Pepe Albert de Paco: Nostalgia del misionero

Publicado por

Ya no se llevan las historias con argumento, nudo y desenlace; ahora lo que prima es la coyunda por la coyunda, sin apenas prolegómenos. De algún modo, se trata de adecuar el relato al consumidor, de ajustar el formato a las necesidades de ese free-lance que, luego de una faenilla memorable, se concede unos minutos de gloria. Ya.

Contrariamente a lo que pueda malpensarse el cuminstant ha traído consigo una mejora general de la higiene, pues todo se acaba resolviendo en un palmo de terreno y sin mayores daños en el sector de textiles para el hogar. La contrapartida, claro está, tiene que ver con una cierta merma de la autonomía: sin internet es ya todo imposible, incluso aquellas ensoñaciones que jamás nos habían fallado palidecen ante la regia posibilidad de las chicas F5.

Como en cualquier otra actividad artística, aquí también hay tendencias. O acaso disidencias. En cualquier caso, y del mismo modo que ya nadie escandaliza a nadie, también las perversiones han ido perdiendo fuelle; tanto es así que los revivals suponen una veta extraordinaria para lo que bien podría llamarse cuminstant de filmoteca. El caso es que la fórmula imperante no suele apartarse del crescendo equívoco-escarceo-francés-cabalgadura-facial cum. Porque ya les digo ahora que todo lo que no sea correrse en la cara de alguien es como no pasar del campo base.

Dado que el género tiene usuarios en lugar de hermeneutas los manierismos están acotados a alguna que otra fruslería, como las espontáneas con arrugas o la cutrez del mobiliario. A ningún realizador se le ocurre, en fin, hacer un flashback o plantear un final abierto. Incluso los títulos de cada una de las cápsulas son un homenaje al sentido recto de las cosas, sin concesiones a los ripios en plan Ninfómanas herederas se cepillan a cualquiera, El fontanero, su mujer y otras cosas de meter, o Caray con el mayordomo, qué largo tiene el maromo. En su lugar, se ha ido imponiendo la crueldad taxonómica y aun gramatical de oraciones como La chupa y luego es follada, que parecen tener por todo referente la moviola de los penaltis.

No hay que descartar que esas y otras pasivas se deban a la hosquedad de algunas traducciones ya que en el mundo cuminstant todo viene en inglés, de suerte que la cumbre de la depravación acaba siendo un misionero en español de una pareja de recién casados. Y si es en Mallorca, tanto mejor.

Todo esto, claro está, me lo ha contado un amigo.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.