Vikings: sangre, costra e historia

Publicado por

Ragnar

A furore normannorum libera nos Domine

Pocas cosas se han modernizado tanto durante los últimos años como la antigüedad. Al menos en su representación cinematográfica y televisiva. Si en el cine histórico de hace unas décadas imperaba el cartón piedra, las túnicas impolutas, los trajes de romanos recién salidos de la tienda de disfraces y Charlton Heston clamando al cielo, ahora podemos disfrutar de la contemplación de dientes podridos, gangrena, costra, miembros amputados y mucha, mucha sangre. Real como la vida misma que se representa. Y así es Vikings, una serie con la ambición de mostrar cómo era la sociedad vikinga del siglo VIII sin melindres y con un apreciable rigor histórico. Quien no la conozca puede continuar leyendo sin miedo a spoilers.

Recién concluida la primera temporada y a la espera de la siguiente, que llegará en 2014, ya estamos en condiciones de definirla como una de las mejores series de los últimos años. Y diré más, por osado que resulte: es la mejor serie de vikingos jamás hecha. Aunque ignoro si hay alguna otra. Emitida por el canal History, ha sido escrita por Michael Hirst —autor también de Los Tudor— y ha contado con un presupuesto de 40 millones de dólares. Más o menos el equivalente a una película, solo que esta dura unas 6 horas y media. El actor protagonista, Travis Fimmel, iba para jugador profesional de un deporte parecido al rugby llamado fútbol australiano, pero una lesión lo retiró prematuramente y probó suerte como modelo, dándose a conocer con una campaña de ropa interior de Calvin Klein. Sugiero a las lectoras que resistan la tentación y NO busquen en Google fotografías que le hicieron hace unos años, para que esa apariencia de elfo que mostraba no haga añicos la imagen de feroz vikingo que ha logrado construir en la serie. También aparece Gabriel Byrne, que junto al resto del plantel está estupendo… aunque destacaría en especial el personaje excéntrico y genial de Floki, interpretado por un actor sueco llamado Gustaf Skarsgård del que hasta ahora no conocíamos su existencia. La trama está narrada con fluidez, cuenta con buena música y las escenas de acción resultan espectaculares y sanguinolentas, pero hay un detalle que ha dado bastante que hablar y en el que quisiera centrarme: su veracidad histórica.

Como no podía ser de otra forma, no han faltado historiadores que la han criticado en ese aspecto. Algunas criticas son ciertas, pero otras aluden a exigencias dramáticas del guión sin las cuales la narración podría volverse soporífera o ininteligible. Intentaré señalar tanto los errores como los aciertos, mucho más numerosos, sin desvelar detalles cruciales de esta primera temporada.

Vikings

Costumbres y aspecto

El protagonista es un héroe de las sagas vikingas, Ragnar Lodbrok, al que retratan como un joven muy ambicioso que sueña con las riquezas que pueden lograrse viajando al oeste. Se ha criticado a la serie que los escandinavos en realidad ya conocían la existencia de las islas británicas desde siglos atrás. Aunque en el guión se incide no en el desconocimiento de tales tierras sino en la forma de llegar a ellas por mar abierto. Aquí entran en juego el Tablero de Sombras y la Piedra Solar. El primero era un sistema muy ingenioso que aprovechaba que el agua en calma siempre alcanza una posición horizontal, de manera que si se hace flotar sobre ella una tabla de madera con un palito en medio, su sombra tendrá exactamente la misma longitud a mediodía, salvo que la altitud cambie. La segunda era una piedra de cuarzo que polarizaba la luz y que recientes experimentos han confirmado que podía usarse para navegar en la niebla. También llevaban en los barcos cuervos enjaulados. Para saber si se estaba cerca de la costa se soltaban, y si no regresaban es que había visto tierra. Entonces se seguía su dirección.

Se han encontrado pequeñas espadas de madera con las que presumiblemente se enseñaba los niños desde muy pequeños el arte de la guerra, y con 12 o 13 años pasaban un ritual que los convertía en hombres, tal como vemos con Bjorn, mientras que su hermana pasa a ser mujer con su primera menstruación. Por supuesto cualquier ocasión era buena para celebrarla bebiendo cerveza e hidromiel como la que deja fuera de combate, que podía tomarse en vasos o cuernos huecos. Los esclavos, llamados thralls, formaban parte del botín de la guerra y ayudaban en las tareas cotidianas de la granja. Que generalmente era de madera y en ocasiones también construida con bloques de tepe como la que aloja a Loki, de forma que parece estar cubierta de hierba como las casas de la Tierra Media y las de los Teletubbies.

No existían las condenas a muerte tal como se muestran en el primer episodio, siendo el castigo más severo el ostracismo. Eso sí, si el condenado no se exiliaba entonces podía ser asesinado por cualquiera sin que eso fuera delito. Erik el Rojo, por ejemplo, aprovechó su exilio de tres años por un crimen para colonizar Groenlandia. Sí que existía la ley que se menciona por la cual si alguien mataba a otra persona aunque fuera en defensa propia, debía confesar su crimen en la casa más cercana o, si esta pertenecía a algún familiar de la víctima que quisiera vengarse, en la siguiente. Pero nunca en la tercera. En los duelos los contendientes efectivamente podían usar hasta tres escudos y en los barcos funerarios usados para despedir a personalidades de alto rango, como el hallado en la granja noruega de Oseberg, se encontraban dos cuerpos de muy distinta edad. Lo que hace suponer que uno de ellos sería de una criada, sacrificada voluntariamente o no, junto a su reina.

También se ha reprochado que las vestimentas de los personajes se parecen más a las de Juego de tronos que a lo que realmente se llevaba. Puede que en ocasiones haya demasiado cuero al estilo Mad Max, aunque los personajes suelen llevar también las más realistas camisas largas (de lana o lino) con un cinturón, pantalón hasta las rodillas y botas. Y las mujeres vestidos hasta la altura de los tobillos. Las barbas y trenzas sí eran frecuentes, aunque desconozco si ese mullet del protagonista era usual. Un viajero inglés describió en cierta ocasión que un peinado danés bastante común era corto por detrás y largo por delante hasta taparles los ojos (¿vikingos emos?). Algunos adquirieron la costumbre de pintarse los ojos, como el personaje de Floki —nombre por cierto de uno de los primeros vikingos en colonizar Islandia— una moda copiada de los árabes con los que comerciaron  en sus viajes a través del Volga hasta llegar al Mar Caspio, y de allí a Constantinopla y Bagdad. También llevaban brazaletes enrojecidos con sangre de sacrificios sobre los que realizaban los juramentos por Odín. En las batallas, los hombres más ricos y poderosos llevaban cotas de malla como vemos en Ragnar, y muchos portaban cascos con protección para la nariz (y sin cuernos). Respecto a la higiene, eran bastante limpios dado que se lavaban el cuerpo y las ropas cada sábado, aunque según un observador extranjero a veces todos con el agua de la misma palangana. Y finalmente en lo que se refiere a su apariencia física, su dieta rica en proteínas les hacía ser algo más altos y corpulentos que los pobres campesinos a los que atacaban (según algunas estimaciones medían siete centímetros más en promedio que el resto de europeos). Así que tiene sentido que sus enemigos los describieran como gigantes tal como vemos en la serie. Bueno, y que a nadie le gusta decir que fue derrotado por un grupo de canijos, así que esa descripción se la hubieran llevado de cualquier manera.

Floki

Guerra, política y religión

Como dice el protagonista en el cuarto capítulo antes de iniciar el asalto a una población: “la sorpresa es nuestra mayor ventaja”. Esa fue la táctica más común de los vikingos, que recibía el nombre de strandhögg. En el segundo episodio asaltan el monasterio de Lindisfarne, situado al norte de Gran Bretaña, que tuvo lugar el ocho de junio de 793 y que históricamente da comienzo a la Era Vikinga. Cuando se enfrentaban a un enemigo bien equipado y no a simples monjes la cosa cambiaba, entonces a menudo optaban por negociar y obtener (no siempre) el pago de un geld. En la expedición de 859 remontaron el Ebro hasta Pamplona y secuestraron a cambio de un rescate no al hermano de un rey como en la serie, sino al mismo rey de Navarra, García Íñiguez. Durante un combate contra el enemigo podían emplear el “muro de escudos”, aunque no era una invención vikinga. Según la Crónica anglosajona, cuando los ingleses asaltaron un campamento vikingo en Benfleet, Essex, en 893, capturaron a la mujer e hijos del jefe vikingo. Así que no era tan extraño que ocasionalmente alguno se llevase a su señora a la guerra, como decía Saxo Grammaticus:

Hubo entre los daneses mujeres que, transformando su belleza en aires varoniles, consagraban casi toda su vida a las prácticas guerreras (…) olvidándose de su condición natural, anteponían la dureza a las caricias, buscaban los combates en vez de los besos, dedicaban sus manos a las lanzas, no a las lanzaderas (…) Asaltaban a los hombres a punta de espada y con pensamientos de muerte, no de coqueteo.

Aquí parece que estuviera describiendo a Lagertha. Los jefes luchaban en primera línea, para dar ejemplo y mostrar valentía. De hecho murieron en el campo de batalla seis de 16 reyes noruegos de la era vikinga. Que era, al fin y al cabo, como les gustaba morir. Espada en mano y combatiendo, para alcanzar así el Valhalla. Allí comerían  jabalí y beberían hidromiel servido por valkirias en el palacio de Odín, lugar de celebración de un banquete, concretamente en un inmenso salón cuyas paredes son lanzas y su techo brillantes escudos, y que contaba con 540 puertas tan anchas que por cada una pueden pasar de frente 800 soldados. De acuerdo a esas creencias religiosas, celebraban el festival en el templo de Uppsala cada nueve años, en el que se sacrificaban nueve machos de varios animales y también nueve hombres, que luego colgaban de los árboles. Durante las celebraciones se consumían setas alucinógenas como las que le dan a Athelstan, concretamente amanita muscaria, común en los bosques nórdicos. Pero dichos ritos fueron cayendo en desuso ante el empuje de una religión que siempre ha mostrado una extraordinaria viralidad.

El Tratado de Wedmore, de 878, incluía la aceptación del cristianismo por parte de los vikingos, tal como vemos con el bautismo de Rollo. Pero esa condición inicialmente impuesta pronto fue aceptada con gran interés por los reyes escandinavos porque les permitía centralizar el poder, por encima de jefes, aristócratas menores y asambleas democráticas. Lo que nos lleva a otro elemento que ha sido criticado de la serie, la excesiva autoridad que se confiere al conde interpretado por Gabriel Byrne. Las asambleas —llamadas Thing—, a las que acudían los hombres libres tenía lugar en un espacio abierto, neutral, no en casa de un “Jarl” (no es chiquitistaní, sino danés) y este no disponía de tal poder sobre los demás. En fin, es un recurso del guión para que el protagonista tenga un adversario al que enfrentarse y hacer así más entretenida la narración. Y lo consiguen, sin duda. Se nos va a hacer muy larga la espera hasta el próximo año de la segunda temporada…

Para que se nos haga algo más llevadera concluiré recomendando una de esas películas históricas antiguas a las que aludía al comienzo, Los vikingos (Richard Fleischer, 1958). Gran película que merece la pena ver a pesar de esos barcos, castillos y poblaciones que parecen habitadas por playmobils, pese a esas enormes piedras lanzadas por catapultas que rebotan en las cabezas de los soldados que golpean y pese a una Janet Leigh a la que muestran inverosímilmente atractiva para ser una mujer de hace diez siglos. Aunque esto último habría que ponerlo en el otro lado de la balanza, bien pensado.

vikings 3

_______________________________________________________________________________________________________

Bibliografía:

El mundo de los vikingos, Richard Hall, (Ed. Akal)
Los vikingos, el terror de Europa, Paddy Griggith (Ed. Ariel)
Breve historia de los vikingos, Manuel Velasco (Ed, Nowtilus)
Vikingos, la batalla al final de los tiempos, Tony Allan (Ed. Jaguar)

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

62 comentarios

  1. Bluedalia

    Habrá que buscar esta serie porque tiene buena pinta. Una curiosidad: los vikingos también remontaron el Guadalquivir y se asentaron en la zona de Isla Menor, casi en la desembocadura. Hay quien les achaca el inusual número de gente rubia y con ojos azules que hay por todos los pueblos de esa zona (entre las provincias de Sevilla y Cádiz).

    • Cossack

      Y ciertas características de su acento como el ceceo (los vikingos pronunciaban la “th”, mientras que los romanos no usaban el fonema equivalente).

    • Antonivs

      Es algo que siempre me pregunte de los Sevillanos y nunca entendí, por eso de que los Andaluces deberían tener en teoría más de Al Andalus que de otra cosa. Pero la cantidad de gente alta de cojones y rubia de Sevilla siempre me llamo la antencion…

      • Alfrodo

        ¿Ahora resulta que el más alto de Los Morancos tiene ascendencia vikinga? Por Dios…

        • Antonivs

          A estas alturas del cuento estamos todos tan mezclados y remezclados que hacernos pajas mentales con pedrigries raciales y demas gilipolleces no tiene mucho sentido. Eso si, a nivel antropologico es fascinante todo esto…

      • Ricardo

        El nombre de Andalucía proviene de Vandal Hus: la casa de los vándalos, después los árabes la nombraron Al Andalus

    • Danath

      Tengo entendido que también se instalaron por la zona unos cuantos alemanes con el emperador Carlos V

      • También muchos trabajadores centroeuropeos en tiempos de Carlos III. Incluso fundaron ciudades como la Carolina y la Carlota, por el rey.

      • Antonivs

        Con Carlos V y Felipe II no nos tosia ni Cristo y ahora se nos pitorrean de lo lindo jejejeje

      • Comunerosg

        Fue Carlos III

    • hermano soul

      A ver si eso va a ser más bien por la cantidad de ingleses que andaban por allí, entre guerra de independencia, minas, bodegas, etc.

      Igual que las poblaciones de Sierra Morena y Sierra Madrona, petadas de rubios con los ojos azules. Algo se comenta de unas repoblaciones que hizo Carlos V.

  2. Buenísmo, como es costumbre en Javier Bilbao. Sólo puntualizaría que las setas que le dan a Athelstan -y que ingieren también los demás en esa especie de rave vikinga– son claramente psilocibes secos.

    • +1 a lo de los psilocybes. La Amanita muscaria es la típica seta de david el gnomo, roja con “puntos” blancos.

      • De hecho la amanita se creia que crecía donde caía la baba de Sleipnir ( caballo de ocho patas) cuando Odín lo cabalgaba por los bosques.

  3. offtopic (mas o menos): Si tienen la oportunidad de leerse el “Uncanny Avengers #6 ” dibujado por Acuña encontrarán (en parte) diversión vikinga. Incluso, si quieren podrán jugar a eso de “¿donde esta Wally?” versión película de Richard Fleischer.
    p.d: http://ifanboy.com/wp-content/uploads/2012/12/UncannyAvengers_6_Preview1.jpg

  4. Recomiendo Valhalla Rising, una gran peli que narra todo ese viaje espiritual de los vikingos.

  5. Peter Wright

    Pero bueno, ¿salen tetas o no?

  6. Bayard Sartoris

    Buen análisis, estaba esperando que saliera algo en esta revista referente a tan atractiva serie. Aquellos que se quedan con pequeños detalles a la hora de calificar al guión, y lo ven como “poco veraz”, deberían atender a otros aspectos fundamentales en la trama que sí reflejan una dinámica realista en el desarrollo de la historia (y de la Historia, ya puestos): por ejemplo, el conflicto entre el poder establecido y las ideas técnicas revolucionarias, como la navegación al oeste que se presenta. SPOILER: El Conde llega a amenazar a Ragnar con la posibilidad de dejarle sin tierras si sigue con sus descabellados planes de alcanzar Inglaterra, poniendo en peligro la estabilidad del chiringuito (El teórico Karl Wittfogel se habría sentido tentado de trasladar a Escandinavia su teoría de los despotismos a raíz de ver esta serie) El vikingo sin embargo descubre que lo mejor para solventar el inconveniente es llevar a cabo su particular revolución y cortar -literalmente- el problema de la mejor forma que sabe, que también resulta ser la más cinematográfica.

    y otro SPOILER:
    Al final del último episodio se dibuja lo que será, posiblemente, un conflicto central en la próxima temporada; recuerdo la frase: “¿No te dijo el vidente que tendría a tu hijo?”
    ¿Se deja caer con esto la intervención del “vidente” en el futuro desarrollo de los acontecimientos de forma subversiva, usando su papel de intermediario entre dioses y hombres, al más puro estilo Cardenal Cisneros?

  7. Sergio

    No he tenido la oportunidad de ver la serie, pero visto lo que se cuenta por aquí, me la apunto como una de las imprescindibles.

    Como recomendación personal, para todo aquel interesado en narraciones de vikingos con buena base histórica, apunto un libro que no se deben perder: “The Long Ships” de Frans Bengtsson. Ignoro si el libro está editado en castellano; yo he leído una edición en inglés tras la recomendación de un buen amigo sueco y aseguro que merece la pena.

  8. Batistuta

    Como curiosidad, Gustaf Skarsgård es el hermano menor de Alexander Skarsgård (el buenorro de Generation Kill y True Blood, también sale en Melancholia). Ambos son hijos del gran Stellan Skarsgård, que últimamente sale hasta en la sopa.

    Algunas películas suecas de Gustaf valen realmente la pena. Patrik, 1,5 es una comedia ligera que no está nada mal. Y Ondskan (‘Evil’, en inglés) es sin duda una de las 5 mejores películas suecas outside-of-Bergman.

  9. Harvey

    La serie tiene detalles muy buenos, como el primer desembarco en Northumbria, en la que una patrulla de anglosajones, en inferioridad numérica, intenta evitar el conflicto… y son masacrados, claro.
    Lo que me está empezando a aburrir es que ganen siempre los vikingos, cuando perdían tantas batallas como ganaban… Me parece que me voy a quedar con las ganas de que aparezca algún monje guerrero al estilo de Cresconio y les de un par de collejas.

    • Alfredo el Grande

      Estoy de acuerdo, es como ver a Xena pateando a un ejército entero sin que se le corra el maquillaje o a Steven Sea gal moliendo a golpes a sus pigmeos adversarios, y nunca pierden. Esto ya se pone monótono y previsible. Es difícil creer que el rey Ecbert envíe a defender un montón de enanos que no atinan una. Deberían matar a Rollo en algún capítulo para ir debilitando a Ragnar.

  10. rufusT

    “Love and hate are two horns on the same goat. And you need a goat”

  11. Pingback: Vikings: sangre, costra e historia

  12. Un detallino; sí que hay evidencias de pena de muerte en la literatura. Por ejemplo, el águila de sangre: http://en.wikipedia.org/wiki/Blood_eagle

  13. Hjelthryth

    Buen análisis, empañado por el micromachismo de «Sugiero a las lectoras que resistan la tentación…».

    • Jesús

      ¿Qué tiene de machista que a una mujer le gusten los hombres? Machista sería decir que no lo mirasen porque es impropio, o algo así, pero queda claro que la recomendación de no mirar es para no hacerse una idea equivocada del personaje, no porque sea inmoral.

      Si es que a veces nos la cogemos con papel de fumar… Vaya, supongo que esto también es una expresión machista.

      • Antonio

        Al que solo tiene un martillo todo le parecen clavos.

      • Hjelthryth

        Es un comentario profundamente heteropatriarcal, porque reproduce la concepción de que solo a las mujeres —y a todas— debe gustarle el pavo en cuestión.

        • Falso. Ni sugiere que debe gustarle a las lectoras ni mucho menos que debe hacerlo a todas.
          Para cuándo se empezarán a banear comentarios de este pelaje?

  14. Muy intersante!
    Un apunte: donde dice altitud tendría que decir (en su lugar, o además, no estoy seguro) latitud.

    Saludos!

  15. San Enrique I, Emperador y Confesor

    Muy buen aporte pardiez!

    Pero sigo prefiriendo, por rigurosidad y veracidad, la serie original de Vickie el Vikingo. Ejemplo donde los haya de rigor histórico.

    Expresiones de despedida.

  16. Angelm

    Un artículo muy interesante…
    Eso sí, la piedra solar no era un cristal de cuarzo
    sino de calcita, concretamente espato de Islandía.
    En la fuente que cita el autor aportan el dato correctamente.

    http://www.livescience.com/16831-viking-sunstone-crystal-compass.html

  17. Deckard

    Hola, enhorabuena por este sitio, es muy ameno.

    Sólo una pequeña corrección, por si quieres revisar el escrito:

    “En la expedición de 859 remontaron el Ebro hasta Pamplona y secuestraron a cambio de un rescate no al hermano de un rey como en la serie, sino al mismo rey de Navarra,…”

    Ignoro ese dato histórico, pero lo que sí te puedo asegurar es el Ebro no pasa por Pamplona. El Arga sí que pasa por Pamplona, pero no estoy muy seguro de que sea o haya sido navegable.

    Un saludo.

    • Gormiti

      Yo creo que al menos para este caso se puede sobreentender como parte del Ebro también a sus afluentes, sin entrar en tanto detalle.

  18. En realidad no era una piedra de cuarzo: el cuarzo no polariza la luz. Lo que utilizaban era un fragmento de cordierita, un mineral metamórfico, a veces semiprecioso, que presenta un fuerte dicroismo (cambio de color) cuando se orienta hacia el sol.

  19. Interlocutor

    recomiendo ver “Valhalla Rising” http://www.imdb.com/title/tt0862467/

  20. Inanna

    Bueno en este artículo hay varias inexactitudes.
    – El personaje de “floki” no es floki sino Loki, por el dios homónimo.
    – El pintarse los ojos no es una moda árabe, sino una forma de evitar la “ceguera blanca” (la luz refleja mucho en la nieve y daña los ojos). Pasa lo mismo en el desierto y por eso los árabes también lo hacían.
    – No está claro que remontasen el Ebro para secuestrar a García Íñiguez, sino que probablemente bajaron de la ría de Gernika.
    – No está claro que se hiciesen sacrificios humanos y no hay evidencias arqueológicas sobre ello, solo en relatos cristianos sobre “esos paganos tan malos”.
    – Jarl no es danés, es nórdico antiguo.

    • Javier Bilbao

      “- El personaje de “floki” no es floki sino Loki, por el dios homónimo.”

      No, me temo que es Floki: http://www.history.com/shows/vikings/cast/floki

      “- El pintarse los ojos no es una moda árabe, sino una forma de evitar la “ceguera blanca” (la luz refleja mucho en la nieve y daña los ojos). Pasa lo mismo en el desierto y por eso los árabes también lo hacían.”

      Sobre la influencia árabe de pintarse los ojos, la menciona Manuel Velasco en “Breve historia de los vikingos”. Lo cual no quita que pudiera tener esa utilidad, no veo la contradicción. Más aún si tal como dices en ambos lugares se enfrentaban a un problema similar.

      “- No está claro que remontasen el Ebro para secuestrar a García Íñiguez, sino que probablemente bajaron de la ría de Gernika.”

      Eso es lo que dice Paddy Griffith en “Los vikingos, el terror de Europa”.

      “- No está claro que se hiciesen sacrificios humanos y no hay evidencias arqueológicas sobre ello, solo en relatos cristianos sobre “esos paganos tan malos”.”

      Las sagas nórdicas, Saxo Grammaticus y Adán de Bremen describen los sacrificios en Uppsala como festivales populares que atraían público de toda Suecia. Muchas de estas fuentes dan cuenta de sacrificios humanos para los dioses nórdicos —> http://es.wikipedia.org/wiki/Templo_de_Uppsala

    • Existen evidencias arqueológicas anteriores (bog bodies) en zonas similares, además de todas las fuentes; muchas de ellas empapadas de cristianismo. A nuestros ojos nos parece que el sacrificio humano era una cosa horrible, pero recordemos que incluso en las Cruzadas (y sin tener que ir tan lejos) había episodios de canibalismo después de los asedios (ver amin maalouf…).

      Cuidado con lo de “los autores cristianos mentían”, porque a lo mejor sólo nos estamos intentando mentir a nosotros mismos sobre el “buenismo” de la especie humana en general.

      PD: Aún con todo, no estoy de acuerdo con la interpretación que hacen de los sacrificios de Uppsala, pero bueno.

  21. Bigote Prusiano

    Vista la primera temporada veo varios puntos negativos. Cuidado con el destripamiento los que no la hayan visto.

    – Hay muchas incoherencias en las acciones de algunos personajes. No sé qué tiene que ver la trama de los hijos del conde, ni que el conde sea tan pronto honorable como al rato un psicópata como al rato un amoroso padre y esposo y poco después un sádico o un retorcido. No es un personaje de claroscuros, sino un rompecabezas de 7 personajes arbitrarios mal ensamblados. Su esposa igual, aunque con menos intensidad. ¿A qué viene el acercamiento a Rollo? ¿De dónde sale eso? ¿Y el conde tortura a Rollo y luego le deja vivo? ¿Cómo acepta un tío tan mayor y poderoso un duelo con una bestia parda?

    Rollo es otro personaje poco cuidado, a la hora del almuerzo está soportando torturas brutales por lealtad a su hermano, a las tres de la tarde lo está traicionando o a punto, para pasar a ser leal a la hora del té. Absurdo. Y se casa con la mujer del enemigo como si nada, ¿cómo es esto? Y no se explica qué había entre ellos antes porque… no había nada, lo cual no es obstáculo para que te muestren su relación como si hubiese habido algo años atrás. Y se casa con ella cuando iba a hacerlo con la hija, que pasa a ser invisible.

    De pequeño además conocí a un pekinés llamado Rollo. No me puedo tomar en serio a este personaje con aspecto de Melendi.

    – El protagonista es un actor al principio mediocre. Cuando obtiene el poder su personaje y el actor decide mirar intensamente… ya es para matarlo. Una mala elección. Como dicen me recuerda mucho al protagonista de Sons of Anarchy, otro rubito guaperas que se endurece gracias a la peluquería y que cree que exagerando los gestos se crea una gran vida interior. En general los actores principales masculinos o son muy malos actores (el protagonista y Rollo-Melendi) o bien están pasadísimos (Floki tiene gracia al principio, pronto es insoportable). Las mujeres y los secundarios están mucho mejor.

    – Acciones absurdas no se comprenden, como que los sajones, con los vikingos a dos pasos, estén tan tranquilos y, claro, les dan hostias hasta debajo de la lengua. O que tras nosequé ofensa al conde, los del prota y su panda estén de juerga cuando la represalia es segura. POnen al monje para el sacrificio humano y luego…¿no dice nada? ¿no hay conversación sobre ese pequeño asuntillo? Cuando muere el conde va su esposa y se carga al marido de su hija, el anciano, delante de todo el mundo, un tipo al parecer poderoso ¿ein?

    La acción y la ambientación, además de la descripción de las costumbres, hace que los primeros episodios sean francamente divertidos. En cuanto empieza a preponderar la parte culebronera y el diálogo todo empieza a hacer aguas. De hecho, los dos últimos episodios me parecen soporíferos y el de Upssala directamente una gilipollez.

    Espero que en la segunda vayan a por la acción, el rubito se deje de miradas profundas que denotan trisomía en el cromosoma 21 y cimenten mejor tramas y diálogos, porque si sigue la línea descendente que tiene es para dejarla.

    • Es curioso, muchas de las cosas que denominas “absurdas” implica que sólo tienes una manera de ver el mundo. La tuya.

      Lo bueno de estas series históricas es que, en gran medida, te ayudan a ver cómo ven las cosas las demás; de hecho, cómo las veían en el pasado. Las que llamas contradicciones del Jarl o de Rollo no lo eran para ellos. Y te recomiendo que le eches una ojeada a las Sagas islandesas para comprender lo que te digo.

    • Buenas Bigote, respecto a cómo acepta un tío tan mayor y poderoso un duelo con una bestia parda, ten en cuenta una cosa muy importante: él no sabe que no es el protagonista de la serie, y que por tanto en un duelo contra el que sí lo es inevitablemente acabará perdiendo. Le pasa lo que nos pasa a tantos, especialmente cuando se cata algo de poder: sobrevalora sistemáticamente sus propias capacidades. Así que realmente cree poder ganar ese duelo.

      También hay que tener presente que era una sociedad bastante igualitaria, así que si alguien lo retaba no podía refugiarse en una pantalla de plasma. Necesita demostrar a los demás que si es el jefe es porque tiene más huevos que nadie y ganarse así su respeto. Si muestra cobardía acabaría perdiendo el apoyo que le da legitimidad como Diodenorrr. O Jarl, ya no me acuerdo. Por si fuera poco es retado por alguien que sigue convaleciente de sus heridas y los augurios del tío feo ese le pronostican la victoria. Yo veo bastante lógica la decisión del personaje, tiene sentido.

      Sobre Rollo, comparte el 50% de genes con su hermano así que es lógico que le mantenga lealtad a pesar de las tentaciones… pero llega un punto en que acaba quebrándose cuando comprueba que su hermano se vuelve arrogante y traiciona esa promesa inicial de tratarle como a un igual. Como al al fin y al cabo Rollo comparte un 100% de genes consigo mismo llega un momento en que acaba anteponiendo su propio interés.

      Respecto a por qué el monje no protesta cuando lo ofrecen en sacrificio, ten en cuenta que era un esclavo. Qué iba a decir, salvo que discrepaba fuertemente de dicha decisión.

    • Bigote Arrocet

      Estoy totalmente de acuerdo en lo de lo flojo de los personajes. Hay un detalle que me pone especialmente nervioso. Mi profesor de medieval nos hizo desconfiar de los relatos en que en que el señor trata a sus vasallos como si fueran gusanos. Por ejemplo, nunca existió eso del derecho de pernada en toda la Edad Media, y las relaciones de vasallaje, aunque pudo haber momentos de violencia, se basaban en lealtades y protección, algo más como lo muestran en Juego de Tronos. Además, si un señor se mostraba muy violento los vasallos podían acudir a la justicia real. No sé si en los vikingos eso funcionaba así, pero el momentazo “fiel seguidor, espía, acuéstate con mi mujer” y luego lo mata porque considera que eso es traición es absurdo no, lo siguiente. Ocurre lo mismo con el rey de North Umbria, que se carga a otro sin motivo. Son estereotipados, maniqueos a más no poder. No tardarían nada los vasallos en cortarle el cuello si tuvieran un señor tan impredecible y colocar otro.

      Los intentos de realismo se pierden en los toques naïf de los guionistas.

  22. Bigote Prusiano

    Yo creo que nadie, ni en esa sociedad varonil y testosterónica, aceptaría un duelo con alguien 30 años menor teniendo el poder. Seguramente, y hablo desde un profundo conocimiento de esta civilización gracias a Vickie el Vikingo y a Astérix en Normandía, mis dos principales fuentes de documentación para este debate, que interpodría a su propia bestia parda, a su mejor guerrero, posiblemente llamado Welffmann de Tonguria o Catlof de Adsumbrock.

    Con respecto a Rollo (me indigna que todavía nadie haya hecho la broma con papel higiénico, jaja, Rollo, qué nombre) no estoy tan seguro de que comparta el 50% de genes. Ojos marrones, aspecto moreno… ahí pasa algo raro que no se nos cuenta. Y de acuerdo, una cosa es la dialéctica entre lealtad y enfrentamiento, otra que está contada de forma burda y simplona.

    Y lo del monje es una cagada tremenda. Sin más. No está relacionado con nada de lo que ocurre anteriormente ni de lo que ocurre después (enorme preocupación del monje por lo que sucede con su familia adoptiva durante la epidemia). De hecho todo parece un corte en el guión o sala de montaje, ya que se podría intuir que el vikingo rubio protagonista trata de salvarle de algún modo de algo, o de asentarle en la sociedad de un modo que no se explica. Y luego va su colega y se ofrece en sacrificio. Todo eso es una inmensa chorrada ante la que el espectador inteligente y exigente, es decir, yo, se queda a cuadros.

    • Zisterna

      Bigote Prusiano, creo que tú y yo hemos visto la misma serie, ese acero azul del protagonista, ese Floki que parece sacado de una batukada, ese Rollo que ahora es bueno, ahora es malo, ahora bueno, malo, buenomalo, malo, bueno, ese Gabriel Byrne que se quedó en el papel de mafioso italiano, esas setas que se comió el montador de la serie y que hace que pegue saltos temporales sin sentido…. En fin, que ni sabía que se había acabado la 1ª temporada con ese final taaaan apasionante.

  23. Pingback: Anónimo

  24. Yo lo que no tengo claro es exactamente donde se ubica la aldea de Ragnar. Queda descartado Dinamarca, es una planicie y el punto mas alto esta a 170m, el fiordo de la serie tiene mas altura en los acantilados. Quedan Noruega y Suecia, pero esta esta demasiado metida en el mar Báltico. Queda Noruega, pero las condiciones climáticas me parecen demasiado agradables.

    • Truchiman

      ¿Dónde se ubica la aldea de Ragnar en la ficción o en la realidad? En la ficción la sitúan en la costa del Kattegat, el estrecho que separa Suecia de Jutlandia y que conecta el Báltico y el mar del Norte. No aclaran si del lado sueco o del danés, pero poco importa dado que Suecia no existía como tal. Eso sí, la costa del Kattegat no tiene nada que ver físicamente con los escenarios de la serie, que tiene toda la pinta de haber sido filmada en algún fiordo noruego.

      Independientemente de la veracidad histórica, quizás los productores deberían velar algo por la veracidad geográfica o paisajística. Cualquiera que haya visitado Gamla Uppsala se habrá quedado maravillado ante la imaginación que le han echado a la hora de buscar el emplazamiento de la Uppsala televisiva. Hace falta valor para transformar las verdes lomas de Uppsala en el bosque embrujado de Blancanieves.

  25. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Surcando las estrellas: las 15 naves espaciales más interesantes de la cultura

  26. Curioso que no lo comente Javier: la costumbre de ofrecer la propia esposa a un huesped -o incluso al esclavo de la casa, en el caso del monje- como gesto de cortesía y amistad. Leí en alguna parte que los godos también lo hacían.

    No estoy seguro, pero quizás lo que en la serie se retrata como un simpático menage a troi vikingo o un juego entre colegas en el que la mujer también disfruta (“Cht cht, eh Fulanito, ven aquí con nosotros, no te arrepentirás”, etc), en realidad en muchos casos sería un uso y abuso físico de las esposas e hijas, cuyas ganas y apetencias seguramente no se tomarían en cuenta para nada en esos casos.

  27. Mientras otros se pelean sobre si el guión y los personajes son o no sólidos (en mi humilde opinión es cierto que hay elementos hilados con mucha flojera, como diciendo “si es una serie histórica, la trama interna no le va a importar a nadie mientras haya costumbres exóticas, sexe y sangre a raudales), sí tengo que quejarme de algunas cosas que me dan mal yuyu:

    1º Lo que tienen en el monasterio tiene toda la pinta de papel. También el evangelio que el monje se lleva cuando es capturado. De hecho, el nivel tan rápido de deterioro por humedad del libro parece decir claramente que es de papel. El papel no existía en aquella época todavía.

    2º Yendo a lo mismo, aquí todo el mundo en inglaterra lee con una soltura que parece que ya hubieran inventado la egb. No es que falsee los hechos (nadie prohibía a un rey saber leer), pero sí queda un poquito violento.

    3º Efectivamente y como señala el artículo, el resultado ha sido una sociedad excesivamente feudal al estilo de europa occidental, y que responde de forma un poco blanda a la estructura social que tenían estos pueblos por entonces. También es cierto que eso le da intriga a la cosa.

    4º No me quedó nada claro lo del viaje a Uppsala. Incluso con la ubicación del “antiguo” Uppsala, no hay ninguna razón para hacer el viaje por tierra atravesando unas montañas de la leche, que por cierto yo no he encontrado en los mapas, tal vez me pueda corregir quien conozca mejor el país. Lo más de cajón para ir del Kattegat a Uppsala es bordeando la costa con ese superbarco del que tanto presumen, dado que no montan a caballo. Parece una excusa para lucir fotografía a lo “La misión”.

    Hechas estas críticas, que realmente son detallitos, cabe decir que en general la serie está muy bien hecha, se ve con agrado y funciona bien. Y para que no me acusen de “micromachista”, lo digo a lo grande, la mujer del prota está muy espectacular.

  28. Floki poki

    Pero nadie dice nada de la cagada del mago ragnarok diciendo q va a ganar el Jarrrl la lucha contra ragnar y luego no es asi? Esta de testigo la mujer y no le rinde cuentas

    Tampoco le da las gracias Ragnar al monje cristiano cuando le recoge de un seguro ahogamiento al tirarse de un acantilado. Es mas, se lo quiere cargar luego con un sacrificio

    La serie tiene muchos flecos sueltos y los ultimos episodios va cayendo en picado. Que un puto niño de 12 años le diga a su padre q no folle a una buenorra y q este le haga caso es de juzgado de guardia. Pero quien ers tu criatura para decir lo q tienen q hacer las personas mayores? Anda niño, calla y vete a jugar con la pelota. Odio las series donde los niños tienen algun tipo de poder, porque la realidad es q no pintan nada, pero como estamos en una sociedad que sobreprotege a los niños y que busca el matrimonio, pues venga…

  29. Lorenzo

    Muy buen artículo. Un apunte. García Iñiguez no fue rey de Navarra, sino rey de Pamplona. El primero en titularse rey de Navarra fue Sancho Garcés II en 987, aunque hasta 1162 no fue en que, el entonces rey de Pamplona, Sancho VI, cambió el título a su reino, siendo desde entonces Reyno de Navarra.

  30. “Quien no la conozca puede continuar leyendo sin miedo a spoilers.” dice…y he leído por lo menos 4 en artículo XD

  31. Pablo Vicente

    Ragnar Lodbrok es hijo de reyes y no campesino como se ve la serie. Cosa que lo excuso, ya que he esta serie ha despertado mi interés por la civilización Vikinga tan denostada en estos tiempos.

  32. Pingback: Vida y muerte en un castillo medieval

  33. Pingback: Serie Vikingos | Ásatrú | Comunidad Uruguay

  34. Pingback: ¿Qué cómic debería adaptarse a la pantalla?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies