Música

Diez canciones con el espacio de fondo

Publicado por


Eight miles high
de The Byrds: La banda californiana, especialmente conocida por su folk-rock melódico, le hizo considerables guiños a la psicodelia durante los sesenta, como no podía ser menos, y esta canción es uno de los más insignes ejemplos. Con una letra que usa el espacio exterior como obvia metáfora de viajes mentales en mitad un entorno urbano que se muestra repentinamente extraño, y que parece describir las impresiones de un extraterrestre paseando por cualquiera de nuestras ciudades, The Byrds consiguieron una de las mejores melodías de toda su discografía (en mi opinión, posiblemente la mejor), apoyada en los hipnóticos juegos de voces de Roger McGuinn, David Crosby y Chris Hillman, exóticamente aderezados con los estrambóticos y desordenados solos de guitarra del primero. Una canción absorbente, que tiene además la virtud de ser distintiva, diferente y fácilmente reconocible.

For Michael Collins, Jeffrey and me de Jethro Tull: Los autores de Aqualung también tuvieron sus devaneos con el espacio y en 1970 dedicaron esta preciosa canción a la odisea de la conquista lunar, más concretamente a Michael Collins, el astronauta que se quedó en la cápsula orbital mientras Armstrong y Aldrin ponían el pie sobre la Luna. En una sugerente pieza de imaginería lírica, los Jethro Tull se pusieron en la piel de Collins y trataron de imaginar la soledad del hombre condenado a no pisar nuestro satélite.

Space oddity de David Bowie: Un ejemplo tan paradigmático de canción espacial que, de tan típica, uno se siente tentado de no mencionarla… hasta que cae en la cuenta de que no incluirla en cualquier lista al respecto, ¡sería un crimen! Aunque ello suponga dejar alguna otra canción menos conocida fuera de esa lista. Directamente inspirado por la película 2001: una odisea del espacio, Bowie compuso un bellísimo tema que gira en torno a un astronauta que, en plena misión espacial empieza a perder el contacto radiofónico con la Tierra, diciendo cosas como Aquí comandante Tom a Control de Misión: estoy atravesando la puerta, floto de una manera muy peculiar y las estrellas tienen un aspecto muy distinto esta noche; creo que mi nave sabe a dónde ir, díganle a mi esposa que la quiero, ella ya lo sabe. Obviamente, es como una pequeña película de cinco minutos. Ni que decir tiene que es una de sus mejores canciones, que con los siempre geniales arreglos de Mick Ronson llega a cotas de magia verdaderamente escalofriante.

Silver machine de Hawkwind: Si hubo una banda perdida en una espiral de drogas psicodélicas y delirios espaciales, esa fue desde luego Hawkwind. Deseosos de poseer una nave espacial de flamante aleación plateada con la que atravesar el cosmos, editaron esta Silver machine, que se convirtió en uno de sus escasos éxitos (o el único), y una de las pocas canciones relativamente convencionales, más o menos audibles de su delirante discografía. Un cándido himno a los platillos volantes cantado por Lemmy Kilminster, el mismo que años después atronaría al mundo al frente de los furiosos Motörhead.

Holographic universe de Thievery Corporation: Variando un tanto de estilo, este interesante dúo de DJ’s norteamericano —más bien una extraña banda multiforme y cambiante— tiene cierta querencia a la evocación de ambientes cósmicos, y sirva como muestra esta hipnótica Holographic universe, la clase de música electrónica que pueden disfrutar fácilmente incluso quienes no sean especialmente aficionados al estilo, ya que en intento de recrear los ecos del espacio, acaba bebiendo considerablemente de lo que hicieron muchas bandas más orgánicas en tiempos pasados.

2000 Light Years From Home de The Rolling Stones: Casi todo el mundo suele coincidir, y no soy yo quién para discrepar, que el encuentro entre los Stones y la psicodelia fue más bien infortunado. El disco resultado de esos devaneos, Their satanic majesties request, no es el más brillante de sus años de gloria que digamos. Jagger, Richards y compañía dieron buena cuenta de que ponerse épicos a lo Beatles no era su punto fuerte, ya que se quedaban en una imitación más bien superficial cuando no por momentos abiertamente risible. Con todo, hay alguna pieza curiosa que merece ser rescatada, como la muy interesante 2000 light years from home: tras una sugerente intro abstracta (a mi modo de ver, ¡lo mejor de la canción!), el tema cabalga sin problemas sobre una acertada melodía y ruidos psicodélicos de lo más “standard”, entrañables en su ingenuidad.

Magnetic field de Joe Meek: Un personaje curioso; el británico Joe Meek alcanzó cierto renombre en los cincuenta y sesenta con sus canciones instrumentales de raíz country & western, en plan The Shadows, pero adornadas con extraños sonidos espaciales. Hay piezas verdaderamente bizarras en sus discos, como esta Magnetic field, que comienza con un minuto y medio de envolventes ruidos ambientales (¡minuto y medio de intro psicodélica en un tema instrumental de 1960!) y finaliza con una melodía de juguete que intenta anticipar cómo será la “música del futuro”… y que lo hace con éxito, ya que suena exactamente igual como los teclados Casio que aún estaban por inventar. Es posible que ninguno de sus temas sea una obra maestra, pero desde luego es un auténtico pionero, aunque poco reconocido, de la psicodelia espacial: mucho antes de que Hendrix le dedicase canciones a los astros y de que Pink Floyd publicasen cosas como Interstellar overdrive, Joe Meek llevaba ya tiempo inquietando a los oyentes con sus experimentos galácticos y sus álbumes conceptuales sobre el espacio. Por desgracia, tras haber sido un curioso paladín de la vanguardia, Meek se suicidó de un disparo en 1967, tras matar previamente a su casera. Un final extraño para un músico más extraño todavía.

Calling occupants of interplanetary craft de Klaatu: Más extravagancias, por qué no. La banda canadiense Klaatu dejó claras sus intenciones cuando se bautizó a sí misma con el nombre del alienígena que protagonizaba el film Ultimátum a la Tierra. Desde luego, Klaatu eran pretenciosos, como bien demuestra “Llamando a los ocupantes de la nave interplanetaria”, un tema repleto de ínfulas absurdas pero que —no se puede negar— posee bastante encanto. Curiosamente, la canción se convirtió en un gran éxito cuando The Carpenters publicaron su propia versión al año siguente. La versión de los Carpenters, como no podía ser menos, era muchísimo más edulcorada y hortera, hasta el punto de parecer en algunos pasajes la sintonía de una telenovela romántica. Pero por fortuna, para olvidar la embarazosa revisión de los Carpenters, nos queda la versión original de Klaatu y su grandilocuencia, por momentos cómica, y por momentos épica.

Up from the skies de The Jimi Hendrix Experience:  Se me podrá acusar —justificadamente— de repetir con Hendrix en un ejercicio plenamente arbitrario, pero qué le vamos a hacer, no soy objetivo; así son las cosas. Esta canción, perteneciente a su segundo disco, rompía con la tónica rockera del primero y en una relajada onda jazz ponía voz a un alienígena que estuvo de visita en la Tierra en épocas remotas, y que en su regreso, sorprendido por lo que ve, trata de preguntar a los seres humanos sobre la manera en que han decidido habitar la Tierra. El tema, además de servir para que el batería Mitch Mitchell se quedase a gusto sacando a relucir su formación jazzística, se convertía en una lección del uso del pedal “wah-wah” por parte de Hendrix, quien hacía hablar a su guitarra con una naturalidad sorprendente. A día de hoy, aún está por aparecer quien consiga usar ese pedal con la misma soltura y expresividad.

Outta space de Billy Preston: El genial teclista, compositor y cantante norteamericano (el “quinto Beatle”) también plasmó su visión del espacio. Las temáticas cósmicas fueron muy populares no sólo entre el rock progresivo y psicodélico, sino también en la música negra de los setenta, y en este tema instrumental Preston se dejó de ecos y sonidos abstractos, e imaginó un alegre vuelo entre las estrellas a ritmo de funk. Porque una Actividad Extra-Vehicular también puede ser divertida y bailable. Ya de paso, obtuvo un considerable éxito de ventas.

Lista de reproducción en Spotify: Diez canciones con el espacio de fondo

30 comentarios

  • Muy buena recopilación, aunque yo hubiese incluido también ’39 de Queen, una canción que trata sobre un hombre que realiza un viaje espacial y al volver a casa, por culpa de los efectos de la dilatación del tiempo a velocidades cercanas a la de la luz, encuentra todo muy envejecido.

    Ahí va:
    http://www.youtube.com/watch?v=7Ti9EA_ks28

    • Y, particularmente, una canción impresionante. No es un tema significativo en el sentido de que el estilo que manejan es más melódico, pero una canción que cuando la oyes en el “A night at the opera” te levanta el ánimo.

  • Buena lista, yo he echado de menos “Rocket man” de Elton John. My Morning Jacket hizo una versión estupenda.

    http://www.youtube.com/watch?v=pPDhGbsVhJc

    • Cierto, como la que también han citado, “’39”, que también merecía figurar… aunque optamos por hacer algunas listas breves para no sobrecargar al lector. Habrá tiempo de hacer más listas con la misma temática, y además es interesante que los lectores también propongan.

      Dicho lo cual, sin embargo, ¡hay que mencionar la versión de William Shatner! Es una de las cosas más psicodélicas que he visto en mi vida:

      http://www.youtube.com/watch?v=DvQwXOCKNLY

  • Bueno, Hawkwind tuvieron un spinoff nuevaolero con canciones tan pegadizas como esta:

    PSI Power by Hawklords on Spotify

    1. PSI power – YouTube

  • Además de quite 39 sería seguramente la única de la lista compuesta por un doctor en astro física

  • Un par de canciones patrias:
    + A mil años luz, de Sidonie, genial, con referencias a “2001…” y “Space Oddity” (vaya, parece que todo es lo mismo):
    http://www.youtube.com/watch?v=dQRSYOWF8YQ

    + Lady Blue, de Bunbury, que es “Space Oddity” reinterpretada
    http://www.youtube.com/watch?v=1Vf8MQ2_HJM

    Me quedo con la Sidonie, que me parece lo más :)

    • A mil años luz es un despropósito de canción, bueno; como todo lo nuevo de Sidonie. No por mucho que metas a Bowie y Kubrick, mejoras tu letra de pena.

  • Visto que os gusta esta temática, os recomiendo un grupo llamado Urano Players, y su disco Voyager Rocks. Son todo sonidos espaciales y constantes referencias espaciales metafóricas

    https://www.youtube.com/watch?v=Qi6YBBgMizA

    • esperaba que alguien lo nombrara al menos, imprescindible también el energía libre de erik y en especial “UFO”

  • Y la lista de spotify?

  • ¿Y Echoes?

    • Hola, Ajedmus:

      La letra de “Echoes” (deduzco que te refieres al tema de Pink Floyd) está más bien ambientada en el océano, aunque la canción haya sido usada muchas veces, y acertadamente, para acompañar imágenes espaciales. De hecho ya los primeros versos hablan de albatros que planean sobre una playa, olas golpeando las rocas y arrecifes de coral.

      Está la leyenda, eso sí, de que los Floyd sincronizaron la canción con el segmento del viaje interestelar de “2001: una odisea del espacio”, porque si ves las imágenes con la música de fondo, lo cierto es que ambas parecen coincidir en muchos momentos. El grupo siempre ha negado que lo hicieran a propósito, así que se puede considerar esa sincronización como un “bello accidente”.

      Pero no, “Echoes” no es realmente una canción sobre el espacio por muy espacial que suene.

  • los arreglos de space oddity los hizo paul buckmaster con rick wakeman, no mick ronson. no tenéis ni puta idea, :-)

    temazo pop rock sobre una alien que quiere volver a casa:

    hoodoo gurus: another world
    http://www.youtube.com/watch?v=LcVGiPn0nQQ

    así que mi propuesta alternativa vuelva al sr davy jones y su genial cover de esta frikada:

    http://www.youtube.com/watch?v=VO96nhky0nY

    j

  • Buena lista, aunque echo un poco de menos “Planet Caravan” de Black Sabbath, quizás la canción más psicodélica jamás escrita:

    http://www.youtube.com/watch?v=O63COyZlTyU

  • ¿Y Interstellar Overdrive o Astronomy Domine de Pink Floyd? Esos chicos inventaron el ‘space rock’.

  • Tampoco habría estado mal, “planet of sound” de los pixies. Aunque los pixies sobre esta temática tienen donde elegir.

  • Me parece que falta la mejor aportación nacional: “El Último Mono de la Nasa”. Poética sin resultar pretenciosa, y con la dosis justa de payaseo. Perfecta.

    http://open.spotify.com/track/6aPADnKhEwuakCVxo5doqv

  • El Hip Hop y la electrónica son de canis,¡y punto!.
    Aquí se escribe sobre música de verdá..la que se toca con los instrumentos y el allllma.
    Así,que ya pueden petar por tol mundo,desde hace ..na,30 años,que en mi revista no se publica ni una coma,del chiki chiki
    bang bang o la mierda del chunda chunda.
    ¿¡Estamos!?

  • Aunque tal vez su música no evoque directamente el espacio exterior, no podemos menos que mencionar el hipnótico ‘Apollo: Atmospheres and Soundtracks’ de Brian Eno, compuesto en 1983 como banda sonora para un documental de la NASA con imágenes grabadas en las sucesivas misiones Apollo.
    Algunas de sus canciones han sido utilizadas en las bandas sonoras de películas como ‘Trainspotting’, ‘Traffic’ y tantas otras.
    Hipnótico y mágico.

  • Añadiría el “Asteroids” de Wussy, una estupenda banda que por desgracia no está logrando la repercusión que merece. A propósito de otra de sus canciones escribí un breve post. Adjunto el enlace por si a alguien le interesa echarle un vistazo:
    http://bailarsobrearquitectura.wordpress.com/2012/05/03/vestido-amarillo-de-algodon/
    Saludos,
    iago.

  • No he leído todos los comentarios… pero ¿qué hay de “llamando a la tierra” de MClan? Quizás sea porque la escuchaba mientras leía a Isaac Asimov o porque la letra es lo suficientemente explícita, pero para mi, cuando quiero viajar muy lejos de aquí, es a lo que recurro :)

  • Yo incluiría las tres partes de Exogenesis Symphony de Muse. Es del 2009 y probablemente de las últimas canciones con tema que hay. Les dejo una reseña de la canción.
    Es la historia de la humanidad llegando a un final y todos poniendo sus esperanzas en un grupo de astronautas que irán a explorar el espacio y propagar la humanidad en otro planeta. La primera parte es una desgarrada aceptación de que la civilización va a terminarse. La parte dos es una desesperada fe en que enviar a los astronautas a encontrar y poblar otros planetas será exitoso como así también el reconocimiento de que esto es la última esperanza. Finalmente, parte tres es cuando los astronautas se dan cuenta de que es sólo un gran ciclo y reconocen que a menos que la humanidad pueda cambiar esto pasará y se repetirá por siempre.

    http://www.youtube.com/watch?v=YEH98_Ha2aA

  • El anillo del capitán Beto, de Spinetta, de alguna manera, el Space Oddity argentino. Como dice al comienzo el Flaco: “es la historia de un astronauta argentino”. Aunque va más allá, claro.

    http://youtu.be/wPz-3c6Fcyc

  • Buenas,

    Me encantan los artículos de este tipo. Muy de acuerdo en quién propone Echoes y mas de acuerdo en la respuesta del autor. Sin embargo, escuchar ese sonido evoca al espacio, sin duda condicionado por el vídeo que circula con imágenes de Kubric con el tema de marras. De acuerdo también con Ana: Pink Floyd merece su lugar en canciones del espacio. Mi propuesta: Spaceman de Harry Nilsson, mas conocido por el tema de Midnight Cowboy.

    Saludos

  • Parade debe tener 10 canciones sobre el espacio el solito… Estación espacial, Stephen Hawking, Asteroide, Niño lunar, etc…

  • Man on the Moon. No la de R.E.M., que trata de otra cosa, sino la magnificencia de Sugar.

  • Muy buen artículo, pero me temo que ha metido la pata con “Eight Miles High”. El tema de la canción no es un viaje espacial, sino un vuelo en avión; concretamente el viaje de ida de su primera gira por Gran Bretaña.

    Probablemente la ha con “Mr. Spaceman”, una canción que aparece en el mismo álbum que “Eight Miles High” (“Fifth Dimension”, 1966), y que trata de un tipo que es abducido por un extraterrestre (en una referencia bastante clara a las drogas).

    Por lo demás, me ha encantado el artículo.

Responder

— required *

— required *