In memoriam: Ryan Dunn

Publicado por

Ryan Dunn ha muerto. La primera reacción sensata ante esta devastadora frase sería pensar que la noticia no es más que una broma pesada al gusto de sus compañeros. Pero entonces aparece April Margera, la madre de su amigo Bam, para confirmar su fallecimiento en un accidente de tráfico. Si el portador de la mala nueva hubiera sido su marido Phil aún nos quedaría un reducto de esperanza. Tantas veces cómplice como víctima de sus juegos, podría estar formando parte de la performance. Pero no, April siempre sufrió el primer rol. Sería fácil establecer una macabra relación con el papel que los coches han jugado en el destino de Ryan, amén de un chiste de pésimo gusto que él sin duda apreciaría.

Porque Ryan Dunn pasará a los anales (este también le haría gracia) como el valiente pionero que reivindicó la libertad sexual encajándose un cochecito de juguete recto arriba frente a las cámaras y enfrentándose a la incomprensión de la sociedad por el método de personarse en el hospital, someterse a una sesión de rayos X y mantener el gesto impertérrito frente a las impresiones del doctor que examinaba la radiografía. Ryan quizá no sea el primer imbécil que nos venga a la cabeza de entre el variado elenco que protagoniza Jackass. No era, como Johnny Knoxville, el padre del invento; ni se sometía a estupideces tan extremas como las de Steve-O; no se despreocupaba de la integridad de su pene a la manera de Chris Pontius; tampoco gustaba a las chicas tanto como Bam Margera. Ni siquiera disponía de la habilidad de defecar bajo presión y en cualquier circunstancia que adorna a Dave England. Pero era un sujeto terriblemente carismático. El barbudo afable que siempre las devolvía: si le arrojaban un chorro de orina o le atizaban una hostia por sorpresa con un guante de boxeo gigante corría tras el responsable de la gracia con la intención de explicarle con detalle lo que vale un peine, en contraste con la reacción habitual de sus compañeros ante la misma tesitura, esto es, sonreír aturdidos a la cámara o caer descojonados al suelo asumiendo el bromazo.

Pero sobre todo, vivirá por siempre en nuestros corazones como el hombre que definió el espíritu de Jackass en una simple frase. Tras marcar con un hierro al rojo la silueta de tres pollas en la nalga de su amigo Bam e inquirido por April Margera acerca de sus motivos, Ryan contestó con expresión de genuina y absoluta incomprensión: “porque es gracioso”.

Adiós, amigo. Sigue haciendo el gilipollas allá donde estés.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

7 comentarios

  1. Pingback: In memoriam: Ryan Dunn

  2. OOOOOOOOOOOOOOOOOOOO SEXOOOOOOOOOOOO SEXOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

  3. Ricardo J.G.

    Me parece bien como reivindicación.

  4. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | El cine de acción, los perroflautas medievales y Consolatio Philosophiae

  5. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Raquel Sastre: “Cuando eres gilipollas y lo demuestras puedes ser cómico o ministro”

  6. Pingback: Las mayores locuras financiadas mediante crowdfunding

  7. Pingback: Las mayores locuras financiadas mediante crowdfunding - Seventy One

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.