Simona Halep, Novak Djokovic y casi todo lo que nos deja Wimbledon 2019

Publicado por
Novak Djokovic tras vencer a Roger Federer en Wimbledon. Foto: Cordon.

Hay un mundo paralelo en el que, después de haber ganado a Rafa Nadal en semifinales, Federer remonta un dos sets a uno en la final contra Djokovic, se sobrepone a un 4-2 en contra en la manga definitiva y gana uno de los match points que tiene con 8-7 y su propio servicio. Yo quiero quedarme a vivir en ese mundo paralelo: el mundo de los nueve Wimbledons a los treinta y ocho años en la final más larga de la historia del torneo y el de la sumisión, por fin, de sus dos grandes némesis.

Pero el mundo es el que es y hay que reconocerle a Djokovic su triunfo porque rendirse, para Nole, nunca es una opción. Con este triunfo, Djokovic no solo llega a los dieciséis grandes sino que acumula quince en menos de nueve años. Para hacernos a una idea, en este mismo período Nadal solo ha ganado dos veces fuera de Roland Garros (US Open 2013 y 2017) mientras que Federer ha ganado otras dos fuera de Wimbledon (Australia 2017 y 2018).

Esta es la era de Djokovic y lo lleva siendo desde 2011 con el único matiz del mágico 2013 de Nadal. Salvo desplome inesperado, como le sucedió a partir del verano de 2016, el serbio conseguirá adelantar a Federer en el número de semanas como número uno y se quedará muy cerca de su número total de torneos de Grand Slam si no le supera. Tiene el H2H ganado tanto con el suizo como con el español y además ha logrado algo que ninguno de los dos ha conseguido: ganar todos los Masters 1000 y las ATP Tour Finals (cinco veces, además).

Hagamos un repaso de lo que han sido estos catorce días de tenis en Londres.

1. Hay que empezar con el campeón. Es de justicia. Ganó «a lo Djokovic» tanto como su rival perdió «a lo Federer», es decir, resolviendo en los momentos clave. Hasta quince puntos más ganó Roger a lo largo del partido, donde dio la sensación de que pudo llevarse los cinco sets… pero, ay, en los tie-breaks la cosa cambió y en los tie-breaks es donde se deciden los partidos tan igualados. Djokovic sacó diecisiete veces y ganó catorce puntos (10/11 en los últimos dos y 5/5 en el quinto). Federer tuvo un 40-15 con su saque para levantar el torneo y no fue capaz de ganar ni uno solo de los puntos. Luego, desquiciado, se dejó llevar, como en el US Open de 2011, y acabó cediendo su saque. Mentalidad.

2. De hecho, esta es la cuarta vez que Federer y Djokovic juegan un partido a cinco sets y las cuatro veces ha ganado el serbio. En tres de ellas, Federer ha tenido dos match points a favor, como los tuvo el año pasado contra Anderson… como los ha tenido hasta en siete partidos que ha acabado perdiendo en los últimos dos años y medio. Son estadísticas impropias de un campeón… pero, volvemos a lo de siempre, si Roger fuera el mejor jugador de la historia —que lo es— y además fuera el mejor competidor, ¿cuántos grandes llevaría? ¿Treinta? No se puede pedir todo.

3. Lo que también es impropio es que un tío de casi treinta y ocho años con hijas ya casi adolescentes se deje la vida por el tenis como se la sigue dejando Federer. Que se sobreponga a la pérdida de un primer set que debería haber ganado. Que se sobreponga a la pérdida del tercer set en idénticas circunstancias… y que después de todo, salga de un 4-2 en contra en el quinto para acabar poniéndose 8-7 y saque ante el número uno del mundo y gran dominador de la década. Hay veces que siento que soy injusto con el suizo, quizá porque le admiro demasiado. Competir no es solo ganar el match point, competir también es llegar hasta ese match point. El domingo, Roger compitió como una bestia y no se rindió nunca. Para muchos, él perdió el partido; más justo sería decir que se lo arrebataron de las manos.

4. Esto nos lleva al recuento «histórico» de Grand Slams. La victoria de Federer ante Nadal garantizó que el español no se pusiera a tiro. Aun así, Nadal aún va a ganar dos o tres Roland Garros más, así que esa cuenta me da que hay que darla por cerrada. No creo que Federer se vea en una igual, pero, ojo, dependerá mucho de los cuadros que le toquen. Un cuadro como el de este año, una buena victoria… y alguien que le gane a Djokovic o a Nadal por el otro lado y ya tenemos el número veintiuno. Un poco como pasó en Wimbledon 2017 o después a Nadal en el US Open de ese mismo año.

5. En cualquier caso, la victoria de Djokovic aprieta muchísimo la cuenta. Cada uno está separado del otro por dos Grand Slams. Es una carrera importante pero yo me niego desde hace tiempo a reconocerla como la única. Para mí, aunque queda mucho tiempo por delante, el veredicto histórico no cambia. El mejor «jugador»: Federer; el mejor «competidor»: Nadal; el más «completo», Djokovic. Y por completo no entiendo al que tiene mejores golpes más distintos sino al que es capaz de producirlos en el momento clave y lo que es casi tan importante: el que es capaz de impedir que los produzca el contrario.

6. Vamos con el tercer vértice del famoso «Big 3». Rafa Nadal cumplió de sobra. No tiene treinta y ocho años, pero tienet reinta y tres, que no son pocos y lleva desde abril sin parar de jugar y normalmente de ganar. Aun así, se planta en semifinales sin demasiados apuros y juega un partido aceptable ante un enorme Federer. ¿Lo malo? Que precisamente la competición con Federer está ya claramente del otro lado: Nadal ha perdido los seis últimos partidos contra el suizo fuera de la tierra batida y el H2H entre ellos en pistas rápidas ya está en 12-8 a favor de Roger, si no me equivoco. Era el que más tenía que ganar y el que menos tenía que perder, así que puede estar satisfecho.

7. El único que puede estar satisfecho aparte de los tres grandes es Roberto Bautista. Qué enorme torneo el suyo. Se plantó en cuartos de final sin perder un solo set y confirmando lo que ya habíamos visto en Halle, cuando puso a Federer contra las cuerdas. Bautista jugó de maravilla, pero tiene ya treinta y un años, es decir, aún le quedan siete hasta llegar a lo máximo de su carrera así que habrá que esperar (es broma… o no). La presencia de Verdasco en octavos insufló un cierto aire nacionalista a la prensa local obviando que Fer, enorme jugador bajo mi punto de vista, va para los treinta y seis también. 

8. El resto, calabazas. Desde hace años repito que a los nuevos jugadores no hay que pedirles que ganen a los tres grandes. Hay que pedirles que lleguen a las rondas donde puedan enfrentarse a los tres grandes. Para eso, hay que derrotar a los Bautistas, los Berankis y los Querrys de turno, pero no hay manera. Hagamos un repaso al parte de bajas: Zverev, Tsisipas y Thiem se quedaron fuera en primera ronda; Kecmanovic, lesionado en segunda —después de ganar el torneo previo, un clásico— y a partir de ahí, un lento goteo: Fritz, De Miñaur, Khachanov, Medvedev… incluso Auger Aliassime perdió un partido asequible ante Ugo Humbert, aunque al menos Humbert tiene solo veinte años y no cuarenta y uno como Karlovic.

9. Por cierto, para llegar a tercera ronda, Aliassime tuvo que ganar dos partidos. Sus primeras dos victorias en un torneo de Grand Slam. Cuando logró la primera, corrí a Twitter a escribir: «Es un día histórico, será la primera de muchas», pero nada más darle a enviar me puse a pensar en cuántas veces habría mandado ese mensaje anteriormente. A favor del canadiense está su juventud. A los dieciocho años, no es probable que vaya a coincidir muchos años más con los grandes dictadores, pero si ya empezamos a hablar de «presión», como hizo en rueda de prensa, mal vamos.

10. Toni Nadal escribió un interesante artículo en El País viniendo a decir que los jóvenes no se esfuerzan lo suficiente porque les dan todo hecho. Mitad y mitad. Lo hablábamos en Roland Garros: la fe que tiene Wawrinka con treinta y cuatro años y la rodilla destrozada no la tiene Zverev, desde luego. Por otro lado, Toni es un hombre con tendencia a los extremos competitivos: modeló a su sobrino como un campeón histórico a base de hacerle jugar de niño con su mano mala. ¿Se imaginan lo que es tener siete u ocho años, estar obligado a dedicarle no sé cuántas horas de tu día a jugar y jugar al tenis en vez de estar con tus amigos y encima tener que hacerlo con tu mano izquierda cuando eres diestro? No sé, salió bien. Nada que decir. Pero como ejemplo tampoco me entusiasma, la verdad.  

11. La más dura de todas estas derrotas fue, sin duda, la de Grigor Dimitrov, aunque vaya ya camino de los treinta: dos sets a cero, 6-5 y saque en el tercero… y a la calle en la primera ronda. Me temo que le hemos perdido definitivamente, después de ese espejismo de 2017.

12. La única buena noticia y el único reflejo de la edad: a estos chicos siempre les quedarán los torneos más o menos menores. Por ejemplo, en los dos últimos años, Djokovic ha ganado «solo» siete torneos, pero cuatro han sido de Grand Slam. Es decir, mientras los grandes se dosifiquen, ahí tienen a su disposición el ATP de Estambul y cosas así. Mucho ánimo.

13. Último comentario al respecto: en octavos de final, la media de edad era de 29,6 años y solo dos jugadores estaban por debajo de los veinticinco. Uno, ya lo sabemos, era Humbert. Es justo hablar del otro: el italiano Marco Berrettini, que lleva una temporada muy interesante pero que defraudó por completo en su partido contra Federer, al que solo pudo ganarle seis juegos. Tiene veintitrés años, seguiremos atentos.

14. Otro italiano puso la nota más desagradable del torneo: Fabio Fognini, cabreado como un mono porque la organización había programado su partido en la pista 15 pese a ser un top ten, se desahogó con un «ojalá les pongan una bomba a estos ingleses» claramente salido de tono. He oído por ahí hablar de «amenaza». No, no fue una amenaza, fue una brutalidad y punto. No es la primera. Tanto pedirle a la ATP que no le haga el juego a  Kyrgios y luego resulta que nos llevamos a Fognini de cenita…

15. Por cierto, Kyrgios en su línea. Un par de partidos, cobra el cheque y se va. Se montó un circo importante porque tiró a dar a Nadal en una subida del español a la red y no solo los medios españoles saltaron a una sino que el propio mallorquín se lo recriminó en rueda de prensa. A ver, una cosa es tirar sillas a la pista y otra es tirar al cuerpo lo más fuerte posible, algo que hacía Ivan Lendl continuamente. Tampoco nos pongamos excesivamente melindrosos que esto es tenis. Lo del saque por debajo ojalá cree escuela, puede ser efectivo.

16. Pasamos ya al torneo femenino: Ashleigh Barty ganó el torneo de Simona Halep y Simona Halep ganó el torneo que parecía destinado a Ashleigh Barty. Dos auténticas sorpresas consecutivas. Habrá quien piense que esta múltiple amenaza resta atractivo al circuito porque nadie se consolida como verdadera estrella… pero a mí me encanta. No puedo evitarlo. Me encanta que empiece un torneo y que no sepa si va a ganar Halep o Serena o Barty u Osaka. Pliskova, ya me voy haciendo a la idea de que no. Mejor eso que la misma final todo el rato, por espectacular que sea.

17. De hecho, la final femenina no tuvo nada de espectacular porque Serena Williams jugó como una mujer de treinta y ocho años, que es lo que es. Ya en el resumen de Roland Garros decíamos que no se podía descartar que ganara siete partidos consecutivos sobre hierba pero que era complicado. Se quedó en seis. Van ya tres finales de Grand Slam consecutivas perdidas en su intento de igualar a Margaret Court Smith a veinticuatro Grand Slams. Perdidas, además, sin ganar un solo set. Como en el caso de Federer, el número veinticuatro dependerá de que coincida un cuadro amable con un par de buenos partidos en los momentos clave. Como en el caso de Federer, también, el mérito es impresionante. Hay que recordar que esta mujer ganó el US Open… en 1999.

18. Con todo, la gran atracción mediática fue Cori «Coco» Gauff, la niña de quince años que llegó más allá del número 300 de la WTA, se impuso a Venus Williams (veinticuatro años mayor) en primera ronda y alcanzó los octavos después de un partido espectacular en el que tuvo que remontar un 3-6, 2-5 y varios puntos de partido frente a Polona Hercog. Me preocupa tanto hype a su alrededor, como si ganar tres partidos te convirtiera en la próxima Serena Williams. Luego llega la ansiedad y el pánico.

19. Hablando de ansiedad y pánico, no apunta nada bien lo de Naomi Osaka. Algo pasa pero no sabemos el qué. Cumples tu sueño de ganar el US Open ante Serena, luego refrendas tu jerarquía en Australia, eres joven, con talento, número uno del mundo… y acabas perdida, cambiando de entrenador y llorando en las ruedas de prensa después de perder en primera ronda. Nadie se merece algo así, pero Naomi menos que nadie porque es un pedazo de pan. Muguruza no está mucho mejor y por fin se ha deshecho de Sam Sumyk. Digo «por fin» no porque el trabajo de Sumyk haya sido malo sino porque si no hay confianza, no hay confianza… y es absurdo eternizarse.

20. Carla Suárez Navarro sí que cumplió, como casi siempre. Creo que llevo cinco años escribiendo este mismo párrafo. Llegó a octavos, que es su límite, y ahí perdió contra Serena Williams. Nada que objetar. Por detrás, como en el tenis español masculino, no se ve a nadie capaz ni de entrar entre las veinte primeras. ¿A qué se debe este atasco generacional? Puede que Toni Nadal tenga la respuesta.

21. Aparte de Muguruza y Osaka, centrémonos en varias decepciones: la alemana Angelique Kerber, defensora del título, cayó en segunda ronda pese a hacerse con el primer set; Madison Keys hizo lo propio en la misma ronda; Ashleigh Barty aguantó hasta cuartos, pero todos la veíamos campeona… y Karolina Pliskova, pues, en fin, como siempre, grandes esperanzas y hecatombe final. Yo sigo pensando que la checa acabará ganando un grande por pura insistencia, pero, ¿cuándo? Ni idea.

22. Último cara y cruz del cuadro femenino: Elina Svitolina llegó a semifinales después de haber perdido siete de sus anteriores nueve partidos previos a Wimbledon. Después de pasar serios problemas físicos, es una suerte poder verla ahí de nuevo. Es cierto que no compitió demasiado bien ante Halep, pero su lugar es ese y no las primeras rondas a las que nos ha acostumbrado este año. ¿La cruz? Maria Sharapova. No ya por la derrota ni la retirada ni la lesión sino por el feo gesto de hacerlo cuando tu rival va ganando 5-1 en el set decisivo y tu lesión no es grave. Aguanta cuatro puntos ahí y dale el gustazo de disfrutar de una victoria sin asteriscos.

23. Si fue una satisfacción ver a Svitolina recuperada y cerca de su máximo nivel, también lo fue ver a Andy Murray de nuevo sobre una pista de tenis y más concretamente sobre su amada hierba de Wimbledon. En su caso aún no está para jugar torneos individuales y no está claro si lo estará algún día, pero sí para jugar los dobles individuales y los mixtos, donde hizo pareja con Serena Williams y juntos llenaron la pista central. En ninguno de los dos cuadros llegó muy lejos, pero estar ahí ya era todo un triunfo. Por cierto, los campeones de estas categorías fueron los colombianos Cabal y Farah, una de las mejores parejas del circuito, y la pareja Latisha ShanIvan Dodig respectivamente. En el dobles femenino, las campeonas fueron Hsieh su-wei y Barbora Strycova.

24. Vamos cerrando ya el chiringuito veraniego con los resultados de las jóvenes promesas. El torneo junior masculino lo ganó el japonés Shintaro Mochizuki, con el español Carlos Gimeno —que debutaba sobre hierba— como finalista. El femenino fue a las manos de la ucraniana Daria Snigur, derrotando en la final a la estadounidense Alexa Noel.

25. Por cierto, último apunte: ni una sola jornada tuvo que suspenderse por la lluvia. De hecho, no hubo ni que cambiar a nadie de pista ni retrasar un solo partido. Hay años así, pero son pocos. En cuanto a la máxima novedad de este año, el tie-break en el quinto set con 12-12, solo se utilizó una vez: justo el último día, en la final masculina, y en el mundo paralelo al mundo paralelo ideal.

Disfruten del verano, nos vemos en septiembre en Nueva York.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

58 comentarios

  1. En un deporte de competición como el tenis, el mejor, el más competitivo y el más completo es el que más gana. Cuando se retiren estos tres lo veremos. En los gustos de cada uno, no me meto, pero el mejor es el que más gana; esto no es natación sincronizada o gimnasia rítmica que depende de la valoración de unos jueces.

  2. Valhue

    El tie-break a 12 se estrenó en dobles masculinos, en tercera ronda (Kontinen-Peers / Salisbury-Ram)

    Por lo demás, creo que es un poco injusto con Karolina Pliskova, que en líneas generales hizo un gran torneo. Muy sólida hasta que se encontró en cuarta ronda con una clon suya más joven, y tampoco es que cayera ignominiosamente sino en una maratón de tres horas que a punto estuvo de inaugurar el tie-break a 12. Si hubiese ganado yo la veía favorita ante Svitolina, que me gusta mucho pero aún no está en plena forma – si no llega a ser por la lesión de Margarita Gasparyan creo que se queda en segunda ronda. Luego ante Halep tendría que haber hecho un partido finísimo al servicio, teniendo en cuenta que Simona se veía más sobrada en la pista conforme avanzaba rondas, pero de superar a la rumana la final era suya porque aunque a Serena Williams aún le queda tenis como para llegar a finales no le queda tanto como para ganarlas. Ni ante Kerber, ni ante Osaka ni mucho menos ante Halep se vio la mínima posibilidad de victoria de la americana.

    Y bueno, qué decir de Kyrgios. Pasa de entrenar, se va de birras la noche antes y todavía le hace un set a Nadal y lleva los otros dos a los penaltis del tenis. Un poco más de oficio en los tie-break y gana. Si este hombre entrenase en serio…

  3. Claro que hay muchas variables involucradas, no solo los GS. Ser el único de la historia que ha ganado todos los Masters 1000, parece más difícil que los 4 GS viendo la cantidad de jugadores que (sin ser fácil, ni mucho menos)han conseguido esto último. El torneo más importante tras los GS es el de Maestros (que además es el mejor dotado económicamente), donde Nole y Roger han ganado 5 y 6 veces respectivamente, y Rafa ninguna. Tampoco ha ganado títulos indoor salvo Shanghái creo recordar (suponen el último cuarto de la temporada, aproximadamente un 25% del total de torneos). El periodo de 2011-2016: no hay parangón del dominio en todas las superficies que ejerció el serbio, y va camino de reeditarlo desde 2018. Yo creo que el mejor es Djokovic y por supuesto es debatible, pero cuando se retiren creo que el balcánico (con un chasis menos castigado y más joven) superará también en GS a ambos. Nótese su reacción cuando ganó (algo que me llamó la atención y que no se ha dicho en prensa), nada de euforia, robótico y cerebral porque sabe que su objetivo es la historia y está dedicado a ella.

    • Y por cierto, si las chicas quieren igualdad económica que jueguen a 5 sets. 57 minutos de final y un nivel cada vez más lamentable y fluctuante. Si por audiencia fuera…

      • Valhue

        Lo de que las chicas jueguen a cinco sets, por lo menos la final, estoy de acuerdo. Lo de que la calidad sea cada vez más baja es algo que va más con el machismo de cada uno que con la realidad objetiva. ¿Que Simona Halep pasó por encima de Serena Williams como una apisonadora? Pues sí, pero jugando a cinco sets lo único que consigues es la pasada final masculina del Open de Australia.

        Cuando uno de los jugadores es muy superior al otro para lo que valen los cinco sets es para convertir el partido en un coñazo agónico. En Australia tuvimos justo lo contrario: un partidazo equilibrado entre Osaka y Kvitova y un cómodo paseo de Djokovic ante Nadal y no oí a nadie quejarse de la calidad cada vez más lamentable del tenis masculino – a pesar de que es evidente: aparte de los enfrentamientos entre tres de ellos, ¿qué más hay de interés ahora mismo en el circuito masculino?.

    • Todo lo q apuntas es cierto, pero haría algunas matizaciones:
      -La copa de maestros es realmente importante, pero ¿2 oros olímpicos (individual y dobles) y 4 davids no serían equiparables?.
      -Ganar en todos los master mil demuestra una capacidad admirable para destacar en todas las superficies, pero ¿cambiaría el serbio ese dato por tener el récord en número de máster mil q tiene nadal?
      -El periodo 2011-2016 sin duda el dominador fue Djokovic, pero como siempre hay q puntualizar. En ese periodo federer tiene más de 30 años y un evidente bajón y nadal importantes lesiones q lo apartaron de competir de igual a igual. En ese periodo además tenistas como wawrinka o murray fueron capaces de ganar 3 grand slam cada uno, algo q dudo hubiese ocurrido con nadal y federer al 100%.
      -La final fue preciosa, pero coincido en q sorprendió la falta de efusividad de Djocovic o el propio Federer.
      -Nadal está en un gran nivel, hacia años q no se le veía jugar tan bien en hierba.
      -Federer me encanta y tiene un talento descomunal, pero los head to head con nadal y djokovic empiezan a pesar como una losa…
      -Todo está en el aire y eso es lo interesante de esta competición, no se sabrá quien fue el mejor hasta q no finalicen sus carreras.

      Un último apunte, viendo el nivel de Federer en la final con casi 38 años me reafirmo en mi teoría de q el mejor federer vencería al mejor Djokovic, el mejor Djokovic al mejor Nadal y el mejor Nadal al mejor Federer. Estoy convencido.

      Muy buen articulo.

      • -No, la Davis es una competición devaluada y, sobre todo, por equipos. El tenis es un deporte individual. Respecto a los JJOO, nunca han sido un evento equiparable a un GS: te recuerdo que Rosset y Massú fueron oro, y Arrese plata.

        -Dudo de que Djokovic cambiara tener 34 masters 1000 (los que atesora Nadal) por sus 33 abarcando todos. Una diferencia tan nimia es insignificante y a buen seguro que no acabará ahí la cuenta.

        -Las lesiones forman parte del oficio, igual que el bajón que tuvo el serbio desde 2017 a Wimbledon 2018. Wawrinka y Murray hubiesen ganado con Roger y Rafa porque son muy buenos y porque el Big 3 no puede acaparar todos los torneos, de lo contrario serían máquinas.

        -Un dato sobre Nadal: ha perdido los últimos 14 partidos fuera de la tierra que ha jugado contra Federer y Djokovic.

        • -Efectivamente la David’s está devaluada, lo acepto, pero nadie compara los JJOO con los Grand Slam sino con la copa de maestros. Tengo mis dudas de q Federer o Djokovic no cambiasen varias copas de maestros por los oros olímpicos.
          -Si se retirasen ahora mismo creo q Djokovic sin duda cambiaría sus registros en máster mil por tener el récord histórico. Del mismo modo q si Nadal gana 24 Grand slam, hace Record y 16 de ellos son Rolland Garros no lo cambiaría por un palmares más completo en superficies.
          -Wawrinka y Murray son muy buenos, pero no ganarían 6 grand slam con Federer y Nadal en plenas facultades.
          -Es un dato cierto. También q hasta los 25 años de nadal, éste tenía una clarisina ventaja en enfrentamientos individuales con un federer pletórico y un djokovic coetáneo.

          • -No sé en qué te basas para decir que Murray y Wawrinka no habrían ganado algún grande con Federer y Nadal en plenas facultades, y en cambio se lo concedes frente al serbio cuando este ha demostrado ser el más completo de todos. Wishful thinking se llama eso.

            -El dato sobre el saldo negativo últimamente de Nadal en pistas rápidas con Roger y Nole no lo saco para afrentar al balear, sino simplemente para señalar una tendencia precisamente en el momento en que se dirime quién es el mejor de la historia. Cuando tenían 25 años ese debate no estaba sobre el tapete. Parece evidente que Federer perdió quizá la mejor oportunidad de engrosar su lista de GS el domingo considerando su edad y que la hierba es la superficie donde mejor se desenvuelve y más propicia para su físico, y que el chasis de Nadal está bastante castigado comparado con el de Djokovic, que además es un año más joven.

            • Me baso en q murray y wawrinka son de una edad similar a Nadal y Djokovic. Viendo q wawrinka tiene un cara a cara con Nadal de 18-3 en contra y con Federer de 21-3 me parece claro q estando en plena forma nadal y federer en la vida wareinka conseguiría 3 grand slam. Eso me hace dudar si el nivel de Djocovic era por méritos de él o por deméritos del resto. Seguramente ambos.

              Esta final de Wimbledon fue igualadisima, se supone q Federe con casi 38 está lejos de su mejor nivel y Djocovic con 32 a un buen nivel (no el mejor nivel, pero si un buen nivel).
              Los q vimos el partido sabemos q pudo ganar cualquiera, la conclusión es q creo q el mejor Federer ganaría al mejor Djokovic

              • Federer jugó este Wimbledon a un nivel equivalente al de Rafa en Roland Garros 2017 (final contra Wawrinka, que es la final más perfecta que le he visto jugar en tierra). Si no ganó fue porque el serbio jugó solo cuando se dilucidaban los puntos clave, para desconectar luego como acostumbra, sumado a los precedentes donde Federer desaprovechó también puntos de partido contra él, como el Open Usa 2011.
                Yo creo que el mejor Djokovic empata con Federer en cemento y supera a Nadal (de 10 partidos a Rafa le gana 6. El mejor Federer estaría igualado (con ligera ventaja para el suizo si consideramos 10 enfrentamientos) contra Djokovic en hierba, algo más superior frente a Nadal, y el mejor Nadal gana ampliamente a Federer en tierra, y a Djokovic también, pero de 10 enfrentamientos Nole se lleva 3 o 4.

  4. DeNiro

    Para mi la carrera por ver quien acaba con mas GS se va a decidir entre lo que queda de este año (us open) y el que viene. En los próximos cinco GS, Nadal tiene que llevarse alguno fuera de RG como sea si quiere tener opciones. No puede seguir sumando un GS por año solamente. En Australia o NY le veo bastantes posibilidades, para mi es el segundo favorito por detras de Nole. En hierba, Federer sigue por encima, pero en cemento Nadal me parece un poco mejor a estas alturas. El problema seran las lesiones, si consigue llegar bien fisicamente tendrá sus opciones, ya que imagino que Djokovic en algún slam fallará. Si eso no pasa solo nos quedará reconocer al serbio como el mejor de la historia sin discusión.

  5. aryeh capella

    ¿Y la final épica de dobles masculina, bien, gracias?

  6. luchino

    Me quedo con la frase del artículo: » El mejor «jugador»: Federer; el mejor «competidor»: Nadal; el más «completo», Djokovic.» Me parece muy acertada.
    Y por cierto, nunca me han gustado los torneos sobre hierba, de hecho, no comprendo la existencia de este tipo de pistas ( vale que en UK las hay porque allí la hierba crece casi espontáneamente ): a los 3 o 4 partidos ya están llenas de calvas – la zona del servicio sobre todo – , con lo cual no se puede jugar bien. ¿ Qué sentido tiene una superficie a la que habrá que dar descanso para que se recupere ? Me imagino los clubs de tenis allí: no, no puede jugar, la mitad de las pistas están recuperándose…

    A ver si algún entendido puede aclararme estas cuestiones.

    • Hasta mediados de los 70 solo Roland Garros se jugaba en tierra y el resto de GS en hierba. Paulatinamente se fueron mudando a tierra primero y dura después (Open Usa) en mitad de dicha década, y a dura en 1988 (el open de Australia). ¿Razones para estos cambios? Comodidad y pragmatismo en tanto que la hierba requiere mucho cuidado y la tasa de utilización de las pistas es mínima (salvo que se trate de hierba artificial, que no es el caso que nos ocupa). Tradicionalmente, cuando el tenis despegó en los 60 era un deporte dominado por australianos y norteamericanos, quienes se desenvolvían muy bien sobre el pasto. ¿Por qué Wimbledon pervive y como bien dices se le atribuye más importancia de la que cabría esperar dado que literalmente hay 4 torneos al año en esta superficie? Porque es el torneo más antiguo y por ende prestigioso, el tenis lo inventaron los británicos (como tantas otras disciplinas) y ha sabido adaptarse a los tiempos cubriendo las pistas principales sin renegar de las tradiciones, aparte de la influencia que tienen los británicos en los organismos internacionales.

      En cualquier caso, hoy escribe precisamente sobre esto el gran Segurola:

      https://elpais.com/deportes/2019/07/15/actualidad/1563200402_737342.html

      • luchino

        Gracias. Muy interesante el artículo que enlazas.
        Si una pista de hierba debe estar gran parte del tiempo recuperándose y por tanto inutilizable, pues no le veo el negocio, ni para el espectáculo, ni para los clubs o instalaciones públicas ni, lo que me interesa más, para los que jugamos – aunque sea como simple aficionado – .
        Es lo que pensaba, no es más que una cuestión de tradición, cabezonería, o no querer adaptarse, cualidades todas muy inglesas. Esto de ser el centro del mundo y el resto del universo sólo morralla es lo que tiene…

        • Resido en el Reino Unido. Llevo toda mi vida jugando a tenis en tierra o cemento pero por circunstancias nunca había probado la hierba.

          La pude probar hace dos semanas. Una experiencia maravillosa, muy dada a jugar con la estrategia, los efectos y la colocación. La pista del club donde jugué estaba impecable porque en un club la gente no está jugando 100% del tiempo como en la central de Wimbledon durante dos semanas.

          Wimbledon y la hierba tienen su razón de ser. Quítese los prejuicios sobre los británicos.

          • Nada de prejuicios, hechos: 4 torneos en el circuito ATP en hierba, suficiente para afirmar que los ingleses son especiales, como con tantas otras cosas. Afortunadamente el Brexit demuestra que no son inmunes a la cerrazón y estupidez.

          • luchino

            Tú mismo lo dices: la gente no está jugando el 100 % del tiempo. En mi club, se puede jugar el 100 % del tiempo – aunque raramente hay tal aglomeración, sólo los fines de semana – en las pistas de tierra o de cemento o de césped artificial, no hay ningún problema.
            No digo que Wimbledon no tenga su razón de ser ( supongo que principalmente, los sustanciosos premios ) sino que a mí no me gusta.
            No tengo prejuicios sobre los británicos, creo que más bien que son ellos los que los tienen sobre el resto del mundo. No hay más que ver su «comida nacional», el fish and chips, para partirse.

            • luchino

              Rectifico, sí he dicho que las pistas de hierba no tienen razón de ser.
              Y eso que, según lo que dice Eneko, a mí me convendrían mucho más: yo soy mas bien de jugar con efectos y colocación, mas que de tirar potentísimos golpes.

              • No acabo de entender vuestra animadversión a Wimbledon y la hierba. Yo pienso casi lo contrario, q la mayoría de los torneos deberían ser sobre césped ya q es lo tradicional.
                Es lo mismo q plantear jugar al fútbol 11 en campos de hierba artificial o sobre hierba natural. Quienes hemos jugado en uno u otro sabemos la enorme diferencia q hay.
                Otro tema es q resulte mucho más costoso el mantenimiento del césped q el de una pista dura.
                No es casualidad q Federer, nadal y Djokovic lo tengan como el torneo más deseado.

                • luchino

                  No es tanto que resulte mucho más costoso ( mantener una pista de hierba ), que también, sino que no le veo sentido a unas pistas que gran parte del tiempo deben estar inutilizables, dándoles tiempo a que se recuperen.
                  El argumento de la tradición, lo siento, pero no me sirve: también son tradicionales las corridas de toros, o la brecha salarial, o lo fué la esclavitud.
                  ( Vale, me he ido muy lejos )

                • A ver, no tengo animadversión a Wimbledon, me limito a exponer lo constatable y evidente, que la hierba es una superficie a no considerar tan importante dado el escaso número de torneos que se juegan. Otra cosa es el prestigio, que lo tiene por ser el más antiguo y rendir pleitesía a las tradiciones. Esa es su única baza.

                  • Que Federer, Djokovic y Rafa sueñen con ganarlo por delante del resto obedece a lo que he expuesto en el mensaje previo.

  7. RF 23

    Federer ha tenido un obstáculo que nunca tuvieron Rafa ni Nole: él siempre ha sido el perseguido. Esto supone una desventaja mental importante. El jugador en la condición de no favorito, que todo jugador es cuando juega contra Federer, llámese Nole o Nadal, sin importar el H2H, significa menos presión. Federer ha perdido por nervios unos 5 slams, sino más. AO 09, no se cuántos US opens y algunos W. Él es quien subió primero, a él le da el vértigo del éxito, de hacer historia como a nadie. Los 3 mejores tenistas de la historia. Sin ellos, esto va a ser muy feo de ver.

    • Hombre, en AO 09, US open 2011 y Wimbledon 2008 esa presión de la que hablas no era por ese motivo que apuntas, porque el debate sobre el mejor de la historia con los 3 en liza no estaba iniciado ni se atisbaba ni mucho menos. Y, en cualquier caso, se trata de una presión similar a ser número 1 y mantenerse, hecho en el que el serbio está a punto de superar todos los registros.

      • La presión de A09 fue el rollo que se le arma en la cabeza a Federer con Nadal. Federer siempre ha cargado con más presión que la de ser el número 1. Djokovic tiene menos presión. Nadal juega sin presión. Mentalmente, Federer ha sido quien la tuvo más jodida de los 3. Como dice el autor, algún defecto ha de tener, sino estuviéramos hablando de 30 Gs. Pero en fin, no me hagas caso que aún está demasiado fresca la herida de ver cómo dejó escapar el 21.

  8. Weitmann

    En mi opinión se confunde constantemente ser el jugador más estético de la Historia, el que más bonito juega, el más elegante, el que está mejor dotado naturalmente, con ser el mejor en términos absolutos. Es muy complicado comparar con justicia puesto que no son de la misma edad, pero las pistas dicen de hecho lo contrario. No solo los head-to-head (muy relativos y complicados de valorar) sino, sobre todo, el hecho de que tanto Nadal como Djokovic han ganado todos sus GS combatiendo constantemente contra Federer y contra Rafa/Nole. Para cuando Rafa se consolidó como una amenaza real fuera de RG y Djokovic comenzó a tener nivel, inicios de 2008 por marcar un punto, Federer llevaba 12 Grand Slams ganados. Entre 2008 y hoy, cuando han convivido los 3 de verdad, la cuenta es ND 16, RN 15, RF 8.
    Repito que no es fácil juzgar porque hay quien puede alegar que quizás esos fueron los años de plenitud de Roger y que luego ha seguido siendo competitivo más allá de la lógica, y hay verdad en esto. Sin embargo, quedan también las sensaciones, todas esas finales grandes en las que Nadal y Djokovic le han ganado mucho más que al revés (lo mismo puede decirse de Djokovic>Nadal). ¿Se puede considerar el mejor jugador de la Historia a alguien que ha sido batido regularmente por dos rivales de similar palmarés?

    • Eso que apuntas abona la teoría de que entre los 3 se han hecho mejores. Probablemente de no haber coincidido se habrían conformado con superar el récord vigente hasta entonces de 14 GS establecido por Sampras (a quien por cierto no considero ni entre los 20 mejores por cuanto era una completa nulidad en tierra). Antes de la irrupción de Nadal y Djokovic Federer era inabordable salvo en tierra, y cuando apareció el balear esta superficie resultó directamente imposible para él salvo cuando aprovechó para ganar RG a Soderling, quien previamente venció a un discreto Nadal que atravesaba numerosos problemas físicos y personales (divorcio de sus padres). Luego emergió para ejercer un dominio absoluto sobre la arcilla interrumpido por la colosal y no parangonable hegemonía del serbio que se prolongó desde 2011 a 2016.

      • Quizá me he pasado con los 20, pero entre los 10 Sampras no entra ni de coña.

        • Nunca me gustó Sampras, pero situarlo fuera del top 10 es o una boutade o no saber mucho de tenis. Sin duda es lo primero pq de lo segundo estoy seguro q si sabes.

        • Claret

          Es verdad que no es el más completo de los grandes del tenis y su pasotismo en tierra batida juega en su contra pero dudar de que tiene un sitio entre los 5/7 mejores es hacerle muy de menos. Dominó los noventa de cabo a rabo, ganó 14 grandes (sólo perdió 4 finales), 5 Masters, después de Federer es el tenista que más semanas permaneció como número 1, sólo el propio Federer le puede discutir ser el mejor jugador de siempre en Wimbledon, etc.

          Además de que, como ya se ha apuntado, todas las superficies se han homogeneizado hoy día. Sería curioso ver como habría adaptado su juego al circuito actual (o como se hubieran desenvuelto Djokovic y Nadal en las pistas rápidas y en la hierba de los 90). Creo recordar que Federer dijo hace tiempo que Sampras con treinta y muchos no hubiera tenido problemas para ser top 5 con el saque, la derecha y la volea que tenía. Uno de los mejores jugadores de ataque de la Historia y probablemente el mejor sacador de siempre.

          • Discrepo, no se han homogeneizado. La hierba sigue siendo un tiro durante la primera semana y luego se vuelve más lenta con las calvas. La tierra a nivel del mar es lenta y el cemento sigue siendo rápido. Lo que ha ocurrido es que los tenistas han mejorado Desde el fondo y al resto, demostrando que se pueden realizar intercambios en cualquier superficie. En los 80 y principios de los 90 predominaba el jugador de ataque que subía constantemente a la red. Cuando Agassi gana Wimbledon en el 92 desde el fondo de la pista se produce un punto de inflexión que tiene su siguiente capítulo en 2002 con la final Hewitt-Nalbandian y que se generaliza una 6 años después con los triunfos de Nadal, Djokovic y Murray, con los de Federer entre medias.

      • blunsburibarton

        Sampras fue uno de mis jugadores preferidos de siempre. Trato de ponerme en su situación y pensar en diez jugadores que fueron mejores que él y me resulta un ejercicio bastante complicado. Aún invocando a jugadores anteriores a la Era Open (que nunca tuve oportunidad de ver) tengo que engañarme demasiado a mi mismo para ponerlo fuera de los diez primeros. A ver: Laver, Djokovic, Federer, Nadal, Borg, Connors, Lendl, McEnroe, Agassi (¿Agassi?) y ya no puedo seguir más allá. Me imagino que no tendrá arrestos de meter aquí a jugadores campeones de los grandes torneos de principios del siglo veinte o anteriores porque creo que no tiene mucho sentido. Ya el hecho de incluir a jugadores como Connors (que nunca pasó de semis en Roland Garros) o Lendl (este último nunca ganó Wimbledon) antes que Pete me produce ciertas reacciones alérgicas. A jugadores como Edberg o Becker no los menciono pues si la principal objeción de Sampras es la de que no se desenvolvía bien en tierra batida a estos tampoco deberíamos de incluirlos.
        Ahora me quito el disfraz de hater de Sampras y voy a tratar de defenderlo:
        1. El hecho de que Sampras no se desenvolviese bien en tierra tiene mucho que ver con el tenis que le tocó vivir. Gente buenísima en pistas rápidas que profesaba el saque-volea (Edberg, Becker, Rafter…) y especialistas en tierra (Courier, Bruguera, Muster, Kuerten…) que eran muy difíciles de batir en esta superficie. Aún así ganó Roma y tiene semis en RG.
        2. Sampras es el mejor en el golpe más decisivo de este deporte. El mejor sacador de la historia. Ahí es nada.
        3. Nunca se han parecido tanto los cuatro Grand Slam como ahora. Mucho tuvo que ver el partido que cambió la historia de Wimbledon, protagonizado por el bueno de Pete, que hizo que este torneo cambiase para siempre. Desde que se modernizó el tenis con las raquetas de fibra y cordajes sintéticos y hasta ese momento ganar RG y Wimbledon parecía harto imposible.
        4 ¿Ha visto los slam dunks incomparables de Sampras? Dese un paseo por youtube y disfrútelos.
        Gracias por darme la oportunidad de dar el latazo con esto del tenis. A pocos de mis amigos le gusta este deporte. Un saludo.

        • Respetable su punto de vista pero mantengo que no lo incluiría con un bagaje tan pobre en tierra cuando casi el 50% del circuito ATP se juega en esta superficie. Quizá lo situaría en el 10. Y desde luego a Lendl, siendo un todoterreno y con el tercer mejor registro de torneos de la historia (Connors y Federer le superan, aunque al norteamericano hay que cogerlo con pinzas puesto que basó su carrera en jugar casi exclusivamente en EEUU) sí lo pongo por delante. Que no ganase Wimbledon no es obsta para ello (llegó a 2 finales) y en hierba se juegan 4 torneos.

          • Además pertenece a una estirpe de jugador, tradicionalmente estadounidense (como Roddick), que no solo no jugaba bien en tierra, sino que directamente pasaba de jugar y prepararse en esta superficie, como un desprecio continuo.

        • luchino

          Coincido contigo en gran medida. Sampras a mí me gustaba mucho, y desde luego, tenía el mejor saque que he visto nunca.

          • Admito que situarlo fuera del top ten es temerario. También habría que incluir por ahí a Roy Emerson, con 12 GS.

  9. Little Britain

    ¿Es que nadie ha reparado en que a Serena, además de sus treinta y muchos años, le sobran demasiados kilos? Alguien que pesa así a ojo, entre ochenta y noventa, no está para esos trotes. ¿Es que nadie de su staff ha pensado en sugerírselo? ¿O es que no se atreven, por si les da un golpe con el culo y los estampa contra la red?

    • Supongo que se lo habrán dicho o sugerido, pero la maternidad es lo que tiene la. Tampoco ha sido de cuidarse en exceso y le bastaba con sus golpes demoledores para ganar fácilmente cualquier torneo. Evidentemente a poco que se enfrente a una jugadora consistente y correosa (Halep lo es) sus opciones disminuyen.

    • luchino

      Ja, ja, muy diver tu comentario.

    • Eleuterio

      Vale, está musculada y es ágil para su peso porque a mí me pasa lo mismo, mido 1’83 pero peso 95 kg. y cruzo los semáforos a la carrera antes de que cambien a rojo. Eso contando con casi 60 años, con lo que quiero decir que se puede estar bastante ágil cuando se ha hecho siempre deporte, pero si tuviera su edad y estuviese compitiendo con gente casi veinte años más jóven que yo, no me quedaría más remedio que intentar perder de siete a diez quilos. O eso, o retirarme e hincharme a magdalenas del pueblo, ¡Mmmmmm! ¡Qué ricas!

    • blunsburibarton

      ¿Está seguro de que Serena pesa más de ochenta quilos? Yo le echo poco más de setenta.

      • luchino

        Yo no lo sé, pero por su aspecto, yo aún he echaría mas, mas de 90 incluso. Esos brazos, de mayor diámetro de mis muslos…

    • Pesan más los años y los daños q los quilos, créeme :)

  10. luchino

    «Que mis muslos», perdón…

  11. Jorge

    Dani es muy frecuente q resaltes el «no parangonable» dominio de Djokovic entre 2011 y 2016 y eso es mucho decir.

    En ese periodo de dominio del serbio nadal ganó 4 grand slam y Djokovic 8, curiosamente entre 2007 y 2011 Nadal ganó 7 y federer 4. Hubo dominio, pero tampoco nos pasemos con los años ni los logros. Todo hay q ponerlo en su justa medida.
    Poner a Wawrinka como mejor rival q ha tenido nadal en una final de Rolland garros tampoco me parece q sea correcto.

    • Cuando hablo de dominio me refiero a la hegemonía que mantuvo en todas las superficies, tierra incluida batiendo a Nadal en Roland Garros. Ni Rafa ni Roger han ejercido un dominio semejante en las superficies menos propicias para su juego.
      Respecto a la final contra Wawrinka, no la pondero por el rival (Wawrinka), sino por cómo jugó Nadal. De hecho el suizo jugó muy bien, mejor de lo que se podía excluyendo al balear en tierra, pero poco pudo hacer.

      • Djokovic fue capaz de batir a Nadal una sola vez en Rolland Garros, pero nunca en una final. Sin embargo Nadal si fue capaz de batir a un Federer en plena forma en Wimbledon en una final y llevarse 2 títulos en su superficie más desfavorable. Como minimo es una gesta equiparable.

        En cuanto a la final contra Wawrinka, hay q recordar la humillación a la q fue sometido Federer en la famosa final y Federer no es peor jugador q Wawrinka en polvo de ladrillo.

        • Wawrinka es mejor jugador en tierra que Federer en mi opinión. Wawrinka le ha ganado una final al mejor Djokovic en RG. Federer para ganar en París no ganó a Nadal ni a Nole, sino a Soderling. Es más, Federer ganó RG igual que Cilic ganó el Open Usa, un puro accidente: las prematuras eliminaciones de Nadal y Djokovic (aunque no recuerdo si el serbio fue eliminado o estaba lesionado) propiciaron su triunfo. El croata ganó en Nueva York porque se alinearon los astros y sucesivamente fueron cayendo los 3 grandes, sin enfrentarse a Cilic creo recordar.

          • Jorge

            El head to head entre wawrinka y federer en polvo de ladrillo es favorable 6-3 para Roger.
            En alguna ocasión Federer ha tenido opciones (pocas) contra el mejor jugador de tierra de la historia en su mejor momento. Me parece más bagaje q el de ganar una final en Rolland Garros a Djokovic.

            • Discrepo. Federer nunca ha tenido la más mínima opción de ganar en Roland Garros con Nadal enfrente. El bagaje personal incluye mayoritariamente partidos a 3 sets. El último enfrentamiento con Wawrinka fue a 5 pero con este muy mermado y tras un calvario de lesiones y problemas personales. Wawrinka es un jugador especial, no recuerdo un ejemplo de tenista que haya jugado 3 finales de Grand Slam y haya ganado las 3. Evidentemente no ha sido constante porque no ha cuidado su físico y por su vida personal, que hizo que abandonara a su hija y mujer.
              En cualquier caso mi argumento principal es que la victoria de Federer en París fue puramente circunstancial, como la de Cilic en Nueva York, y eso es algo que no puede decirse de Nadal y Djokovic respecto a los grandes ajenos a su hábitat.

              • Bueno, yo también discrepo. Federer jugó 5 finales de Rolland Garros, una la ganó contra soderling y las otras 4 las jugó contra nadal. Una la perdió por paliza, pero las otras 3 federer fue capaz de ganar un set y en una de ellas incluso en el cuarto set se fueron más allá del 6 juegos para ganar nadal.
                Todos estos partidos en la época en la q nadal arrasaba en tierra (con récord de más de 80 partidos seguidos ganando de Vilas superado).
                Me parece un bagaje superior en tierra q Wawrinka, a quien tengo por un jugador especial sin duda.

                • La cuestión es que si se dirime quién es el mejor de los 3, el hecho de que el suizo no haya sido capaz de ganar a Nadal en su terreno es un factor a considerar. Rafa y Nole han batido a los otros 2 adversarios en su terreno.

  12. Isobel

    Dani y Jorge, «You never walk alone», siempre sus tendréis el uno al otro. ¡Y esto es bonito, leshes!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.