Vicente del Bosque: "El Real Madrid no me debe nada" - Jot Down Cultural Magazine

Vicente del Bosque: “El Real Madrid no me debe nada”

Publicado por

El ojo periodístico contempla a Vicente Del Bosque retrepado sobre un sillón del hotel Eurobuilding de Madrid. La cita es a las nueve y media de la mañana y el seleccionador español de fútbol ha llegado con diez minutos de adelanto. La mirada calmada del ojo periodístico ante la presencia del protagonista se altera ante un personaje que cruza en diagonal por delante del seleccionador. Es Jorge Valdano. ¿Se saludarán? —se pregunta la curiosidad  periodística, quizá ávida de saber si hay algo de relación, si impera la educación o de si aquella no renovación de Del Bosque en 2003 firmó una ruptura en la que no caben ni los formalismos—. Por un momento parece que no habrá saludo, el ex director general del Real Madrid parece vestir su rostro con la mirada del ciego que no quiere ver porque ya ha visto. Pasa un par de metros de largo. Del Bosque también parece haber adoptado la mirada ciega de quien fue uno de los integrantes de aquella primera junta directiva de Florentino Pérez que decidió que un ciclo ganador se había agotado en medio de la victoria; de que aquel bigote setentero y la planta desgarbada de Del Bosque iban de la mano de un libreto obsoleto. Puede que por la presencia del elemento periodístico, al final hay un apretón de manos. Valdano se para, da un par de pasos hacia atrás y Del Bosque se yergue y avanza hacia su ex jefe. Un saludo y unas palabras banales en menos de 30 segundos. “Por qué no íbamos a saludarnos. Yo no tengo nada contra Valdano, aunque formó parte de la decisión de no renovarme. Que no siguiera en el Madrid puedo hasta entenderlo, pero las formas…”, asegura Del Bosque. Su salida del club en el que estuvo 26 años aún colea, tanto que su negativa a recibir de manos de Florentino Pérez la condición de socio de honor causó un gran revuelo mediático. De esta cuestión, de la Eurocopa, de la formación de los jóvenes, de la derrota del PSOE, del estado general del fútbol, de Urdangarín, de su sucesor… habla Del Bosque. Conciso, cortito y al pie.

Su única gran competición internacional fue la Eurocopa del 80.

Sí, fui titular durante casi toda la fase de clasificación, pero no llegué en las mejores condiciones físicas. Tenía unos problemas de pubis de los que me operé al término de esa Eurocopa y también había una gran competencia. Casi todos los jugadores de la Real Sociedad estaban en plenitud y eran la base de aquella selección. Sólo jugué el partido que perdimos ante Bélgica (2-1).

Zamora salió de aquella Eurocopa como uno de los mejores centrocampistas del mundo.

Hizo un gran partido ante Italia, que eran los anfitriones y favoritos. Empatamos a cero, pero merecimos ganar y Zamora estuvo magistral en la dirección. Aquella selección fue luego la base de la del Mundial 82 al que tampoco fui. En el del 78 no acudí a Argentina por una lesión de peroné que precisamente me produjo Zamora en el viejo Atocha. No me recuperé a tiempo o, si me recuperé, Kubala estimó que debían ir otros.

¿Cómo era Kubala?

Muy buena persona, muy generoso, muy altruista, un tío más pendiente de los demás que de él mismo, no digo que fuera malo para él porque no… No hay nadie que hable mal de él.

¿Ese perfil de entrenador ya no existe?

Eso no puede extinguirse nunca, es como las buenas maneras en todos los órdenes de la vida. Son valores intemporales; el conocimiento, la capacidad, el esfuerzo… deben ir acompañados de humanidad, sin eso es muy difícil liderar un grupo humano. El autoritarismo creo que ya no existe, me da la impresión de que el camino es el de toda la vida, el de las buenas relaciones humanas.

Ese paternalismo no aparece en los registros de muchos de los nuevos entrenadores.

No es paternalismo (se rebela ante esa expresión). Un padre que tiene que dirigir una familia debe educarla y orientarla bien e intentar exigirle a sus hijos. En este caso estamos hablando de deportistas de élite, por tanto el entrenador debe ser exigente y a la vez humano. ¿Por qué no puede ser así?

¿Qué recuerda de la concentración de la Eurocopa 80?

Ufff, han pasado de 30 años, no tengo ni idea; sí que recuerdo que el último partido lo jugamos en Nápoles. Teníamos una buena selección, pero no sé si en el pasado estábamos marcados por un cierto negativismo o mala suerte. De aquel campeonato recuerdo principalmente a la selección belga, que impuso un modo de juego muy parecido a lo que hacían los holandeses en su tiempo: adelantaban líneas y provocaban el fuera de juego, con un Gerets extraordinario. Me quedé menos con Italia, que luego fueron campeones del mundo, y con los alemanes, que conquistaron esa Eurocopa, que con los belgas. Bélgica presentó algo relativamente novedoso.

Ha hablado de mentalidad, ¿antes el deportista español salía acomplejado?

Hablo por mí y creo que sí. En relación a otros países teníamos un cierto complejo, pero no sólo en el deporte, sino a todos los niveles. Afortunadamente España lo ha subsanado, creo que estamos al nivel de Europa en cualquier actividad de la vida. Se ha producido un progreso. Antes los entrenadores españoles salían por Europa a ver las diferentes escuelas; los yugoslavos, los alemanes, los italianos, los rusos, los franceses… Ahora vienen ellos aquí. Raro es ver un partido de categorías inferiores en las que no se note la mano del entrenador.

¿Sigue yendo a ver partidos de juveniles?

El otro día fui a ver un torneo juvenil de regional preferente en Castellón. Nunca me alejaré del fútbol amateur.

¿Ha renunciado a algo por ser seleccionador?

En lo personal no y en lo deportivo tampoco, estoy donde quiero estar. No ambiciono más que la responsabilidad que tengo y trato de cumplir como cualquier empleado. Los que llevamos tanto tiempo tenemos la obligación de defender nuestro deporte. Creo en el deporte y en el fútbol limpio, aunque traten de contaminarlo. Ni a nivel de árbitros, ni del dopaje, por lo menos lo que yo conozco; en el fútbol no hay síntomas de preocupación, a lo mejor soy un incauto. No digo que no haya casos aislados que yo desconozca, pero en lo que he vivido yo no he conocido nada.

¿Por qué entonces esas declaraciones de Noah e Hinault?

No sé, no sé… El cambio al éxito se produce por algo. No es que de la noche a la mañana ya seamos buenos en todo. Ha habido un progreso en los entrenadores, una mejor formación, por todo el país hay instalaciones deportivas de primer nivel… En el fútbol, por ejemplo, ahora exportamos jugadores y entrenadores. Lo de Benítez en el Liverpool ha sido impresionante. Todos los auxiliares están muy preparados, no son solo voluntarios, aunque aún hagan falta en determinados deportes o escalafones del fútbol.

Volviendo a esa Eurocopa del 80, en la fase de clasificación ante Rumanía, usted hizo un regate pasándose el balón por encima de la cabeza de espuela, el mismo que hace Ardiles en la película Evasión o victoria. Es un regate que no se ha vuelto a ver y eso que ahora futbolistas como Thiago o Nilmar abanderan eso que se llama el free-style por las virguerías que hacen con el balón.

Ese regate lo aprendí con 13 años de Saro, un extremo del Salamanca que tenía mucha calidad. Se lo vi hacer y lo copié. Recuerdo que lo hice en ese partido con Rumanía y alguna vez en el Bernabéu y Miljanic, una persona a la que aprecio mucho, me dijo que ese regate era para el circo. Tampoco abusé de él, es un recurso más, en el fútbol vale todo si es eficaz.

O que no humille al rival.

Humillar no, era un regate en una situación extrema en el que no tienes otra salida.

¿Y cuando Cristiano hace esas virguerías?

A mí no me disgustan siempre y cuando se hagan en un tono de normalidad. Aquellos que están dotados técnicamente para hacer estas cosas… Casi todo el fútbol está compuesto de acciones sencillas y su belleza son esas acciones distintas. Me quedo con la sucesión de acciones técnicas de un partido, es lo más bonito del juego para el espectador.

¿No hay victimismo encubierto en el enfado de los que sufren esas virguerías?

No se enfadarán solo por una cuestión técnica hecha en unas circunstancias determinadas del juego, supongo que habrá algo más.

Se acaban de cumplir seis años de la muerte de Best, representaba como pocos el fútbol callejero. ¿Hay algún futbolista en la actualidad que conserve esa esencia?

El jugador más de calle que representa el fútbol de cuando jugábamos en la calle es Messi. De cuando muchas veces éramos tres, uno era el portero y los otros dos se encaraban. Así se aprendía a regatear.

Sin embargo, Messi ha tenido poca calle. Desde muy pequeño ingresó en La Masía.

Sí, pero las condiciones innatas están ahí y le hacen ser el más natural.

Ya no se juega en la calle.

No se puede ir en contra del progreso, nosotros teníamos un balón y ahora los chicos tienen la videoconsola. Pero es bueno que el fútbol se vaya organizando; hay escuelas, hay campos de hierba artificial, campus de verano.

¿Y hay negocio?

Creo que no, los clubes pequeños tienen que cobrar a los alumnos, ya está bien de vivir de las rifas; cobran igual que las cuotas que paga el que hace judo o natación. No creo que se lucre nadie con eso.

No se trata de vivir de rifas, pero sí hay un maltrato al hincha con los estadios llenos de palcos exclusivos y el precio de las entradas. Ir al fútbol se está convirtiendo en un consumo de lujo.

El fútbol es una gran industria, parecía que la llegada del marketing no iba suponer un encarecimiento de las entradas pero ha sucedido. No es nada bueno pero claro, hay grandes contratos y todos los espectáculos a los que vayas valen dinero; y el fútbol, sin perder su esencia de deporte, lo es.

La dimensión que ha alcanzado el fútbol no se contempla sin las clases menos pudientes para las que ahora es difícil ir al estadio.

Sí, sí, aunque imagino que para el que es socio y hace sus previsiones de todo el año no sé si es tan gravoso, lo que sí se ha puesto desorbitado es el precio de una entrada para un partido. Para el socio creo que entra dentro de lo tolerable a pesar de las dificultades de todo el mundo. Cuando hablo de la balanza del fútbol hablo de la parte deportiva, pero la crisis se está notando mucho. El Salamanca, por ejemplo, atraviesa una grave dificultad. Se han perdido sponsors y la crisis inmobiliaria también le ha afectado por presidentes que se dedicaban a ello.

Como director de cantera del Madrid que fue, ¿no es demasiado duro y exigente sacar a un niño de su entorno familiar y meterlo en la residencia de un club?

Nosotros éramos refractarios a sacar chavalines de provincias muy jóvenes, tampoco tuvimos una experiencia muy positiva en eso. Messi es un caso aislado. Aunque los tiempos han cambiado, los clubes se preocupan de su formación y el que es buen estudiante lo sigue siendo en su casa o en un club. No creo que sea duro, son tiempos felices, yo tengo un recuerdo imborrable de esos años en Madrid. De mi formación en el invierno, de ir a clase, de los veranos en los que nos llevaban a Cedeira para hacernos más fuertes en los que nos daban carne, pescado y leche gallega… Naturaleza, montaña.

En uno de sus últimos partidos como jugador en el Bernabéu, Maradona marcó ese gol en el que se paró en la línea de portería y dejó pasar a Juan José.

Una obra que dice el jugador que fue.

¿Mejor que Messi?

No creo que tenga que posicionarme por uno o por otro, no se pueden comparar. A mí me encanta Messi, pero no se puede olvidar todo lo grande que fue Maradona.

¿Qué análisis hace del Messi estelar del Barça al menos decisivo con Argentina?

Hay cuestiones en fútbol que son inexplicables, como cuando un equipo no juega bien y se buscan eufemismos como la actitud porque no sabemos explicarlos. No creo que sea el estilo porque él lo marca, no le encuentro ninguna lógica.

¿Ni siquiera que Argentina no tiene centrocampistas como Xavi o Iniesta?

No digo que no sea eso, pero no es fácil demostrarlo.

¿Y a Torres qué le pasa?

Es otra cosa inexplicable. Ha tenido un recorrido en el Liverpool fantástico, ha cambiado de equipo, supuestamente le debe haber servido de estímulo por haber cambiado de rutina de club. Puede haber una falta de adaptación… no sé. Vamos a esperar estos seis meses a ver cómo va.

¿Peligra su puesto en la Eurocopa?

Tenemos un grupo bastante estable entre los que está él, pero eso no quiere decir que sea intocable. Intocable no, porque tenemos que ser justos con todos los que compiten con él.

¿Será una lista por estados de forma o habrá una mezcla?

Habrá de todo, no quiero ser radical en algunas cosas. Si fulano no juega no viene… A lo mejor ha jugado pocos partidos pero ha jugado bien. Puede que hasta nos venga bien gente que llegue fresca y con reservas. No será lo de “el que no juega no viene”; es relativo.

Ha señalado a Alemania como la gran amenaza.

Siento una gran admiración por el fútbol alemán. Sin perder sus valores de toda la vida han evolucionado, ahora tienen centrocampistas de la misma clase que los nuestros y Löw ha sido el artífice. Además me cae bien, tuvo un comportamiento muy deportivo en la semifinal del Mundial.

¿Percibe que se está copiando el estilo español?

No sé, me parece que si miramos para nosotros sí hay un mimetismo de todas las selecciones inferiores con la absoluta, eso va a ser bueno. Si cuando llegué yo el camino estaba marcado, no creo que cuando en el futuro venga otro entrenador lo cambie.

¿El futuro es Milla?

Claro que puede ser, me cae bien Luis. Creo que lo está haciendo bien y nos llevamos bien, es buen chico y humano, con buenos conocimientos; me alegraría que fuera él pero con esto no quiero decir que tenga que ser, hay muchos entrenadores que también están capacitados.

Milla tiene la ventaja de que se crió en La Masía y fue precursor como jugador del estilo del Barça y del que ahora tiene la selección.

Sí, y lo interpreta bien, lo ha hecho en el campo como jugador; pero no solo es eso, también hay que saber transmitirlo.

De los rivales en la Eurocopa, ¿quién es más Italia ahora? ¿Irlanda con Trapattoni, o los italianos bajo la dirección de Prandelli que apuesta por jugadores más técnicos, incluso bajitos como los españoles?

Trapattoni es admirable, después de tantos años en la élite de los clubes ha devuelto a Irlanda a una gran competición aunque por mucho que quiera no creo que vaya a ir en contra de las características de los jugadores irlandeses. Irlanda va a jugar como siempre un fútbol rápido, agresivo, más o menos estético, pero de gran fuerza y eficacia. Italia ha hecho un relevo generacional, ya tuvimos la experiencia de Bari que en el primer tiempo nos dominaron

Esos cambios de estilo también han llegado a un club por el que tiene simpatía como es el Athletic. ¿Qué le parece Bielsa?

Puedo hablar de la imagen que da. Me falta contenido, no sé cómo trabaja, pero todos los comentarios son positivos, es un entrenador apasionado. El Athletic ha tomado una dirección y la gente que le conoce me habla muy bien de él.

¿Es osado Bielsa al tratar de cambiar un estilo muy arraigado en San Mamés?

Vamos a ver, ya desde hace muchos años el Athletic no era el Athletic que representaba el fútbol vasco, no sé poner la frontera, no sé si fue cuando Iñaki Sáez se hizo cargo de las categorías inferiores. Tampoco se puede hablar de un cambio de hace tres o cuatro años, no digo que algunas veces no hiciera un fútbol más directo. Lo que tiene desde hace tiempo son jugadores de calidad que elaboran fútbol.

¿Ha notado la mano de Bielsa en Llorente y Javi Martínez cuando los tiene en la selección?

No se puede ir contra las características de Fernando, pero es evidente que pueden hacer más cosas. En cuanto a Javi Martínez, es un cambio de posición y también creo que puede jugar perfectamente de central.

Hay una línea imaginaria que identifica entrenadores que tiene que ver con los cambios de posición. Los que se preocupan más de la defensa adelantan a los centrales, Clemente a Hierro, Mourinho a Pepe, y los que piensan más en construir los retrasan, Bielsa por ejemplo a Javi Martínez, Muniain, De Marcos. Guardiola a Busquets y Mascherano…

Normalmente los jugadores tienen un proceso de retroceso, yo empecé de delantero centro, Iñaki Sáez de extremo y acabó de lateral. Lo más normal es que vayan hacia atrás, pero cuando hablamos de Hierro… Más allá de la amistad que nos une… Algunos se echarán las manos a la cabeza, pero para mí ha sido mejor que Beckenbauer en todo; defensivamente, en construcción, como goleador. Él y Pirri, de los centrocampistas defensivos, los más completos que ha habido.

Hierro fue fundamental en Suráfrica porque aportó su experiencia en mundiales para manejar todo aquello que no trasciende en una convivencia. ¿Cómo suplirá ese vacio?

Sería de tontos negar eso, Fernando lo hizo muy bien, formamos un gran equipo, pero como todo en la vida, todos somos importantes y nadie imprescindible.

La victoria en el Mundial no se utilizó políticamente, pero sí se habló de una inyección de optimismo ante una crisis económica que ya asomaba y a la hora de construir un país menos tenso.

No se puede negar que tuvo una repercusión tremenda, pero pretender que de golpe y porrazo por ganar un Mundial el país se una es una bobada.

¿Intuye que ante la dura primavera que le aguarda al país con los recortes que afrontará el gobierno de Rajoy se les cargue con la responsabilidad de darle alegría a un país con más de cuatro millones de parados?

Es normal, vamos a intentarlo, pero esto es solo deporte y el que no lo entienda así es que está muy alejado de la realidad. Por la calle los chavales nos dicen que hay que ganar la Eurocopa. Hay veces que pienso,  joder, estamos criando malos chavales que sólo piensan que la vida es ganar. Vamos a luchar por ganar, claro, pero también hay que educar a los chavales sabiendo perder.

¿La derrota educa más que la victoria?

Hay ocasiones en las que sí, pero también hay que saber ganar, que no es fácil, no herir. En ese sentido, esta selección ha sabido ganar, tanto en 2008 como en 2010.

Hablando de derrotas, ¿qué lectura hace un hombre de izquierdas de la del PSOE en la últimas elecciones generales?

Había una corriente de difícil solución para el Partido Socialista porque hubo un desgaste por la crisis económica que en España afectaba al PSOE en forma de una gran pérdida de votos y que en Italia, por ejemplo, ha afectado a la derecha hasta el punto que han alterado la soberanía al tener que sustituir a Berlusconi por un técnico como Monti. Quiero decir que todo esto no responde a una ideología, sino a la situación económica que se vive en todo el mundo y en Europa especialmente.

¿Sabe que es una prima de riesgo?

Sí, claro, aunque soy profano, pero de algo me entero.

¿Qué le parecen las agencias de calificación?

Pues imagino que son expertos. Creo en las buenas intenciones. Creo en los políticos, por ejemplo; algunos niegan al político por principios, yo no. Creo en muchos de ellos, sobre todo algunos que llegan a ciertos niveles que en la empresa privada ganarían más dinero. En este país la corrupción no es tan llamativa —aunque ha habido—; los grandes líderes, los que nos han dirigido, de uno y otro lado, no se han beneficiado.

Hablando de corrupción, ha estallado el caso Urdangarín, ex deportista de élite y miembro de la familia real.

Tiene una lectura muy positiva: nadie está exento de cumplir las obligaciones con la justicia. Es un hecho relevante de salud.

¿Qué le parece el 15-M?

Son movimientos que siempre que se hagan desde las buenas intenciones, que se intente transformar a la gente y la sociedad sin utilizar la violencia, hay que apoyarlos.

¿En qué punto se encuentra la prensa deportiva?

Prefiero no jugar a eso… Tengo mi opinión, pero no quiero entrar. Tengo periodistas de referencia, hay gente válida, y hay otros que no son referentes, pero que también son ejemplo de lo que no se debe hacer. Soy más de radio, aunque también sigo alguna tertulia televisiva. Tengo mis preferencias, aunque no tengo a nadie proscrito. Creo que es una virtud saber escuchar.

¿Su rechazo a la insignia que le ofrece Florentino Pérez?

No es una insignia, es ser socio de honor. El Madrid no me debe nada de nada, es un asunto que me incomoda, me entristece enormemente y algunos de una forma cerril no se enteran, pero no puedo luchar contra eso y no quiero convencer a nadie. Tengo mi propio pensamiento y no voy a intentar justificarlo ni a decir “lo hago por esto, por esto y por esto”. No voy a entrar a eso. Tengo mis propias manías y a lo mejor no debía de ser así.

¿Pero refleja una fricción con el club?

Con el club ninguna, me lo ha dado todo, es que me parece mentira. A mí nadie me puede enseñar qué es el madridismo porque he luchado por un balón o por ir a por un chaval a las tres de la madrugada, yo que sé. No tengo que dar lecciones a nadie, pero tampoco me las tienen que dar a mí. No quiero roces, pero sé cómo es la vida, tengo mi propio conocimiento de lo que es querer a un club. Quiero dejar sentado que el Madrid no me debe nada, al contrario, hay muchos del club que han hechos cosas por mí impagables e imborrables.

Siempre habla del club, no de sus actuales dirigentes.

Claro, porque el club está por encima de todo, por eso digo que nadie me debe dar lecciones de nada; pero ya sabemos la contaminación que hay en este asunto.

Para finalizar y aliviar tensiones, un poco de gustos personales y, cómo no, su visión a posteriori de el clásico. ¿Le gustan los toros?

Bueno, tampoco me disgustan, no soy aficionado ni un entendido, aunque de chavalín sí me gustaban.

¿Qué opina de su prohibición en Cataluña?

Es un tema complicado, sería bueno que dejaran libertad para el que quiera ir, que se tuviera la posibilidad individual de decidir. Malo es siempre imponer.

¿Y el boxeo?

De pequeño en Salamanca había muchas veladas e iba. Es un deporte en el que hay que dominar una cierta técnica.

¿Era más de Ali o de Frazier?

Me gustaba mucho Ali, que además era un personaje por todo lo que significaba socialmente. Aquí también había granes boxeadores como Pedro Carrasco, o Urtain, a quien conocí. No me imagino que ahora se llene un pabellón como entonces. Recuerdo que ya en Madrid yo vivía en Iglesia e íbamos andando de noche a los combates del Palacio de Deportes.

¿Ferran Adrià o Arguiñano?

De cocina sólo entiendo la de mi madre y la de mi mujer, prefiero los platos tradicionales.

¿Qué lee ahora?

Estoy leyendo un libro de Unamuno, de Salamanca, de su historia. Mi padre siempre me llevaba al cementerio una semana antes de los Santos y siempre pasábamos por la tumba de Unamuno. Desde entonces es un personaje que me ha llamado mucho la atención, un hombre liberal, con respeto hacia los que no pensaban como él.

¿Cómo analiza el clásico?

A mí me encantó, creo que al Madrid le falto ese vértigo de otros días y que el Barcelona supo domar poco a poco el partido.

Guardiola hizo hincapié en el juego de pie de Valdés pese a su error.

Si, y lo comparto. Es como el portero que no va bien por arriba y se queda, yo prefiero que salga.

Suponiendo que Valdés por estado de forma o por lesión desbancara a Casillas, ¿incorporaría a la selección ese arma para jugar desde atrás o lo prohibiría?

Si es iniciación de juego, mientras se pueda me identifico plenamente. Es uno de los detalles que reafirma el estilo, en el Barça hay una falta lejos de su área y no busca un balón largo; y aunque estén rodeados de contrarios sacan en corto. Es su estilo, que lo representa principalmente el medio del campo, y sí hace falta Valdés. Aunque Iker no nos cambia el estilo de la selección.

¿Xabi Alonso se ahoga ante el centro del campo del Barça?

Xabi Alonso está haciendo una temporada fantástica y jamás le echaría la culpa de lo que pasó.

Fotografía: Guadalupe de la Vallina

11 comentarios

  1. En sintesis: un CABALLERO.

  2. Pues sí Gustavo. Todo un señor del que deberían aprender muchos.

  3. Del Bosque es tan grande que uno no se cansa nunca de leerlo. Y bien por Moñino, otro fuera de serie que esperamos siga escribiendo por aquí.

  4. Los franceses tienen una palabra que viene genial para esto, en solo una palabra: Chapeau!

  5. No digo solo deportistas, sino si la mayor parte de nuestros representantes públicos tuviesen la coherencia, serenidad y lucidez en el análisis ademas de la preparación y la humildad de D.Vicente, este pais seria otro completamente distinto, y no la medianía y medicridad que es.
    Solo le achaco que no sea completamente sincero con lo de la medalla del Real Madrid y que pusiese a ese infame personaje que es Florentino Perez donde se merece que es en el barro por su nefasta gestión deportiva al frente del Real Madrid (lo dice el socio n 14372), pero claro es un caballero y no quiere ir mas allá.

    Muy grande Don Vicente…

  6. Dá la sensación de que la entrevista fue interrumpida de manera abrupta. Una sencilla pregunta sobre Xabi Alonso y ya está. ¿No había otros temas que tocar antes de acabar la conversación?

    Vicente me parece, además de un tipo bastante “buena gente”, muy listo. No solo por lo bien que sabe llevar un vestuario, sino que sabe proyectar ante la prensa la imagen que quiere dar. Por muchas entrevistas que dé, siempre se calla la mitad de las cosas que piensa, apuesta por contestaciones neutras que no generen polémica. Además, es el único seleccionador que hemos tenido en décadas al que no le ha entrado el “Sindrome de la mania persecutoria”, por el que ya pasaron Clemente, Camacho, Saez y tantos otros, que se tomaron las críticas como algo personal y llegaron a acusar a la prensa de enemigos y buscar el mal del equipo. Solo por eso, me parece un genio.

  7. ,…. teniendo en cuenta al personaje, la entrevista de Ladislao, está muy bien realizada, pregunta lo justo y da múltiples “salidas” al entrevistado,…. que es como es y es cómo lo muetra. Las fotografía son muy buenas fijaros en la luz y como proyectan el “fondo” de D. Vicente.

    El “ojo periodístico” de Ladislao, se sustenta / potencia con el “ojo / objetivo” de la cámara de Guadalupe,…. un buen tándem ¡Felicidades!

  8. Juego en un equipo de veteranos y un compañero (antiguo jugador de las categorías inferiores del Madrid) me contó que teniendo un día libre se acercó a la antigua Ciudad Deportiva a ver un entrenamiento del primer equipo y a saludar a los empleados, no en vano pasó toda su infancia y parte de la juventud allí.

    Al finalizar éste, quería ver a los jugadores de cerca y al salir Del Bosque por la puerta de vestuarios mi amigo le saludó. Don Vicente no sólo le llamó por su nombre, sino que le preguntó por su padre (con nombre y apellidos) y se preocupó de cómo le iba la vida a mi amigo. Pequeña muestra de cómo es el señor Del Bosque.

    Enhorabuena por la entrevista.

  9. Pingback: Vicente del Bosque – Personas LxS « La "L" por la "S"

  10. Pingback: Parrafadas de éxito ‘online’... Un buen augurio: "volver a la fuente" | Almamaterradio

  11. Pingback: Y Jot Down impuso sus reglas | Adpeca Media Info

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies