Jot Down Cultural Magazine – Rubén Uría: Vinnie Jones, un auténtico animal

Rubén Uría: Vinnie Jones, un auténtico animal

Publicado por

The Times publicó en 2007 un polémico artículo sobre los 50 tipos más duros de la historia del fútbol (Football’s 50 Greatest Hard Men). El primer clasificado de ese ránking de dudoso honor fue Andoni Goikoetxea, durísimo central del Athletic y de la selección española, calificado como “El carnicero de Bilbao”. A rebufo de Goiko aparecían Stuart Pearce (ni una mala palabra, ni una buena acción), Vasile Boli (la “muerte negra”), Gentile (famoso por su intento de dejar inválido a Maradona), Marco Materazzi (un angelito, pregunten a Zidane), Nobby Stiles (el chico de la funeraria Collyhurst) o Giusseppe Bergomi (que repartía de todo, menos caramelos). Sin embargo, The Times decidió no incluir a Vinnie Jones en su lista. El motivo, que la naturaleza de Vinnie Jones estaba fuera de concurso. Se trataba del tipo más despiadado, salvaje y violento que hubiese pisado jamás un campo de fútbol, de tal modo que los otros 50, a su lado, parecían el Santo Niño de Moronacocha. Vinnie se comportaba como un ángel exterminador que sembraba el pánico. Estrujaba, escupía, soltaba los codos, machacaba rodillas, metía dedos en las costillas, sacudía cabezazos y aplicaba sus conocimientos de kárate. Un amigo suyo le llamaba “psycho” (psicópata) y a él le hizo gracia. Entre otras cosas porque Vinnie Jones no era, precisamente, Bambi.

Criado en una familia de clase obrera de Watford, Hertfordshire, se marchó de casa con apenas 16 años para tratar de hacer realidad su sueño: convertirse en jugador profesional de fútbol. Primero probó en el modesto Wealdstone como amateur, alternando sus entrenamientos con un trabajo a tiempo parcial como peón de obra, ganándose en el andamio. Después viajó a Suecia, para firmar por el IFK Holdsmund, donde permaneció a prueba. Y en 1986, previo pago de 10 000 libras, fichó por el Wimbledon, un recién ascendido a Primera División. Allí no tuvo precisamente un buen debut, como él mismo recuerda: “El día de mi debut con el Wimbledon, el viejo utillero del equipo entró en el vestuario y le pregunté cómo estaba jugando. Me contestó ‘Tengo 85 años, si me dieran la camiseta con el 4, lo haría mejor”. Sin embargo, Vinnie se sintió como en el jardín de su casa jugando para los “dons”. Sobre todo, después de su hacerse famoso por haber retirado del fútbol, de manera literal, a Gary Stevens, después de una entrada terrorífica. Rey de las malas artes y provocador constante, Vinnie pronto alcanzó fama de enterrador de estrellas rivales y se labró una reputación infame. Su fama de violento, después de varios partidos con los “dons”, empezó a ser legendaria en los estadios. Y él, lejos de arrepentirse de sus acciones, se jactaba de ellas en los periódicos: “Si vas a por mí, mejor que acabes conmigo o seré yo el que vuelva a por ti. En cinco minutos o la próxima temporada”.

Y es que Vinnie Jones, matón y pendenciero, jamás amenazaba en vano. Paul Gascoigne, entonces estrella emergente del Newcastle, pudo comprobarlo. Vinnie sometió a Gascoigne a un marcaje que nadie podría olvidar jamás. Su ‘hazaña’ consistió en derribar 14 veces a Gazza, en escupirle en la cara y amenazarle de muerte. Gascoigne señaló: “Se me acercó y me dijo: ‘Me llamo Vinnie Jones, soy gitano, gano mucho dinero. Te voy a arrancar la oreja con los dientes y luego la voy a escupir en la hierba. ¡Estás solo, gordo, solo conmigo!'”. Jones, en su versión más cafre, fue mucho más lejos. Tal y como muestra una de las fotografías más famosas del fútbol británico, agarró de los testículos a Gascoigne como si pretendiera arrancárselos. Una vez consumada la agresión después del partido, contestó a su manera a Jones enviándole un ramo de rosas con una nota. Vinnie, sin demasiado sentido del humor, devolvió el obsequio y le mandó una escobilla de water. Años después remató la cuestión (“es increíble que Paul pueda seguir usándolos ¿verdad?”) y propuso que un reality show lanzara a Gascoigne en una isla desierta para ver cómo se las apañaba (“creí que sería bueno para su cuerpo y su mente”). Otro ilustre del fútbol mundial, el holandés Ruud Gullit, también fue víctima de Vinnie: “Es una cucaracha ladrona. Pero si todo falla con Gullit, siempre puedes esperar al primer córner y atar sus trenzas al poste de la portería”. En esa ocasión, por fortuna para Gullit, Vinnie no cumplió su amenaza. La pelota no era su negociado, todo lo contrario; prefería verla bien lejos y no le importaba reconocer sus limitaciones: “No puedo correr, no sé pasar, no puedo frenar a nadie y no sé disparar… pero todavía estoy aquí”.

El Wimbledon, icono del fútbol-cárcel, empezó a ganar de manera sistemática. El odio que despertaba era directamente proporcional a su desprecio por la pelota, pero aquella jauría humana que rendía pleitesía al kick and rush (patea y corre) y era un tributo al break-bones (rompe huesos) se coló en la élite inglesa. Su entrenador, Dave Basset, tenía claro a quién se dirigía: “En este club los únicos hooligans son los jugadores”. Instalado en la zona noble a base de patadas y un fútbol tan feo como efectivo, el Wimbledon se puso de moda durante tres años, donde se le atribuyó el apodo de “The Crazy Gang” (La pandilla de los locos). Tommy Docherty, mítico entrenador escocés, les definía así: “El Wimbledon tiene tanto encanto como una botella rota de cerveza”. Un pensamiento compartido por Gary Lineker, que en su faceta de comentarista de la BBC no dudó en proclamar: “Al Wimbledon es mucho mejor seguirle en el teletexto que en el campo”. Al calor de Vinnie Jones, quebrantahuesos y líder espiritual del equipo más sucio de la historia contemporánea del fútbol británico, se hicieron populares los nombres de Dennis Wise (que llegó a morder el brazo de Marcelino, jugador del Mallorca), de Dave Beasant (“este equipo es una fábrica de moratones”) y de Lawrie Sánchez (uno de los pocos virtuosos del equipo). Precisamente Sánchez fue el autor del único título de aquel Wimbledon, que dio la sorpresa al derrotar al Liverpool en la final de la FA Cup en Wembley. Aquella tarde, los “dons” destrozaron a uno de los equipos más técnicos del país; Vinnie Jones se mostró exultante y Tommy Docherty, mito del fútbol británico, hizo una broma que quedó para los anales de la historia: “El himno del Liverpool es ‘Nunca caminarás sólo’. El del Wimbledon es ‘Nunca volverás a caminar'”. Algunos jugadores del Wimbledon, con el paso del tiempo, reconocieron que la noche antes de aquella final ante el Liverpool todos se cogieron una borrachera antológica en un pub donde, según cuenta la leyenda, Vinnie se marchó…sin pagar. Marca de la casa.

"Es increíble que Paul pueda seguir usándolos ¿verdad?"

Esa época dorada del Wimbledon fue el escaparate perfecto para que Vinnie Jones, macho alfa de la manada, se mudase a pastos más verdes. El Leeds United decidió contratarle por 600.000 libras. Howard Wilkinson, su entrenador, dijo que se había decantado por Vinnie para “imprimir carácter” a su equipo. La bestia parda se lo tomó al pie de la letra. En su primer día de entrenamiento se dedicó a “imprimir carácter” a uno de sus compañeros, Bobby Davison, que tuvo que marcharse del campo después de recibir un puñetazo en plena cara, cortesía Vinnie Jones. Una vez transmitido su mensaje en el vestuario, Jones asumió la jefatura y fue líder de un equipo histórico en horas bajas que, a final de temporada, logró ascender. Tras un breve periplo en el Sheffield United y en el Chelsea, el hijo pródigo del Wimbledon regresó a casa. Jaleado por su hinchada, Jones fue un paso más allá. El 28 de noviembre de 1992 protagonizó y comercializó un vídeo llamado Soccer’s Hard Men, un recopilatorio de entradas duras e imágenes violentas. Vinnie explicaba, con todo lujo de detalles, cómo efectuar un piquete de ojos, cómo amedrentar a un delantero o cómo pegar una patada que pudiera lesionar al contrario. “No hay para tanto. En el vídeo sólo imparto lecciones de lo que hago en el campo”. El presidente del Wimbledon, Sammy Hammam, no daba crédito: “Este chico tiene un cerebro de mosquito”. Pero a pesar de los esfuerzos de las autoridades inglesas por retirar el vídeo de los comercios, la cinta fue un éxito de ventas sin precedentes. Él se jactaba: “Cuando derribo a un rival le ayudo a levantarse. Le pongo las manos en las axilas y le estiro con fuerza de los pelos”. Vinnie, que llegó a acumular más de 40 sanciones disciplinarias, tuvo que pagar una multa de 20.000 libras esterlinas por su infamia del vídeo. “¿Yo un provocador? No, soy sólo Vinnie Jones. Juego al fútbol y me gustaría marcar diez goles esta temporada, pero no creo que la Federación me deje jugarla entera”. También fue amenazado con una suspensión indefinida, pero él siguió a lo suyo: “La Federación me ha dado una palmadita en la espalda porque he acabado con la violencia en las gradas. Yo la he llevado al campo”.

“Demasiado loco y sucio” como para poder actuar en la selección inglesa, Vinnie jugó un puñado de partidos con la selección de Gales gracias a la ascendencia de su abuela materna. Al conocer la convocatoria de Jones un mito del fútbol británico, Jimmy Greaves, definió la internacionalidad de Vinnie así: “Que me apedreen. Tenemos la cocaína, la corrupción, incluso el Arsenal marcó dos goles en casa el otro día. Pero justo cuando piensas que no te queda nada por ver en el fútbol resulta que te cuentan que Vinnie Jones es internacional“. Con Gales, faltaría más, tambíen brilló con luz propia por ensañarse con los delanteros rivales. También dejó una frase lapidaria para el recuerdo: “¿Que si quiero jugar el Mundial? Hombre, soy Vinnie Jones, pero eso es imposible. Juego con Gales”. Nunca llegó a jugar una fase final de la Copa del Mundo. Es más, su paso por la selección galesa fue un vía crucis: no ganó ni un solo partido. Tras siete partidos como nuevo jugador de su último equipo, el Queen’s Park Rangers, colgó las botas con 330 encuentros disputados y una hoja de servicios terrorífica. En su currículum aparecían 12 expulsiones (segundo jugador más expulsado de la historia de la Premier) y un récord mundial: la expulsión más rápida de la historia (vio la tarjeta roja en tres… segundos). Toda una joya.

En sus últimos días como ¿jugador? de fútbol, la vida de Vinnie se cruzó con la de Guy Ritchie, un extravagante director de cine que llegó a ser la pareja sentimental de Maddona, la reina del pop. Guy le ofreció un papel como actor principal del film Lock and Stock (1998), donde interpretó a Big Chris, un matón a sueldo que, a tenor de lo visto en la gran pantalla, le vino a Jones como anillo al dedo. La película lanzó al estrellato a Ritchie y sirvió para que el ‘asesino de Gales’ recibiera el ‘Empire’ a mejor actor debutante. La crítica no salió de su asombro cuando, de la mano de Guy Ritchie, Vinnie alcanzó fama mundial al interpetar a ‘Tony Dientes de bala’ en la caótica y genial Snatch: Cerdos y Diamantes (2000), junto a Brad Pitt o Jason Statham. Gracias a Snatch las puertas de Hollywood se abrieron, de par en par, para Vinnie. Mean Machine, X-Men, 60 segundos y Operación Swordfish —con John Travolta y Halle Berry— le catapultaron a la condición de icono del cine. Increíble, pero cierto. El tipo más violento y áspero de la historia del fútbol se convirtió en una estrella del cine de acción. “Con el tiempo me veo en pelis de acción con Bruce Willis, eso me gustaría”. Él, por supuesto, asume su éxito en las taquillas pasando la correspondiente factura a los críticos, como cuando rompía la tibia de un rival: “Cada vez que ruedo una película los críticos dicen que será la última película de Vinnie Jones. La próxima que voy a rodar será en Australia, y será mi película número treinta”.

Entre patada y patada, entre película y película, ha tenido tiempo para publicar su autobiografía Vinnie: The Autobiography, para lanzar un disco al mercado, Respect, y para colaborar con el Partido Conservador. También fue condenado a 100 horas de servicio a la comunidad por asaltar a un vecino, por amenazar de muerte a la tripulación de un vuelo y fue detenido en Dakota del Sur por una pelea de bar en la que fue agredido con una botella de cerveza. Tiene cinco tatuajes en su cuerpo: una rosa en el antebrazo izquierdo, un tatuaje de la Copa FA en su pierna derecha, otro del Leeds en su pierna izquierda, otro en honor a su capitanía con Gales en el pecho y los nombres de su familia: Tanya, Aarón y Kayley en mitad de sus hombros. Se define a sí mismo como “la persona más agradable que conozco”, está casado con una modelo, tiene dos hijos y es especialmente protector con su hija (“lo siento por el chico que se presente en la puerta de mi casa para salir con ella”). A día de hoy, mientras aguarda el estreno de su próxima película, vive en una mansión en Los Ángeles, California. En la puerta de su casa se encuentra un letrero que reza así: “No tengas cuidado con el perro, pero sí con el dueño”.

76 comentarios

  1. ¿Qué, continuamos con los artículos de boxeo? Espeluznante personaje, para que luego hablen de la limpieza del fútbol británico.

  2. Desconocía que este tipo que he visto en las pelís de guy fuera jugador de fútbol, y que tuviera esta fama, ganada a pulso.
    Felicidades por el artículo.

  3. Gran artículo. Personaje lamentable.

  4. Muy bueno al articulo, algunas cosas las conocia, otras no, este tio es un autentico crack.

  5. Era una autentica mala bestia, lo que le hizo a Gascoigne fue de locos…Este es peor que Pepe, pero mucho peor que Pepe, Lopez, Martagon y demás…Lo tenia todo, vaya angelito

  6. El primer contacto con él fue a través de un reportaje que emitió El Día Después en los 90. Lo cierto es que era el rey de los macarras de un equipo de macarras como el Wimbledon que, probablemente, es el equipo de ‘élite’ que peor he visto jugar a fútbol en mi vida.

    Creo que prefiero su faceta de actor, aunque tampoco es que sea un muy expresivo. ‘Mean Machine’ es de lo peor que se puede ver, pero te ríes bastante de lo mala que es esa película que protagoniza por completo.

  7. Grandísimo Rubén, este artículo junto al del otro día que pusiste de James Douglas, de lo mejor en meses, la comparto porque merece la pena.

  8. De todos modos, Rubén, sólo ¿12 rojas en toda su carrera? Muy pocas para la leña que daba el bicho este..

  9. Revelado: el idolo de Pepe!

  10. @ elkazmo
    No, Pepe es la reencarnación crutre de Vinne Jones, que es y ha sido bastante más bestia que Pepe de lejos

  11. Que mundo este…

  12. Es que este tio en el cine se intepreta a si mismo, tiene una cara de bestia parda que no se lame
    Y en Snacth, está de lujo el tío…

  13. Sublime artículo, Rubén. Felicidades a Jot por contar con un fuera de serie. Sublime también el personaje de Vinnie en snatch.

  14. Gran artículo si señor!

  15. Gracias Hacha por tan buenos artículos

  16. @Carlos AS
    Ese reportaje tambien lo vi yo, el tio se hizo famoso por eso tambien esn España era guarro como el solo y creo recordar que lesiono de por vida a un par de jugadores, pero no me acuerdo del nombre

  17. Vinnie Jones quería pulir su juego y aprender, e incluso una temporada sólo le sacaron 4 amarillas. También posó con una bandera de Irlanda del Norte en su intento de conseguir ser internacional antes de sacarse del sombrero la abuela galesa. Por otra parte, el nombre ‘Crazy Gang’ no es porque fueran una panda de macarras, sino porque coincidieron varios jugadores que no paraban de hacerse bromas pesadas entre ellos.

    Por otra parte, cualquier que conozca el fútbol inglés conocerá infinitos casos como éstos. No hay más que irse a ver un partido de segunda. O no hace mucho, una final de la copa escocesa (2006, atención: Heart of Midlothian vs Gretna) que vi por casualidad en un pub y que me hizo dudar muy seriamente de si lo que estaba viendo era fútbol.

  18. Pingback: Vinnie Jones, un auténtico animal

  19. Que grande Rubén. Cada vez te superas más, extenso e interesantísimo artículo. Me acuerdo mucho de este tipejo jugando con el Wimbledon, un equipo que daba miedo y que algún año que otro acabó 6º o 7º de la Premier. Me he recreado con algún video en youtube y he esbozado alguna sonrisa que otra, aunque es paradójico, porque son terroríficos

  20. Personalmente tengo que recomendar su biografía, es entretenida y por lo menos reconoce que no tiene ni puñetera idea de jugar al fútbol y que ha tenido mucha suerte en la vida.
    Dos detalles a modo de completar el magnífico artículo de Rubén:
    En su etapa del Leeds llegó a hacerle una entrada a un niño que iba a posar con el equipo, como puede atestiguar esta foto:
    http://farm2.static.flickr.com/1096/1017065664_2bb9840c33.jpg
    Respecto a la famosa foto de la “agarrada” a Gascoigne corre el rumor de que fue un “posado robado” y que tanto Vinnie, como Gazza, como el fotógrafo (Monte Fresco, uno de los grandes de la fotografía deportiva) estaba compinchados.

  21. Un angeito, su carrera recuerda un poco a la de Denis Rodman, tanto en sus andanzas en el campo ( en el caso de Denis en la cancha de Detroit) como en el mundo del espectáculo.
    Otros casos célebres de equipos salvajes fueron el Estudiantes de la plata de Bilardo jugador, el granada de los 70 ( con Aguirre Suarez y Montero Fernandez en la defensa) y el famoso Grupo salvaje del Torino, que ganó el scudetto, con jugadores que iban a los entrenamientos con pistola y se liaban a tirar tiros al aire en los hoteles y bares.

  22. El tercer párrafo es un desastre.

  23. Me retracto, no es que sea un desastre. En reallidad sólo le sobra una frase (“Años más tarde, Vinnnie…”), pero me despistó un montón.

  24. Es un personaje elevado a la máxima potencia. Prepotente a más no poder y un gusto por la sangre atroz. Sus entradas son escalofriantes.
    No sé si es un papel o es un psicópata.
    Pepe a su lado es un niñito.

  25. Grande hacha!

  26. que personaje el tio este jajajajaja

  27. En la lista citada de inicio me falta toda la defensa colchonera de los 90. No había ni uno que no destacara dándole tabarrazos a los atacantes rivales, desde Tomás Reñones a Carnicero Ferreira, pasando por el psicopático Juanma López, o el mismo Juanito.

    • Lo de Juanito estuvo plenamente justificado dado que el moñas de Butragueño -un pipiolo- fue incapaz de defenderse de las múltiples entradas a lo ‘Vinnie Jones’ ejecutadas por Matthäus.

      Juanito se tuvo que retirar de las competiciones europeas y Lothar Jones no.

  28. Muy buen artículo

  29. No, no, me reafirmo, el párrafo está mal.

  30. “…Entre patada y patada, entre película y película, ha tenido tiempo para publicar su autobiografía Vinnie: The Autobiography, para lanzar un disco al mercado, Respect…”

    Esto imagino que debe ser la definición de “ironía” . Menudo personaje .

  31. Gran artículoo, Rubén!!!he disfrutado muchísimo leyendolo. No solo me parece interesante lo que escribes sino que está muy bien escrito. No conocía todas esas facetas de la vida de Vinnie y me ha encantado. Eso si me quedo con el Vinnie actor, el futbolista es un personaje a olvidar.

  32. La semana pasada leí una entrevista en la que se arrepentía de sus “méritos” como futbolista: http://bit.ly/ueAtzq.

  33. espectacular!

  34. No entiendo cómo sus rivales torturados no se pusieron de acuerdo para mandarle un recado y que pareciera “un accidente”.

  35. Rubén Uría vuelve a dar muestras de su profundo conocimiento de las “otras historias” que hacen del fútbol mucho más que un juego. Desde lo social, contextualizando las formas con el fondo, este artículo es un lujo para el lector y sus colegas. Gran publicación!!

  36. Buen artículo. Felicidades.

  37. “y un récord mundial: la expulsión más rápida de la historia (vio la tarjeta roja en tres… segundos)”

    No fue roja si no amarilla:

    “Jones atesora el récord de la amonestación más rápida en la historia del fútbol profesional, cuando a los tres segundos de un partido con el Chelsea FC recibió tarjeta amarilla por una grave entrada a Dane Whitehouse, delantero del Sheffield.”

    Fuente:

    http://www.mirrorfootball.co.uk/archive/Vinnie-Jones-article631.html

    “He does however hold the record for the quickest-ever booking, for a foul on Dane Whitehouse after just THREE seconds of Chelsea’s League game against Sheffield United in 1992. “

  38. Con él descubrí, que en Wimbledon también se jugaba al fútbol.

    A pesar de lo duro que fué sobre los terrenos de juego, no recuerdo que agrediera a un espectador como si hizo Eric Cantoná.

    Siempre gustó en Wimbledon jugadores de ese corte, recuerdo a Denise Wise..pequeñito pero se hacía respetar. No recuerdo muy bien, pero en alguna ocasión formó pareja con Vinnie Jones en el medio campo..

    Felicidades Rubén…

  39. Y añado, ya no posee el récord de la tarjeta más rápida:

    davidhaviland.wordpress.com/2010/08/27/which-footballer-managed-to-get

    “However, even Jones’s indecent haste was outdone in October 2000, when Cross Farm Park Celtic striker Lee Todd managed to get himself sent off after just two seconds. In his defence, Todd’s crime was a fairly mild one. As the players prepared for the match to start, Todd had his back to the referee. When the official blew the whistle to start the match, it made Todd jump. ‘Fuck me, that was loud!’ he said, and the referee promptly showed him the red card.”

    Lee Todd la vio tras 2 segundos por quejarse del pitido del árbitro (¡Joder, eso ha sido atronador!) en el año 2000.

  40. Pingback: Vinnie Jones, un auténtico animal « PaKmAnBlog

  41. Grande Hacha.

    Siempre me fascinó el Wibledon. Estaban como verdaderas cabras. Dennis Wise, por cierto, mordió a Marcelino en el pecho, no en el brazo. En su defensa diré que era el lugar más alto al que podía llegarle sin subirse a un taburete.

    Vinnie Jones era el mayor mostrenco del que jamás he tenido noticia. En el famoso video explicaba cómo se guardaba alfileres en las medias para pinchar a los rivales en los corners (si no me equivoco el Estudiantes también lo hacía).

    Algunos lo comparan en la actualidad con Pepe, pero el problema del madridista es que se le cortocirtuita la sesera en momentos de calentón. Vinnie, en cambio, era pura perversión. Yo lo compararía más bien con Marco Materazzi.

  42. El equipo más violento de la historia fue el Granada 1971-1974 (junto a Estudiantes de la Plata), con el gran Aguirre Suarez como caudillo.

    http://solymoscas.blogspot.com/2009/05/grana-1971-1974.html

  43. Pingback: Anónimo

  44. @ Sol y Moscas
    El más violento fue Vinnie Jons de lejos, Aguirre Suárez era unh leñeero muy grande, pero no tan bestia y tan terrorírico como Vinnie Jones..

  45. Creo que el apodo popular de pincharatas del estudiantes de la plata viene de esa época, con Bilardo de jugador.
    Creo que fueron ellos los que en un torneo de verano en españa formaron una tangana tal, que acabaron arrancando los banderines de corner de cuajo para liarse a mamporros con ellos.
    Ese Granada era terrible.
    Pero no creo que haya habido un equipo como el Grupo salvaje del torino, que ganó el scudetto en los 70, todos los jugadores llevaban pistolas y solían liarse a tiros en los hoteles y bares, uno de ellos hasta murió en un conato de atraco ( parece que era una broma).
    Enric Gonzalez en Historias del calcio escribió un artículo memorable sobre ese equipo.

  46. Perdón, no era el Torino sino el Lazio, antes lo dije bien.

  47. @ especial
    Murió Re Cecconi, al bromear sobre que atracaba una tienda. pero el peor era Giorgio Chinaglia, menuda pieza

  48. Muy duro, pero cuando se cruzaba con Roy Keane se meaba encima y retiraba la pierna. Keane fue el más grande en esta categoria. Memorable su respuesta a cierto noruego. Por cierto, un recuerdo para eric the king!!!!

  49. Pingback: El futbolista más despiadado de la historia | noticia.news-infos.com

  50. Comparar a Goikoetxea con Vinnie Jones me parece cuanto menos, un chiste.

  51. Lo del himno del Wimbeldon es de lo mejor que he leído en mi vida. Qué hartón de reír. Enorme.

  52. Basile Boli. No Vasile. ;-)

    Gran artículo. Menudo personaje.

  53. Jo, o, jo, que bestiajo este menda

  54. Un articulo fenomenal…como fenomenal es este sitio…

  55. Que genial! Soy de Londres y hincha del Wimbledon. Jones era una fuerza en el medio del campo. En España se sabe la historia del Wimbledon y ahora AFC Wimbledon?

    Nuestro equipo estaba franquiciado a Milton Keynes. Una grande vergüenza! Por primero Vinnie estuvo de acuerdo con el movimiento pero ahora ha donado su medalla de ganadore de Copa FA a el club. Un crack y leyenda en el sur de Londres!

  56. Del terror….

  57. Y algunos en España se quejan de Pepe… mariconadas!! XD

  58. Añado (si mal no recuerdo): es amigo de juventud de Jason Statham (Transporter, expendables…), jugaron a fútbol juntos y Statham que luego se convirtió en actor protagonizó Lock & Stock y Snatch, así que intuyo que el fue el verdadero contacto en el mundo del cine.

  59. nota a pie de página: Lawrie Sánchez, a quien se cita en el texto, era entrenador de la Irlanda del Norte que ganó a España en la clasificación de la Eurocopa 2008.

  60. Cuaqlquier dia este acaba en la trena..Vaya tipo

  61. Grande Jones……

    y gran epoca para el futbol, no como ahora, ke da asco, jugadores con carisma es lo que hace falta…. menos tatuajes y pelitos modernos…..

  62. Winnie- gran actor y estrella del marketing desde el principio

  63. El antifútbol en todo su esplendor, lo increíble es que la Asociación de fútbol inglés, no lo retiraron de por vida a este violento y a Roy Keane, cuando retiraron a STEVENS y a HAALAND respectivamente, cuando pasa algo así y encima se jactan, no se entiende el que les hayan permitido seguir jugando, porque no es jugador que PONE HUEVOS el que pega o lesiona a otro colega, sino aquel que disputa cada pelota como si fuera la última, pero sin mala intención, JONES Y KEANE hacen de PEPE un nene de pecho, lo bueno es que hoy el jugador que lesione a MESSI no juega nunca mas, fuera estos miserables del fútbol para siempre.

  64. Te falta mencionar otro episodio inolvidable de Vinnie Jones. En una visita a un centro escolar le hizo una entrada salvaje a uno de los niños, ante las cámaras (of course). Cuando todo el mundo presente le recriminó su acción, creo recordar que dijo algo parecido a que le acababa de hacer un favor al chaval porque cuanto antes aprendiera de qué iba la vida, tanto mejor para él…

  65. Felicidades por el trabajo, enorme la labor documental. Hay otro artículo muy bueno que recoge la relación de Jones con los medios de comunicación. Adjunto el enlace http://revistaofftopic.com/2013/03/16/vinnie-jones-y-la-sociedad-hipocrita-2/

  66. igual me gustan los cara de malos

  67. Pensaba que era actor y resulta que es un H.P de verdad. Para más inri colabora con el partido conservador.

  68. Pingback: ¿Quién ha sido el deportista más original y carismático? - Jot Down Cultural Magazine

  69. this is good history..
    come and join us now..
    Bandar Togel Online

  70. un idiota , y estùpido,si hubiese sabido jugar al fùtbol tal vez se le podrìa dejar pasar algunas cosas ,pero era un tronco ,un perro jugando ,. tuvo una suerte enorme de nunca haberse enfrentado a un uruguayo tipo el canario garcìa, el chueco perdomo , el chengue morales , el indio olivera ..hubiese muerto allì mismo en la cancha

  71. Pingback: El partido del siglo: Wimbledon vs Milton Keynes (I) - Comunicas, luego existes

  72. Pingback: El partido del siglo - Comunicas, luego existes

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies