Mad Max: Fury Road. Sed testigos

Publicado por
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

What a lovely day. ¿No es la primera vez que lo escuchan, verdad? Y ya le avisamos de que esto va a ir a más. Por reducido que sea su entorno, no habrá podido esquivar algún sujeto que, mandíbula en el suelo y mano en entrepierna, proclame alguna variante de «la nueva de Mad Max es la hostia». Un fervor casi ciego que hace algo más que alentarle a presenciar el espectáculo, y se asemeja peligrosamente al proselitismo de un culto o una religión churrigueresca. Aciertan. El objetivo no es atraerle hasta la sala de cine en gozoso 3D —esta vez sí, el desembolso está más que justificado— sino que se una a nosotros, recua de fanáticos que nos postramos ante George Miller y su último artefacto cinematográfico. Ser simplemente testigo le va a saber a poco, así que tratemos de hablar claro y esbozar los fundamentos de este culto aún en pañales pero ni mucho menos efímero.

Un único mandamiento: el disfrute

Tomemos prestada la definición que el cómico irlandés Dylan Moran hace de otra religión (el protestantismo) para poner la primera piedra de esta, que le va de perlas: «Es una religión fantástica porque no te exige absolutamente nada y esa es la razón por la que es una gran religión. Todas las grandes religiones se construyen sobre la vergüenza, pero aquí no tienes que preocuparte por nada de eso. Vas a la iglesia, cantas un par de himnos, te tomas una taza de té y luego todo el mundo se va a casa y se hace una paja». Donde dice té ponga bebida al gusto y prescinda también de lo de los himnos. Lo de la paja déjelo dónde está porque eso hace exactamente Mad Max: estimularle allí donde más le gusta, sin complejos, sin vergüenza y sin culpa. Durante dos placenteras y frenéticas horas.

Como la masturbación, el género de acción no necesita justificación ni defensa porque se justifica por sí mismo. Podrá revisitar Tarkovski semanalmente o tener butaca fija en el cineclub de su barrio, pero ¿las explosiones, las persecuciones desenfrenadas, el fuego, la sangre, los mandobles macarras le hacen los ojos chiribitas? Pues bienvenido a este circo oligofrénico de Miller, una coreografía tan milimétricamente orquestada, tan demencial y adrenalínica que solo va a poder preguntarse cuántos montadores habrán muerto en acto de servicio para traer ante nuestros ojos semejante derroche de dinamita visual.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

Ni rastro del sacramento de la confesión. Igual da si es usted un fan irredento de la trilogía protagonizada por Mel Gibson o si el nombre de Max Rockatansky le es ajeno y no le evoca un amasijo de sudor y acero con bruñido de culto. Nadie va a exigirle carnets de buen practicante ni la nostalgia es imperativa para el disfrute. Mad Max desempolva el mito para sublimarlo y actualizarlo con lo mejor de aquella franquicia y con todo lo que hasta la fecha ha hecho por el mundo cine de acción. Pero con una concisión desadornada y precisa. A la película le bastan y sobran tres líneas de diálogo en una voz en off para explicar su propia premisa y meternos en faena: en un universo postapocalíptico, desértico y polvoriento, los escasos recursos están en manos del sádico tirano Inmortan Joe, que mantiene esclavizada a una humanidad de seres «rotos». Tan rotos como Max.

Un protagonista que por el camino de estas tres décadas no solo ha cambiado de piel para acomodarse como un guante a las empotrantes hechuras de Tom Hardy, sino que se ha resignado a la falta de esperanza acorde con la desolación extrema que le rodea. Ya no está propulsado el motor de la ira o de la libertad, sino por el de la mera supervivencia. Acosado por los fantasmas del pasado se conforma con sortear el mal y comunicarse con guturales gruñidos. Hasta que el mal viene a patearle el culo, claro está.

Kill the prophets, kill the idols

¿Un héroe sin esperanza? Exacto. Esta religión entona el kill the prophets, kill the idols y toda la monserga habitual, porque su historia no supone la gesta de un salvador heroico y redentor llamado a liberar a la humanidad de su yugo. Como decíamos, Hardy es un miserable como cualquier otro, con acrobática tendencia a la lucha y un coche molón, pero poco más. Hasta que es capturado para convertirse en un recurso —porque eso es lo que son las personas en un sistema de capitalismo salvaje como el de la Ciudadela, bienes en manos del más fuerte— y en su intento de huida su camino se entrecruza con ellas (Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Abbey Lee, Courtney Eaton y Zoë Kravitz), las verdaderas protagonistas de este culto y de esta película, que también huyen. Y no de una muerte segura como la que a él aguarda, sino de una vida con unos estándares de calidad muy por encima de cualquiera en este árido universo. Su supervivencia está asegurada, a condición de cumplir con el papel que el esclavista sistema ha encomendado a las mujeres: madres, putas y expendedoras de leche.

Hete aquí que prefieren escapar, comandadas por la genuina heroína de la cinta, con ovarios y mirada de acero, Imperator Furiosa (Charlize Theron), en busca de… ¿de qué? ¿De un paraje idílico llamado «zona verde» de existencia más bien remota? ¿No le habíamos dicho aún que este culto manda a tomar viento todas las convenciones? Salen en busca de algo mucho más inasible que la promesa de un paraíso improbable, radicado en esta vida o en la otra: buscan recuperar su dignidad.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

Llamamiento universal

Y con esto abrimos el melón, que a muchos le estarían ya pesando las espadas en alto o las antorchas a medio consumir. Digámoslo rápido para que se lancen por la proa todos los asustadizos: fe-mi-nis-mo. Sí, Mad Max: Fury Road es consciente, orgullosa y obviamente feminista y no vamos a desgranar las implicaciones peyorativas o semánticas del término, que se resuelven toditas ellas en una simple pregunta. Entonces, ¿por qué denominar el llamamiento «universal» y no «feminista»? Pues porque, si Mad Max se da el gusto de juguetear burlonamente con las expectativas y las ideas preconcebidas para después dinamitarlas con honrosa pirotecnia, qué otra cosa vamos a hacer sus fanáticos.

Valga como ejemplo una simple escena, que ejecuta la presentación de las esclavas. A priori, cumple los parámetros de la más húmeda ensoñación del mismísimo Michael Bay, diseñado a imagen y semejanza de un pícaro photoshoot de Playboy, restando una generosa dosis de chonismo. Cinco jóvenes hermosas, turgentes y delicadas, que ataviadas como ninfas del desierto, se afanan en juguetear con el agua que pícaramente brota de unas mangueras. Todo parece obrar aquí según lo previsto: el héroe en cuestión se ha topado con las damiselas en apuros a las que rescatar, y quién sabe si acabar siendo recompensado con sus favores —románticos o carnales— en el transcurso de la epopeya. ¿Gratuito? Quizás. ¿Efectivo? No hay más que echar un vistazo a la mayor parte de títulos del género.

Y aquí está el primer volantazo que conduce a la película a un territorio poco frecuentado. El grupo de mujeres deja, por fin, de ser un instrumento. No son atractivas para el jolgorio visual del respetable, lo son porque esto es fundamental para el relato: han sido elegidas como reproductoras, concubinas del señor de la guerra que de vomitivo tiene hasta el eyeliner pero de tonto ni un pelo. El mismo motivo por el que Imperiator Furiosa no necesita exhibir curvas enfundada en el uniforme de «amazona de las dunas» que cualquier otro título habría confeccionado a golpe de cuero y pechuga: ella es una luchadora y no hay concesión onanista ni estética que valga. Está manca, lleva una prótesis porque su misión aquí es repartir estopa y escapar, sin que para ello haga falta hacer encajar a la dama en el molde de un héroe masculino.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

Y si en el camino se cruza un tipo dispuesto a arrimar el hombro y poner sus capacidades al servicio de su causa, bienvenido sea. No está la cosa para desaprovechar balas ni aliados, porque esta batalla no se libra en el terreno de la dicotomía de géneros, la dialéctica es mucho más simple: de un lado está la tiranía y del otro la libertad. La única elección posible está entre estos dos bandos; solo importa cuántas toñas puedes asestar y cómo de lejos estás dispuesto a llegar. Por eso el llamamiento es universal, y reducirlo a cualquier otra cosa revela una gran estrechez de miras o un deseo indisimulado de que esta fuera otra historia de «héroe salva a mujer víctima», nostalgia de un macho que lidere y encabece, no conformándose con ser instrumental en una causa que ya tiene su propia líder.

Lírica salvaje y descojone

Y por si acaso el punto anterior ha cubierto de alguna sombra solemne este culto, aclaramos: los estetas y cachondos no es que sean bienvenidos, sino que son la génesis misma del fanatismo madmaxiano. ¿O no hay acaso un lirismo salvaje en la imagen de un hombre limpiándose el rostro de la sangre de su enemigo con leche materna? En una elipsis que, por cierto, solo puede permitirse esta bravucona maravilla. ¿No hay poesía en esos planos aéreos de manadas de hombres y carros en depredación a doscientos kilómetros por hora? Un frenesí que además de dejarte sin aliento te hace lamentar la pertenencia a una especie con la fea costumbre de pestañear.

El descojone nos lo sirve Miller en bandeja de plata, en un divertimento que se tambalea cerca de la locura durante todo el metraje y que se reserva lo mejor para el postre. El espíritu gamberro reluce desde cada fantástico nombre de sus personajes (Rictus Erectus, Capable, Corpus Colossus o Toast the Knowing) hasta en su propia concepción. O explíquenme si no cómo puede perpetrarse un guitarrista con instrumento llameante que monopolice el entusiasmo, o un virrey como enano deforme si no es saliendo del magín de un absoluto genio burlón.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

Y el postre, claro. El remate final de la humorada no se ha producido de aquel lado de la pantalla, sino de este. No se confundan que no conviene: la ridícula polvareda —revestida de escándalo que no es tal— que han levantado los cuatro trogloditas de siempre que con su catalejo alelado ven en Mad Max: Fury Road el «caballo de Troya» del feminismo llamado a imponer un matriarcado es solo el último cachondeo que nos reservaba Miller. Hilaridad es lo único que provoca la pataleta de los que han pretendido instigar un boicot contra la película —en el fondo es hasta tierno, por ingenuo— indignadísimos porque una heroína femenina hace tambalear los cimientos de Hollywood y ya de paso de todo Occidente. Asomarse a los comentarios desquiciados de quienes escriben porque teclear es gratis es una carcajada lisérgica que si Miller no podía anticipar a buen seguro está disfrutando como un enano. Pero no es más que eso, ruido, material para el desorine. Provocado, no lo olviden, por los mismos que nos permiten a las mujeres ser espectadoras del cine de acción siempre y cuando adoptemos dóciles el sambenito de ser un poco chicotes.

Se pongan como se pongan, que Mad Max: Fury Road es un desafío a las percepciones románticas sobre la mujer, la libertad (incluso sobre el heroísmo y el extremismo) es incontestable. Un desafío que además cumple su función con escrupuloso cuidado y no solo porque haya contado con la asesoría de la dramaturga Eve Ensler, autora de Los monólogos de la vagina. Su principal virtud es que es profunda y absolutamente coherente, así que no revistamos nosotros de reivindicación lo que no es otra cosa que coherencia argumental, puro sentido común y a fin de cuentas un pepinazo de cine puro y duro en el que la auténtica heroína del asunto es quien arregla el día. Y no pasa nada por ello.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

Pecar es imperativo

Y aunque podríamos abocarnos en una colección de maximalismos en los que Mad Max se desvuelve con holgura —de las pocas secuelas tardías que supera y sublima todo lo anterior, candidata a optar al podio de las diez mejores películas de acción de todos los tiempos...— vamos a subrayar lo fundamental: es una gozada. Un disfrute genuino y desacomplejado que, como las escrituras fundacionales de cualquier culto, puede tener tantas lecturas como capas un campo de cebollas o apóstoles dispuestos a ponerse a interpretar. Mad Max es una parábola social, una oda a lo femenino —las semillas, la maternidad— , un Dune con pelotas y sin Jodorowsky, una lección extrema sobre la socialización de los recursos y el poder de la sublevación, sobre el triunfo de lo colectivo sobre lo individual, o un canto a la esperanza que empieza a existir en el preciso momento en el que decides jugarte las gónadas para salir en su busca.

Así que ya saben: no sean solo testigos. Vayan al cine, coreen un par de consignas (¡Let them up! ¡Let them up!) bébanse a morro esta bendita locura que es Mad Max: Fury Road y vayan a a casa a hacerse una paja. Pero sobre todo no permitan que ningún acomplejado le diga aquello de que Mad Max «es mucho más que cine de acción» como si le hiciera falta adornarla de pretensión para ser, simplemente, un espectáculo atronador, desmesurado, incansable, de los que provocan un gozo en el alma… ¡grande! What a lovely, lovely, day.

Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.
Imagen: Kennedy Miller Productions / Icon Productions.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

86 comentarios

  1. Una película que ideologicamente es basura feminazi. Pero como es lo que esta de moda, pues ale… toda una gozada.

    El nacimiento de una nacion es cojonuda pero en todas las criticas ponen que es racista. A ver cuando a la basura feminista le pasa lo mismo.

    • Antuán Labei

      Y ya tenemos al primer cretino en la pole. Enhorabuena, ahora a disfrutar su premio con un buen palillo en la boca.

    • ¡Anda!
      ¿Y todo eso por qué? Lo de feminazi me refiero.

    • QWERTY_BCN

      Solo espero que la «basura feminista» de Imperator Furiosa se transmute en Carol Danvers y se dedique a patear trasero de hombre idiotas varios.
      Me pido PRIMER!

    • marifris

      Ay Jose, de verdad, pero de qué tenéis tanto miedo? Y sobre todo, por qué eres ajeno a esto tan maravilloso que nos cuenta Bárbara Ayuso, te sientes ofendido en algún momento?

    • Juanma

      Anda, un comentario que es basura machista. Pero como es lo que toca, pues ale… toda una cretinez. Pero tú tranquilo, machote, seguro de tu virilidad acometes contra toda la crítica especializada mundial. Eso es ser un macho alfa kamicafre. Witness!

    • PARACUELLOS en 3… 2… 1…

    • Borsalino

      Y en vez de ser tan gilipollas, ¿por qué no disfrutas con la peli, que es la polla en bicicleta?

      Yo en ningún momento pensé en que la película era feminista, sí han consultado a una tia hipermegafeminista para definir bien a los personajes, pero ¿y qué? (a las mujeres creo que hoy en día se les permite decir «eh, que estamos hartas de que nos folle un gordo casi tan asqueroso como jose», y a mí eso me vale como detonador del argumento); yo iba a disfrutar de lo bien rodada que está la peli y de lo espectacular de los momentos de acción, no a ver si era una metáfora de la castración o mierdas así.

    • WTF!!??

      En la crítica dicen que es feminista. Tu queja no tiene ningún sentido. Comparar el racismo con el feminismo, es digno de una mente enferma, muy enferma. Me da pena ver un hombre blanco occidental que cuando ve amenazados sus privilegios monta en cólera. Pues si, las mujeres quieren que sus referentes cinematográficos tengan dignidad, tengan vida más allá de ser un reclamo sexual para espectadores pajilleros o un trofeo para el héroe masculino de la película. Y los hombres que no somos un pedazo de mierda andante también lo queremos.

      • Privilegiao

        «Me da pena ver un hombre blanco occidental que cuando ve amenazados sus privilegios»

        Yo no soy Jose pero sí soy un «hombre blanco occidental» y a lo largo de mi vida solo he conocido el paro y la precariedad laboral, así que ese discurso estereotipado que repites como si estuviéramos en un campus estadounidense es un poco ridículo. Patricia Botín necesita mucho tu solidaridad, sí, y cualquier jeque árabe, que como no es occidental es una pobre víctima también.

        Vaya nivelazo.

    • Jorge Gm

      Dan lastima aquellos que consideran que porque una mujer tiene un rol de importancia en una pelicula ello signifique un problema o sea algo impropio. Gracias a George Miller por brindarnos esta ESPECTACULAR pelicula, gracias a Charlize, a las demas protagonistas, y claro, a Tom…. desde ya, todo un clasico del cine !!!!

    • Troooooollaaazooooo.

  2. Cristian Campos

    Los comentarios van a ser gloriosos. Entre esto y lo de la foto de Sally Mann en Facebook, hoy me cojo butaca en primera fila.

    Ayer mismo lo comentaba: a la película solo le echo en falta un torero travesti lanzando llamaradas por el culo mientras toca los bongos con la polla. Pero supongo que al final les ha podido la sobriedad, la contención y tal. Debían de querer una cosa más sutil y minimalista.

  3. Carmen Contreras

    He disfrutado mucho esta reseña y opinión. Así como James Cameron y Ridley Scott rompieron el paradigma del héroe masculino con Sarah Connor y con la teniente Ripley, creo que Miller se sumará con Imperial Furiosa en el cine comercial de este siglo.

  4. Estas mamandurrias ideológicas se me antojan un despistado intento de justificar algo que no necesita ninguna justificación,como es el cine de acción,posiblemente el género más cinematográfico de todos;una pelicula como esta es intraducible a cualquier otro medio.El cine,en sus inicios,fue creado pensando en historias como esta;las mejores peliculas de Buster Keaton también se articulaban en torno a una persecución incesante.
    La auténtica estrella de la función no es Hardy ni Theron ni cualquier otro de los buscados estereotipos que recorren la simplona trama,sino George Miller,que nos deslumbra con un ejemplo cojonudo de planificación y montaje.
    Aun así,esta nueva entrega no llega a la altura de esa cumbre de la épica mugrienta que es Mad Max 2,que toma como modelo evidente.

    • QWERTY_BCN

      «una pelicula como esta es intraducible a cualquier otro medio»
      POS CLARO: https://www.mangaupdates.com/series.html?id=1922

      • Por supuesto que las historias post-apocalipticas también han tenido su lugar en la literatura y el comic,mucho antes del primer Mad Max…pero esta pelicula,tal y como está planteada,solo tiene sentido en un medio cinético,es decir,basado en la imágen en movimiento…El comic,aunque también un medio visual,es estático,y tiene unos códigos muy distintos…
        Un ejemplo pristino fue la espantosa adaptación de Sin City,que recreaba en movimiento unas viñetas que solo tienen sentido en su medio original.

        • QWERTY

          «basado en la imágen en movimiento»
          No lo tengo tan claro. Que luego sale un Otomo de turno y se casca 6 tomos de épica narrativa visual «estática» comiquera y me hago caquita.

          Mas bien, quizás, lo loable de Mad Max (como saga) es esa capacidad para construir películas con un guión mínimo (quizás la primera es la que tenga mas voluntad de «contar» cosas antes que «enseñar» cosas). Pero que eso, el ir al grano, el centrarse en la acción por la acción, tampoco creo que sea algo singular del cine. Vamos, Hellboy, el cómic va por ahí. E incluso cosas como Dragon Ball, en manga es mucho mas directo y va mas al grano que las versiones «animadas». Arquetipos contra arquetipos y escenas de acción narradas como Dios (no sé si decir que lástima que Marvel cine no siga esa norma).

  5. Pingback: Mad Max: Fury Road. Sed testigos

  6. Femiadicto

    Nos encontramos ante la mayor basura feminazi del siglo XXI. Felicidades productores y director de la película. Lo han conseguido

    • Wimgarde

      Y en ti encontramos a un gilipollas, un acomplejado y un pichillafloja. Un saludo cordial.

      • Femiadicto

        ¿Pichillafloja? ¿En serio? ¿Es con términos como ese como piensas ganar una discusión por internet o al menos no quedar en rídículo?.¿Has visto si quiera la película para atreverte a negar que no es más que un cúmulo de propaganda feminazi?. Responde sinceramente, y a poder ser evita utilizar palabras repipis.

        Un cordial saludo

        • Wimgarde

          No pienso ganar ninguna discusión porque esto no es una discusión, solo definirte. Para que exista una discusión es necesario un tema debatible, y esto no lo es. Palurdo llorón.

    • Briseida

      Todavía no he visto la película, pero felicito por anticipado a George Miller por haber puesto «nerviosos» a todos los machitos del lugar que siguen pensando que las películas de acción no pueden obedecer a otro esquema que no sea «protagonista masculino cargado de adrenalina aniquila a todos los malos y de paso se lleva a la doncella moldeada de silicona».

    • robremi

      Sí… he visto la película…y es espectáculo puro.
      Sí… eres un pichafloja.
      Y sí… sé valiente para salir y decir que te gustan los estibadores polacos con bigote.

  7. Va, josé, femiadicto, reconocedlo : es troleo adrede para espolear comentarios.

    Quiero decir que no podeis ser TAN ridículamente cuadriculados, no?

    NO?

  8. Cómo mola, esto del articulista…

    Pretender darle un sentido filosófico-ideológico-existencial es como pretender hacer pasar un espagueti por una angula…

    Es una gran peli de acción, con muchos coches, tiros y tías buenas, que al final no deja de ser el estándar clásico del género, en el que pretender enarbolar la bandera del feminismo por mucho papel y guión trascendental que se le añada, por más que duela a las feministas, no altera la esencia de la peli, que es lo que es, una peli para tíos.

  9. Dart Jan

    ¿Cómo?¿Las 00:54 y sólo 21 comentarios?

    • Arlasheras

      Y ahí es donde demuestras el topicazo…»una peli para tíos»….¿por qué? Yo soy una tía y a mi me gusta

  10. Dart Jan

    Está claro: las tías se encuentran cómodas en el topicazo de tantos siglos y no se quieren mojar…

  11. ¡Peliculón! Puro entretenimiento. El mejor film de acción que he visto en mi vida.

  12. Crazy Maxi

    Mi novia salió encantada del cine, manifestando que era la primera vez que había visto una película de acción con un enfoque tan marcadamente feminista. Yo debo ser un simple y no me doy cuenta de nada; tan solo salí de la película extasiado por el reparto de hostias presenciado, por las persecuciones sin fin, agotado por unas escenas de acción increíbles, con las piernas temblando por la extenuación a la que somete el director al espectador.
    No entiendo lo de «película para tíos» sólo por el hecho de ser una película de acción ; en todo caso esta es una película de acción que también puede disfrutar una mujer, porque por una vez no se siente insultada, como suele pasar con este tipo de películas.

  13. Sí, bueno, se puede pensar en feminismo, pero desde luego tendrá que ser un buen rato después de verla, porque es una de esas pelis (y en ésta es muy exagerado) que no te dejan un segundo de respiro, que casi aburren de tanta «acción», y que son, prácticamente, un instrumento de tortura de nuestras pobres cabezas.
    Pero sí, pensándolo ahora: están las damiselas que huyen del ser tratadas como cosas, del tirano que hace de sus hijos señores de la guerra y que rechazan la violencia, se sorprenden incluso de que las mujeres de ese valle o zona verde también maten. Pero no parece importarles que para que ellas huyan, el resto tengan que pasarse la película matando. Es fácil identificarlas como cierto feminismo que resalta las cualidades que tradicionalmente han tocado a las mujeres en el reparto sexista como base de un mundo nuevo. En la peli se ve que eso no es posible. Porque tal y como están las cosas hasta Charlize Theron, que también participa de esa ilusión del mundo femenino de la libertad para las mujeres y sin violencia, que quiere redimirse (no sé muy bien de qué, si de lo que haya hecho, si de vivir en un mundo de ultradominación y ser más pura) y tiene que matar a tó quisqui para conseguirlo. Y lo que consigue es descubrir que las cosas en ese mundo no pueden ser así, no hay ningún oasis en el mundo del capitalismo fanático. Hay que empezar de nuevo, en esa Ciudadela repugnante, y con la ayuda, claro, de un Mad Max traumatizado (es que a nadie le molesta que se haya convertido en algo tan común esto de que los personajes actúen para exorcizar sus traumas? Menuda imagen boba del mundo, por favor) que retrasa un poco su vuelta al papel de llanero solitario por redirmirse (puff) también de haber, dejado morir en otras ocasiones a otras personas a las que ofreció su ayuda.
    Así que bueno, en todo caso el personaje feminista total sería el de Charlize Theron que acogería la fantasía de las damiselas sin hacerle ascos a la violencia necesaria para llegar al fin a poder comenzar de nuevo de un modo, imaginamos, más cooperativo, eso no se ve pero se puede suponer por las breves críticas sobre el tirano: dice que todo es suyo, cree que es el dueño de las personas, etc. Pero, en fin, no sé hasta qué punto esto es tan interesante, envuelto en una película tan insoportable, que me parece que hace que sobren las teorías, eso la convierte en mi opinión en un producto pensado para tener tal o cual efecto sin pasar por la reflexión, así que igual todo esto está de más. Salud

  14. Agustín

    Ya lo dije cuando la vi: toda una obra de arte, una obra maestra del cine.
    De esas que sale una cada muchos muchos años

  15. Pues yo iba a ir a verla porque pintaba a una buena película de acción para desconectar un poquillo, pero después de leer la review y los comentarios parece que voy a tener que mirarla con lupa y libreta para coger apuntes. Sea de verdad obra maestra con cientos de interpretaciones o amasijo de explosiones para pasar el rato, parece que por lo menos no va a dejarme indiferente.

  16. sincero

    Yo tampoco he visto nada del mensaje feminista… La verdad es que tanta acción (la peli no da un respiro) llega a cansar. Y la Theron me pone hasta manca. Qué monumento de mujer !

  17. Dani Bonzo

    Mad Max 4 es feminista, en el último episodio de GOT hay violaciones y yo vengo del futuro para venderos una lejía.

    Hasta otra.

  18. No he visto la peli, pero la veré sin duda, de vez en cuando me gusta ver pelis en las que las tias se tiran pedos, dicen palabrotas y cosas por el estilo, pelis en plan Tarantino como Death Proof. Me ayudan a desmitificar a las mujeres y limpiarme de una educación tanto familiar como social, en la que las mujeres son las delicadas, y subnormaladas de esas, y que son tan H.d.p y cabronas como nosotros………

    un misógeno jajajaj

  19. Markuss

    Me parece muy acertado el análisis excepto por la interpretación de una contraposición entre capitalismo y socialismo, y aun menos de «el triunfo de lo colectivo sobre lo individual».
    La pugna ideológica en el film seria entre monarquía absoluta (Antiguo Régimen retrofuturista) y unas ideas de libertad e igualdad sin concretar (al cual la autora atribuye ideas socialistas). En cualquier caso se trataría de una lucha entre dos visiones colectivistas, la totalitaria versus la popular (por llamarla de alguna forma). El único individualismo presente lo representa Max, y es fruto de las decepciones que ha cosechado intentando sobrevivir en grupo.
    Creo que la autora he hecho una interpretación demasiado especulativa al encajar a la fuerza sus categorías ideológicas en el contexto de la ficción.

    • Pepote

      Totalmente de acuerdo. Cito del artículo: «capitalismo salvaje como el de la Ciudadela, bienes en manos del más fuerte». Suelta eso y se queda tan pancha. Lo que está definiendo no es más que el feudalismo extremo. ¿Capitalismo? ¿Dónde se ha visto un capitalismo en el que los individuos no tengan derecho a la propiedad?

  20. ¡Me ha encantado la crítica!

    Me ha encantado esa forma de describir Mad Max como algo casi religioso, y es que o te lo crees y abrazas esa sucesión desenfrenada de provocaciones y brutalidad, o te quedas fuera. Personalmente, creo que por la misma razón querer hablar de ideologías con esta peli es un error.

    Yo diría que es un cúmulo de provocaciones, dirigidas por ejemplo a esos que dicen que las pelis con mujeres a la cabeza no venden, y menos si son de acción, o también contra ese conjunto reciente de películas de acción bonitas y sofisticadas dirigidas a contentar a toda la familia (y que sinceramente, se quedan un poco pequeñas o simplonas a veces); pero una mera provocación, como esas que hacían los Sex Pistols, sin pararse mucho a pensar, más bien impulsivas y con la única ambición de disfrutar el placer de decir: ¡que te den, yo me lo monto como me da la gana! (lo cual ya es una reivindicación en si misma :) )

    La película me ha dejado con la boca abierta (yo no sabía nada de la saga), le doy la razón a esos que la ponen en la pole de las pelis de acción más recientes, y espero por dios que haga escuela o algo!

    ¡George Miller ya tiene una nueva adicto-adepta o lo que sea!

  21. Ignatius

    Explosiones, tiros, coches y camiones tuneados, tías buenas (buenísimas, en realidad) ligeras de ropa, tíos volando por los aires y un tipo tocando una guitarra heavy de la que salen llamaradas. ¿Qué más se puede pedir? Solo faltaban una pelea de las esclavas en barro y un partido de fútbol. Me parece curioso que alguien acuse a esta peli de «feminazi». Se me ocurren mil adjetivos antes que ése para definirla.

    Entretenida y bien hecha pero a mí se me hizo larga. Un poco como este artículo…

  22. Yo la vi ayer y lo primero que pensé es que quiero llegar a los 70 como el Miller este. Acabé sudando, físicamente cansado, mentalmente agotado. Es un pedazo de película que debería avergonzar a Michael Bay y los abusadores del 3D.

    Dicho esto, pues también es interesante la lectura de género, incluso como «mensaje» de un viejuno a las mujeres: no huyáis buscando nuevos mundos, matad al tirano y gobernad la ciudadela. Por el camino encontraréis algun tipo marginal, heterodoxo, que os puede ayudar. El amor y la justicia son buenas aspiraciones, pero si quieres conseguirlas, mejor tener buena puntería con la escopeta. Incluso le veo un rollo anti-postmoderno, mira tu.

    En todo caso, una peli muuuy recomendable

  23. ¿Alguien da un tópico más? La mayoría seríais serios candidatos al premio semanal a la arrogancia de Jotdown, pero ninguno al premio idea original. Parapetados todos en convencionalismos estáis bien protegidos. Seguid así, sin pensar ni arriesgar.

  24. Por cierto, hablando de feminismo de postín, apropiado, sin riesgos y oportunista, ¿para cuándo el comentario de Jenn Díaz?

  25. Ruymán

    Yo vi de todo menos una oscura intención de que la película sea un canto a la feminidad, de verdad lo de feminazi pienso que sobra, además la película no me pareció nada del otro mundo, tiene buenos efectos especiales, pero terminé de verla y no me quedé extasiado ni excitado como algunos han contado, que salen cachondos de la sala del cine y cosas por el estilo, en fin creo que pasará como con Interstellar que al principio la gente estaba flipándolo y con el tiempo la gente la puso en su sitio…………..es más creo que lo que se tuvo que aprender de guíon Tom Hardy no llega ni a la lista de la compra del super………..

  26. ¿Soy el único que ve un poco de ironia en el supuesto feminismo de la pelicula?
    Las integrantes de la comunidad femenina del vergel,de convicciones que se suponen pacifistas,disfrutan matando al primer desgraciado que se acerque,aún sin conocer sus intenciones.Colectivo bastante risible imbuido de una espiritualidad de anuncio de compresa,ensimismado en el recuerdo de un paraiso perdido que posiblemente se fue al garete por su propia mala gestión.
    Y la lideresa del grupillo,Furiosa,¿seguro que tan diferente es de Inmortan Joe?
    Causa una mortandad terrible solo por conseguir hacerse con el poder…
    Es más que posible que,pasado un tiempo,no haya demasiada diferencia entre ambos regimenes.Quizá Max intuye éste eterno retorno,y por eso al final decide,como un Zaratustra del páramo,volver a la soledad…Bueno,si la autora del articulo expone su interpretación feminista,yo suelto mi interpretación nietzchiana.Cada uno con sus neuras.
    Más allá de exégesis forzadas,me quedo con las sensaciones que me dejó el film.¿Deseo de formar parte de una asamblea colectivista de plantadores de vegetales?Para nada;más bien ganazas de acorazar mi coche y lanzarme a la carretera a hacer el loco y buscar la gloria en un destello final de fuego,sangre y gasolina.Puestos a escoger entre la muerte en vida que se nos ofrece ahora como panacea o esa ordalia irracional,pues no se…Ambos sacrificios son igual de inanes,pero éste último sin duda es mucho más hermoso…What a lovely day!

  27. Cristian (from Ecuador)

    Felicitaciones…… no puedo contenerme……. mejor explicado ya no se puede….. MAD MAX FURY ROAD, ya esta en la palestra de las mas grandes de la historia… sin exagerar…. colosal, impactante… para mi ya es de culto desde que sali del cine….. y religiosamente volvere este fin de semana y asi hasta que la saquen de la cartelera….. es la primer pelicula en años que llega casi a excitar de la emoción…..Larga Vida Furiosa….. que vivan las mujeres y que se jodan machistas desgraciados que quisieron sabotearla…..

  28. Lau_lau

    Desde mi humilde punto de vista:

    si la película fuera feminista las tías no estarían tan buenas como unas ninfas relucientes: ¿qué te apetece hoy soldado? ¿rubia, morena, pelirroja o exótica..?
    venga va…

    • Jose Lagos

      Ese es el punto, que las tias buenas no se reducen simplemente a tias buenas, las unicas que son convencionalmente guapas son las «esposas» de Inmmortal Joe, es decir sus esclavas sexuales, porque son casi un articulo de lujo en ese mundo, y sin embargo deciden renunciar a esa vida facil y blanda porque ya no quieren ser su propiedad «No somos cosas», es lo que ellas repiten constantemente, para Immortal Joe ellas son su propiedad y su perdida las vuelve locas, no es que las ame.

      Y por eso en la pelicula las chicas -rubias, morenas, pelirrojas, exoticas- son tratadas como personas, no como un simple reclamo masturbatorio.

  29. MrPix3l

    Hola, solo vengo a decir que si esto es cine feminista… por favor, darme mas cine feminista.

    Dentro del cine de acción, mis películas favoritas son Terminator 2 y Aliens.
    Curiosamente también tienen 2 personajes femeninos muy fuertes. (Sarah Connor y Ellen Ripley, y por ahí andaba Vasquez vacilando a sus compañeros)

    Solo que por aquel entonces no estábamos agilipollados mirando con lupa las películas, a ver si tenían un mensaje acorde a nuestra agenda.
    Solo queríamos disfrutar de las películas, de sus personajes con mucho carisma y de las relaciones que se producían entre ellos.

  30. Decir feminazi y que 20 personas te presten atención es una muestra más del nivel intelectual en el que nos sentimos comodos. Mas ostracismo y menos onanismo, por favor.

    Cambiando de tercio, estoy totalmente de acuerdo con angel y su idea de que relacionar feminismo y mad max es un tanto exagerado y cogido con pinzas. Películas con mujer prota ya hay bastantes, la mayoria malas, empezando por aeon flux hasta tomb raider.

    Y ya hablando de la peli, como dice alguno, se me ha hecho larga. Y como la gente la pone por las nubes me esperaba mas. Quitas la guitarra, el virrey, los tambores y el narigudo y casi que no quedan muchos personajes de segunda reseñables. El mundo es cortito. Y los personajes poco definidos más alla de la estetica. Sobre todo el malo malisimo al que -spoiler- diciendo «ya me cae mal», se entiende que es malo.
    Eso si, el inicio atrapa como para pagarlo bien pagao y disfrutas de lo lindo. Unos 40 minutos sobrecogedores. Se quedan sin balas, sin dinamita o yo que sé. No te quedes sin verla, pero no es la puta revolución del cine ni el cine de revolución de las putas.

  31. Murnau

    Las personas que fuimos a verla terminamos aburriéndonos y mirando el reloj unos tres cuartos de hora antes de terminar. En los tres cuartos de hora que faltaban no pasó absolutamente nada que no hubiera pasado antes ya. Así que eso de estar entre las 10 mejores películas de acción de todos los tiempos me parece un chiste. Son dos horas de una persecución con un montón de explosiones, golpes, efectos especiales, especialistas, y nada más. Llega al climax absoluto cuando entran en la tormenta de arena, da unos minutillos de tregua y vuelve a lo mismo, entonces uno ya se relaja y pierde todo interes y no espera más que acabe. Si ya me has dado todo lo que tienes en la escena de la tormenta, no vuelvas a lo mismo porque aburre. Sois muy fascinables y muy poco analíticos en esta sociedad de consumo os haceis pajas con la primera cosa un poco decente respecto a la mediocridad absoluta que nos rodea. La pelicula visualmente es brillante, pero muchos le pedimos algo más a film y entre esas cosas irrenunciables está un buen guión y unos personajes carismaticos y con profundidad, no todo este espectaculo de cartón piedra. El cine es un arte en el que confluyen muchas disciplinas entre ellas la fotografía, el vestuario, los efectos especiales, la música, pero sin guión y sin personajes ( no los cuatro arquetipos sin alma que salen en Mad Max más que parecen cuatro muñecos ) o con un guión bastante pobre, la película nunca podrá ser una obra maestra del cine de acción, como lo es El hombre que pudo reinar ( increibles e inmortales caracterizaciones de Michael Caine y Sean Connery) o Indiana Jones y el arca perdida ( inolvidable HF). Pues eso que dejar de haceros pajas con Mad Max y pensar un poquito que no cuesta tanto.

  32. Como película de acción es una pasada, a mí me ha encantado. Cierto es que sentará bases estéticas, como hizo Blade Runner, y sentará otro tipo de bases para el cine que viene, como hizo Matrix.

    Como discurso de género no tiene sentido, ni era necesario para este tipo de película entrar en ese tema, creo yo, ni Rambo ni todo lo contrario, podía haber repartido roles 50/50 héroe y heroína, malvados y malvadas. No entiendo el objetivo del guionista o director si no es simplemente hacer caja. Cierto es que este tipo de discurso anti-masculino está en boga hoy en día, ergo da mucho dinero. Pero no deberían los hombres sentirse ofendidos por ello en vez de aplaudirlo? Quiero decir, lo de que todos los hombres son malvados y se han cargado el mundo, y de que todas las mujeres con requetebuenas. Si las mujeres se quejan cuando son maltratadas en la industria audiovisual, no tienen derecho (deberían) los hombres también? Educadamente, claro.

    No entiendo nada.

    • Buenas, Mad Max ya sentó bases estéticas, si no acuérdate de los videoclubes de los 80 y los inicios de las autonómicas, pero en Italia y en Tromaville había subproductos de ese tipo para dar y tomar.

  33. Matrix y Blade Runner son dos películas bastante superiores a Mad Max, con tramas mucho más complejas e interesantes y mejor contadas, con personajes psicologicamente mucho más definidos y con los que te identificas y con un ritmo narrativo mucho mejor trenzado, hilando a la perfección todas las piezas . Hay que mirar más allá del envoltorio, de esa gran fotografía y de ese sugerente universo iconográfico. Mad Max es un cascarón muy bonito pero en gran parte vacio.

    • Completamente de acuerdo y añadiría que también la superan El Chip Prodigioso, Ciudadano Kane y Titanic. Y dos cajas de donuts de chocolate. Dos cajas de donuts de chocolate superan a cualquier película de la historia de las películas.

      ¿Bajo que premisa son comparables Matrix, Blade Runner y Mad Max? ¿que comparten género?

      Ya de paso, Blade Runner es una obra de arte, pero también tiene un poco de ese bonito cascarón vacío que comentas. Y Matrix, ni te cuento, con una inyección potente de filosofía oriental digamos fácil. Pero no por eso decimos que son malas… como, por cierto, si que lo dijo la crítica en su día de Blade Runner.

  34. Confieso que no pensaba verme la película, pero cuando vi el avance y uno de los personajes decía «Oh what a day, what a lovely day» me enganché… disfruté mucho mucho de una peli de acción como hace mucho no disfrutaba, es decir, he visto Avengers y me gustó mucho, pero Mad Max tiene algo más que ofrecer… al principio cuando vi a las chicas me dije «ración habitual de tits and asses» pero enhorabuena no fue así… se hizo muy bien. Feminista no feminista, se ha dado a Hollywood la idea de que puedes tener mujeres en tus películas de acción que no son simplemente la chica a la que el héroe besará al final.

    • Si desde Alien (por ser la más antigua que yo recuerde con una heroína de carácter fuerte en el centro de la película), Terminator, sus continuaciones o las películas de Kathryn Bigelow (y antes de eso personajes secundarios, muchos de ellos en el western, tan llenos de dignidad y potentes como la Claudia Cardinale de Hasta que llegó su hora) no lo habían pillado mejor no esperes de pie a que cojan la idea.

    • Todo es comparable, lo que no es comparable es lo que es igual. Ahora bien dentro del conjunto de peliculas de acción y aventuras se encuentran esas tres. Y tanto Matrix como Blade Runner además de ser revolucionarias estéticamente y sentar bases estéticas, tienen un guión mil veces más complejo y mejor hilado que esa persecución del Coyote y el correcaminos que es Mad Max, donde se suceden explosiones y piruetas de especialistas sin más, como si nos encontraramos viendo un espectáculo del Circo del Sol y donde no cuenta otra cosa en 2 horas.El diablo sobre ruedas décadas antes y con mucho menos presupuesto cuenta una persecución magistral, llena de misterio e intriga con media hora menos. Como ya han dicho dejad de chuparos la polla con Mad Max, que no tiene nada más que la estética y ser un poquito más exigentes antes de encumbrar el último producto de moda.

      • Partes de una premisa equivocada. Guón complejísimo = mucho mejor todo.

        Y no. En cine lo importante es la narrativa y eso puede hacerse con un guión sencillo o con un guión complejo. A partir de ahí, tu juicio no es más que un prejuicio.

        Y no, todo no es comparable. Y por cierto, las bases estéticas que sientan Matrix, Blade Runner y Mad Max no son las mismas. Por no empezar a hablar de que algunas de sus estéticas ya estaban asentadas en otros géneros y/o medios.

        No solo yendo más perdido que un pulpo de un garaje, firmas tu sentada de cátedra con una conclusión prepotente que lo único que hace es sazonarlo todo de esa estupidez propia de los «antihype». Que en el fondo no son más que otra forma de hype, de intentar molar tratando de ir a contracorriente.

    • Tienes mi respuesta más abajo.

      • Tienes mi respuesta arriba

      • Todo es comparable haciendo una abstracción de sus elementos comunes o no. Te puedo comparar un televisor con un tomate perfectamente.Esto es de primero de lógica formal, pero entiendo que en estos tiempos de consumismo exacerbado y de seguir modas como hooligans se aleje la funesta manía de pensar que dijo aquel. Es que Blade Runner o Matrix superan en todo a Mad Max, tanto en la complejidad de la historia, aunque a ti, por ejemplo, te gusten guiones infantiloides de superheroes que salvan al mundo del malo malísimo y no son más que una sucesión de pirotecnias y pimpampum como los videojuegos para niños oligofrénicos; como en la narración, en cómo lo cuenta, sabiendo llevar el ritmo in crescendo hasta el final y tejiendo a la perfección la historia. Una inspirada en la Caverna de Platón, un referente filosófico de altura, y otra en un cuento ni más ni menos que de Philip K. Dick sobre la inteligencia artificial, que no es moco de pavo.En Mad Max a mitad de película ya ha contado todo y ha llegado al climax, luego no hace más que repetirse y por eso aburre. Sé que te estás ya haciendo pajas por comprarte los muñequitos y el merchanding de Mad Max, que como ya he dicho tiene una estética muy buena, pero la historia te la vas a tener que inventar porque los personajes están más vacíos que el cerebro de un fan de Justin Beaver. Y fíjate que no he dicho que no me haya gustado la película pero de ahí a obra maestra va un trecho.

        • Tu crítica se invalida por si sola en el momento en el que das por hecho mis gustos, mis creencias o mi hábitos de consumo, no habiendolos dejado yo escritos por aquí para que se sometan a juicio o no. Lo que acabas de hacer es un argumento -si se puede llamar así- tremendamente fácil para llegar adonde quieres llegar: partir de premisas falsas o ridiculizar al rival poniendo en su boca cosas que no ha dicho o demostrado. Eso desautoriza tu opinión. Además de poner en evidencia tu ignorancia.

          Insisto: estás plagadísimo de prejuicios y te faltan muchísimos conocimientos sobre tipos de narrativa y sobre tipos de historia, como si todas las historias necesitasen un profundo y sesudo transfondo con referentes filosóficos. La historia del cine está plagada de miles de ejemplos. Y Blade Runner, Matrix y Mad Max no son el mismo tipo de narrativa ni el mismo tipo de historia. Te pongas como te pongas.

          En definitiva, desarrollas mucha palabrería y exageras el punto de vista ajeno para validar el propio, básicamente, porque no tienes ni puta idea.

          Si algo ha puesto de relevancia internet (aunque ya lo intuyeramos) es que todo el mundo tiene una opinión: conocimientos solo los tienen algunos.

          He entrado a mirar a ver si habías dejado algo por curiosidad, pero tras leerte no me voy a molestar en volver. No te esfuerces en contestar.

          Un saludo

  35. Hombre, es una película entretenida, nada más. Mad Max I y II son mucho mejores e incluso la III, esta es como la II, pero claro, con muchos más medios…el guión es muy parecido, De lo mejor de la peli el personaje de Furiosa, ellas muy desdibujadas y Max es Mel Gibson, lo siento…Hardy no aporta nada al personaje.

  36. Acabo de ver las cuatro…

    • Sandgal

      Amén. Para mí igual que «El hombre de acero» es el mundo de Mad Max visto por Michael Bay. No es lo que esperaba. Muy excesiva.

  37. Pingback: Sujetos desechables | si eres hombre, eres culpable

  38. Juan Miguel

    A mi me gusto, me pareció una peli muy entretenida, sin ausencia casi de argumento, las secuencias de acción carentes de toda dosificación se suceden efectivamente como una catarata de orgasmos múltiples que puedo entender no gusten a todo el mundo.

    Afortunadamente todo el cine no es así.

    Pero aquí funciona bien, es innegable.

    Aparte de eso me importa un pito si pasa o no el test de bechdel (http://es.wikipedia.org/wiki/Test_de_Bechdel) ya que hay munchaspiniculas que no lo pasan y no dejan de gustarme o incluso hasta ser buenas. Aquí lo que prima es el salir de la sala con diez o quince euros menos (con lo que cuesta ganarlos) y pensar: la semana que viene vuelvo a verla en 3D.

    He dicho.

  39. gringo

    ¿Por qué se supone que la peli es feminazi, porque hay tías que saben conducir y disparar?.
    Yo he sido militar profesional, y mi instructor de tiro era una mujer.
    Bienvenidos al s.XXI.

  40. gringo

    Es más, la peli se queda corta porque el personaje de Furiosa se come al de Max.
    Creo que el guionista debería haber tenido el valor de revisitar el universo Mad Max y convertirlo en un personaje femenino.
    Hubiera quedado mejor que ver al Mad Max masculino convertido en comparsa de una mujer.
    Lo cierto es que si Mad Max hubiera muerto en la primera media hora no se habría notado la diferencia.
    Me ha recordado a «La Pantera Rosa» en la que el secundario Peter Sellers anula a David Niven y se apropia de la saga.

  41. jramon

    Que disfrute de película, que puñetera locura, cuando la gente aplaude una y otra vez en mitad del cine sabes que lo que estas viendo es un autentico disfrute.

  42. Migue

    Mad Max (Tom Hardy) puede pasar a un segundo plano en parte (grande) de la película por el personaje de Imperator Furiosa (Charlize Theron). ¿Y?

    La película es apoteósica. Cuando vi el trailer no sabía que esperar, ¿cómo iba a revisitar la saga de Mad «Mel Gibson» Max el propio George Miller?

    Inesperadamente, haciendo una película cojonudamente entretenida, rápida y voraz, y a la par con un contenido que no se verá en el género (de acción). TOP.

  43. Adrian

    Hubiese molado ver un poco mas del mundo de Mad como la ciudad de la gasofa, o la de las balas, ver más por libre al prota, que consiga hacerse con su coche, ver un poco de asedio en algún territorio, están todo el rato escapando.
    Se me quedo solo en una peli de acción brutal solo que me esperaba otro argumento.

  44. christo

    la película es cojonuda y este artículo está a la altura. enhorabuena a la autora.

  45. Pingback: ¿En qué mundo postapocalíptico te gustaría vivir? - Jot Down Cultural Magazine

  46. Deckard

    No he leído todos los comentarios pero de la película sólo puedo decir una cosa: Es una auténtica sobrada. Miller ha cogido su máquina del tiempo y ha vuelto a los ochenta donde ha parido una peli tal como se hacían hace tres décadas. Con dos cojones. Se le pueden buscar tres pies al gato pero en lo que a mi se refiere, he disfrutado hasta el último segundo.
    Quiero más.

  47. Tiene dos grandes fallas, un guión practicamente ausente ( una persecución en que se suceden efectos especiales y piruetas) ( por eso los personajes son maniquies, no tienen transfondo, están absolutamente vacíos) y no sabe llevar el ritmo. El ritmo en cualquier obra es fundamental, ya sea en la música, en la literatura o en el cine, pues aquí hay un uso PÉSIMO del ritmo, si mantienes durante mucho tiempo, como sucede, un ritmo frenético, propio de un climax, con música trepidante, al final la tensión se desinfla. Y esto sucede en la película mucho antes de que acabe. Lo que cuenta lo puede contar con 40 minutos menos.Y esto es INNEGABLE. Esta película nunca puede ser top de la historia del cine, de ninguna manera.

  48. Pingback: Siga a ese coche - Jot Down Cultural Magazine

  49. Wendyalc

    Hay un mensaje en esta película que me gusta mucho, además de todo lo que has comentado:

    La salvación no se encuentra en otro lugar; está aquí, en donde estamos y ahora. Solo hay que pelear por ella.

  50. Pues la película es mala de c. Aburrida hasta decir basta.
    Más de lo mismo. Sinceramente, no aporta absolutamente nada. Para eso, las primeras Mad Max, al menos eran novedosas en su momento.

  51. Magicsoul

    Bárbara Ayuso, el mejor texto escrito en lengua castellana sobre la película y punto. Gracias

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.