empujar), los Beach clubs, el esnobismo tontuno inherente a cualquier producto «gourmet», Vicente Vallés, Pepa Bueno, Amenábar, Almodóvar, Woody Allen, Bruce Springsteen, Coldplay, Núñez Feijoo, cualquier «influencer», todo el fútbol moderno (desde la jubilación de Xavi Hernández y Andrea Pirlo), Urkullu, Malú, Pedro Sánchez, el Trap, Casado, el culo de la Kardashian, Puigdemont, Julia Roberts, Arrimadas, Jimmy Fallon, los patrioteros fachotes a galope luciendo pectorales y encefalograma plano, Pablo Iglesias y su ego, Carlos Herrera y su deriva avinagrada, Holanda y los holandeses, Merkel, las rubias, Jordi Cruz, la cerveza artesanal (había q volver a incidir en ello), la hiperactividad, los amigos (seguro que ya no aguantas a más de la mitad), el FMI, la confianza de los mercados y el nuevo puritanismo (MeToo, BlacklivesMatters, etc etc).

    • Bastante de acuerdo con enmiendas al genio Woody Allen (creo que le tendrían que haber dado el Nobel de Literatura, y no a Dylan, quien dicho sea de paso, me parece sobrevalorado), a follar: follar está sobrevalorado siempre que sea con la misma/mismo, y a Merkel, aunque solo sea por ser la tuerta en el país de los ciegos. Pero llevar 15 años dirigiendo uno de los países más poderosos del mundo no es para minusvalorarla.

  19. Interesante que nadie haya tenido el valor de mencionar lo sobrevalorado por excelencia: el futbol.

    O al menos el gin-tonic

  20. Aquistoyo

    Todo está sobrevalorado.

    • Cimex Lectularius

      O Dios, podría estar limitado en una cárcasa de nuez, y creerme el Rey del espacio infinito.

  21. Todo lo que sale en la lista está sobrevaloradisimo,muy acertado todo: nirvana,la series,el running,la movida etc pero los goonies no por favor!

    Añado un cuantos nombres a la lista: Luis Aragonés ( 30 años entrenando equipazos sin ganar casi nada)Madonna( ni buena voz,ni compositora,ni guapa),Alaska ( exactamente lo mismo que Madonna)Elvis Presley ( el rey pq era guapo y blanco esa es la realidad),Michael Jackson ( un genio,pero copión en demasía y sino q se lo digan a James Brown,la película del principito,al banco etc)

  22. Un polémico

    Me pasé mi adolescencia diciéndolo bien alto: Nirvana es una P U T A M I E R D A. Intensitos, con pinta de haberle robado el vestuario a Freddy Krueger, malos músicos, peores versionadores, energía impostada, plumbeos…. Y crearon un movimiento de niños bien que se iban a comprar la ropa al basurero para dárselas de intensitos. Cuando alguien salía con una de aquellas camisetas de «Grunge is dead» yo les respondía «por fin».
    Sólo Tokyo H4otel y sus emo-lovers llegaron a ser tan peñazo como el fan medio de Nirvana.
    Y como colofón diré que gracias a su final (hablo del grupo, un suicidio no me parece cosa de chiste) por fin salió algo bueno, que Dave Grohl por fin pudo hacer algo que le gustaba y creó Foo Fighters.
    Y que a gusto me he quedado volviendo a decirlo a vez en cuello.

    • Concuerdo, solo «The man who sold the world» acústica, vale algo; aunque los Gallagher no se quedaron atrás eh! Solo les fue estar ahí en el momento justo de una década con música de mierda, dónde su mierda fuera menos peor que la de otros ;)

  23. Ramiro

    Suicidarse

  24. Ay caramba! Los vinos «finos» y la «ciencia» de degustarlos, catarlos, olerlos, o lo que sea. Ya lo probó hace años un programa de TV de su país. Le dieron vino Hacendado Tetra Brik de Mercadona a una charlatana del deguste; y después de un decoradísimo discurso sobre el cuerpo, el bouquet y no sé qué más, no supo dónde meterse cuando se enteró lo que estaba tomando. En defensa de la señora diré que no debería prejuzgarse necesariamente mala calidad en un vino de súper, así como garantía de nada en un enjuague gabacho de €1000, pero sí tú eres «profesional» de eso tampoco deberías caer en semejante derrape. Puesto 1: cerveza, puesto 2: vinos caros.

  25. Abruptus

    Por fin alguien dice alto y claro que los Goonies es una tontería, generacional, pero tontería al fin y al cabo. El fútbol, los abdominales, el puto ciclismo dominguero…Lo de comparar a Bukowski con los borrachos de tu barrio es no haberse leído más allá de un libro suyo o no haberse enterado de nada.

  26. Rolando

    David Bowie

  27. Platón

    La democracia.

  28. Txukinden

    Bukowsky es Dios… y Kurt Kobain Jesucristo…

  29. Daniel G

    Lo de la movida es algo que está quedando muy patente con las declaraciones de sus ya añosos protagonistas, convertidos en liberal conservadores (cuando no algo peor). Niños de papá que se aburrían. Por cierto, otra cosa muy sobrevalorada es jotdown

  30. Jordi_BCN

    Pep Guardiola.

  31. El smartphone

  32. Cimex Lectularius

    La vida apesta.

  33. R. Maitland

    Está sobrevalorado decir que algo está sobrevalorado. O más bien, está sobreutilizada la expresión. Se ha convertido en un latiguillo que de tanto emplear se ha vaciado de significado.
    Simplemente hay cosas que gustan a mucha gente y que a otros no. Lo que resulta curioso es que aquellos que más la usan, no saben casi nunca explicarte los motivos por los que ellos no encuentran el valor añadido que otros, al parecer, si saben apreciar.
    Predicaré con el ejemplo, la explicación me refiero, sacando al autor de su error acerca de la cerveza… La birra no fue creada para los débiles de espíritu que renuncian a algo por ser amargo, oler raro o en general desagradarte en sus primeras aproximaciones a ella. Como todas las cosas buenas, complejas y duraderas de la existencia, las primeras garimbas son ásperas, difíciles e incomprensibles. Pero una vez te has iniciado en los secretos de la cerveza, te has esforzado en quererla y comprenderla, la cerveza nunca te abandonará. Estará siempre ahí a las duras y a las maduras. Haciéndote mejor persona al mismo tiempo que apagando tu sed.
    No es casual que el zumo de cebada sea el protagonista de eso que llamamos “irse de cañas”, que es un concepto que trasciende su naturaleza ontológica y que es una de las más nobles actividades a la que uno puede dedicar su tiempo en esta puta vida.

    • Cimex Lectularius

      De depender de un servidor el alcohol estaría prohibido y la marihuana sería legal…

  34. Guajavito

    El liderazgo

    • Cimex Lectularius

      Se alcanza la excelencia como líder cuando la gente lo sigue a uno a todas partes, aunque sólo sea por curiosidad.

  35. Luis A.

    En general, cualquier cosa que a uno no le guste, o que ni fu ni fa, está sobrevalorada.

    Murakami, más que Bukowski, sin ir más lejos. :P

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.